¿CUÁLES SON MIS NECESIDADES REALES?

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Responder
Francisco de Sales
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 855
Registrado: Dom May 06, 2012 11:37 am

¿CUÁLES SON MIS NECESIDADES REALES?

Mensaje por Francisco de Sales » Mié Mar 24, 2021 4:35 am

¿CUÁLES SON MIS NECESIDADES REALES?

En mi opinión, saber hacerse las preguntas adecuadas y tener luego la perseverancia para perseguir incansablemente la respuesta, siendo inquisitivo en algunos momentos y paciente en otros, es la clave esencial en el Desarrollo Personal.

Sólo en contadas ocasiones aparecen las respuestas antes que las preguntas. Lo habitual es que la atenta observación de las cosas que nos suceden y nos afectan, y la atención a ellas, sean las que nos provean propuestas que nos lleven a hacer las modificaciones que nos permitan desarrollarnos.

Atendemos a las cosas urgentes, a las que damos importancia aunque no sean importantes, a las que nos roban el tiempo –que es la vida-, a los compromisos que podrían ser evitados, a las obligaciones que nos creamos por no saber decir NO o por ser demasiado blandos, etc.

En cambio –en mal cambio- desatendemos lo esencial, lo que es importante por sí mismo, lo que nos afecta directamente, lo que reclama nuestra alma: nuestras verdaderas necesidades. Como éstas son distintas para cada persona, es cada uno quien tendrá que hacerse sus preguntas y encontrar sus respuestas personales.

Algunas preguntas se deben hacer desde dos niveles distintos, porque la misma necesidad se puede tener a nivel cotidiano y a nivel espiritual aunque las respuestas, lógicamente, van a ser distintas en cada caso.

¿Qué necesidades tengo… para hacer más cómoda mi vida cotidiana? tendrá varias respuestas y serán distintas que cuando uno se pregunte ¿Qué necesidades tengo… en mi Desarrollo Personal? Son muy distintas necesidades, pero conviene atender y dar respuesta a ambas.

Este matiz de la segunda pregunta va a requerir que nos escuchemos muy atentamente para tomar consciencia de algunos asuntos que se nos repiten a menudo reclamándonos una atención ya inaplazable, pero también va a permitir que aparezcan esos asuntos esenciales desatendidos que siguen en el interior y en silencio esperando el momento en que tengamos la dignidad de atenderlos. O sea, de atendernos.

Como dije, cada uno descubrirá algo distinto que, según cada caso, puede ser su necesidad de Amor Propio y Autoestima, de reconciliación y perdón, de introspección y catarsis, de romperse y rehacerse, de paz y meditación… de silencio, de hablar, de soltar la rabia acumulada, de deshacerse de ciertos dolores anclados al alma… cada persona es una historia distinta.

Lo primero es descubrir esas necesidades y luego crear otra nueva pregunta: ¿Cómo puedo cubrir esa necesidad? Y las respuestas serán la guía y el camino que habrá que seguir. Si uno no encuentra por sí mismo las respuestas que investigue, que pregunte, que busque colaboración donde sea pero que no aplace mucho el encuentro, que no se conforme con una respuesta falsa y que no se rinda antes de tener la buena.

Para descubrirse, el silencio y la atención son casi imprescindibles; una voluntad que no desfallezca es una buena aliada; la meditación y la observación consciente nos ayudarán generosamente.

Así que… observa tus actos cotidianos, tus rutinas y reacciones, los pensamientos que crees que son tuyos pero son de tu mente, tus actos y manifestaciones; date cuenta de si estás siendo tú en todo momento o a veces es tu Yo Idea quien se manifiesta en tu lugar y otras veces eres tu Yo Ideal quien se frustra.

Estate muy atento a tus vacíos y tus decaimientos; escucha y siente con toda la intensidad esos momentos porque se han creado con el fin de que seas consciente de lo que pasa en tu interior aunque no te des cuenta. No los desaproveches ni los aplaces: cuando se presentan llevan toda la carga emocional y gritan lo que necesita o desea tu interior.

¿Cuáles son mis necesidades? Tal vez nadie te lo pregunte, así que eres tú quien tiene que hacérsela. Es casi seguro que nadie cubrirá por ti las necesidades que tú tienes que cubrir. Tu vida y tu paz y tu felicidad son tu responsabilidad. Y realizarlas es una de tus tareas en esta vida.

¿Qué desea o qué necesita mi alma? Repite la pregunta las veces que sean necesarias hasta que se escuche innegablemente en tu interior y se ponga en marcha todo lo que sea necesario para satisfacerla.

¿Qué me pide mi Ser Interno? Y en cuanto lo sepas, satisfácele. Eso será lo mejor que puedes hacer por ti. Crearás paz y satisfacción en ti y en tu vida.

Deja a un lado durante unos momentos de cada día las preocupaciones de la vida cotidiana y entra dentro de ti. Deja unos momentos a esa manifestación externa que crees que eres tú y atiende a tu verdadera naturaleza y esencia.

Repite una y otra vez… ¿cuáles son mis necesidades para mi Desarrollo Personal? y busca la respuesta.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo. Gracias.
Francisco de Sales, es el creador de la web www.buscandome.es, para personas interesadas en la psicología, la espiritualidad, la vida mejorable, el Autoconocimiento y el Crecimiento Personal

Responder