COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Mié Dic 23, 2015 2:11 pm

A todos los visitantes del foro y especialmente a los que me favorecen con la lectura de mis escritos:

UNA FELIZ FIESTA NAVIDEÑA

Y MEJORES DESEOS POR UN NUEVO AÑO FELIZ

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Dic 27, 2015 10:05 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........16

EL TRIPLETE DEL REGRESO DE JACOB:

Sobre el regreso de Jacob, se narraba en las escrituras de Israel y de Judà. Siglos despuès, tambièn se escribiò algo sobre este regreso en la escrituras del tiempo de Ezequìas, y Esdras tuvo que tomar de las tres escrituras y ponerlas en el Pentateuco.

Aunque posteriores a los del reino de Israel, Esdras hace figurar primero lo que se dice de este regreso,las escrituras de Judà, en Gènesis 31: 3 y 17, donde se narra que:

Jehovà le dice a Jacob que regrese a tierra de sus padres que èl estarà con Jacob.
Entonces se levantò Jacob y subiò sus hijos y sus mujeres sobre los camellos.

Luego incluye lo que dice sobre esto en las escrituras de Israel que estàn en Gènesis 32: 13 al 23, y 33: 1 al 17, donde dice que:
Y durmiò Jacon allì aquella noche, y tomò de lo que le vino a la mano un presente para su hermano Esaù:
Docientas cabras y veinte machos cabrìos, docientas ovejas y veinte carneros.
Treinta camellas paridas con sus crìas, cuarenta vacas y diez novillos, veinte asnas y diez borricos,diciendo a sus siervos que pusieran espacio entre manada y manada.
Al primer siervo que mandò le dijo que si se encontraba con Esaù y le preguntaba a dònde iba y de quien era eso, le contestara que era un regalo para èl que le enviaba su hermano Jacob.
Iguan instrucciòn le diò a los siervos que iban detràs del primero.
Los instruyo para que dijesen lo mismo: Que eran fregalos para Esaù de parte de su harmano Jacob. Quizàs Esaù apasigue su ira con los presentes; despuès vere su rostro y le serè acepto.
Pasaron los presentes y Esaù durmiìo alli aquella noche en su campamento.
Y se levantò y tomò sus dos mujeres, sus dos siervas y sus once hijos, y pasò el vado de Jacob.
Hizo pasar a todos y todo lo que tenìa el arroyo.

Mirò Jacob que venìa Esaù con cuatrocientos hombres y se apresurò a repartir a sus hijos entre Lea, Raquel y sus dos siervas.
Puso delante a las siervas y sus niños, luego a Lea y sus niños y por ùltimo Raquel y a su hijo Josè.
Jacob pasò delante de ellos y se inclinò siete veces hasta llegar a su hermano Esaù.
Esaù corriò donde èl y abrazò a Jacob y le besò y lloraron.
Esaù alzò los ojos y viendo a las mujeres y los niños preguntò que quienes eran. Jacob responde que eran los niños que dios le habìa dado.
Despuès vinieron las siervas y sus niños y se inclinaron.
Luego Lea y sus niños y se inclinaron, y por ùltimo Josè y Raquel y tambièn se inclinaron.ç
Esaù le pregunta a Jacob què se proponìa con ese grupo, (los siervos), que habìa encontrado y Jacob le dice que hallar gracia a los ojos de Esaù.
Esaù le dijo que lo que èl tenìa era suficiente, que guardara lo que era de Jacòb para sì.
Jacob le dice que no, que guarde Esaù lo que èl le da ya que ha visto el rostro de Esaù como si fuera del mismo dios, ya que con tanto favor le habìa recibido.
Jacob insiste a Esaù que reciba los regalos ya que le habìa favorecido dios, y que todo lo que allì estaba era de èl.
Esaù acepta, e invita a Jacob a marchar juntos.
Jacob le dice que va con sus jijos que son tiernos y que ademàs va con ovejas y vacas paridas y no quiere fatigarlos.
Jacob le dice a Esaù que vaya delante de èl, ya que lo seguirà poco a poco, al paso del ganado.
Esaù le dice que le dejarà parte de la gente que viene con èl.
Jacob agradece y Esaù vuelve por su camino hacia Seir.
Jacob marcha hacia Sucot, edificò casa para sì e instalaciones para su ganado. Por tanto, llamò el nombre de aquèl lugar Sucot. (¿?). (¿Fue a Sucot, se instala y llama Sucot a aquel lugar?).

Esdras tambièn tomò de las escrituras de tiempos de Ezaquìas, hechas siglos despuès que las de Israel y Judà,
lo siguiente:
Gènesis 31: 18: ".......y puso en camino todo su ganado, y todo cuanto habìa adquirido, el ganado de su ganancia que habìa obtenido en Padam-aram, para volverse a Isaac su padre en la tierra de Canaàn."

Gènesis 35: 27: "Despuès vino Jacob a Isaac su padre a Mamre, a la ciudad de Arba, que es en Hebròn, donde habitaron Abraham e Isaac."

Estos dos ùltimos versìculos no concuerdan con lo que se decìa en Gènesis 33: 17 de las escrituras del reino de Israel que decìa que despuès de Padam-aran, Jacob volviò y se instalò d¡en Sucot. Pero Esdras incluyò estos dos versìculos incoincidentes en el relato del regreso de Jacob en el Pentateuco.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Ene 10, 2016 9:42 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........17

EL DOBLETE DE LA CONVERSIÒN DE JACOB EN ISRAEL:

Este relato de Esdras en el Pentateuco tiene dos versiones, la original contenida en las escrituras del reino de Israel,
que figuran en Gènesis 32: 25 al 33; y la versiòn hecha siglos despuès en las escrituras de tiempos de Ezequìas, que figuran en Gènesis: 35: 9 al 15.

Escrituras del reino de Israel: Gènesis 32: 24 al 33. Esdras, en su acomodo de esta narraciòn sobre el cambio de nombre de Jacob la ubica durante el encuentro de Jacob con su hermano Esaù.

Jacob se queda solo y luchò con èl un varòn hasta que rayaba el alba.
Y cuando el varòn viò que no podìa con Jacob, tocò el sitio del encaje de su muslo y le descoyuntò el muslo de Jacob.
El varòn le dice que lo deje porque rayaba el alba, y Jacob le responde que no le dejarà si no lo bendice.
El varòn le pregunta cuàl es su nombre y el responde que Jacob. vEntonces el varòn le dijo: No se dirà màs tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios, (¿?), y con los hombres, y has vencido.
Jacòb le pregunta al varòn que no habìa sido un varòn sino dios: Declàrame ahora tu nombre. Y el varòn, (vuelve a ser varòn y no dios ¿?), le dice que para què le pregunta su nombre, y no se lo dice; pero allì le bendijo.
Y llamò Jacob el nombre de aquel lugar Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma,(de nuevo el cambio: Deja de ser varòn para ser dios ¿?).
Y cuando habìa pasado Peniel, saliò el sol y cojeaba de su cadera.
Por eso no comen los hijos de Israel, el tendòn que se contrajo, el cual està en el encaje del muslo, porque tocò a Jacob este sitio del muslo en el tendòn que se contrajo.

Observaciòn al ùltimo versìculo, Gènesis 32. 33:

¿No comen el tendòn de què? ¿De los animales que benefician para alimentarse? ¿Què tiene que ver el tendòn de los animales con el tendòn humano? ¿O es que en esa època acostumbraban a comer humanos?

