¿QUÈ ES LA MEDIUMNIDAD?

Discusiones generales sobre fenómenos paranormales: profecías, escépticos, relatos personales, series y películas, etc.

Moderador: alegsa

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Oct 23, 2011 12:57 am

¿QUÈ ES EL ECTOPLASMA?

Ya se ha leìdo en la secuencia de estos escritos, que hay dos tipos de manifestaciones psìquicas o mediùmnicas:

1.- Unas son de efectos inteligentes como la videncia, la psicografìa, la psicofonìa, la sensitividad cuando se vuelve pràctica, y la intuición que no es otra cosa que recepciòn telepàtica.

2.- Otras son de efctos fìsicos, y en ella se catalogan los fenómenos producidos en los llamados poltergeist, o sea ruido de objetos, sonido de voces, aportes, (aparición de objetos), la ecritura directa, el movimiento de objetos sin contacto, aparición de esferas de luz, y la materializaciòn parcial o total de entidades espirituales, (fantasmas o apariciones).

Para estas segundas manifestaciones, (de efectos fìsicos), es necesaria una fuente ectoplasmàtica que es tambièn llamado mèdium de efectos fìsicos. Pero….¿què es el ectoplasma?

El ectoplasma es una materia animal, (de producción corporal), pero sutil, que según exàmenes de laboratorios que se le han hecho, es una materia albuminoide acompañada de materia grasa y cèlulas que se hayan en el organismo humano y no tiene en su composición ni almidòn ni azùcar.

¿Todos tenemos en nuestro organismo ectoplasma? ¡Por supuesto que sì! Pero esta es la diferencia entre los que lo exteriorizan o no. Algunas veces estas exteriorizaciones son espontàneas, y el que lo hace, ni cuenta se da de ello. Hay otros, que saben que son una fuente de exteriorizaciòn, y se prestan para las experimentaciones de materializaciones como ya lo veremos.

Para dejarlo bien claro, y ante la posible pregunta: ¿Si todos lo tenemos en nuestro organismo, por què no lo exteriorizamos todos tambièn?

Todos tenemos ojos, sin embargo no todos podemos ver a los espìritus.
Todos tenemos orejas, pero no todos podemos escuchar sus manifestaciones sònicas.
Todos en menor escala, somos transmisores y receptores telépatas, pero hay unos pocos que son telépatas o intuitivos en mayor escala.
Todos, en menor escala somos sensitivos, pero hay unos pocos que son hipersensitivos y èstos son los que sienten la proximidad de las entidades espirituales, y hasta pueden captar por este medio el estado de adelanto o atraso que tienen las entidades que se captan.

Cuando se tiene la seguridad, tanto la fuente ectoplasmàtica que lo es, y tambièn los investigadores psìquicos, de que el sujeto con el que se va a experimentar es una fuente ectoplasmàtica, entonces se procede a las sesiones de investigación sobre materializaciones.

El ectoplasma se puede exteriorizar a travès de los poros del cuerpo, pero la exteriorizaciòn mayor es a travès de las orejas, las fosas nasales y la boca. Esta exteriorizaciòn le produce debilidad al sujeto, a tal punto, que pierde el conocimiento. Los mèdiums caen en un trance antes de la exteriorizaciòn.

Se manifiesta el ectoplasma en una especie de nubecilla que a medida que sale de los orificios nombrados, se va juntando y avanzando hasta el sitio donde los investigadores han programado el estudio de los fenómenos fìsicos que se produzcan.

En el caso de una materializaciòn completa, entièndase bien, no es que el actoplasma tome la forma completa de un cuerpo fìsico. ¡Nada de eso! Este fluido corporal lo que hace es cubrir el cuerpo espiritual o periespìritu de la entidad que materializa, pero al ser un fluido corporal, en las experimentaciones de materializaciones que se han hecho, tiene temperatura corporal y toma colorido de la piel y hasta el colorido de las ropas que produce.

