COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Jue Mar 28, 2019 4:30 pm

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 31-3

DAVID FINALMENTE REY , PERO NADA POPULAR…..¿POR SU “ESPIRITUALIDAD”?
Tercera parte:

Continuamos con el tema:

Hay otra contradicción en el censo ordenado por David. Segùn 2Samuel 24: 1: “Volviò a encenderse la ira de Jehovà contra Israel, E INCITÒ a David, contra ellos a que dijese: Vè, haz un censo de Israel y de Judà.”
Aquì es el propio Jehovà el que incita a David para que haga un censo. ¿Para què? Para castigar al pueblo porque David habìa ordenado un censo que Jehovà no habìa ordenado, pero que habìa incitado a David para que lo ordenara.
¡Por Dios! Esto es cosa de locos. Finalmente serìa el pobre pueblo el que pagarìa este capricho de Jehovà, como ya lo veremos. Capricho muy parecido por cierto al de la burra de Balaam.

En 1Crònicas 21:1, dice: “Pero Satanàs se levantò contra Israel, E INCITÒ a David a que hiciera censo de israel. ¡Ah! ¡Nada como las “coincidencias” bìblicas! Las incoincidencias de “la palabra de Dios”.
En un libro se dice que es Jehovà el que incita a David, y en otro libro se dice que es Satanàs el que incita a David. ¿A quièn creerle? ¿A la Biblia, o a la Biblia?
Pero el censo se hizo y Joàs volvió, según 2Samuel 24: 8 y 9, al cabo de 9 meses y 20 dìas: “Y fueron los de Israel 800.000 hombres fuertes que sacaban espada, los de Judà 500.000 hombres.” Total 1.300.000 hombres.
Parece que sòlo importaban los hombres, y de ellos, los que sacaban espada.

Este censo de 2Samuel, difiere con el censo de 1Crònicas 21: 5: “Habìa en todo Israel 1.100.000 que sacaban espada, y de Judà 470.000 hombres que sacaban espada.” Total 1.570.000.
Incoincidencia en el total de los de Israel, incoincidencia en el total de los de Judà, e incoincidencia en el total general. Lo dicho: ¡Nada como “las coincidencias” bìblicas!

Pero el censo, incitado por Jehovà según 2Samuel, e incitado por Satanàs según 1Crònicas, trajo un castigo inmerecido por el pueblo por ese capricho de Jehovà que pone a David a elegir el castigo entre tres proposiciones que le hace.
Dice en 2Samuel 24: 13: “¿Quieres que te vengan siete años de hambre en tu tierra? ¿o que huyas tres meses delante de tus enemigos y que ellos te persigan? ¿o que tres dìas haya peste en tu tierra?
Pero según 1Crònicas Jehovà no propone siete años de hambre sino tres. ¡Otra de las innumerables incoincidencias bìblicas!
¿Total? Por esta incitacion de Jehovà a David para que hiciera un censo, murieron de ese sufrido pueblo que no tuvo nada que ver con la incitaciòn de Jehovà, ni con el censo ordenado por el incitado David, 70.000 de peste. Porque ese fue el castigo que eligiò David por “su pecado”; pero èl no muriò sino los que no pecaron. ¡Leer para creer!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Mar Abr 16, 2019 2:13 am

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 32

LA "ESPIRITUAL" MUERTE DE DAVID:

En 1Reyes 1: 1, se menciona una decadencia fìsica de David antes de su muerte. Se pasaba temblando de frìo, y a pesar que lo cubrìan con muchas ropas, no entraba en calor. Tuvieron que conseguir una doncella que se metiera en la cama con èl para que lo calentara.
¿Y dònde estabn todas sus mujeres y que eran las llamadas a servirlo y a calentarlo, y no la joven sunamita Abisag?
¿Dònde estaba Betsabè la madre del futuro rey Salomòn que no podìa hacer este trabajo de calentamiento?
Pero eso sì, cuando Adonìas, otro hijo de David y mayor que Salomòn , en complicidad con Joab el jefe del ejèrcito de David, uno de sus “notables” se rebelò para ocupar el trono del decrèpito David, allì si apareciò en escena Betsabè para defender el reino para Salomòn.
Sin embargo en 1Crònicas 29: 28, dice: “Y muriò en buena vejez”, refirièndose a David. Nada coincidente con lo que se dice en 1Reyes.

Si se considerara a David como representante de una monarquìa comùn y corriente, y no el representante de una teocracia, ungido por su propio dios, a tal punto que le prometiò que su reinado serìa permanente aunque no lo fue, se destacarìan màs sus cualidades guerreras y unionistas del reino; pero siendo un rey puesto por su dios, necesariamente tenemos que examinar la calidad humana de David, y ya hemos visto en lo antes escrito que esa calidad humana dejaba muchìsimo que desear. Ni siquiera le era simpàtico al pueblo, a tal punto que su hijo rebelde Absalòn tenìa màs simpatìas del pueblo que David. Igual sucediò con su otro hijo Adonìas que en la decrepitud de David estuvo a punto de ser proclamado rey, y no lo fue porque el mismo Adonìas respetò la decisiòn de su padre cuando le llevaron la noticia que David habìa proclamado rey a Salomòn.

¡Repito! La calidad humana de David no era digna de un “ungido de Dios”. Las pruebas estàn allì, en la Biblia. Sin embargo David, en su càntico a Jehovà que figura en el capìtulo 22 de 2Samuel, dice en los versìculos 20 al 22:

“Y me sacò a lugar espacioso;
Me librò, porque se agradò de mì.
Jehovà me ha premiado conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado,
Porque yo he guardado los caminos de Jehovà.”

¡Por Dios! Si los caminos de Jehovà son los caminos que transitò David, bien se podrìa decir: De tal ungido, tal dios. Sigue David su desvarìo en los versìculos 24 y 25:

“Y fui recto para con èl,
Y me he guardado de mi maldad;
Por lo cual me ha recompensado Jehovà conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos delante de su vista.”