Observaciòn a Gènesis 32: 28:

El varòn que resultò ser dios ya que èl mismo se vdeclara asì: "...........porque has luchado con Dios y con los hombres y has vencido."

¿Dios es vencido por un hombre? Ademàs de humanoide, tambien vencible?
¿Y ese dios , (que supuestamente todo lo sabe), ¿No sabìa el nombre de Jacob que tuvo que preguntàrselo?
Ademàs, ¿era un dios nocturno que le tenìa miedo al alba? ¡En fin!


Siglos despuès, durante la reforma religiosa durante el reinado de Ezequìas, se hicieron unas escrituras en las que se incluìa este cambio de nombre de Jacob a Israel, que Esdras incluyò en el Pentateuco, ubicàndola en Genèsis: 35: 9 al 15:

Dios le aparece OTRA VEZ a Jacob cuando habìa vuelto de Padam-aram Y LE BENDIJO.
Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamarà màs tu nombre Jacob, sino Israel serà tu nombre, y llamò su nombre Israel.
Tambièn le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente, crece y multiplìcate; una naciòn y conjunto de naciones procederàn de ti, y reyes saldràn de tus lomos.
La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la darè a ti, a tu descendencia despuès de ti darè la tierra.
Y se fue de èl Dios, del lugar en donde habìa hablado con èl.
Y Jacob erigiò una señal en el lugar donde habìa hablado con èl, una señal de piedra, y derramò sobre ella libaciòn, y echò sobre ella aceite.
Y llamò Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios habìa hablado con èl, Bet-el.

Comentarios a esta versiòn del cambio de nombre de Jacob a Israel:

1.- Porquè, siglos despuès de la primera versiòn se escribiò esta otra sobre el mismo asunto?
Seguramente porque la antigua versiòn del reino de Israel dejaba mucho que desear sobre la calidad de la deidad que luchò con Jacob y fue vencido.

2.- En la primera versiòn, el varòn/dios, no sabìa el nombre de Jacob y tiene que preguntàrselo. En esta versiòn. Dios sì sabìa el nombre de Jacob.

3.- En esta versiòn, Dios no comete la humanoide costumbre de contender, y menos con humanos. Sòlo le anuncia el cambio de nombre y listo.

4.- Y ahora Bet-el. En este relato se dice que despuès de que Dios se fue anunciàndole el cambio de nombre, Israel, (ahora), llamò al sitio de ese encuentro Bet-el. Pero resulta que Bet-el ya existìa en tiempois de Abram, segùn:

Gènesis 12: 8, dice que Abram: "Luego se pasò de allì a un monte al oriente de Bet-el, y plantò su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente.........."

Esto està confirmado en Gènesis 13: 3, donde dice que Abram:

"Y volviò por sus jornadas desde el Neguev hacia Bet-el, hasta el lugar donde habìa estado antes su tienda entre Bet-el y Hai."

Pero, para fundar nuevamente Bet-el, se dice que Bet-el no era Bet-el sino Luz, segùn: Gènesis 28:19, donde Jacob:

"Y llamò el nombre de aquel lugar Bet-el, aunque Luz era el nombre de la ciudad primero."

En Gènesis 31: 13, se confirma que ya Bet- el existìa ya que, le dice Dios a Jacob:

"Yo soy el Dios de Bet-el, donde tù ungiste la piedra........."

Tambièn en Gènesis 35: 1, se confirma que ya Bet-el existìa porque dice:

"Dijo Dios a Jacob: Levàntate y sube a Bet-el, y quèdate allì............."

Segùn Gènesis 35: 3, Jacob le dice a su familia:

"Y levantèmonos y subamos a Bet-el; y harè allì un altar..........."

Gènesis 35:6:

2Y llegò Jacob a Luz que està en tierra de Canaàn (esta es Bet-el), èl y todo el pueblo que con èl estaba."

Gènesis 35: 8:

"Entonces muriò Dèbora, ama de Rebeca, y fue sepultada al pie de Bet-el.........."

Todo este testimonio de la existencia anterior de Bet-el, para que en Gènesis 35: 15, se nos diga:

"Y llamò Jacob, el nombre de aquel lugar donde Dios habìa hablado con èl, Bet-el."

¡En fin!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Ene 24, 2016 7:27 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........18

EL DOBLETE SOBRE SIQUEM:

La versiòn màs antigua sobre la llegada de Jacob a Siquem, la de las escrituras del reino de Israel, no es nada espectacular.
Està contenida en Gènèsis 33: 18 al 20:

"Despuès llegò sano y salvo a la ciudad de Siquem, que està en la tierra de Canaàn, cuando venìa de Padam-aram, y acampò delante de la ciudad.
Y comprò una parte del campo donde plantò su tienda, de mano de los hijos de Hamor padre de Siquem, por cien monedas.
Y erigiò allì un altar, y lo llamò El-Elohe-Israel."

La versiòn sobre Siquem contenidas en las escrituras del reino de Judà, posteriores a la anterior, figuran en Gànesis: 34: 1 al 31. Como es una narraciòn muy extensa, vamos a resumirla:

Dina, hija de Jacob y de Lea, saliò a ver a las mujeres de aquella tierra, y Siquem, hijo de el heveo Hamor que era prìncipe de esa tierra, viò a Dina, la tomò, se acostò con ella y la deshonrò.
Resulta que Siquem se enamorò de Dina y hablò con su padre Hamor y le pide que tome a Dina para ser su esposa.

Jacòb se enterò que Siquem habìa tomado a Dina, y mandò a llamar a sus hijos que estaban en el campo. Jacob se dirige donde Hamor el padre de Siquem para hablar con èl.
Mientras tanto llegaron del campo los hijos de Jacob y se enojaron mucho ya que se habìa hecho vileza con Israel con este acto.
Hamor hablò con ellos y les dijo que su hijo Siquem se habìa enamorado de Dina y que les rogaba que se la dieran por mujer. Que emparentaran con ellos y le dieran a sus hijas y que ellos tomaran de sus hijas.
Y habitad con nosotros que la tierra es de ustedes y morad y negociad en ella, y tomar en ella posesiòn.
Siquem tambièn dijo al padre de Dina y a los hermanos de ella: Halle yo gracia ante ustedes, y les darè lo que dijeres.
Aumenten en cargo mìo mucha dote y dones, y yo se los darè; y dadme la joven por mujer.

Pero respondieron los hijos de Jacob a Siquem y a Hamor su padre, con engaños ya que el honor de Dina Habìa sido mancillado.
Los hijos de jacob les dijeron que no podìan darle a su hermana porque ellos era incircuncisos ya que entre ellos eso era abominaciòn.
Que ellos accederìan siempre y cuando se circuncidara todo varòn entre ellos. Asì ellos tomarìan a sus hijas y ellos darìan las suyas y asì habitarìan con los de Siquem y serìan un pueblo.
Pero que si ellos no se circuncidaban tomarìan a Dina y se marcharìan.
Hamor y su hijo Siquem acceden al pedido ya que Dina la hija de Jacob le habìa agradado, y Siquem era el màs distinguido de la casa de Hamor.

