¿ERES?
Acuario
Aries
Cáncer
Capricornio
Géminis
Leo
Libra
Piscis
Sagitario
Escorpio
Tauro
Virgo
Mujer
Hombre

22 cosas que te ayudarán a recuperar tu vida después de haberte roto por dentro

Este artículo de autoayuda te permitirá recuperar una vida normal luego de una crisis profunda en tu interior.
Anuncios
 

A la gente buena le pasan cosas malas, pero es terrible cuando la buena persona eres tú. Primero, tienes que averiguar por qué pasó algo... por qué las cosas tuvieron que resultar así. Y no importa cuál sea la respuesta, aún tienes la desalentadora tarea de regresar.

Sabes que tienes que levantarte de nuevo y seguir con tu vida. Pero hay momentos en los que no sabes por dónde empezar o qué hacer. Tienes planes grandiosos que no son realistas. Aquí hay una lista de 25 pequeñas cosas de sentido común que puedes empezar a hacer por ti mismo para pasar de estar roto a estar bien. ¿Y quién sabe? Si sigues haciendo estas cosas fielmente, pronto pasarás de sobrevivir a prosperar.

1. Añade movimiento
Mientras que ser una patata de sofá tiene sus méritos y puede ser cómodo y reconfortante, a largo plazo, no te ayuda. Te sientas y te pones a pensar y repasas los mismos pensamientos y sentimientos. Te permites quedar atrapado en el pasado, y al final del día, te encuentras literalmente en el mismo lugar. En lugar de eso, trata de añadir movimiento en tu vida diaria. Levántese, salga a caminar, corra, o simplemente únase a una clase de yoga, Zumba, o cualquier otra clase de acondicionamiento físico que encuentre remotamente interesante. Date el beneficio del movimiento. Y si no te gusta, piensa en ello como en una medicina. Añadiendo movimiento a tu vida, permites una cascada de endorfinas, las hormonas de la felicidad, en tu cuerpo. Te envías a ti mismo un poderoso mensaje de agencia, fuerza interior y resistencia. La palabra es: "Tengo el poder de hacer cosas y cambiar mi vida". Y eso es lo que necesitas oír y hacer ahora mismo.

2. Añade nuevas personas a tu vida
Muchas personas que tienen la experiencia de ser quebradas se vuelven hacia adentro. No se acercan a los demás, y no permiten que otros se acerquen a ellos. Se cierran emocional y socialmente porque sienten culpa, vergüenza, miedo, ansiedad y resentimiento, un cóctel de sentimientos negativos. De esta manera, se aíslan y reviven sus heridas. En el otro extremo, las personas devastadas que deciden compartir su historia y su mal humor con sus amigos una y otra vez crean una sensación de estancamiento y estancamiento. Encuentra nuevas personas, expande tu horizonte social y habla de diferentes cosas, no sólo de tu triste historia. Escuchar las historias de otras personas y juntos encontrar nuevos intereses y compartir sentimientos positivos.

3. Haz un cambio en tu apariencia
Lo primero que debes hacer es no dejar que la experiencia negativa afecte a tu relación contigo mismo. Invierte en tu autocuidado diario; cualquier acto de autocuidado es esencial. El autocuidado no es sinónimo de vanidad; es de cordura. Cuando estés deprimido, trata de cambiar algo en tu apariencia - un nuevo corte de pelo o peinado, un tatuaje, alguna ropa nueva, cualquier cosa que añada algo positivo a tu imagen. De esta manera, te das a ti mismo dos mensajes críticos: (a) te preocupas por ti mismo sin importar qué y (b) tienes el poder de cambiar, un pequeño paso a la vez.

4. Reescribe tu historia
Has sufrido algo doloroso, devastador. Cuanto más repites la historia con énfasis en tu debilidad, tus errores, o tu incapacidad para hacer algo mejor, peor te decepcionas. Manteniendo este tipo de narrativa, no te permites volver a ponerte de pie. Así que intenta reescribir tu historia! Lleve un diario con los eventos, sus pensamientos y sentimientos. Trata de analizar lo que pasó, de verlo desde un ángulo diferente, de entender lo que te pasó desde otra perspectiva. ¿Hay algo que hayas aprendido de tu experiencia traumática? ¿Puedes ver que tal vez las cosas vinieron de una manera para enseñarte algo importante, para darte una lección y mostrarte una salida?