Esto ùltimo dicho: “Conforme a la limpieza de mis manos DELANTE DE SU VISTA”; es algo muy de criticar sobre los “justo” de Jehovà. Ya sabemos que David fue un merodeador. Era un ladròn que asaltaba ciudades y mataba seres humanos para robarles bienes y ganado.
Esto lo hacìa con el grupo de facinerosos que èl comandaba.
Dice en 1Samuel 27: 9: “Y asaltaba David el paìs, y no dejaba con vida hombre ni mujer, y se llevaba las ovejas, las vacas, los asnos, los camellos y las ropas….”
¿Era esto para Jehovà, delante de su vista, LIMPIEZA DE MANOS de David?
Termina su càntico David en 2Samuel 22: 51, diciendo:

“El salva gloriosamente a su rey,
Y usa de misericordia para con su ungido,
A David y a su descendencia para siempre.”

Al referirse a la muerte de Josìas, en 2Crònicas 34: 2, dice: “Y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.”
Si para el autor de 1 y 2Crònicas, David fue un ejemplo de rectitud, entonces era admirador de los anti valores.
De Josìas lo acepto, pero ¿de David? ¡No gracias!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom May 05, 2019 10:31 am

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 33-1

EL NADA ESPIRITUAL REINADO DE SALOMÒN. Primera parte.

Salomòn fue hijo de David en la extraña uniòn de èste con Betsabè, mujer de uno de los “valientes” de David que lo mandò a asesinar para quedarse con su mujer que lo habìa prendado.
A pesar que en la Biblia se presenta esta hecho como reprobable; y ademàs Jehovà le manda a decir a travès del profeta Natàn, su reproche y castigo por esta mala acciòn, ese castigo como de costumbre, afectò màs a los terceros, o a las terceras en este caso; a las concubinas de David màs que al propio David, ya que èste siguió siendo “favorito” de Jehovà a travès del pacto de la sucesiòn davìdica en el trono de Israel.

Es digno de analizar “el castigo” por el pecado cuyo fruto fue Salomòn. Este “castigo” consiste en lo que se dice en 2Samuel: 12: 11 que dice que Jehovà mandò a decir a David: “He aquì yo harè levantar el mal sobre ti de tu misma casa, Y TOMARÈ TUS MUJERES DELANTE DE TUS OJOS, y las darè a tu pròjimo, el cual yacerà con tus mujeres a la vista del sol.” Este anuncio se cumple cuando Absalòn hijo de David se proclama rey, y su padre David tiene que huir de Jerusalèn.
Dice en 2Samuel 15: 18: “Y dejò el rey diez mujeres concubinas para que cuidasen la casa.”
Cuando Absalòn entrò en Jerusalèn, según se dice en 2Samuel 17: 22: “Entonces pusieron para Absalòn una tienda en el terrado, y se llegò Absalòn a las concubinas de su padre ante todos los ojos de Israel.”
Se refiere a las diez concubinas que dejò David para cuidar la casa. O sea que David pecò y Jehovà hace pagar a las concubinas el pecado de su “ungido”.

Pero en realidad este castigo anunciado tiene sus bemoles. Las concubinas no fueron tomadas delante de los ojos de David, como lo anunciò Jehovà, ni fueron tomadas por un pròjimo cualquiera sino por su hijo Absalòn.
Pero las pobres concubinas, no sòlo pasaron este rato amargo por el pecado de David sino que dice en 2Samuel 20: 3: “Y luego que llegò David a su casa en Jerusalèn, tomò el rey las diez mujeres concubinas que habìa dejado para guardar la casa, Y LAS PUSO EN RECLUSIÒN, y les dio alimentos, pero nunca màs se llegò a ellas, sino que QUEDARON ENCERRADAS HASTA QUE MURIERON, en viudez perpetua.”
¡Bueno! De tal dios tal ungido, o viceversa.

Ese fue “el tremendo” castigo que tuvo David por el asesinato de Hurìas para quedarse con su mujer Betsabè, aventura de la cual naciò Salomòn.
Era algo tìpico de Jehovà: Su “ungido” pecaba y otros expiaban su pecado. Asì sucediò cuando David ordenò el censo al que lo habìa incitado Jehovà, pero no ordenado, David pecò tomando el censo y Jehovà mandò en castigo una plaga en la que murieron 70.000 inocentes. ¡Què fácil era pecar con Jehovà como dios! Por sus “castigos”, digo.

Si bien David consolidò el reino, fue Salomòn quien lo hizo florecer en importancia, según lo describen en 1Reyes y en 2Crònicas. Fue Salomòn el que construyò el templo para Jehovà, o “la casa” de Jehovà como la llaman, pero es muy notoria la extremada importancia que se le da a David y la poca importancia que se le da a Salomòn.
Entre 1 y 2Samuel; 1Reyes y 1Crònicas, a David se le dedican 57 capìtulos en el Antiguo Testamento, en cambio a Salomòn solamente 20 capìtulos.
Cuando en esos 20 capìtulos se dice algo positivo sobre Salomòn, generalmente es por David, o por pacto Jehovà/David, o por algo que Jehovà habìa prometido a David, o por algo que Jehovà habìa dicho en tiempos de David.
Todo el florecimiento de Israel durante Salomòn, según el A. T., fue indirectamente por David que ya era cadáver. ¿Por què? Muy sencillo. Jeremìas el autor del Deuteronomio, y de Josuè, y de Jueces, y de 1 y 2Samuel, y de 1 y 2Reyes, fue pro David y anti Salomòn.
Habiendo sido padre e hijo, y ambos “ungidos” de Jehovà, esto no tendrìa ni explicación, y menos justificación, pero si las hay, y esto nos dice claramente hasta què punto una historia es confiable cuando el que la escribe sinte odios o simpatìas por los personajes de los que escribe.
Y esto es mucho màs grave en una teocracia como la israelita en la que todo lo bueno y lo malo se lo atribuìa a su dios. Estas simpatìas o antipatìas influyen en el aspecto polìtico de su historia, pero tambièn en su aspecto religioso, ya que en esa teocracia, la polìtica y la religión estaban casadas.