Entonces Hamor y Siquem fueron a la puerta de la ciudad y les dijeron a todos los varones que para que los de Jacob se quedaran y vivieran en paz con ellos, tendrìa que circuncidarse todo varòn de Siquem, asì como los de Jacob eran circuncidados.
Que su ganado , sus bienes y todas sus bestias serìan de ellos, sòlo que complacieran la peticiòn para que se quedaran a vivir con ellos.

Los de la ciuad obedecieron a Hamor y a Siquem y circuncidaron a todo varòn que salìa por la puerta de la ciudad.
Pero sucediò que al tercer dìa, cuando los circuncidados sentìan el mayor dolor, dos de los hijos bde Jacob, Simeòn y Levi, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad que estaba desprevenida, y mataron a todo varòn.
Y a Hamor y a Siquem los mataron a filo de espada, tomaron a Dina y se marcharon.

Despuès de la matanza por parte de Simeòn y Levi, el resto de los hijos de Jacob llegaron y saquearon la ciudad porque el honor de su hermana habìa sido mancillado.
Y tomaron sus ovejas y vacas y sus asnos, y lo que habìa en la ciudad y en el campo, y todos sus bienes; y llevaron cautivos a todos sus niños y sus mujeres, y robaron todo lo que habìa en casa.

Entonces dijo Jacob a Simeòn y a Levi; Me habèis turbado por hacerme abominable a los moradores de esta tierra, el cananeo y el ferezeo; y teniendo yo pocos hombres, se juntaràn contra mì y me atacaràn, y serè destruìdo yo en mi casa.
Pero ellos respondieron: ¿habìa èl de tratar a nuestra hermana como una ramera?

Comentarios sobre este relato:

Despuès de leer la versiòn màs antigua, (escrituras del reino de Israel), sobre la llegada y estada de Jacob en Siquem, no entendemos por què se escribiò esta versiòn en las escrituras del reino de Juda.
¿Que trataba de promocionar el sacerdote de Judà que la escribiò?

1.-¿Acaso la circunciciòn como excusa para no hermanar con otros pueblos? Pero los de Siquem accedieron a hacerlo.

2.- ¿El honor mancillado de Dina hija de Jacob? Siquem pide a Dina formalmente como esposa, lo que lavà la mancila, como pretexto para acabar con Siquem.

3.- ¿Explicar la causa del odio que sentìan otros pueblos a los "elegidos de Jehovà", como lo dice Jacob en Gènesis: 34: 30?

4.- Cualquier motivo que haya animado al escritor, deja muy mal parado a Jacob y sus descendientes con esta narraciòn, porque:

a) Queda Jacob y su familia como engañadores, lo que no es nada raro en este varòn, y siendo padre, de que sus hijos hubiesen sido de lamisma baja calidad humana de Jacob.

b) Baja calidad humana que se manifiesta en el asesinato, robo y cautiverio de los niños y las mujeres de Siquem con el pretexto de un honor mancillado. ¿De què honor habla esa familia que descendìa de Jacob, un hombre en el que el honor andaba de paseo?

c) Tambièn queda el escritor como fantasioso ya que sòlo dos hijos de Jacob acabaron con todos los varones de Siquem, cosa que no se la cree ni el mismo escritor.

d) Por ùltimo, un hecho bien divorciado de la historia ya que los hechos descritos se desarrollan aproximadamente en el año 1.898 AC.

En el año 1.839, el faraòn egipcio Sesostris III combatiò contra el pueblo de Siquem, eso fue 49 años despuès de que en Siquèm habìa muerto todo varòn en manos de DOS HIJOS DE JACOB: Simeòn y Levi, y despuès saqueada y robada toda la ciudad y su campo, y los niños y las mujeres fueron llevados cautivos.
¿Sòlo despuès de 49 años, Siquem combate contra el faraòn Sesostris III?

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Feb 07, 2016 8:45 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........19

EL DOBLETE DE LA DESCENDENCIA DE ESAÙ:

Todo el capìtulo 36 del Gènesis corresponde a los que en algunas Biblias titulan: LAS GENERACIONES DE ESAÙ, (EDOM), y otras titulan como: DESCENDENCIA DE ESAÙ.

La realidad que este capìtulo contiene dos escrituras que Esdras puso una a continuaciòn de otra pero no respetando la antiguedad de las mismas.

Parte del mencionado capìtulo 36, corresponde a las escrituras del reino de Judà, y parte a las escrituras de la reforma religiosa del reinado de Ezequìas.

Esdras, abriò el capìtulo no con la màs antigua, (reino de Judà), sino con la de tiemos de Ezequìas que son de siglos despuès.

Gènesis 36: 1 al 30, corresponden a las escrituras de tiempos de Ezequìas.

Gènesis 36: 31 al 43, son los originales que corresponden a las escrituras del reino de Judà.

Quizàs Esdras, tuvo esa preferencia al seleccionar la primera parte, (escrituras del tiempo de Ezequìas), porque la versiòn de las escrituras del reino de Judà, no eran en realidad una descendencia de Esaù sino una relaciòn de los reyes que existieron en Edom, (Esaù), que tuvo reyes antes de que los tuviera Israel.

Y quizàs tambièn por esto, fue escrita la verdadera descendencia de Esaò en las escrituras de tiempos de Ezequìas, y que està con tenida en Gènesis: 1 al 30.

No vamos a trascribir este capìtulo del duplete de narraciones en una sola ya que es sumemente tediosa. Por eso se cita en dònde estàn para que el letor verifique.

Como se ve, Moisès nada tuvo que ver con esto tampoco, ya que las dos escrituras mencionadas arriba son de tiempos posteriores a èl.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Feb 21, 2016 10:45 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........20

EL DOBLETE SOBRE EL CASO DE JOSÈ Y SUS HERMANOS:

Son dos escrituras las que narran sobre este suceso: Las del reino de Israel y las del reino de Judà. Esdras cometiò una pifia uniendo las dos versiones en un sòlo capìtulo ya que esa uniòn, dejò la narraciòn bien confusa, que una vez aquì se indique la separaciòn de las dos, leerlas por separado tendràn màs sentido.

La versiòn màs antigua, (reino de Israel), figura en Gènesis 37; 3, (primera parte), y 4; 12 al 18, 21 y 22; 24, 25, (primera parte) y 28, (primera parte), y 29 al 36. Resumimos:

Y amaba Israel, (Jacob), a Josè màs que a todos sus hijos, y viendo sus hermanos que su padre lo amaba màs que a todos ellos, aborrecìan a Josè y no podìan hablarle pacìficamente.

Los hermanos de Josè fueron a apacentar las ovejas en Siquem, y dijo Israel a Josè: Tus hermanos apacientan las ovejas en Siquem, ven y te enviarè a ellos. Josè responde que accede.
Israel le dijo que fuera a ver còmo estaban sus hermanos, y còmo estaban las ovejas y que le trajera respuesta. Israel envìa a Josè al valle de Hebròn, y llegò a Siquem.

Un hombre que andaba por el campo, encuentra a josè y le pregunta què buscaba. Josè le dice que busca a sus hermanos, y que le rogaba le dijera dònde estaban apacentando.
El hombre le dice que ya se habìan ido y que les habìa oìdo decir que iban a Dotàn. Josè se encamina hacia Dotàn y halla a sus hermanos.
Cuando ellos le vieron de lejos, antes de que llegara cerca de ellos, conspiraron para matar a Josè.

