La niña del olvido

Publicá aquí tus cuentos cortos de terror, suspenso, amor, ciencia ficción, realismo mágico... Los mejores serán elegidos para entrar en la sección de Literatura

Moderador: alegsa

Responder
ALIAS19
Mensajes: 7
Registrado: Mié May 14, 2008 8:34 pm

La niña del olvido

Mensaje por ALIAS19 » Mar Jun 03, 2008 9:34 pm

Probablemente ya todos de mi se han olvidado, pero yo nunca podré conciliar el sueño sabiendo que ellos aun están allí, felices como si nunca hubieran hecho nada malo, nada de lo que hicieron conmigo.
Descubrí como actuar como un escorpión, autodestruirme y al igual que un fénix renacer de las cenizas, descubrí como caminar descalza sobre pedazos de vidrios rotos, y mirar y sonreír cínicamente a quienes odio. En fin aprendí a olvidarme de mi, volverme otra persona diferente, solo de esa manera podría volver y demostrar que ya no soy la triste niña insulsa que partió de la ciudad con lagrimas en sus ojos.
Regrese a la ciudad de San Miguel de Tucumán, donde quedo lo que yo solía llamar familia, un padre que solo veía de vez en cuando, una madrastra preocupada por si misma, una supuesta hermana Antonia, que solía venir a casa los fines de semana para pedir plata, y por ultimo un medio hermano hijo de la esposa de mi padre, que me arruino la vida. Sobre él versa esta historia.
Lo conocí por primera vez en 1998, cuando yo solo tenia 10, el era tres años mayor que yo, y fue en el en quien encontré un gran amigo, un verdadero hermano, o al menos eso creía.
Fui creciendo poco a poco, entre mi padre y su trabajo como cirujano que lo mantenía ocupado noche y día, mi madrastra que le interesaba más sus amigas y sus reuniones del club, mi hermana la primera hija del primer matrimonio de mi padres, cumplió 18 año y se mudó con su novio, pero sobre todo crecí con el con Jerónimo mi hermanastro
El día que cumplí 15 años, nadie más que Jeró se acordó de saludarme, me abrazo y me regalo un ramo de rosas blancas.
-Te amo!- me dijo cuando me entrego el ramo de rosas.
-Yo también te amo- trague saliva y continué diciendo- Eres el único con quien puedo contar, eres mi familia, tu eres mi hermano!-
-No me entiendes, yo te amo, como un hombre ama a una mujer-
-Jaja… deja de hacer bromas conmigo Jeró-
-Te he amado desde la primera vez que te vi cuando eras una niña, te has convertido en la mujer más hermosa que conozco, y eres las mujer que más deseo en el mundo- me grito esas palabras.
Me que d muda sin saber que decir, luego de unos segundo al fin pude pensar algo y le dije- Yo no siento nada de eso por ti, eres importante para mi, pero yo no soy para ti-
-¡No eres para mi!- grito con toda su fuerza y cerrando sus puños, dejo brotar rabia en su mirar-¡Pasas todos los días seduciéndome! ¿Y ahora resulta no eres para mi?-
- Yo… lo siento…-
- ¡Eres exactamente igual de perra que tu mamita muerta!-
Lagrimas salieron de mis ojos, y me quede callada sin decir nada, pues no quería enojarlo más.
--¡Igual de perra! Tal como dice papá que tu mami lo seducía, solo para ir a la cama y quedo embarazada de ti.
-¡No vuelvas a repetir en tu vida eso!- lo abofeteé , luego de unos segundo me miro a los ojos y no reconocí a la persona que vi.
Todo lo demás me resulta borroso, solo recuerdo cuando me golpeo, y luego me vi en su cama desvestida y Jerónimo sobre mi, haciéndome suya, intente detenerlo, pero me forzaba con el peso de su cuerpo, entonces decidí hacer de cuenta que nada pasaba, se me nublo la mirada y me dormí.