Todo este sentimiento anti salomònico de Jeremìas viene de un hecho acaecido 321 años antes del nacimiento del “profeta” Jeremìas.
El sacerdote silonita, (de Silo), Abiatar, habìa apoyado a Adonìas hijo de David para que tomara el reino a causa de la decrepitud de David. Pero el mèdium o profeta de David, Natàn, y Betsabè la madre de Salomòn, hicieron una contra revoluciòn en la que Adonìas no opuso resistencia, y cediò su pretensión al trono a su hermano Salomòn.

Cuando Salomòn fue ungido rey, matò a su hermano Adonìas, y al sacerdote Abiatar lo expulsò del sacerdocio de Jehovà. Dice en 1Reyes 2: 26: “Y el rey dijo al sacerdote Abiatar: Vete a Anatot, a tus heredades, PUES ERES DIGNO DE MUERTE; pero no te matarè hoy, por cuanto has llevado el arca de Jehovà el Señor delante de David mi padre, y ademàs has sido afligido en todas las cosas en que fue afligido mi padre.”
Abiatar ni siquiera pudo regresar a Silo sino que fue confinado en Anatot en donde Salomòn lo podìa tener vigilado, evitando asì una futura conspiración por parte del sacerdote Abiatar.

Jeremìas naciò en Anatot el año 650 AC. En Jeremìas 1: 1, dice: “Las palabras de Jeremìas hijo de Hilcìas, de los sacerdotes que estuvieron en Anatot, en tierra de Benjamìn,”
Esto quiere decir que Jeremìas estaba relacionado y hasta emparentado con los sacerdotes levitas/musitas de Silo que fueron quitados del poder religioso por Salomòn para dar paso al poder religioso de los sacerdotes levitas aarònidas.
Estas cosas son increíbles al leerlas tratàndose de que los involucrados son sacerdotes, o sea, la “conducción espiritual” del pueblo, pero es una realidad, y siempre ha sido asì hasta nuestros dìas; la “conducción espiritual” lo que busca es poder valièndose de dios para lograrlo.

Este rencor de los sacerdotes musitas de Silo por haber sido “destronados” por Salomòn, lo manifiesta Jeremìas directa e indirectamente en sus libros. Ya nos extenderemos sobre esto cuando comentemos la època del rey Josìas y el “hallazgo” de la ley en el templo.

Seguiremos con el tema.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab May 18, 2019 5:23 pm

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 33-2

EL NADA ESPIRITUAL REINADO DE SALOMÒN. Segunda parte.

Continuamos con el tema:

El reinado de Salomòn no fue nada espiritual al igual que el de su padre David, a pesar del favoritismo de Jehovà por estos dos monarcas. Una cosa sì hay que reconocer. Fue el reinado màs progresista, aunque de ese progreso el màs beneficiado fue el propio rey Salomòn; lejos de serlo el pueblo.

A pesar que se hablan maravillas sobre la sabidurìa y la justicia de Salomòn, parece que son exageraciones ya que se encuentra una contradicción en este sentido y que es mencionada en 2Crònicas 10: 3 y 4: “……Vino, pues, Jeroboam, (hijo de Salomòn), y todo Israel y hablaron a Roboam, (hijo y sucesor de Salomòn), diciendo: Tu padre agravò nuestro yugo; ahora alivia algo de la dura servidumbre y del pesado yugo con que tu padre nos apremiò, y te serviremos.”

Nadie se queja de esa manera ante el sucesor de un rey considerado sabio y justo. Este lamento del pueblo que ruega al sucesor de Salomòn, que los libere de la dura servidumbre y del pesado yugo con los que fueron reinados, dice a las claras que todo el esplendor econòmico de Israel logrado por Salomòn, fue un esplendor econòmico del rey, y en que el pueblo sòlo participò siendo explotado por su rey.
¡Igual que en nuestros tiempos! Pero lo criticable es que el rey Salomòn tambièn al igual que su padre David, era un ungido de su dios, y no hay crìtica por parte de Jehovà, ni en cuanto al esplendor personal de su ungido, ni al hecho de que este ungido se estuviera valiendo de el “pueblo elegido de Jehovà” para fomentar su esplendor personal.
Pero parece que a Jehovà le agradaba ese esplendor porque nunca antes le habìan sacrificado tantos animales como en la època de Salomòn, para “olor grato” a Jehovà. ¡Veamos!

2Crònicas 1: 6: “Subiò, pues, Salomòn allà delante de Jehovà, al altar de bronce que estaba en el tabernàculo de reuniòn, y ofreciò sobre èl 1.000 holocaustos.”
Eso, cada vez que iba a Gabaòn.

2Crònicas 7: 5: “Y ofreciò el rey Salomòn en sacrificio 22.000 bueyes y 120.000 ovejas…..”
¡Què barbaridad!
Tambièn hay otras menciones “holocàusticas” de Salomòn a Jehovà, pero sin decir cantidades.
Hay que recordar que los màs beneficiados con la carne de primera de los holocaustos eran los sacerdotes.

De lo que no queda duda es que Salomòn fue un exitoso comerciante. Fomentò industrias metàlicas. Tuvo una flota comercial que salìa desde, y entraba al puerto de Ezion-Geber en el Golfo de Akaba, llevando productos, y trayendo los que no se daban en la Palestina.
Fue un gran criador de caballos, y de gran fama sus caballerizas. Se dice en la Biblia que este “ungido” de Jehovà llegò a tener mil mujeres. Parece que en esa època era algo digno de estimaciòn el tener muchas mujeres.
Tampoco hay algùn reproche sobre esto por parte de Jehovà. Entonces:.................... ¡Buen provecho!