Cuando Rubèn oyò sobre eso, no quiso y les dijo: No lo matemos. no derramèis su sangre; echadlo en esta cisterna que està en el desierto, y no ponerle las manos encima.

Y le tomaron y le echaron en la cisterna que estaba vacìa porque no tenìa agua. Despuès de esto, se sentaron a comer.
Y cuando pasaban los mercaderes madianitas, sacaron a Josè de la cisterna y le vendieron. Y los madianitas le vendieron en Egipto a Potifar, oficial de Faraòn, capitàn de la guardia.

Despuès Rubèn volviò a la cisterna y al no encontrar a Josè rasgò sus vestidos. Rubèn regresò donde sus hermanos
y les dijo que Josè no aparecìa. Entonces tomaron la tùnica de Josè y la empaparon con la sangre de un cabrito que degollaron. LLavaron la tùnica a su padre que la habìan hallado que si era de Josè o no.
Israel reconoce la tùnica y dice que alguna fiera debiò devorarlo. Entonces el padre rasgò sus vestidos, puso cilicio sobre sus hombros y guardò luto por Josè durante varios dìas.
Y todos su hijos y sus hijas vinieron a consolarlo. Jacob dijo que no querìa consuelo que descenderìa enlutado hasta el Seol, y llorò por Josè.


Esta es la versiòn de las escrituras del reino de Israel, sobre Josè y sus hermanos.

La versòn de las escrituras del reinoi de Judà està en Gènesis 37: 2, (segunda parte), 3, (segunda parte); 5 al 11; 19 y 20; 23; 25, (segunda parte) al 27; 28, (segunda parte); y 31 al 35.
Leamos lo que se cuenta en esta versiòn:

Josè, teniendo la edad de 17 años, estaba apacentando las ovejas con sus hermanos hijos de la sierva Bilha, y con los hijos de la sierva Zilpa, y informaba a su padre sobre la mala conducta de ellos. Y su padre le hizo una tùnica de colores.

Josè tuvo un sueño y se lo contò a sus hermanos, y por esto, màs le aborrecìan. El sueño era que ellos estaban en medio del campo haciendo manojos, y que su manojo se mantenìa erguido y que los manojos de ellos, alrededor del suyo, se inclinaban ante el de Josè.
Le preguntaron sus hermanos que si èl reinarìa o señorearìa sobre ellos, y le aborrecìan aùn màs por sus sueños y sus palabras.
Josè tuvo otro sueño y lo contò a sus hermanos. Que el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante èl. Tambièn contò el sueño a su padre que dijo: ¿Què sueño es ese? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos ante ti?
Y sus hermanos le envidiaban mientras su padre meditaba sobre eso.
Y se dijeron entre ellos. He aquì viene el soñador. Ahora, pues, vamos a matarle y lo echamos en una cisterna y diremos: Alguna mala bestia lo devorò, y asì se acabaràn sus sueños.

Cuando Josè se acercò a ellos, le quitaron la tùnica de colores que cargaba puesta. Y miraron que venìa un grupo de ismaelitas que venìa de Galaad, y en sus camellos una carga de aromas, bàlsamo y mirra que llevaban a comerciar a Egipto.Dijeron, vamos a verderle a los ismaelitas, y no le matemos porque es nuestro hermano, nuestra propia carne. Sus hermanos aceptaron lo planteado.

Sacron a Josè de la cisterna y le vendieron a los ismaelitas por 20 piezas de oro. Y los ismaelitas llevaron a Josè a Egipto.



Comentarios a estos relatos:

En una de las versiones, el motivo para odiar a Josè, era que ademàs de ser el màs querido de su padre, Josè le llevaba noticias del mal comportamiento de ellos.

En la otra versiòn, le odiaban por los sueños de Josè en los que sus hermanos presumìan que èl se consideraba superior a ellos.

En una de las versiones, Josè es vendido a unos caravaneros ismaelitas.

En la otra versiòn, es vendido a los caravaneros madianitas.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Mar 06, 2016 9:34 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........21


EL DUPLETE DE LOS HIJOS DE JACOB EN EGIPTO:

Sobre este tema, tambièn encontrò Esdras dos versiones: La de las escrituras del reino de Israel, y la de las escrituras del reino de Judà.
Uniò las dos versiones para formar una sola que figuran en Gènesis: Capìtulos 42, 43, 44 y 45.

Como èl empezò con la narraciòn de Judà, vamos a separa las dos versiones y empezar con la de Judà, y como es larga, la resumirè:

Gànesis: 42: 1 al 4 y 8 al 20, 26 al 34 y 38; Gènesis: 43: 1 al 13, y 15 al 34, Gènesis: 44: 1 al 34; Gènesis: 45: 1 y 2 y 4 al 28:

Gènesis: 42: 1 al 4:
Viendo Jacob que en Egipto habìa alimentos, conmina a sus hijos a que vayan a Egipto para que compren alimentos y no tener que morir.
Marcharon los diez hermanos a comprar trigo a Egipto, Pero Jacob no enviò a Benjamìn con ellos por temor que le sucediera algo malo.

Gènesis: 42: 8 al 20:
Josè, al llegar ellos a Egipto, y verlos, reconociò a sus hermanos, pero ellos no le reconocieron.
Entonces se acordò Josè de los sueños que habìa tenido sobre ellos, y les dijo que eran espìas, que habìan ido a Egipto para ver las cosas del paìs.
Ellos le respondieron que no, sino que ellos habìan ido a comprar alimentos. Que ellos eran hijos de un varòn, que eran honrados y que nunca habìan sido espìas.
Josè les insistiò sobre lo que èl habìa dicho de ellos, y le respondieron que ellos eran 12 hermanos hijos de un varon de Canaàn, que el menor se habìa quedado con su padre y habìa otro que desapareciò.
Josè vuelve a decirles que èl creìa que eran espìas, y les dijo que los probarìa y que no saldrìan del paìs hasta que el hermano menor viniese a Egipto.
Les dijo que enviaran a uno de ellos a traer a su hermano y que mientras tanto quedaban presos, que era la manera de probar de que ellos no eran espìas. Entonces los encarcelò durante tres dìas.
Al tercer dìa les dijo Josè que quedarìa preso uno de ellos y el resto podrìa llevar los alimentos para saciar el hambre de casa de ellos.
Que trajeran a su hermano menor, y esa serìa una manera de justificar sus palabras y que asì no morirìan. Ellos aceptaron.

Gènesis: 42: 26 al 34 y 38:
Y ellos pusieron el trigo sobre sus asnos y se marcharon.
Uno de ellos que abriò un saco para dar de comer a su asno, viò que su dinero estaba en la boca del costal. Dijo a sus hermanos que su dinero habìa sido devuelto. Ellos se sobresaltaron y creyeron que eso lo habìa hecho Dios.
Al llegar a casa de Jacob en Canaàn, le narraron todo lo que les habìa acontecido y que aquel varòn les habìa hablado àsperamente y que los habìa tratado como espìas.
Despuès de enterar a Jacob de lo que habìa sucedido palabra por palabra, vaciaron los sacos y se dieron cuenta que en el saco de cada uno estaba su dinero y viendo eso ellos y su padre Jacob, se atemorizaron.
Entonces Jacob les dijo que ellos le habìan privado de sus hijos, que Josè no aparecìa, y tampoco Simeòn, y que aùn tenìan que llevarse a Bemjamìn. Que todo eso estaba contra èl.
Y les dijo que Benjamìn no irìa a Egipto con ellos ya que el hermano de Benjamìn habìa muerto y Benjamìn habìa quedado solo, que si algo pudiera sucederle en el camino a Egipto, eso harìa descender sus canas al Seol.