Cuando se ve a la entidad materializada, por supuesto se la va a ver vestida, pero tanto las partes expuestas del cuerpo como la ropa de la entidad, estàn formadas por el ectoplasma del mèdium de efectos fìsicos.
Algunos investigadores ha observado por ejemplo, que en el caso de una entidad femenina materializada, cuando esta se ha acercado a los investigadores, las puntas del escote de su vestido se han ido un poco adelante, y vieron que dentro de los vestidos no habìa nada. ¡Claro! Estaba el cuerpo espiritual, pero como siempre, invisible a la vista comùn y corriente.

El ectoplasma es perjudicado por la luz. En los casos en que se ha prendido la luz para verlo mejor, ha causado daño al mèdium quien ha gritado de dolor, y el fluido ha vuelto violentamente al cuerpo. Solamente soporta la luz Infra-roja, bajo la cual se le han hecho estudios.

¿Què sucede cuando termina la sesiòn? El mèdium siempre tiene una pèrdida del fluido, y con èl, hasta una pèrdida de peso. En las sesiones experimentales en las que materializaba el espìritu de Katie King, la mèdium Florencia Cook perdìa hasta dos libras de peso por sesiòn. Por eso es imposible pretender que estas sesiones se puedan hacer todos los dìas con el mismo mèdium.

En Brasil, un asistente a una sesiòn de operación de un paciente por entidades espirituales que fueron cirujanos en su vida fìsica, las materializaciones eran parciales. El asistente narra que el cuerpo del que iba a ser operado, yacìa sobre una camilla, y cerca de èl se veìan sòlo manos enguantadas de la entidad que lo operaba. Otras veces se veìan los instrumentos en el aire pero no se veìan las manos.

El mèdium de efectos fìsicos yacìa durante la operación sobre un catre, completamente inconciente. Cuando terminò la operación, visible a travès de un gran vidrio, entraron al lugar las personas autorizadas para mover el cuerpo “operado” y sacarlo del recinto. ¿Y el mèdium? Con gran debilidad manifiesta pudo sentarse al borde del catre y se quedò sentado por un tiempo hasta que por fìn se puso de pie y caminò con gran debilidad fuera del recinto de la operación.
Se preguntò sobre el estado que acusaba el mèdium y respondieron que eso era normal, que poco a poco iba a recuperar fuerzas.

Tambièn se puede observar, al terminar las sesiones, como la nube de ectoplasma regresa hasta el sitio en donde està el mèdium y se subdivide en nubecillas para volver a penetrar por los orificios de donde salieron.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Oct 30, 2011 1:25 am

RETRATOS DE FANTASMAS

La materializaciòn de los espìritus es un fenòmeno antiquìsimo, pero no habìa sido sometido al rigor cierntìfico de la investigación sino hasta fines del siglo 19 y comienzos del siglo 20.

Muchos serios y rigurosos cientìficos, entre los cuales nombraremos algunos tales como: William Crookes, Russel Wallace, Thomson, Maroni, Boutlerov, Rossi Pagnoni, Beattie, Aksakkk, Bronson Murray, Florencia Marryat, Pablo Gibier, Bayol, Cesare Lombroso, Morselli, Porro, A. Vassalo, , Myers, y otros que nos tomarìan muchas lìneas nombrarlos, dedicaron su precioso tiempo a estudiar, analizar, investigar y verificar estos fenómenos de materializaciones parciales o totales.

Corrientemente no captamos a las entidades de la dimensiòn espiritual porque a pesar de que ellos poseen un cuerpo, este cuerpo espiritual llamado tambièn periespìritu, es sutilìsimo, en comparación con el cuerpo carnal.

Tomemos el caso del hielo. Es agua que al cambiar a hielo por congelación, sus moléculas vibran a menos velocidad que el agua en su estado normal. Cuando ese hielo se derrite, las moléculas que lo componen vuelven a su vibraciòn normal.
Esta misma agua, si la ponemos a hervir hasta que se convierta en vapor, sus moléculas vibran a mayor velocidad que las del agua en su estado natural, el lìquido. En este estado, no podemos ver el agua tornada en vapor por su aceleración vibratoria, pero està allì, en el ambiente, y la sentimos como humedad.