¿Fue con Salomòn que el pueblo hebreo aprendiò o adquiriò esa habilidad comercial e industrial que los caracteriza, y que les sirvió tanto para capear brillantemente las dificultades econòmicas posteriores en sus exilios, esclavitudes y dispersiones, especialmente la màs prolongada: La ùltima?
Ignorando por supuesto, lo de Egipto, en la que la referencia tenida es de exclusiva esclavitud, aunque esto es relativo porque allà en Egipto trabajaron en lo que fue su ocupación original, y en lo que sabìan hacer bien: La crianza de ganado.

Muy materialista y la poca espiritualidad de Salomòn, fue la causante de la divisiòn de Israel en Israel y Judà.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jun 02, 2019 5:03 pm

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 34-1

JEREMÌAS Y EL REY JOSÌAS VERSUS SALOMÒN. Primera parte:

Como nativo de Judea, Jeremìas es màs considerado en sus 1 y 2Reyes con los soberanos de ese estado. De los 19 reyes que tuvo Judà después de Salomòn, sòlo 8 de ellos: “Hicieron lo recto ante los ojos de Jehovà”, y siempre diciendo: “Pero no tanto como su padre David.” Los once restantes: “No hicieron lo bueno ante los ojos de Jehovà.”
Entre los reyes que hicieron “lo bueno”, Jeremìas le da menciòn especial a Josìas. No podìa ser de otra forma. Jeremìas viviò en tiempos de Josìas y èste fue comparable tan sòlo con David, con lo cual no le hacìa gran favor a Josìas ya que Josìas según la Biblia, tuvo mejor calidad humana que David, y según Jeremìas tambièn, Josìas fue comparable con Moisès.
¿Por què la predilecciòn de Jeremìas por el rey Josìas?

Ya hemos dicho que Jeremìas es el autor de 1 y 2Reyes. Estos libros los escribiò Jeremìas en tiempos del rey Josìas, pero el descaro de Jeremìas y la promociòn exagerada de le hace al rey Josìas, lo llevò a nombrarlo 300 años antes de sus 1 y 2Reyes en una pseudo profecìa que pone a los “profetas” bìblicos en demasiado entredicho.

En 1Reyes 13: 2, dice: “He aquì que en la casa de David nacerà un hijo llamado Josìas, el cual sacrificarà sobre ti a los sacerdotes de los lugares altos…”
Esa profecìa es muy fácil de hacer 300 años antes cuando el autor del libro donde figura esa profecìa es el propio Jeremìas. ¡Nada como los “fraudes piadosos”!

Despuès, en su 2Reyes 23:16, dice Jeremìas sobre Josìas: “Y se volvió Josìas, y viendo los sepulcros que estaban allì en el monte, enviò y sacò los huesos de los sepulcros, y los quemò sobre el altar para contaminarlo, conforme a la palabra de Jehovà que habìa profetizado el varòn de Dios, el cual habìa anunciado esto.”
Asì se hacen y se “cumplen” las profecìas. O mejor dicho: asì se inventan las profecìas y se hacen cumplir las profecìas inventadas.
Esta profecìa inventada por Jeremìas no es sino en contra de Salomòn. Ya sabemos por què Jeremìas no era salomonista sino davìdico. Pero el colmo es que hasta aprovechò su Deuteronomio para atacar siglos después al que sacò del sacerdocio de Jerusalèn, a Abiatar, confinàndolo en Anatot. A esa casta sacerdotal sacada del poder religioso por Salomòn perteneciò Jeremìas. El se vengaba siglos después de Salomòn a travès de sus libros.

Seguiremos con el tema.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Mar Jul 09, 2019 7:06 am

¿CUAN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 34-2

JEREMÌAS Y EL REY JOSÌAS VERSUS SALOMÒN. Segunda parte.

Continuamos con el tema:

Se ha dicho que se valiò del Deuteronomio para manifestar su anti salomonismo, y eso es verdad. Por eso es que leemos en el Deuteronomio 17: 14 al 17, las instrucciones para los reyes.
Esto, supuestamente lo dice Jejovà casi 800 años antes de que fuera escrito el Deuteronomio: “Cuando hayas entrado en la tierra que Jehovà tu Dios te da, y tomes posesiòn de ella y la habites, y digas: Pondrè un rey sobre mì, como todas las naciones que estàn en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti AL QUE JEHOVÀ TU DIOS ESCOGIERE; de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti; no podràs poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano.”
Y aquí viene la alusiòn a Salomòn:
“Pero èl no aumentarà para sì caballos, ni harà volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehovà os ha dicho: No volvàis nunca por este camino. Ni tomarà para sì muchas mujeres para que su corazón no se desvìe; ni plata ni oro amontonarà para sì en abundancia.”

Esta arenga de Jeremìas y no de Jehovà, como Jeremìas, el autor del Deuteronomio quiere hacer creer, està dedicada a Salomòn. ¿Por què? Dice en 1Reyes 10: 14 al 29, y resumimos: Que la renta anual de Salomòn era de 666 talentos de oro. Hizo 200 escudos grandes de oro, y en cada uno gastò 600 ciclos de oro, o sea, casi la renta de un año en cada escudo.
Para la casa del bosque hizo 300 escudos de 3 libras de oro cada escudo. Hizo un trono de marfil cubierto de oro purìsimo. Todos sus vasos y sus vajillas eran de oro fino.
Tambièn dice que traìan de Egipto caballos y lienzos pues el rey tenìa una compañìa de mercaderes que el rey enviaba a Egipto a comprar caballos y lienzos. Es bien sabido que Salomòn poseyó enormes caballerizas y que vendìa estos animales a las naciones vecinas.
Y tuvo 700 mujeres reinas, (¿?), y 300 concubinas.