Gènesis: 43: 1 al 13:
El hambre era grande en la tierra, y aconteciò que cuando consumieron todo el trigo que habìan traìdo de Egipto, Jacob les dijo que volvieran allà y compraran alimentos.
Judà le dijo que recordara que aquèl varòn en Egipto les habìa dicho que no volvieran si no llevaban con ellos a su hermano Benjamìn.
Que si Jacob permitìa que llevaran a su hermano, entonces volverìan a Egipto por alimentos, pero que si no lo permitìa, entonces ellos no volverìan allà.
Preguntò Jacob que por què le habìan hecho ese mal en declarar que tenìan otro hermano. Le contestaron que aquel varòn habìa preguntado expresamente por ellos y por la familia, dicièndoles que si vivìa aùn la familia de ellos y expresamente si aùn vivìa su padre y que si tenìan otro hermano. Que le respondieron francamente y nunca sospechaban que èl les iba a decir que trajeran a su hermano.
Judà le dijo a su padre que enviara a Benjamìn con èl y se irìan para Egipto a buscar alimentos para que no murieran en la familia. Que èl le respondìa por Benjamìn, que sòlo èl le rendirìa cuentas, que si no regresaba con èl ante su padre, que èl serìa el culpable, que si no hubiesen perdido el tiempo, ya habrìan regresado dos veces de Egipto.
El padre les responde que si asì tiene que ser que tomaran lo mejor de la tierra en sus sacos y le llevaran regalos al varòn de Egipto: Bàlsamo, un poco de miel, aromas, mirra, nueces y almendras.
Que llevaran doble cantidad de dinero y que pusieran el dinero que encontraron en las bolsas de los costales, ya que pudo haber sido una equivocaciòn.
Que tomaran tambièn a su hermano Benjamìn, marcharan hasta aquel varòn.

Gènesis: 43: 15 al 34:
Entonces ellos, tomaron los presentes para el varòn en Egipto, tambièn la doble cantidad de dinero y a Benjamìn y marcharon a Egipto, y se presentaron delante de Josè.
Y viò a Josè a Benjamìn entre ellos y le dijo a su mayordomo que los llevara a su casa y que preparara una res ya que ellos comerìan con Josè al mediodìa. Asì lo hizo el mayordomo.
Cuando ellos fueron llevados a casa de Josè tuvieron miedo porque creìan que era por el dinero que encontraron en sus costales el regreso del viaje anterior, que seguramente era una trampa para atacarlos, tomarlos por siervos y robarles sus asnos.
En la entrada de la casa de Josè, le dijeron al mayordomo que la verdad era que sòlo habìan ido a Egipto a comprar alimentos. Que cuando regresaron, fue en el mesòn que se dieron cuenta que el dinero estaba en las bolsas de sus costales y que habìan ido a regresarlo.
Que ademàs de eso, tambièn habìan traìdo màs dinero para los alimentos que venìan a comprar. Que no sabìan quien habìa puesto en el viaje anterior el dinero en sus costales.
El mayordomo les respondiò que no temieran que era el Dios de ellos y el Dios de Jacob que les habìa puesto el dinero en los costales, que èl ya habìa recibido el dinero devuelto y sacò a Simeòn y lo puso junto a ellos.
Entraron a casa de Josè y el mayordomo les diò agua para que lavaran sus pies, y diò de comer a los asnos de ellos.
Y ellos prepararon el presente para cuando llegara Josè ya que se enteraron que allì comerìan.
LLegò Josè a casa y ellos le entregaron el presente y se inclinaron ante èl hasta tocar tierra.
Josè les saludò y les preguntò por el padre y que si vivìa aùn y que si lo pasaba bien. Le respondieron que bien y se inclinaron ante èl nuevamente.
Josè mirò a Benjamìn, su hermano en la misma madre, preguntò si ese era el hermano menor de ellos de quien ellos le habìan hablado, y le dijo Josè a Benjamìn: Dios tenga misericordia de ti hijo mìo.
Conmovido Josè por haber visto a Benjamìn se apresurò a entrar en su càmara para llorar.
Se lavò el rostro y contenièndose dijo que pusieran el pan. Comieron separadamente Josè, los hijos de Jacob y los egipcios que allì comìan. Ellos se sentaron frente a èl, acomodados por sus edades, y atònitos, se miraban entre ellos.
Y Josè les sirviò viandas, pero a Benjamìn le puso cinco veces màs que a ellos, y asì bebieron y se alegraron con èl.

Continuaremos con la versiòn de las escrituras del reino de Judà ya que no se ha completado..........

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Mar 20, 2016 9:28 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........22

Continuamos con la versiòn de las escrituras del reino de Judà sobre LOS HIJOS DE JACOBO EN EGIPTO:

Gènesis: 44: 1 al 34: Continùa la versiòn del reino de Judà que Esdras tomò todo el capìtulo 44 para continuar con ella:
Josè le dijo al mayordomo de su casa que llenara de alimento los costales de esos hombres, todo lo que pudieran llevar, y que pusiera el dinero que habìan llevado en las bocas de sus costales. Tambièn que pusiera su copa de plata en la boca del costal de Benjamìn con el dinero de su trigo, y asì lo hizo el mayordomo.
En la mañana siguiente, los hermanos fueron despedidos en su viaje de regreso.
Una vez que salieron de la ciudad, y no lejos todavìa, Josè le dijo a su mayordomo: Levàntate y siguelos, y cuando los alcances les dices que por què habìan devuelto mal por bien. Que por què habìan robado la copa de plata. Que esa era la copa en que bebìa Josè y la que usaba para adivinar, que habìan hecho mal.
Cuando fueron alcanzados, ellos respondieron que por què hacìa esa acusaciòn ya que ellos no eran capaces de tal acciòn. Que el dinero que habìan hallado en sus costales en el viaje anterior, lo habìan regresado, que no tenìan por què hurtar de casa de su señor ni oro ni plata.
Siguieron diciendo: Aquèl de nosotros a quien le encuentres la copa, que muera, y el resto seremos tus esclavos.
El mayordomo dijo que aquel a quien se le hallare la copa serà su esclavo y el resto de ellos inocentes.
Tumbaron los costales al suelo y cada cual abriò el suyo. Empezaron de mayor a menor y la copa fue hallada en el costal de Benjamìn.
Ellos rasgaron sus vestiduras, cargaron nuevamente los asnos y volvieron a Egipto.
Llegò Judà con sus hermanos a casa de Josè y se postraron delante de èl a tierra. Josè les reclama esta mala acciòn que ellos deberìan saber que un hombre como èl sabìa adivinar.
Le dijo Judà que no tenìan palabras ni acciones con què justificar esa maldad de ellos, y se declararon todos sus esclavos, incluso en quièn fue hallada la copa.
Josè les dijo que èl nunca harìa tal cosa, que sòlo serìa su esclavo el que tuvo la copa, que el resto podìa volver a casa de su padre.
Judà le dice a Josè que le permita decirle algo al oìdo y que no se fuera a enojar porque Josè era como el Faraòn para ellos.
Le dijo que Benjamìn era amado por su padre y que lo habìa tenido en su vejez en la misma mujer del otro que habìa desaparecido. Tù dijiste que lo trajèramos para tù verlo. Te dijimos que el joven no podìa dejar a su padre porque entonces el padre de ellos morirìa. Tù insististe en que lo trajèramos y asì se lo hicimos saber a nuestro padre y èl accediò a que vinièramos a buscar màs alimentos y trajèramos a Benjamìn.
Que Jacob les habìa dicho que ellos sabìan que dos hijos le dio su mujer, que el uno habìa desaparecido y que si a èste le sucedìa algo èl morirìa.
Sucederà que si nuestro padre no ve al joven, morirà. Entonces yo serè el culpable. Te ruego que me dejes a mì y que el joven regrese a casa de mi padre junto con sus hermanos. Yo no podrè volver sin el joven y ver la malo que pueda sucederle a mi padre.