Figùrense que el hielo es el cuerpo fìsico, el agua el periespìritu o cuerpo espiritual, y el vapor el espìritu, ¡claro!, en lo que a velocidad molecular se refiere. ¿Què de complicado es esto? ¿Què es lo difícil de entender? ¿Què tiene de ilògico?

Como el espìritu no tiene cuerpo material, sòlo es visto por facultados llamados videntes, haciendo el acoto que los videntes no pueden ver a todos los espìritus sino a los que tengan afinidad vibratoria con èl.
Para poder ser visto por todos, el espìritu necesita un fluido animalizado, (ectoplasma), que toma de un mèdium de efectos fsicos para que ese ectoplasma cubra su cuerpo espiritual dàndole la forma fìsica, tangible, y la apariencia que tuvo la entidad en su ùltima vida fìsica.

Le quita momentáneamente al mèdium de efectos fìsicos ese fluido corporal, y con èl que se arropa, da temperatura corporal a la materializaciòn, vellos en las partes visibles de la piel y las ropas con las que se presenta, Estas materializaciones pueden ser parciales, ( manos, brazos, caras, cabezas), o totales, o sea, cuerpos completos.

Se han llegado a fotografiar a espìritus materializados, y no como dicen los negadores compulsivos; Que esas fotos no son de espìritus sino del pensamiento de la persona que aparece con la entidad en la foto, y si aparece sòlo, que es el pensamiento del fotògrafo.
¡Imagìnense! Es risible pensar que un fotògrafo que quiera engañar diciendo que fotografiò a un espìritu, se ponga tras la càmara y piense en una imagen. ¡Ya està! Creò la imagen y vamos a decirlo con los tèrminos adecuados: Creò una forma de pensamiento. ¿Què hace a continuación el fotògrafo? ¿Le dice a su forma de pensamiento: Pàrate allà, o sièntate en esa silla? ¿Le dice que sonrìa? ¿Qué se quite el sombrero? ¡Por Dios!

Russel Wallace, Tissot, Thompson, Moroni, Aksakoff, etc., retrataron a espìritua a la luz del dìa, de noche con el antìguo sistema del magnesio, y hasta sin èl.
Tambièn tomaron fotos por indicaciones de las entidades hacia sitios que ellos indicaban, y sin haber materializado, la placa que es màs sensible que el ojo humano, captò la entidad que saliò fotografiada.

En el libro de Aksakoff, ANIMISMO Y ESPIRITISMO, se pueden leer los relatos del cientìfico ruso en cuanto a experiencias fotogràficas propias o ajenas. En cuanto a sus propias experiencias, Aksakoff dice:
“Nos hallamos en estas investigaciones, no ante simples fenómenos visuales, sino ante condensaciones de cierta materia, que si bien invisible para los ojos humanos, posee luminosidad propia suficiente para reflejar en la placa fotogràfica una imagen imperceptible para nuestra retina, Se trata de una especie de materia, por el hecho de que unas veces es transparente y en otras opaca, hasta el punto de cubrir y tapar la imagen de las personas presentes.”

El fotògrafo profesional Mumjer, según cuenta Aksakoff, obtenìa imàgenes de personas desencarnadas en sus placas fotogràficas. Se le acusò de surpercherìa, y se le enjuiciò. En el juicio no se le descubriò fraude alguno, y fue dejado en libertad. Doce testigos en el juicio, declararon reconocer en las fotos tomadas, a parientes suyos ya desencarnados.
Otros cinco testigos declararon que de los parientes desencarnados que ellos identificaban en las fotos, nunca, alguno de ellos se habìa hecho en vida una foto.

Tambièn se ha logrado retratar las faces sucesivas de una materializaciòn, (en la actualidad, esto es pan de cada dìa en Brasil), desde el momento de la exteriorizaciòn por los orificios de la cabeza del mèdium de efectos fìsicos, del ectoplasma, la condensación del mismo en algùn lugar del aposento en el que se experimenta, y tomar la forma parcial o total de la entidad que se manifiesta por materialiazaciòn.