Cuando desperté eran cerca de las 12 del mediodía, aun seguía en su habitación, me vestí rápidamente, he intente salir de allí, pero me fue inútil pues la puerta estaba cerrada con llave. Me senté en el suelo, en una de las esquina de la habitación y comencé a llorar, por largo rato, hasta que Jeró volvió y sin decir nada me dejo salir.
Llorando le conté todo a mi padre, como mi medio hermano había abusado de mi, como me sentí después de eso, le dije que lo quería ver muerto, que lo odiaba con toda mi alma.
-Amor…-con palabras suaves hablo mi padre- Tu y yo sabemos que eso es mentira. Jeró llamo anoche diciendo que se quedaba en casa de unos amigos-
-Papá…- no podía pronunciar las palabras sin llorar- te juro que lo que digo es verdad-
-NO!! No mientas más, tu madre me dijo que intentabas llamar la atención, pero esto es muy bajo!!!-
-Ella nos es mi madre, es tu esposa!!!. Nunca pensé que tu no me creerías-
-Basta!!! Creo que lo mejor será que veas a un psicólogo, esto no es normal-
¿Qué podía hacer? ¿Qué harías tu en mi lugar? La única persona que cree tener en el mundo se convierte en tu verdugo, y quien crees que te protegerá solo ayuda a recoger los pedazos de ti. Entonces huí, en una fría noche de junio del 2003.
Han pasado 5 años y no me fue tan mal, me convertí de niña a mujer en un solo día, pase hambre hasta que encontré trabajo como modelo y de allí fui creciendo, me volví famosa, me llene de supuestos “amigo”, me sentí más sola que nunca, y con golpes duro que me dio el medio en que me movía, así crecí .
Fue cuando decidí que era hora de volver, pero con la frente bien alta, podría cumplir lo que una vez me juré en silencio ….
Lo vas a matar…. (una voz en mi cabeza repetía eso una y otra vez).
Toque el timbre de mi casa, y salio a atenderme Antonia, quien vivía nuevamente con mi padre y su mujer. Entre a las casa, nada había cambiado en esos años, salude a mi madrastra y mi padre quienes estaban en el comedor.
Lo vas a matar…. (una voz en mi cabeza repetía eso una y otra vez).
Almorzamos los cuatro juntos, mientras les sonreía les contaba sobre mi vida, les menta que era fabulosa, les mentí que me hacia feliz, cuando en realidad me destruía.
Lo vas a matar…. (una voz en mi cabeza repetía eso una y otra vez).
Papá me dijo que estaba orgulloso de mi, de lo que había logrado, eso me devasto no se daba cuenta que no era nadie, que no sentía nada por nadie…
Lo vas a matar…. ???
Fue entonces que me di cuenta que mi vida no valía nada, que Jeró había tomado el único pedazo de mi que esperaba compartir con el hombre “ideal”, pero aun así seguí siendo insípida…
A las seis de la tarde mi medio hermano volvió, me vio sentada en un sillón del living, lo mire y le sonreí
-Hola- me dijo- Ha pasado mucho tiempos-
-Hola-
Silencio…
-No he podido olvidar la noche en que fuiste mía. De verdad eres la única mujer que he amado y ahora estas aquí tu belleza a aumentado y no puedo evitar desearte-
-Entonces tómame. Total ya lo hiciste antes-
Me acosté con el, esta vez fue por voluntad propia, ni yo misma me entendía, el deseo de venganza se mezcló con el sentimiento de que yo solo era una basura, y deje que me hiciera suya nuevamente, no lo disfrute para nada, solo contemple como me autodestruía.
Cuando termino, me levante de su cama me vestí, y fui al único lugar donde quería ir. El cementerio, donde estaba lo que una vez fue la mujer que me dio vida, me acosté al lado de su tumba y me quede allí mientras un lluvia suave me cubría, simplemente me quede allí…

Responder