Por atacar a Salomòn valièndose del Deuteronomio, Jeremìas cae en incoherencias y contradicciones. Dice en el Deuteronomio que Jehovà no objeta que se ponga rey siempre y cuando sea del pueblo. Pero en otro libro de Jeremìas, 1Samuel 8: 5, dice que el pueblo va donde Samuel y le dice: “He aquì tù has envejecido y tus hijos no andan por tus caminos; por tanto, constitùyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.”
Pero a Jehovà no le hizo ninguna gracia esta petición, según 1Samuel 8: 7, y dijo: “Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, SINO A MÎ ME HAN DESECHADO, para que no reine sobre ellos.”
¿Quièn entiende a Jehovà? O para decirlo mejor: ¿Quièn entiende a Jeremìas?

Jeremìas odia a Salomòn, y en su odio se olvida que èl mismo escribe en 2Samuel 7: 12 al 14, Jehovà le envìa a decir a David: “Yo levantarè después de ti a uno de tu linaje, el cual procederà de tus entrañas, y afirmarè su reino.” Tambièn: “Yo le serè a èl padre, y èl me serà a mì hijo.”
¿Còmo pudo Jeremìas odiar a un ungido de Jehovà? ¿A quien Jehovà considera hijo? Pero como èl y otros tantos escritores bìblicos utilizaron a Jehovà para sus propòsitos. Es una contradicción de Jeremìas y otra contradicción bìblica màs.

Tampoco Jeremìas le puede objetar a Salomòn el haber tenido tantas mujeres, porque èl es el que escribiò que tuvo mil entre reinas y concubinas. Quizàs para poner a Salomòn como desobediente ante algo que Jeremìas habìa escrito en su Deuteronomio, precisamente para ese fin.
Davìd, ìdolo de Jeremìas, tambièn tuvo muchas mujeres. Una de ellas, Betsabè madre de Salomòn, lograda mediante el asesinato del esposo de ella.

En cuanto a las riquezas, Salomòn las obtuvo comerciando, criando caballos, o sea trabajando. En cambio su ìdolo David, era merodeador. El y sus amargados asaltaban ciudades y se llevaban ganado, riquezas y ropas.

Cuando Jeremìas narra la historia de Josìas, vuelve a atacar a Salomòn en 2 Reyes 23: 13, al decir, refirièndose a Josìas: “Asimismo profanò el rey los lugares altos que estaban delante de Jerusalèn, a la mano derecha del monte de la destrucción, los cuales Salomòn rey de Israel habìa edificado a Astoret ìdolo abominable de Moab, y a Milcom ìdolo abominable de los hijos de Amòn.”

En su 1Reyes 5 al 8, no dice que edificò altares a Astoret y a Milcom. Sòlo dice que los siguió. Que los altares que edificò en los lugares altos frente a Jerusalèn, fueron para Quemoc y para Moloc. Tambièn està bien claro en el versìculo 8: “Asì hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses.”
Salomòn no interfirió en las creencias de sus esposas y concubinas que no eran israelitas.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jul 28, 2019 1:35 pm

¿CUAN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 36

EL REY JOSÌAS

La pràctica de hacer altares en los lugares altos para los sacrificios de animales, cosa que le gustaba mucho a Jehovà, era muy antigua.
En Gènesis 12: 8, dice que Abraham en un monte de Bet-el: “Edificò allì altar a Jehovà.”
En Gènesis 22: 2, el propio Jehovà le dice a Abraham: ”Toma ahora a tu hijo, tu ùnico Isaac, (cosa que es mentira porque èl tenìa dos hijos y el mayor era Ismael, que lo botò de la casa con madre y todo, pero era su primogènito), a quien amas y vete a la tierra de Moriah, y ofrècelo allì en holocausto sobre UNO DE LOS MONTES que yo te dirè.”
En Gènesis 31: 54, dice: “Entonces Jacob inmolò vìctimas EN EL MONTE.”
En Jueces 6: 26, le dice Jehovà a Gedeòn: “Y edifica altar a Jehovà tu Dios EN LA CUMBRE de este peñasco.”
En Jueces 13: 19, dice: “Y Manoa tomò un cabrito y una ofrenda, y los ofreciò sobre una peña a Jehovà.”
En Deuteronomio 27: 4 y 5 , dice Moisès a los ancianos: “Cuando, pues, hayas pasado el Jordàn, levantaràs estas piedras que yo os mando hoy, EN EL MONTE EBAC, y las revocaràs con cal; y edificaràs allì un altar a Jehovà tu Dios.”
En Josuè 8: 30, dice: “ Entonces Josuè edificò un altar a Jehovà Dios de Israel EN EL MONTE EBAL.”

No hubo nada en Gènesis, Exodo, Levìtico y Nùmeros que prohibiera esta pràctica. Solamente en Deuteronomio 16: 5 y 6, aparece una prohibición pero que sòlo concierne al sacrificio de la Pascua: “No podràs sacrificar la pascua en cualquiera de las ciudades que Jehovà tu Dios te da; sino en el lugar que Jehovà tu Dios escogiere para que habite allì su nombre, sacrificaràs la pascua por la tarde a la puesta del sol, a la hora que saliste de Egipto.”
Esta centralización de los sacrificios de la pascua, no figura en las instrucciones concernientes a la pascua que estàn en el capìtulo 12 del Gènesis. Al contrario. Dice “en familia”, “en vuestras casas”. Luego, 40 años màs tarde, aparece la instrucción que leìmos arriba en el Deuteronomio para hacerla en el templo que fue inaugurado 458 años después.
Màs adelante veremos el por què.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Ago 11, 2019 10:53 am

¿CUAN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 37-1

EL “DESCUBRIMIENTO” DEL DEUTERONOMIO. Primera parte.

Cuando el rey Josìas fue proclamado como tal, tenìa ocho años. Un niño rey es muy manejable, y la edad de Josìas era la ideal para un lavado de cerebro llevado a cabo por lìderes religiosos. Tambièn cupo la posibilidad de que una vez convencido Josìas por los sacerdotes para que emprendiera una reforma religiosa, se haya vuelto còmplice, (para imponer esta reforma), del fraude bìblico de mayores proporciones de los tantos contenidos en la Biblia. No hay que desestimar la posibilidad de que Josìas, asì como todo su pueblo, hubieran sido engañados por los sacerdotes, siendo sòlo ellos los culpables de ese fraude conocido como El Deuteronomio.