El señor Volpi, que fue director del diario IL VESSILLO de Roma, según cuenta Leòn Denìs en su libro EXPERIENCIAS DEL MÀS ALLÀ, le enviò una serie de fotografìas que presentaban este proceso de materializaciòn.

Segùn opinión de Aksakoff: “Estas manifestaciones serìan inexplicables sin admitir la existencia de un fluido o èter, de una substancia maleable por la acciòn de inteligencias invisibles. Esta cualidad presta al fenòmeno, su doble carácter, material en el estricto sentido de la palabra, e intelectual, pues hay, la intervenciòn de una voluntad inteligente que artificialmente aglomera y modela la materia invisible, con propòsitos determinados.”

El acadèmico inglès Russell Wallace, obtuvo en su propia casa, retratando a personas de su familia, una foto del espìritu de la que fue su señora madre, con una desviación del labio que fue una caracterìstica de la señora., constituyendo asì, este defecto, una prueba de indudable autenticidad.
Este caso figura en el libro de Russel Wallace: LOS MILAGROS Y EL MODERNO ESPIRITUALISMO.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Nov 06, 2011 1:15 am

LA IDEOPLASTIA

La ideoplastia, en la terminologìa espiritista, es la facultad que tienen los espìritus desencarnados para producir cosas con el pensamiento. Quiere decir, que piensa en producirlo y lo produce. Formas que tienen apariencia material pero que no son materiales porque esas cosas producidas por ideoplastia estàn en la misma dimensiòn en que se encuentra el espìritu, o sea, en una dimension espiritual y no material.
Si esta forma se materializa y es visible y tangible en nuestra dimensiòn, y que puede tener la duraciòn de cualquier objeto material, deja de ser ideoplastia y pasa a ser un “aporte”.

Como se dijo antes, la ideoplastia es una facultad del espìritu tanto desencarnado como encarnado pero que se encuentre desdoblado, o proyectado astralmente. Pero aunque parezca mentira, muchos, la mayoria de los espìritus desencarnados no saben que tienen esa facultad. Lo mismo sucede con los encarnados desdoblados o proyectados. No saben que lo pueden hacer.

¿Còmo funciona la ideoplastia? Hay una entidad espiritual que desencarnò hace muchos años. En su ùltima existencia fue muy conocido y admirado por cierta labor cientìfica, cultural o moral que lo hizo merecedor de la historia.
En su vida anterior a la ùltima, fue tambièn un destacado ciudadano pero nunca con los mèritos que tuvo en la ùltima vida. pero meritorios tambièn por haber sido un conocido mèdico de su paìs.

En el mundo de los espìritus, su cuerpo espiritual o periespìritu conserva la forma del espìritu notable que fue en su ùltima vida.
El desea, y se le brinda la oportunidad de dejar un mensaje a la humanidad a travès de un mèdium psicofònico, pero como es un espìritu progresado, y a èstos no les importa ser conocidos o no, sabiendo que puede haber un mèdium vidente en el equipo por el cual se comunicarà, decide dar el mensaje con la apariencia de su penùltima vida fìsica.

Para dejar constancia ante los videntes de que el espìritu que dice ser, lo es efectivamente y no un espìritu fraudulento, idea la forma del mèdico que fue en su penùltima existencia, y hace que plasme la nueva forma en su cuerpo espiritual. De allì viene la palabra “ideoplastia”, y repito, al tèrmino espiritista me refiero.