5. Abraza tu auténtico ser
Sé tu auténtico yo y reconoce lo que te ha pasado; reconoce tu trauma. Permítase sentir el sentimiento, pero no se deje consumir por él. No niegues, y no intentes desviar tu atención de lo que te pasó. No finja que es otra persona, la persona que nunca llora o no siente dolor. Sé quien eres. Expresa tus sentimientos de la forma que necesites. Luego recoge tus pedazos y vuelve a juntarlos. Una vez que aceptes tu verdad, podrás comprometerte a cambiar.

6. Averigua qué es lo que no funciona para ti y sácalo de tu vida.
Ahora que estás pasando por un momento difícil, es una excelente oportunidad para examinar cuáles son las cosas que no están funcionando en tu vida. Puede ser una relación, tu trabajo, tu mentalidad, tu actitud, cualquier cosa. Sé valiente para señalar lo que no te está ayudando, lo que está atrofiando tu crecimiento, y sácalo de tu vida. No digo que sea fácil, pero es necesario. Al eliminar lo que no te ayuda, haces espacio para traer maneras útiles y prácticas de lidiar con la vida.

7. Deja tu pasado atrás
¡Deja de aferrarte al pasado! No puedes traer de vuelta los buenos momentos, y no puedes borrar los malos. Deja que el pasado descanse donde pertenece: en el pasado. Deja de intentar averiguar por qué esta persona te mintió o por qué te dejó o por qué eligió esto en vez de ese comportamiento. Deja de tener falsas esperanzas de que ocurra un milagro y las cosas vuelvan a ser como antes. En lugar de eso, concéntrese en el presente. Concéntrate en lo que puedes hacer hoy para mejorarlo, en lo que puedes hacer para devolverte la sonrisa.

8. Conectate con personas que tuvieron una experiencia similar y que puedan entenderte.
Busca a las personas que han tenido la misma mala experiencia contigo y conéctate con ellas. Discutan, intercambien puntos de vista, apóyense mutuamente y descubran su sabiduría interior. Esto se puede hacer a través del contacto personal, en una relación amistosa y en un grupo terapéutico, pero también en línea leyendo artículos y testimonios personales de personas con experiencias similares. Advertencia: No dejes que sean las únicas personas con las que socializas.

9. Conectate con personas que no tuvieron una experiencia similar
Por muy crucial que sea encontrar gente que haya pasado por lo mismo que tú y discutirlo, es igual de importante encontrar gente que no haya tenido la misma experiencia. ¡Tu vida necesita un equilibrio! Necesitas equilibrar los estímulos negativos y los contactos que te recuerdan tu problema con las relaciones sociales que te muestran la alegría y el optimismo de la vida. Todo viene en pares, después de todo: tristeza y alegría, dolor y placer, negatividad y positividad, pesimismo y optimismo, personas con lo mismo y personas con experiencias diferentes. Y cuando te encuentres con el negativo, recuerda que su contraparte positiva está ahí fuera buscándote. Todo lo que necesitas hacer es permitirlo en tu vida.

10. Limpia y despeja tu espacio
¡Limpia, ordena y organiza tu espacio! De esta manera, te das un mensaje de fuerza y optimismo. Al mismo tiempo, es un recordatorio de que así como podemos ordenar el mundo que nos rodea, también podemos ordenar el mundo dentro de nosotros, nuestro precioso espacio interior, nuestra mente y nuestra alma. Empieza con las cosas que te rodean, tu casa, tu habitación, tu oficina y tu bolso, que son más fáciles de limpiar, luego procede a ordenar tus pensamientos y sentimientos.