El sumo sacerdote Jilquìas o Hilcìas, padre de jeremìas, “hallò” cuando se hacìan reparaciones en el templo, el libro de la ley.
Dice en 2Reyes 22: 8: “Entonces dijo el sumo sacerdote Hilcìas, (o Jilquìas), al escriba Safàn: He hallado el libro de la ley de Jehovà.”
Pero según lo que se dice en el capìtulo 22 de 2Reyes, se sorprendiò tanto del libro cuando lo leyò, y mandò a preguntar a Jehovà, (¿?), a travès de la mèdium o profetiza Hulda si ese era el libro de “su ley”. Jehovà le mandò a decir al rey Josìas, (¿?), que efectivamente, esa era el libro de “su ley” y que se prepararan porque todo el mal del que se hablaba en ese libro les iba a caer encima.
No se necesitan ni dos dedos de frente para apreciar que el fraude lleva a Jeremìas a comprometer hasta a su propio dios en el mismo. Diciendo esto en su libro 2Reyes, capìtulo 22. ¿Por què?

Antes que todo, el fraude no es solamente del Deuteronomio escrito por Jeremìas, sino que el el mismo hace ver como si Moisès lo hubiera escrito, porque dàndole la autorìa a Moisès, anulaba ciertos puntos de la ley contenidos en Exodo, Levìtico y Nùmeros haciendo caer a Moisès en contradicciones ya que tambièn se hizo creer al pueblo que estos libros tambièn los habìa escrito Moisès cuando en realidad eran recopilaciones de diferentes relatos hechos por sacerdotes de diferentes tendencias; recopilaciones que fueron hechas por el sacerdote Esdras en tiempo posterior al de Jeremìas. Se quiso confundir a la gente haciendo creer que el libro de la ley “encontrado” por Jilquìas en el templo, era el Pentateuco, pero desde muy temprano, hasta los primeros padres de la iglesia, entre ellos Jerònimo, aceptaron que el libro de la ley “que fue encontrado” en el año 622 AC en el templo, fue el Deuteronomio. Posteriormente fue màs que probado por muchos eruditos bìblicos. Tambièn se probò que fue Jeremìas y no Moisès el verdadero autor del Deuteronomio.

El Deuteronomio, (el libro “encontrado”), según se dice en el propio Deuteronomio 31: 26, cuando Moisès lo terminò, dijo a los levitas que llevaban el arca del pacto: “Tomad este LIBRO DE LA LEY, y ponedlo al lado del arca del pacto de Jehovà vuestro Dios, y estè allì por testigo contra ti.”
Pero como ese libro no existiò en tiempos de Moisès, y menos lo escribiò Moisès, Jeremìas utiliza sus otros libros para apoyar su fraude deuteronòmico. Y lo que es peor, sigue valièndose de su dios Jehovà para apoyar ese engaño.
En el libro de Jeremìas titulado Josuè, en 1: 8, Jehovà le dice a Josuè: “Nunca se apartarà de tu boca este LIBRO DE LA LEY.”
En Josuè 8: 31, apoya algo contenido en el Deuteronomio al decir que hizo un altar a Jehovà en el monte Ebal: “Como està escrito en EL LIBRO DE LA LEY de Moisès.”
Despuès de construìdo el altar, dice en Josuè 8: 34: “Leyò todas las palabras de la ley, las bendiciones y las maldiciones conforme a todo lo que està escrito en EL LIBRO DE LA LEY de Moisès.”
Pero es el propio Jeremìas el que, claro, nos imaginamos que sin quererlo hacer, pone al descubierto su fraude deuteronòmico. Dice el propio Jeremìas en su libro 2Reyes 22: 13: “Por cuanto nuestros padres no escucharon las palabras de este libro, para hacer conforme a todo lo que nos fue escrito.”
Cuando se dice nuestros padres, se refiere a nuestros antepasados. David no fue ni siquiera el tatarabuelo del rey Josìas, y sin embargo en 2Reyes 22: 2, refirièndose al rey Josìas, dice: “E hizo lo recto ante los ojos de Jehovà, y anduvo en todo el camino de David SU PADRE.” Y aquì no se le hace ningùn favor a Josìas, considerando la calidad humana de David. Pero esto es para aclarar que al decir “nuestros padres”, estàn significando nuestros antepasados.

Seguiremos con el tema.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Sep 07, 2019 7:02 pm

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 37-2

EL “DESCUBRIMIENTO” DEL DEUTERONOMIO. Segunda parte.

Continuamos con el tema:

En su otro libro, Jueces, Jeremìas nos dice en Jueces: 2: 10: “Y toda aquella generaciòn tambièn fue reunida a sus padres. Y se levantò después de ellos otra generaciòn que no conocìa a Jehovà, ni la obra que èl habìa hecho por Israel.”
Aquì nos predispone Jeremìas a que el pueblo después de Josuè NO CONOCÌA LA LEY; ¿y por què no? ¡Còmo iba el pueblo a conocer la ley si no conocìa a su propio dios y su obra? ¿Y còmo iba a conocer la ley del Deuteronomio si el Deuteronomio no existía?

Los propios escritores bìblicos nos han enseñado en sus escritos que Jehovà es un dios con ciertas limitaciones; no es todopoderoso. Y hay una clara demostración de eso en Jueces 1: 19: “Y Jehovà estaba con Judà, quien arrojò a los de la montaña; MAS NO PUDO arrojar a los que habitaban en los llanos, los cuales tenìan carros herrados.”

Si esa generaciòn posterior a la de Josuè no conocìa a su dios y su obra, ni su ley; ¿què le costaba a Jehovà hacerse conocer y hacer conocer su obra y tambièn “su ley”? Esto lo convierte en un dios limitado, pero esa limitaciòn la justifican los autores bìblicos haciendo que Jehovà arremeta contra el pueblo, que si no le conocìa no le podìa ser fiel; y que si no le conocìa no podìa conocer su obra; tampoco le podìa apreciar; y que si no conocìa a su dios, menos conocìa “su ley”; y ¿còmo poder cumplir con una ley desconocida?