Por este fenòmeno el espìritu produce las ropas con las que se ve vestido su cuerpo espirital y cualquier otra cosa con apariencia material que se los mire.
En un fin de semana, salimos con un equipo a hacer una investigación psìquica fuera de la ciudad, eran como 120 kilòmetros.
Al regreso, y ya anocheciendo, en el coche que yo venìa con algunos componentes del equipo, la mèdium vidente venìa sentada a mi lado.
De repente pegò un grito: ¡Frena Roberso que lo matas! Yo clavè los frenos y el coche se detuvo. La vidente, con la voz entrecortada, me dijo: Por poco lo matas. ¿A quièn?, le preguntè. Al joven que cruzò la carretera con la bicicleta. Yo no he visto a nadie le respondì, y ella insistìa que era un joven que atravesò la carretera, no montado en la bicicleta sino al pie de la bicicleta conducièndola por el timòn.

Nos calmamos. ¿Què habìa sucedido? Era un espìritu, probablemente atropellado de muerte cuando cruzaba la carretera empujando la bicicleta por algùn conductor que no lo vio, o porque saliò de repente del monte a la carretera. Por supuesto, al hacerlo, el joven tampoco se diò cuenta que el vehìculo venìa. Y alli estaba. Seguramente creyó que seguìa vivo y cruzaba una y otra vez la carretera, Pero….¿y la bicicleta?
Era una bicicleta ideoplàstica. Como el joven creìa que estaba vivo, y que estaba empujando su bicicleta, automáticamente al morir, e instantáneamente seguro, produjo la biciclketa ideoplàstica con la que la vidente lo viò.
Despuès la vidente me dijo: Cuando te dije que frenaras yo cerrè los ojos para no ver que lo mataras y cuando abrì los ojos, ya no estaba.

En otra oportunidad, durante una sesiòn en la que dialogaba con el espìritu de un niño a travès de una mèdium parlante, la mèdium movìa las manos como si tirara algo con una mano, lo detuviera con la otra, y luego lo pasaba de nuevo a otra mano. ¿Què haces?, le preguntè al niño. El dijo: Estoy jugando con una pelota. La paso de una mano a la otra.
Cuando mirè al vidente, èste asintió. ¡Por supuesto! La pelota era sòlo ideoplàstica.

Tambièn, durante una sesiòn, el vidente observò que el espìritu de una joven con la que dialogàbamos, tenìa un perrito en sus brazos. El rescate de ese perrito que se le escapò y atravesò la calle, hizo que la joven fuera atropellada de muerte por un bus. Ella todavía estaba turbada. Su animalito era una producción ideplàstica, sin vida. Sòlo una extensión de su cuerpo espiritual.

El padre Germàn, un espìritu que se comunicaba con la espiritista española Amalia Domingo Soler, tambièn era visto por los videntes con unos perros. No eran espìritus de perros, ya que ellos siguen su ciclo de reencarnaciones automáticamente porque no estàn sujetos a la Ley de Causas y Efectos, por sòlo poseer un principio instintivo en evoluciòn, aùn sin inteligencia. Los perros del padre Germàn eran ideoplàsticos, una extensión de su cuerpo espiritual porque èl querìa ser visto con los animales, a pesar de que no era un espìritu turbado. Esto dio origen al libro MEMORIAS DELPADRE GERMÀN.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Nov 13, 2011 2:11 am

¡CUIDADO CON LA OUIJA!

La Oiuja, aunque la Real Academia Española ha incluido la palabra como Guija, (con diéresis que no la tiene mi compu), prefiero seguir usando la palabra original: Ouija.

Es un tablero, ahora industrializado, de aproximadamente 50 por 30 centìmetros. En èl estàn estampadas las letras del alfabeto, los nùmeros del 1 al 10, el saludo inicial que es generalmente: Hola, y la palabra de despedida: Adiòs. Pero, ¿de dònde saliò la Ouija?

Algunos fabricantes de la actualidad, quizàs para darle un impulso a la venta de la tabla, han dicho que es de origen Egipcio, y eso no es verdad. Otras personas sostienen que pitàgoras habìa usado una tabla semejante en el año 540 A.C.
Las primeras tablas que cumplieron con la funciòn de comunicarse con los espìritus, se empezaron a usar a parir de los fenómenos de la granja de la familia Fox en Hidesville.
En la primera manifestaciòn inteligente que se conocìa, la comunicación entre el espìritu que “penaba” en la granja de los Fox, y la familia; era la de codificar golpes en la pared para mencionar letras que poco a poco formaban palabras. Era un sistema demoròn, pero no ha habìa otra manera de hacerlo. Fue la idea de uno de los concurrentes que asistìan a la granja, el señor Isaac Post.