Gènesis 45: 1 y 2:
Josè ya no pudo soportar y mandòa salir a todos para que no vieran como se consternaba al darse a conocer a sus hermanos. Esto le causò gran llanto.

Gènesis 45: 4 al 28:
Dijo Josè a sus hermanos que se acercaran, que èl era Josè su hermano a quien vendieron a los mercaderes que venìan a Egipto.
Que no se entristecieran por esa mala acciòn ya que por causa de ella habìa sido preservaciòn de vida para ellos.
Que era Dios que le habìa enviado a Egipto y le habìa puesto por padre del Faraòn, señor de toda su casa y gobernador de todo Egipto.
Le dice que vayan a casa de Jacob y les digan que venga donde èl, que no se detenga. Que habitarà en tierra de Gosèn con toda su parentela y sus pertenencias.
Que enteren a su padre Jacob de toda su gloria en Egipto y que vuelvan a su tierra y traigan a su padre con èl.
El Faraòn oyò la noticia de que Josè habìa encontrado a sus hermanos y se alegrò por ello.
Josè les dice a sus hermanos que vayan pero regresen a èl ya que les espera la abundancia en Egipto.
Asì lo hicieron, y con el consentimiento del Faraòn les dieron carros y alimentos para el regreso a Canaàn. Josè les diò vestidos y piezas de plata. Los despidiò con la recomendaciòn de que no riñeran en el camino.
Llegaron donde Jacob y lo enteraron de que Josè vivìa y de todo lo acontecido.
Entonces dijo Jacob: Josè mi hijo vive todavìa; irè y le verè antes de que yo muera.

Comentarios a esta narraciòn en las escrituras de Judà:

Relato que no se ajusta a la realidad històrica. Decir cosas como: Que Josè era como el padre del Faraòn. De que èl era señor de toda la casa del Faraòn y gobernador de todo Egipto, no està justificado en la historia egipcia.

En el pròximo escrito expondremos la versiòn sobre este mismo hecho: LOS HIJOS DE JACOB EN EGIPTO, en las escrituras del reino de Israel, que fue unida junto con la que hemos visto, en un solo relato por Esdras.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Abr 10, 2016 12:24 pm

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........23

LOS HIJOS DE JACOB EN EGIPTO: Versìòn de las escrituras del reino de Israel:

Gènesis 42: 5 al 7:
Vinieron los hijos de Jacob a comprar entre todos los que venìan a hacerlo ya que habìa hambre en la tierra de Canaàn.
Y Josè era el señor de la tierra, el que le vendìa a todo el pueblo de la tierra; y llegaron los hermanos de Josè ante èl , y se inclinaron rostro en tierra.
Josè, cuando viò a sus hermanos les conociò, pero hizo como si no los conociera, y les hablò àsperamente diciendo: ¿De dònde habèis venido? Y ellos respondieron: De la tierra de Canaàn para comprar alimentos.

Gènesis: 42: 21 al 25:
Y se decìan entre ellos, que habìan hecho mal contra su hermanos Josè, que no hicieron caso a su angustia cuando les rogaba, por eso ahora la angustia que los embargaba a ellos.
Entonces Rubèn les recordò que èl les habìa dicho que no pecaran contra Josè y no le habìan hecho caso. Que tambièn en Egipto la sangre de Josè les acusaba.
Pero ellos ignoraban que Josè les entendìa todo lo que murmuraban entre ellos.
Se apartò Josè de ellos y llorò, y despuès volviò donde ellos, le hablò y tomò a Simeòn y lo aprisionò delante de ellos.
Despuès mandò a que llenasen sus sacos de trigo, y les devolvieran el dinero ponièndolo en el saco de cada uno y que les dieran alimento para el camino, y asì se hizo.

Gènesis: 42: 35 al 37:
Y aconteciò que vaciaron ellos sus sacos, y encontraron en el saco de cada uno, un atado con su dinero. Viendo ellos y su padre los atados con dinero, se atemorizaron.
Entonces Jacob les dijo: Me habèis privado de mis hijos; Josè no aparece, Simeòn tampoco, y a Benjamìn le llevarèis. Todas estas cosas estàn en mi contra.
Rubèn le dijo a Jacob: Puedes hacer morir a mis dos hijos si acaso no te devuelvo a Benjamìn. Serà mi responsabilidad devolvèrtelo.

Gènesis: 43: 14:
Y el Dios omnipotente os dè misericordia delante de aquè varòn, y sulte al otro vuestro hemano, a a este Benjamìn.
Y si he de ser privado de mis hijòs, sèalo.

Gènesis: 45: 3:
Y dijo Josè a sus hermanos: Yo soy Josè; ¿vive aùn mi padre? Y sus hermanos no pudiron responderle ya que estaban turbados delante de Josè.

Comentario sobre este relato:

Aunque bastante, pero bastante escueto comparàndolo con la versiòn de las escrituras del reino de Judà, no preguntamos si Esdras no le metiò la tijera a este relato para poder unirlo al primero y asì no causar tanta confusiòn al leerlo, (sin resultado, claro), para que asì prevaleciera el dramòn expuesto en el relato de Judà. ¿Serìa?

Sòlo coincide este relato con el anterior:
1.- En la bùsqueda de alimentos en Egipto.
2.- En el reconocimiento de Josè a sus hermanos, pero ellos no a Josè.
3.- En la devoluciòn del importe de la compra en los sacos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Abr 24, 2016 9:26 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........24

EL TRIPLETE DE JACOB EN EGIPTO:

Cuando Esdras decidiò escribir este suceso en el Pentateuco, se encontrò con tres versiones sobre el asunto:
1.- La versiòn en las escrituras del reino de Israel,
2.- La versiòn en las escrituras del reino de Judà y
3.- La versiòn en las escrituras de la reforma religiosa del reino de Ezequìas.

Al decidir unir las tres versiones en una sola, respetò esta vez la antiguedad de las mismas, e incluyò estas tres versiones en una, en Gànesis capìtulos del 46 al 50, y tuvo que ser asì, ya que cada versiòn era larga.
Entonces separemos las versiones para leerlas en orden de antiguedad:

Versiòn de las escrituras del reino de Israel. Gènesis 46: 1 al 5, (primera parte); 48: 1 y 2 y 8 al 22 y 50: 23 al 26:

Gènesis 46: 1 al 5, (primera parte):
Saliò Jacob de todas lo que tenìa y vino a Beerseba y ofreciò sacrificios a su Dios. Tuvo una visiòn de Dios que le llamaba y èl contestò: Heme aquì.
Yo soy el Dios de tu padre; no temas ir a Egipto porque allì, yo harè de ti una gran naciòn.
Yo irè contigo a Egipto y yo tambièn te harè volver; y la mano de Josè cerrarà tus ojos.
Y se levàntò Jacob de Beerseba.

