CAPÍTULO 170 - MIEDO A PERDERLE

Publicá aquí tus poesías o poemas, los mejores serán elegidos para entrar en la sección de Literatura

Moderador: alegsa

Responder
Francisco de Sales
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 853
Registrado: Dom May 06, 2012 11:37 am

CAPÍTULO 170 - MIEDO A PERDERLE

Mensaje por Francisco de Sales » Sab Feb 20, 2021 2:57 am

CAPÍTULO 170 - MIEDO A PERDERLE
-ATENCIÓN A LA BAJA AUTOESTIMA-

Este es el capítulo 170 de un total de 200 –que se irán publicando- que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER


No se puede perder lo que no se tiene.

Si se comprendiera bien esta frase no sería necesario desarrollar un capítulo sobre el tema, porque es tan evidente lo que dice…

Lo dice claramente Buda: "Estos son mis hijos, esta es mi casa, esta es mi tierra…, esas son las palabras de un necio que no entiende que ni él mismo es suyo".

Tu pareja nunca ha sido tuya, así que no puedes perderla. Y si en algún momento has creído que sí lo era, ahora que ya no sientes lo mismo que al principio, cuando de verdad la querías y te importaba, es posible que perderla sea lo mejor que te pueda pasar.

No se debería caer en ese auto-chantaje de hacer y consentir lo que sea con tal de no perder al otro, por el que uno se humilla y se tortura –a sí mismo y a su dignidad personal-, por el que Uno Mismo se llega a despreciar e infravalorarse, y con ese temor castrante y frustrante y esa angustia amenazante de poder ser abandonado.

Si te separas de tu pareja, siempre te quedarás contigo que – en este caso- eres la mejor de las dos partes.

Si consientes que alguien te amenace con dejarte en el caso de que no te doblegues a su autoridad o si no cumples cada uno de sus caprichos, o en el caso de que te rebeles y reclames tus derechos, o si no eres su servil y callada esclava, estás cometiendo uno de los mayores delitos que puedes atentar contra ti.

Tan cruel, tan duro, y tan cierto como suena. No hay que ablandarlo ni disimularlo.

Es tal como lo has leído, y tal como te resuena ahora agitando tu interior si es que has comprobado que caes o has caído en este modo de actuar.

Ten en cuenta que caer en esta actitud de miedo a perderle te va a provocar una doble tristeza. Por una parte, la que padeces por la carencia de amor que estás teniendo, que te hace llegar a humillarte hasta el extremo de llegar a esta situación y, por otra parte, porque padeces un sentimiento de abandono y soledad. No tienes a nadie más que te quiera. O eso es lo que crees. Y tienes miedo a perder lo único o lo muy poco que te queda. Y eso te puede llevar, o ya te ha llevado, a actos o situaciones de las que tú misma no te sientes satisfecha.

Tal vez -y sería bueno que lo revisaras con mucha atención por si acaso-, en tu infancia hayas sufrido la pérdida de alguien que era importante para ti y fue duro, o es que te sentiste desatendida y desamada y no quieres volver a pasar por el mismo trance; tal vez has pasado por situaciones en que has creído que no podías valerte por ti misma, que no podías cuidarte, y que necesitarías a alguien que cuidara de ti como no lo hicieron antes; tal vez anide en ti un profundo sentimiento de soledad al que no quieres regresar, o crees que si pierdes al otro pierdes lo único a lo que tienes para agarrarte y no caer.

Tony de Mello contaba algo parecido a esto: Decía que una vez una persona le contaba un caso similar, y al sugerirle él que dejara la situación, contestó que era lo único que tenía a lo que poder agarrarse, y le cortó en ese momento sin dejarle terminar de hablar, diciéndole: “justo eso mismo decía una cría de pájaro cuando le quitaron la rama… y aprendió a volar”.

Date cuenta de cuál es tu caso, si estás en esta situación u otra similar, y resuélvelo.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- No se puede perder lo que no se tiene. Si ya no tienes su amor, porque no te lo da, ya lo tienes perdido y no lo vas a volver a perder.
- A veces cuesta mucho comprender esto, pero perder a ciertas parejas es lo mejor que puede pasar.
- Si te separas de tu pareja, siempre te quedarás contigo que –en este caso- eres la mejor de las dos partes.
- La dignidad personal –que es lo más valioso que tiene una persona- está por encima y por delante de consentir cualquier desatención, un nefasto amor o hasta el mínimo desprecio.


Francisco de Sales
Francisco de Sales, es el creador de la web www.buscandome.es, para personas interesadas en la psicología, la espiritualidad, la vida mejorable, el Autoconocimiento y el Crecimiento Personal

Responder