11. Acércate a la gente que te quiere
Sólo porque alguien te traicionó, te rechazó, hirió tus sentimientos, te dejó o simplemente te rompió el corazón, no significa que todo el mundo sea así. Conecta con la gente que se preocupa por ti. Aprende a confiar en la gente que te quiere y te echa una mano. Este es el momento de llamar, enviar un mensaje de texto, acercarte a tu tribu. Ellos están ahí para ti de la misma manera que tú estás ahí para ellos. Extiende la mano y conecta.

12. Aprende algo nuevo
Si te duele por dentro, o si sientes que tu trauma es más grande que la vida, te concentras en tu pasado y en tu dolor. Este es el momento de aprender algo nuevo, algo que te motivará a salir de este modo doloroso. Construye una base de datos interna de conocimientos nuevos e interesantes, aprende una habilidad novedosa, o encuentra información sobre temas de autodesarrollo, cualquier cosa que te resulte útil. Expande tus horizontes, profundiza tus conocimientos y permite que tu pensamiento se expanda y cubra nuevos territorios. De esta manera, te recuerdas a ti mismo que siempre hay algo nuevo que aprender, algo que te permitirá avanzar; elegir la dirección de tu vida.

13. Encuentra formas saludables de autovalidarte...
No esperes a que la persona perfecta venga a felicitarte o a admirarte. Deja de perder tiempo y energía mental esperando que alguien valide tus sentimientos o te diga que vas por el buen camino. Concéntrate en la autoafirmación y la autovalidación; son las más poderosas. También son duraderos porque vienen de dentro. Haz más cosas que te hagan feliz, conéctate con las personas adecuadas, ayuda a los demás y sonríe más. Haciendo el bien, te sentirás bien y validado.

14. Enfócate en el proceso de cambio, no sólo en el resultado
Es importante saber lo que quieres, el resultado de tu esfuerzo. Sin embargo, el proceso de cambio es igual de esencial. Sé realista: El cambio lleva tiempo. Necesitas invertir energía en él. Incluso si hiciste algo bien y de forma consistente durante un par de días o incluso un par de semanas, no te garantiza que verás muchos cambios. El cambio requiere paciencia. Necesitas ser capaz de encontrar alegría y satisfacción en el hecho de que lo estás intentando, de que estás en el camino de intentar cambiar. Así que no esperes sentirte feliz cuando alcances tu objetivo final, sino invierte en sentir alegría y satisfacción a medida que avanzas hacia su consecución. Recuerde que debe sentirse bien mientras hace las cosas de manera diferente a como las hacía antes y tenga fe en que puede reconstruir su vida.

15. Cambie su diálogo interno en algo positivo
En lugar de hablar contigo mismo de manera negativa y juiciosa, conviértelo en una charla positiva y alentadora. Evita concentrarte en tus errores y defectos. Deja de autoflagelarte y de sentir lástima por tus debilidades. Cambie su atención a sus fortalezas y capitalícelas. Aprenda a hablarse a sí mismo con apoyo, centrándose en las soluciones y no en los problemas. Y recuerda darte una palmadita en la espalda no sólo por tener buenos resultados, sino incluso por intentarlo.

16. Di adiós a las personas y situaciones tóxicas
Has tocado fondo. Eso no significa que estés condenado a quedarte ahí. Recuerda que tienes fuerza interior. Sintonízala. Siéntela. No esperes que las personas y situaciones tóxicas cambien o desaparezcan de tu vida. Necesitas eliminarlas. Acepta tus dificultades y defectos de carácter y date cuenta de que es aquí donde la persona tóxica se mueve para maltratarte o abusar de ti. Equilibra tus debilidades con tus fortalezas y construye sobre estas últimas. Considere la posibilidad de eliminar a las personas tóxicas de sus contactos y medios de comunicación social.