Pero lejos de enseñar estas cosas al pueblo que las desconocìa, lo que hace es arremeter contra “su pueblo” con los consabidos castigos a los que nos tienen acostumbrados los autores bìblicos, convirtiendo asì a su dios, ademàs de ilimitado, en verdugo e injusto.
El mismo Jehovà dice en su ley, tambièn llamada la ley de Moisès, pero que en realidad es la ley de Jeremìas, en Deuteronomio 24: 16: “Los padres no moriràn por los hijos, ni los hijos por sus padres; CADA UNO MORIRÀ POR SU PECADO.”

Ya hemos visto que Jeremìas predispone al lector bìblico a que el libro de la ley no era conocido, para asì “poderlo encontrar” en tiempos del rey Josìas. Pero en su libro 2Reyes 23: 22, Jeremìas dice que luego de “encontrar” el libro de la ley se celebrò la pascua porque: “No habìa sido hecha tal pascua DESDE LOS TIEMPOS EN QUE LOS JUECES GOBERNABAN A ISRAEL, NI EN TODOS LOS TIEMPOS DE LOS REYES DE ISRAEL Y DE LOS REYES DE JUDÀ.”
Para apoyar esta mentira, Jeremìas en su libro 2 Reyes omite que Ezequìas bisabuelo de Josìas, habìa celebrado la pascua durante su reinado.

En 2Crònicas, un libro atribuìdo a Esdras, èste nos relata en el capìtulo 31, la celebración de la pascua durante el reinado de Ezequìas, bisabuelo de Josìas.
En 2Crònicas 30: 3, Esdras dice el motivo por el cual no se habìa celebrado antes la pascua: “Porque entonces no la podìan celebrar por cuanto no habìan suficientes sacerdotes santificados, ni el pueblo se habìa reunido en Jerusalèn.”
Hasta el propio Jehovà intervino directamente por lo que se dice en 2Crònicas 30: 20 al 23: “Y oyò Jehovà a Ezequias, y sanò al pueblo, (a los que no estaban purificados). Se hizo la pascua en Jerusalèn, en el templo, con la purificación de Jehovà. Quedò tan buena la la festividad de la pascua durante los siete dìas, que fue postergada por siete dìas màs.”

Por lo visto, o miente Jeremìas al decir que no hubo pascua antes de Josìas, o miente Esdras al decir que si la hubo.
Si Esdras no es el que miente, esto quiere decir que el pueblo no conocìa el Deuteronomio, pero sì conocìa las ordenanzas o leyes contenidas en Exodo, Levìtico y Nùmeros. Lo extraño es que según estos libros, la pascua era una celebración familiar, pero Ezequìas convocò al pueblo a Jerusalèn para celebrarla en el templo, cosa que sì està indicada en Deuteronomio 16: 5 y 6. ¿A quièn creerle? ¡Ah!, nada como estos santos varones autores bìblicos.

¿Què animò a Jeremìas a cometer este fraude que algunos califican de “piadoso”? Fraude es fraude, y ¿còmo puede ser “piadoso” un fraude en el que involucra a su propio dios?
Bàsicamente lo animò la centralización del culto, y de èste, los sacrificios y “las ofrendas a Jehovà” de las que sacaban la mejor parte los sacerdotes.
Esa es la causa por la que ataca de frente los lugares altos para sacrificios de los cuales escribimos arriba, y los que no contravenìan ninguna ley anterior al Deuteronomio. Al centralizar el culto, se aumentaban los ingresos del templo, y tambièn el de los sacerdotes.
Ya en los tiempos de Josuè, cuando Silò era el centro del culto, se presentò un inconveniente que llevò a Silò a las armas cuando vio peligrar su monopolio del culto que tuvo en su època.

Se ha ventilado sobre el fraude bìblico màs grande cometido, en los comentarios sobre el rey Josìas, porque durante su reinado fue hecho ese gran fraude: “Encontrar” el libro de la ley, o sea, el Deuteronomio de Jeremìas, mas no de Moisès.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Sep 21, 2019 6:05 pm

¿CUAN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 38

1 Y 2REYES DE JEREMÌAS VERSUS 1 Y 2CRÒNICAS DE ESDRAS


Es sorprendente enterarse leyendo la Biblia, de què manera las diferentes castas sacerdotales a travès de sus respectivos sacerdotes escritores trataron de tener provecho econòmico y figurativo utilizando el fraude literario y la pseudo “inspiración divina” para sus propòsitos.
Vamos a tomar un solo ejemplo de los tantos que existen, por aquello de: Para muestra basta un botòn: La Historia del rey Ezequìas.
Hay dos versiones del reinado de Ezequìas en la Biblia. La primera es la de Jeremìas, y figura en su libro 2Reyes. La segunda es la de Esdras, y figura en su libro 2Crònicas. Debemos recordar que tanto Jeremìas, asì como Esdras, fueron sacerdotes. Tambièn fueron levitas pero de tendencias diferentes.

JEREMÌAS……………………………………………….. ESDRAS

Sacerdote…………………………………………………Sacerdote
Levita…………………………………………………….…Levita
Tendencia musita de Silò,.................. ………….Tendencia aarònida
Su rey modelo: David……………………………..….Su rey modelo: Salomòn
Su anti rey: Salomòn………………………………,…Su anti rey: No lo tuvo
El mejor de los ùltimos reyes: Josìas……....….El mejor de los ùltimos reyes: Ezequìas
Motivo de su anti salomonismo: ……………..….Motivo de su preferencia por Salomòn:
La expulsión del levita musita Abiatar…......…Restituyò la preferencia sacerdotal a
de los musitas de Silò del sacerdocio………....los levitas aarònidas.