Este penoso sistema fue el que dio origen a la tabla que originalmente se la llamò “tabla parlante”, Los franceses la llamaban “planchette”. Seguramente esa tabla fue creada entre los años 1.847 y 1.857. La diferencia entre esas tablas y las actuales, es que las antiguas, en vez de usar un puntero movible como las de hoy, utilizaban para indicar las letras, una copa invertida. En los dos casos es necesario que el que la usa, o los que la usan, tengan sus dedos puestos sobre el puntero, o la copa invertida.

La primera patente de la tabla, la logrò Elijah Bond en el año 1.890. En el año 1.966, la firma Parker Brothers adquiriò los derechos sobre la tabla, y la Ouija empezó a venderse como un juguete. ¿Es la Ouija un juguete? ¡No señor! Ya hemos visto que es un mètodo rudimentario para comunicarse con los espìritus.

Para experimentar la veracidad de mètodo de cominicaciòn con los entes espirituales, y a pesar de que ya estaba màs que `probada durante dècadas para ese fin, lo quise hacer yo. Me sentè. Puse los dedos en el puntero, y esperè. Y esperè. Y esperè. ¡Y nada! No se moviò un solo milìmetro. Llamè a mi esposa, la puse al otro lago de la tabla, tambièn ella con los dedos en el puntero, y en cuanto lo hizo, el puntero se moviò hasta la palabra ¡Hola! Y empezamos con la sesiòn de preguntas y respuestas. Fuè una comunicación con un joven albañil que habìa caido desde un edificio en construcciòn, encontrando la muerte. Notè con curiosidad que las palabras que se formaban letra por letra traìan muchos errores de ortografìa. Le preguntè a la entidad, sobre su grado de instrucción y me respondiò que hasta tercer grado de primaria, ya que la necesidad le habìa hecho abandonar los estudios para ponerse a trabajar.

Ese detalle me confirmaba inicialmente que no era una producción anìmica ya que de haberlo sido, las palabras se habrìan formado si errores. ¡Bueno! No con tantos errores, mejor dicho.
Despuès dejè que mi esposa operara la tabla ella sola, y fue lo mismo, o sea que yo no aportaba nada.Hasta para este mètodo rudimentario, no todas las personas tienen la probabilidad de lograr comunicaciones. A eso, yo lo llamè, quizàs equivocadamente: Mediumnidad de Ouija.

Pero, yo la asistìa. Yo estaba con ella, y sabìa còmo atenderla en caso de que algo ocurriera.
Digo esto porque al Centro que yo dirigìa, en mas de una oportunidad me llevaron a jòvenes entre 13 y 15 años, sin conocimiento y hasta en algunos casos tiesos. ¿Què habìa pasado? Que se habìan puesto a “jugar” con la Ouija y resulta que los afectados resultaron sensitivos, y la cercanìa a ellos de la entidad que se comunicaba, u otra que estaba esperando turno para hacerlo, le produjo un trance imperfecto.

¿Què necesidad tienen los jóvenes, y hasta los niños de usar un aparato com este? ¡Tonterìas! Generalmente tonterìas. Preguntas que los espìritus no les pueden responder, pero que lo hacen para mantener la comunicación. Tambièn preguntas que caen en la adivinación. Todas, que tienen que ver con la cotidianidad de los que usan la table.