Gènesis 48: 8 al 22:
Y viò Jacob a los hijos de Josè y preguntò que quienes eran, y Josè respondiò a su padre: Son mis hijos que Dios me dio aquì, y Jacob le dijo que los acercara para bendecirlos.
Jacob estaba tan mal que apenas podìa ver, asi es que los acercaron y los abrazò y besò.
Le dijo a Josè: Ya no pensaba ver to rostro y Dios me ha hecho ver a tu descendencia. Josè sacò a los hijos de entre sus rodillas y se inclinò a tierra. Y tomò Josè a los dos y puso Josè a Efraìn su derecha y a Manasès a su izquierda y los acercò a Jacob.
Èste extendiò su mano derecha sobre Efraìn que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasès, y lo hizo a propòsito ya que sabìa que Manasès era el primogènito.
Bendiciendo a Josè, dijo: el Dios de mis padres Abraham e Isaac, el Dios que me ha conservado como soy hasta este dìa, el àngel que me libera de todo mal bendiga a estos jòvenes, y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplìquense en gran manera en medio de la tierra.
Viendo Josè que su padre ponìa la mano derecha sobre la cabeza de Efraìn, le causò disgusto y asiò la mano de su padre para cabiar la mano derecha de la cabeza de Efraìn a la de Manasès.
Le dijo Josè que Manasès era el primogènito y que cambiara su mano derecha a su cabeza. Pero èl no quiso y dijo: Lo sè, tambièn èl vendrà a ser un pueblo y serà engrandecido, pero su hermano menor serà màs grande que èl, y su descendencia formarà multitud de naciones.
Y los bendijo aquèl dìa diciendo: Hàgate Dios como Efraìn y como a Manasès, y puso a Efraìn antes que a Manasès.
Tambièn le dijo a Josè: Yo muero pero Dios estarà con vosotros y os harà volver a la tierra de vuestros padres.
Y yo te he dado a ti una parte màs que a tus hermanos, la cual tomè yo con mi espada y con mi arco de los amorreos.

Hasta aquì la versiòn de las escrituras del reino de Israel.

Continuaremos con la versiòn de las escrituras del reino de Judà.

Fantomas
Mensajes: 5
Registrado: Lun Abr 25, 2016 7:05 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Fantomas » Mar Abr 26, 2016 8:28 pm

No hay dobletes. Las repeticiones posteriores son simplemente resúmenes. :roll:

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Lun May 09, 2016 1:29 pm

Mis disculpas a todos los que me favorecen con su lectura por no haber podiso subir el escrito sobre el tema que acostumbro cada dos semanas debido a un desperfecto en mi computador. En cuanto solucione el problema, volverè al foro.

Gracias, y nuevamente.......mis disculpas.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Ago 07, 2016 9:13 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........25

JACOB EN EGIPTO: Versiòn de las escrituras del reino de Judà que se encuentran en Gènesis 46: 5, (segunda parte):
28 al 34; Capìtulo 47: 1 al 27, (primera parte); 29 al 31; capìtulo 49: 1 al 27; capìtulo 50: 1 al 11; 14 al 22:

Gènesis 46: 5, (parte inferior):
Y tomaron los hijos de Jacob a su padre, y a sus niños, y a sus mujeres en los carros que el Faraòn habìa enviado para llevarlos a Egipto.

Gènesis 46: 28 al 34:
Enviò Jacob delante de èl a Judà para que le dijera a Josè que lo visitaran en Gosèn, y a Gosèn llegaron.
Ante esta noticia, Josè arreglò su carro y fue a Gosèn a encontrase con su padre. Al verse se abrazaron y lloraron largamente.
Jacob le dice a Josè que ahora ya puede morir porque ha visto a Josè y sabìa que vivìa.
Josè les dijo a sus hermanos y familiares que irìa a casa del Faraòn para hacerle saber que toda su familia que habìa estado en Canaàn, ya estaba en Egipto.
Le harìa saber tambièn que ellos eran pastores de ovejas porque eran ganaderos, y que habìan traìdo sus ovejas y sus vacas, y todo lo que tenìan.
Tambièn les dijo que cuando el Faraòn los llamase y les preguntara por su oficio, le contestaran que eran hombres de ganaderìa toda su vida, tanto ellos como sus padres, para que el Faraòn permitiera que vivieran en Gosèn porque
para los egipcios era abominaciòn todo pastor de ovejas.

Gènesis 47: 1 al 27,(primera parte):
Josè fue donde el Faraòn y le hizo saber que su padre y sus hermanos, sus ovejas y sus vacas, y todo lo que tenìan habìan llegado a Gosèn.
Tomò a cinco de los menores de sus hermanos y los presentò ante el Faraòn.
Cuando el Faraòn les preguntò cuàl era su oficio, ellos respondieron que pastores de ovejas como sus padres.
Le dijeron que habìan venido porque en su tierra no habìa pasto para sus ovejas, porque en Canaàn el hambre era grande y que le rogaban les permitiera habitar en la tierra de Gosèn.
El Faraòn le dijo a Josè que su familia podìa quedarse en Gosèn y que si entre ellos habìan hombres capaces que los pusiera como mayorales del ganado del Faraòn.
Josè tambièn presento a Jacob al Faraòn y Jacob bendijo al Faraòn.
El Faraòn le preguntò a Jacob que cuàl era su edad.
Jacob le contesta que 130 años pero que no eran màs que los a los que habìan llegado sus padres.
Jacob bendice nuevamente al Faraòn y saliò de su presencia.
Asì Josè hizo habitar a su padre y a sus hermanos y les dio posesiòn de la mejor tierra de Egipto, en Ramesès, (Gosèn), como habìa mandado el faraòn.
Y alimentaba Josè a su padre y a todos los de la casa de su padre con pan.
No habìa pan en toda la tierra y el hambre era grave en toda la tierra por lo que desfalleciò de hambre la tierra de Egipto y la tierra de Canaàn.
Recogiò Josè todo el dinero que habìa en Egipto y en Canaàn por los alimentos que le compraban y guardaba Josè el dinero en casa del Faraòn.
Cuando se terminò todo el dinero de Egipto y de Canaàn, vino todo el pueblo a Josè, y le dijeron que les dieran pan ya que no tenìan que morir por haberse acabado el dinero.
Trajeron a Josè sus ganados y èste les dio alimento a cambio de sus ganados; y les dio pan en aquel año.
Cuando finalizò ese año, vinieron nuevamente donde Josè, que ellos sabìan que no habìa dinero pero que ya sus ganados eran de Josè y que nada tenìan ya sino sus cuerpo y sus tierras.
Le dijeron que por què tenìan que morir tanto ellos como sus tierras. Que los compara Josè a ellos como a sus tierras a cambio de pan y que ellos y sus tierras serìan siervos del Faraòn pero que les dieran semillas para que ellos vivieran y la tierra no fuera asolada.
Entonces Josè comprò toda la tierra de Egipto para el Faraòn, ya que los egipcios por el hambre agravada vendieron sus tierras que pasaron a ser propiedad del Faraòn.
Y al pueblo los ubicò en todas las ciudades de Egipto.
Solamente no fue comprada la tierra de los sacerdotes ya que èstos comìan por la raciòn asignada por el Faraòn.
Y Josè le dijo al pueblo que los habìa comprado a ellos y a sus tierras para el Faraòn, y les diò semillas para que las sembraran.
Que de lo producido por la tierra, tenìan que darle la quinta parte al Faraòn, y que lo restante para volver a sembrar la tierra y para el mantenimiento de ellos, de los que moraban en sus casas y para comida de los niños.
Ellos respondieron que serìan siervos del Faraòn.
Entonces Josè lo puso como ley sobre Egipto que la quinta parte serìa del Faraòn con excepciòn de las tierras de los sacerdotes ya que pertenecìan a ellos y no al Faraòn.
Asì habitò Israel, (Jacob), en la tierra de Egipto, en la tierra de Gosèn, y tomaron posesiòn de ella.