Estas simpatìas y antipatìas de cada uno de estos “santos varones”, levitas los dos, y sacerdotes los dos, hicieron que “manejaran” la historia de Ezequìas. Jeremìas por su antipatìa hacia Ezequìas, y Esdras por su simpatìa hacia el mismo rey.
Jeremìas en su 2Reyes, dedica los capìtulos 18, 19 y 20, (tres capìtulos), a su reinado. Un total de 95 versìculos.
En su 2Crònicas, Esdras le dedica los capìtulos 29, 30, 31 y 32, (cuatro capìtulos), a su reinado. Un total de 117 versìculos. Ustedes pueden leer directamente en la Biblia los capìtulos citados y darse cuenta de estas dos bien diferentes opiniones acerca de un solo rey: Ezequìas.

Pero allì no terminan las diferencias de opiniones de estos dos “santos varones” sobre un mismo punto.
¿Què dice Jeremìas en su 2Reyes, y Esdras en su 2Crònicas sobre el rey Josìas, considerando que para el primero sus reyes favoritos fueron David y Josìas, y para el segundo Salomòn y Ezequìas? Lo veremos en el pròximo escrito.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1511
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Lun Oct 07, 2019 3:41 am

¿CUAN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 39-1

JOSÌAS SEGÙN JEREMÌAS y JOSÌAS SEGÙN ESDRAS. Primera parte.

JEREMÌAS: 2Reyes 22: 2: “he hizo lo recto ante los ojos de Jehovà, y anduvo en todo el camino de David su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda.”

ESDRAS: 2Crònicas 34: 2: “Este hizo lo recto ante los ojos de Jehovà, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.”

Nota: Aunque los dos dicen lo mismo, para Jeremìas David fue un ejemplo de rey, pero para Esdras el ejemplo de rey fue Salomòn.


JEREMÌAS: Resalta màs el hecho del “hallazgo” de la ley “de Moisès”. Ya hemos dicho que ese libro fue el Deuteronomio que es obra del propio Jeremìas. Tanta importancia le da a este hecho, que hace ver que la reforma religiosa emprendida por Josìas fue una consecuencia del “hallazgo” del libro de la ley.

ESDRAS: Nos dice que Josìas emprendiò las reformas religiosas siendo aùn un muchacho de 12 años. Esto es anterior al “hallazgo” del libro de la ley que sucediò cuando se reparaba el templo, como se dice en 2 Crònicas 34: 8: “A los 18 años de su reinado , DESPUÈS de haber limpiado la tierra y la casa.”

JEREMÌAS: Dice que la reparaciòn del templo se hizo antes que las reformas religiosas de Josìas.

ESDRAS: Dice que la reparaciòn del templo fue hecha después de las reformas religiosas emprendidas por Josìas.

JEREMÌAS: Dice que Josìas enviò a Safàn a decirle al sumo sacerdote Hilcìas o Jilquìas, (padre de Jeremìas), que recogiese el dinero entregado por los guardianes de la puerta del templo, que èstos habìan recogido del pueblo, y lo entregara a los que hacían las obras de reparaciòn del templo.

ESDRAS: Dice que fueron Safàn, Maasìas y Joa. Que fueron estos los que le entregaron el dinero recogido por los levitas que guardaban la puerta, para que Hilcìas lo entregara a los que hacìan las reparaciones del templo.

JEREMÌAS: Dice en su 2Reyes que Hilcìas le dijo a Safàn: “He hallado el libro de la ley en la casa de Jehovà.” Luego Safàn le dice al rey Josìas: “El sacerdote Hilcìas me ha dado un libro. Y lo leyò Safàn delante del rey.”
Al decir el sumo sacerdote: “He hallado el libro de la ley en casa de Jehovà.”, se presta a especular que el libro pudo haber estado en cualquier rincòn del templo en donde pasò siglos “sin ser descubierto”; y que sòlo gracias a los trabajos de reparaciòn se logrò “descubrirlo” en ese rincòn.

ESDRAS: Dice que Hilcìas “hallò” el libro: “Al sacar el dinero, de la casa de Jehovà.”
Es imposible, asì lo deja ver Esdras, que nadie antes, desde los tiempos de Salomòn, no hubiese tenido acceso al dinero de la casa de Jehovà y por lo tanto, no haber visto el libro de la ley desde que Salomòn construyò el templo.
Ademàs, y ya lo hemos comentado antes, el libro, según instrucciones de Moisès, y según Josuè, fue puesto al lado del arca del testimonio, y no era ese cualquier rincòn perdido del templo.

JEREMÌAS: Dice que el rey Josìas mandò a consultar a Jehovà a travès de de una profetiza para que Jehovà confirmara si el libro era efectivamente el libro de la ley. En esta acciòn es que Jeremìas involucra a su dios en el fraude.

ESDRAS: En este punto, Esdras coincide con Jeremìas, pero esto no es de extrañar ya que los dos eran sacerdotes y los dos eran levitas, sòlo que Jeremìas era pro Moisès y Esdras era pro Aaròn, pero como sacerdote le convenìa que se pusiera en vigencia el libro de la ley de Jeremìas, (Deuteronomio), en caso de que los sacerdotes aarònidas volvieran a tomar el control del templo, ahora tenido por los musitas.

JEREMÌAS: Dice que la muerte de Josìas se produjo porque èste fue a guerrear contra el faraón Necao que habìa ido al rìo Eufrates a guerrear contra el rey de Asiria.
Dice Jeremìas que en cuanto el faraón Necao vio a Josìas lo mataron en Meguido.

ESDRAS: Dice que Necao le enviò mensajes a Josìas pidièndole que no interviniera, que èl, (Necao), enviò a decirle: “Dios me ha dicho que me apresure. Deja de oponerte a Dios quien està conmigo, no sea que èl te destruya.”
Tambièn dice: “Y no atendiò las palabras de Necao, que eran de boca de Dios.” Por esa causa los flecheros hirieron a Josìas.

Seguiremos con el tema.

Responder