Sandra y Jéssica (segunda parte)

Publicá aquí tus cuentos cortos de terror, suspenso, amor, ciencia ficción, realismo mágico... Los mejores serán elegidos para entrar en la sección de Literatura

Moderador: alegsa

Responder
zumm
Mensajes: 27
Registrado: Mar Mar 04, 2008 3:28 pm

Sandra y Jéssica (segunda parte)

Mensaje por zumm » Vie Mar 28, 2008 4:03 pm

Jéssica y Sandra 2ª. parte

Me he demorado en narrar esta historia, porque necesitaba un tiempo para comprender bién todo lo que me sucedió, después que dejé a Sandrita en la estación de Derqui para irse a la Capital.
Jessi me estaba esperando a la salida de la estación, pues me había seguido, creyendo que me iba a tirar un lance con Sandrita, cosa que por supuesto no hice. Aprovechando que se había alegrado al ver que yo me portaba correctamente, y que se había puesto mimosa, me la llevé a casa y le pedí a Doña Sofía que nadie nos molestara, porque íbamos a ir a mi habitación a escuchar a José Luis Perales. Ella prefirió escuchar al plomazo de Fito Páez y como yo no tengo nada de él, decidió ir de una carrera a su casa a buscar unos CDs. Vive a la vuelta de mi casa y yo temiendo que no vuelva, decidí acompañarla. Me atreví a ir, porque sé que a esa hora el padre no está. En la casa no había nadie más y aprovechamos para retozar un poco en su dormitorio, pero sin llegar a mayores, porque ni en pedo me saco los pantalones en su casa, temiendo que en cualquier momento, llegue su padre. Además ella es virgen, pero no quiere serlo más y yo tampoco quiero que lo sea. Así que volvimos a mi casa, abrazaditos, besándonos como locos. Una vez en mi cuarto ella puso un CD de Fito y yo me fui al baño a poner prolijito a Carlitos. La última vez, cuando Jessi vino a casa y me pidió que le mostrara a Carlitos, se asustó al verlo tan feo y despeinado. Por eso ahora agarré un peine y traté de peinarlo y dejarlo más presentable. Si hubiera tenido más tiempo le hubiera puesto unos ruleros y le habría hecho unos rizos e incluso lo hubiese teñido de rubio platinado. ¡Já! Ahora que lo miro en el espejo veo que se parece a Brad Pitt. Creo que va a estar contenta. Me quito toda la ropa y me pongo una “robe de chambre” de seda que me regaló mi tío. Es una lástima que no combine mucho con mis pantuflas, que imitan un conejito, pero son un regalo de mi hermana y las aprecio mucho. Me miro en el espejo y creo que quedaría mejor si me pusiera un pañuelo al cuello. Me lo anudo y parezco un señorito inglés. Carlitos no se achica ni en broma y se me abre un poco la “robe” y el loco se asoma un poco. ¡Bah! Jessi se tiene que acostumbrar. Salgo del baño al dormitorio y veo a Jessi tendida en la cama, durmiendo. ¿Me habré demorado mucho?
Como está completamente vestida, me acerco lentamente y primero le quito con suavidad las chinelas. Su pollerita tiene un cierre al costado y justo ella está sobre ese costado. Trato de hacerla dar vuelta y lo logro. Le bajo el cierre y deberé sacarle...

Continuará...en capítulo final




Responder