Seguiremos con la versiòn de JACOB EN EGIPTO de las escrituras de la reforma religiosa en tiempos de Ezequìas.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Ago 21, 2016 11:13 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........26

JACOB EN EGIPTO:

Tercera versiòn: La de las escrituras de la reforma religiosa de tiempos del rey Ezequìas que figuran en:
Gènesis 46: 6 al 27; 47: 27, (parte inferior), y 28; 48: 3 al 6; 49: 29 al 33; y 50: 12 al 13.

Gènesis 46: 6 al 27:
Y tomaron sus ganados y sus bienes que habìan adquirido en tierra de Canaàn y vinieron a Egipto Jacob y toda su descendencia consigo; sus hijos, y los hijos de sus hijos consigo; sus hijas, y las hijas de sus hijas, y a toda su descendencia trajo a Egipto consigo.
Y estos son los nombres de los hijos de Israel, que entraron en Egipto , Jacob y sus hijos: Rubèn, el primogènito de Jacob.

A partir del versìculo 9 hasta el versìculo 27, se nombra a todos los familiares que entraron en Egipto con Jacob.
Invito al lector interesado en ello a que los consulte directamente en su Biblia ya que son versìculos muy tediosos.
Seguimos con:

Gènesis 47: 27b, (segunda parte), y 28:
Y se aumentaron, y se multiplicaron en gran manera.
Y viviò Jacob en la tierra de Egipto 17 años; y fueron los dìas de Jacob, los años de su vida, 147 años.

Gènesis 48: 3 al 6:
Y dijo a Josè: El Dios Omnipotente me apareciò en Luz, en la tierra de Canaàn y me bendijo, y me dijo: He aquì yo te harè crecer, y te multiplicarè, y te pondrè por estirpe de naciones; y darè esta tierra a tu descendencia despuès de ti por heredad perpetua.
Y ahora tus dos hijos Efraìn y Manasès, que te nacieron en la tierra de Egipto, antes que viniese a ti a la tierra de Egipto, mìos son; como Rubèn y Simeòn, seràn mìos.
Y a los que despuès de ellos has engendrado, seràn tuyos; por el nombre de sus hermanos seràn llamados en sus heredades.

Gènesis 49: 29 al 33:
Les mandò luego, y les dijo: Yo voy a ser reunido con mi pueblo. Sepultadme en la cueva que està en el campo de Efròn el heteo, en la cueva que està en el campo de Macpela, al oriente de Mamre en la tierra de Canaàn, la cual comprò Abraham con el mismo campo de Efròn el heteo, para heredad de sepultura.
Allì sepultaron a Abraham y a Sara su mujer; allì sepultaron a Isaac y a Rebeca su mujer; allì tambièn sepultè yo a Lea.
La compra del campo y de la cueva que està en èl, fue de los hijos de Het.
Y cuando acabò Jacob de dar mandamientos a sus hijos, encogiò sus pies en la cama, y expirò, y fue reunido con sus padres.

Gènesis 50: 12 y 13:
Hicieron, pues, sus hijos con èl segùn les habìa mandado; pues lo llevaron sus hijos a la tierra de Canaàn y lo sepultaron en la cueva del campo de Macpela, la que habìa comprado Abraham con el mismo campo, para heredad de sepultura, de Efròn el Heteo, al oriente de Mamre.
Y volviò Josè a Egipto, èl y sus hermanos, y todos los que subieron con èl a sepultar a su padre, despuès que lo hubo sepultado.

Estas tres escrituras, (la presente, la anterior y la trasanterior), fueron editadas por Esdras en una sola y formàn los capìtulos de Gènesis 46 al 50.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1510
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Sep 04, 2016 9:25 am

¿ESCRIBIÒ MOISÈS EL PENTATEUCO?..........27

Las 3 versiones de EL LLAMADO DE MOISÈS:

Para editar en el Pentateuco este episodio bìblico, Esdras tomò los tres relatos que ya existìan al momento de editarlos, y que figuraban en :
Las escrituras del reino de Israel, las escrituras del reino de Judà y las escrituras de la reforma religiosa durante el reinado de Ezequìas.

La ediciòn de estas tres versiones las colocò en los capìtulos 3 y 4 del Èxodo. Para tratar de armonizar la uniòn de estas tres versiones en una, Esdras tuvo que intervenir haciendo la adiciòn que ya veremos al final.

Tambièn esta vez, Esdras abriò con la versiòn màs antigua, (la del reino de Israel), siguiò con la del reino de Judà y por ùltimo la de el tiempo del reinado de Ezequìas, y las veremos en ese orden:

Èxodo 3: 1, 4, (parte baja), 6, 9 al 15; Èxodo 4: 18 y 20, (parte baja):

Èxodo 3: 1:
Apacentando Moisès las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madiàn, llevò las ovejas a travès del desierto, y llegò hasta Horeb, monte de Dios.

Èxodo 3: 4, (parte baja):
¡Moisès, Moisès¡ Y èl respondiò: Heme aquì.

Èxodo 3: 6:
Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre. Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisès cubriò su rostro porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Èxodo 3: 9 al 15:
El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mi, y tambièn he visto la opresiòn con que los egipcios los oprimen.
Ven, por tanto, ahora, y te enviarè a Faraòn, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.
Entonces Moisès respondiò a Dios: ¿Quièn soy yo para que vaya a Faraòn, y saque de Egipto a los hijos de Israel?
Y èl respondiò: Vè, porque yo estarè contigo, y esto te serà por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, servirèis a Dios sobre este monte.
Dijo Moisès a Dios: He aqui que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuàl es su nombre?, ¿què les responderè?
Y respondiò Dios a Moisès: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Asì diràs a los hijos de Israel: YO SOY me enviò a vosotros.
Ademàs dijo Dios a Moisès: Asì diràs a los hijos de Israel: Jehovà, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; este es mi memorial por todos los siglos.

Èxodo 4: 18 y 20, (parte baja):
Asì se fue Moisès, y volviendo a su suegro Jetro, le dijo: Irè ahora, y volverè a mis hermanos que estàn en Egipto, para ver si aùn viven. Y Jetro dijo a Moisès: Vè en paz.
Tomò tambièn Moisès la vara de Dios en su mano.

Observaciòn: Nòtese que en esta versiòn al monte Sinaì se le llama monte Horeb.

Seguiremos con la versiòn de las escrituras del reino de Judà.

Responder