LA NOVIA VIUDA

Ensayos, opiniones y debate general sobre todo tipo de temas que merezclan reflexiones...

Moderador: alegsa

Responder
Francisco de Sales
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1079
Registrado: Dom May 06, 2012 11:37 am

LA NOVIA VIUDA

Mensaje por Francisco de Sales » Mar Mar 29, 2022 1:44 am

LA NOVIA VIUDA


- El vestido era de tu abuela. Ten cuidado con él. Si Dios quiere, algún día tus hijas llevarán este mismo vestido de novia y quizás tus nietas también. ¿Te las imaginas?, ¿te imaginas el día que se lo prueben, como tú estás haciendo ahora, y que sientan la misma emoción que sientes tú? Mira, yo sólo le pido a Dios, ya que no me va a permitir estar aquí para ver sus bodas, que por lo menos ellas estén tan enamoradas como estás tú, y así yo estaré tranquila en mi tumba.
- Qué melodramática eres, mamá. Cómo te gusta ponerte en el papel de sufridora. Claro que estarás para verlo, y además cuento contigo para que me ayudes a vestirlas.
- Ay, no lo sé hija mía, yo cada día tengo más achaques.
- Lo que tienes es mucho cuento. Venga, ayúdame a cerrarlo por detrás que quiero verme en el espejo.

El espejo le devolvió la misma imagen que recibía: la de una chica joven, casi niña, dueña de unos ojos brillantes, muy ilusionada y muy feliz.
El traje de novia la hacía parecer un poco más mayor, pero no podía disfrazar algunos de sus gestos casi infantiles ni el aire travieso de su gracia ni la luz irisada de sus sonrisas.
Se miraba en el espejo y lo que veía era el reflejo de la dicha.
Tan inmensamente bienaventurada que se debería inventar un adjetivo superlativo para aproximarse a la euforia de su corazón y al alborozo de su ilusión, que se sentían muy satisfechos.
Su madre, su abuela, sus tías… todas las mujeres de la familia participaban en “la prueba”, como decían ellas, y cada una aportaba una opinión que desconcertaba a las demás. La unanimidad sólo se producía en lo guapa que estaba y en lo resplandeciente de su semblante.

El destino no pudo aplazar para otro momento el acontecimiento que se aproximaba: unos pocos minutos después, aun sin quererlo, tendría que acercarse a Elías por la espalda, en el momento en que se probaba el traje de novio, y debía clavarle un cuchillo mortal de la mano vengativa de un antiguo compañero de trabajo, que un día le juró, “por éstas, que son cruces”, que le mataría.

PUEDE LEER EL RESTO DEL RELATO EN ESTE ENLACE:
https://www.franciscodesales.com/index. ... via-viuda/
Francisco de Sales, es el creador de la web www.buscandome.es, para personas interesadas en la psicología, la espiritualidad, la vida mejorable, el Autoconocimiento y el Crecimiento Personal

Responder