17. Permítase momentos de felicidad
Será aún mejor si puedes centrar tu atención diariamente en las pequeñas cosas que te dan placer y satisfacción. Mucha gente cree que la felicidad es algo grande, algo que te llega a raudales desde el exterior y te hace feliz. Podría ser. Sin embargo, en todos los casos, la felicidad es algo totalmente diferente; la felicidad es el efecto acumulativo de los pequeños placeres de la vida, de los pequeños momentos de la vida. Por supuesto, tienes todo el derecho de esperar la gran ola de felicidad. Mientras tanto, sin embargo, permítase disfrutar de los pequeños momentos. Aprende a encontrar la felicidad en las pequeñas cosas. De esta manera, abrirás tu mente y tu corazón para ser feliz.

18. Establezca límites saludables
Siempre habrá personas negativas y tóxicas, vampiros emocionales que se acercan listos para chupar tu energía. ¿Vas a permitirles entrar en tu vida? No lo hagas. Recuerda que así como hay señales de alto para los coches, hay señales de alto para la gente. Usa tus palabras y acciones para decir no y cierra la puerta a esta gente. Evita las situaciones que son contraproducentes. Evita a las personas que te drenan. Nombra tus límites y lo que puedes y no puedes tolerar. Y apégate a ellos.

19. Adopte un buen hábito durante 30 días
¿Qué es algo que siempre quisiste hacer porque crees que es un hábito positivo y saludable pero siempre lo pospusiste? Podría ser algo como comer dos piezas de fruta o una ensalada cruda al día, escribir en tu diario, crear un mantra positivo o una auto-afirmación, caminar alrededor de la manzana, o cualquier cosa que tu corazón desee. Coge este buen hábito y hazlo durante al menos 30 días seguidos. Vean lo que pasa después. Así que no te sorprendas si te despiertas en el día 31 y tienes ganas de entrar en este hábito positivo! Los nuevos hábitos cambian el juego.

20. Salga de su zona de confort
Es incluso mejor si te permites hacer algo que te asusta. Olvídate de los adagios "esto es demasiado difícil", "esto no se puede hacer" y "tengo miedo". Siente tu miedo y hazlo de todas formas. Desde montar un paseo salvaje hasta enfrentar a una persona difícil, cualquier cosa que hagas a pesar de tu miedo te muestra que tienes la habilidad. Es una lección práctica de que no importa cómo te sientas, todavía tienes el control de tu vida y puedes hacer lo que quieras.

21. Perdonar a los demás y perdonarse a uno mismo

Perdonar no es sinónimo de olvidar. Cuando perdonas, no minimizas lo que alguien más hizo o estás de acuerdo con sus acciones. Perdonar significa que te permites liberarte de las penas y resentimientos del pasado; reconoces los sentimientos negativos que alguien o algo te causó pero eliges continuar. Cuando te perdonas a ti mismo por lo que te pasó, es como abrir la puerta a nuevas posibilidades. Te conviertes en una persona libre y tomas tu vida en tus manos.

22. Tener una meta

Es el momento adecuado para conseguir un gol grande o pequeño, no importa. Tiene que ser algo significativo para ti, no algo que creas que los demás aprobarían. Cuando te concentras en un objetivo, muestra que te estás concentrando en el futuro, que eres optimista de que la vida puede mejorar de nuevo y que puedes hacerlo. Empieza con un plan. Da el primer paso. Uno pequeño. Porque todo lo que se necesita para que un gran viaje comience es ese pequeño primer paso.










Horóscopo principal
Horóscopo Chino para hoy


22 cosas que te ayudarán a recuperar tu vida después de haberte roto por dentro
2020-05-24


VEA MÁS:


Horóscopo para hoy
Compatibilidad amorosa entre signos
Horóscopo del Sexo y el Amor
Origen e historia del Zodíaco
Horóscopo Chino de hoy

¿Eres compatible con tu pareja?

Compatibilidad HOMBRE-MUJER en el amor: Cuadro de compatibilidad



¿Estás perdido?

Busca todos los recursos del Horóscopo accediendo a tu signo o al signo de tu pareja para saber más:

Si eres mujer: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis

Si eres hombre: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis



 


Todos los derechos reservados © 1998 - 2020 - ALEGSA - Santa Fe, Argentina.
Políticas del sitio web - Contacto - Publicidad