Ejemplos:

Los jóvenes que no han estudiado en todo el perìodo escolar y tienen un exàmen y creen que con sentarse a estudiar la noche anterior al exàmen, ya van a aprender todo lo del perìodo, preguntan: ¿Voy a aprobar los exàmenres de mañana? Pero como los espìritus que se comunican por este sistema son espìritus elementales, de falsa instrucción.¿Què pueden contestarle? ¿Sì? ¿No? ¡Ellos no saben! ¿Còmo lo van a saber? ¿Què saben ellos las preguntas del exàmen? ¿Què saben ellos, què burradas contestaràn los que les estàn preguntando? Les pueden decir cualquier cosa. Y si es un espìritu burlòn, aprovecha la oportunidad para asustar al que interroga y decirle: ¡Nada! Que no vas al baile. Y eso pone al alumno vago a que no pegue el ojo en toda la noche debido a la preocupación. A lo mejor aprueba. A lo mejor no, pero no porque la entidad se lo dijo sino por no estudiar.

Otros espìritus son menos tolerantes con las preguntas estùpidas. Un joven asistente a mi Centro, me dijo que un dìa, cuando èl usaba la Ouija, le preguntò a un espìritu que quièn ganarìa la pelea de box de esa noche, y le contestò la entidad: El que tire màs golpes.
En otra oportunidad, ante la pregunta de quièn ganarìa ciertas elecciones presidenciales, la entidad le respondiò: El que saque màs votos.

Otra, u otro estudiante pregunta si el compañero o compañera fulano o fulana gusta de ella, o de èl.
Otra le pregunta a la entidad si no sabe en dònde puso sus aretes favoritos que no los encuentra, O las llaves de la casa. O las llaves del coche. Ninguna entidad progresada, aunque se los diga a los que usan este mètodo, van a resistir esta andanada de preguntas estùpidas que los espìritus no tienen por què saber.

Entièndase bien. En toda comunicación entre vivos y desencarnados, va a existir la afinidad. Usted no lograrà comunicaciones con espìritus que estèn màs alla de su estado evolutivo. No coma cuentos. Con tabla o sin tabla, ninguna entidad superior espiritualmente a usted, se va a comunicar, asì le diga lo que le diga algùn espìritu engañador.

No deje que sus jóvenes hijos “jueguen” con la Ouija, ¡No es un juguete!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Sab Nov 19, 2011 12:51 am

LA BRUJA SANTA

A las ocho de la mañana del dìa 30 de Mayo de 1.431, la joven Juana de Arco lloraba. Confundidas sus palabras con los bronces de las campanas que sonaban lùgubres, decìa: “¡Ay! Tan horrible y cruelmente me tratan, que sea menester que mi cuerpo sea hoy consumido por las llamas y reducido a cenizas. Preferirìa que me decapitaran siete veces y no ser quemada de esa manera. ¡Apelo a Dios de los graves ultrajes e injusticias que se me infligen!”

La hoguera era el fin de los peores criminales, y Juana de Arco, inocente y libertadora de su pueblo….¡iba a ser quemada!

Los prelados y funcionarios se ubican en sus estrados. Sentado en su trono, el cardenal de Winchester, viste la pùrpura romana. Tambièn estàn los obispos de Beauvais y Boulogne.
Un gran montòn de leña domina toda la plaza. Juana se arrodilla y reza en voz alta. Diez mil personas en la Plaza de Ruàn sollozan cuando ella públicamente, en una emulación a Jesùs, perdona a sus enemigos.
Los sollozos son cortados por la señal que hace el cardenal, para que con hierros sea sujetada al poste. Tambièn la sujetan al poste con una pesada argolla de hierro en su cuello.

Juana de Arco le dice a Isambard de la Pierre: “Os ruego que vayàis a buscarme la cruz de la iglesia vecina, a fin de que la tengàis levantada ante mis ojos, hasta el pase a la muerte.”
Cuando le traen la cruz, la cubre de besos.

Los verdugos prenden fuego a la leña y ascienden remolinos de humo. La llamas serpentean entre la leña. El obispo de Beauvais se acerca y desde el pie de la hoguera le grita: ¡Abjura! Juana le contesta: “Obispo, muero por causa vuestra, pero apelo a Dios de vuestro juicio.”

Las llamas empiezan a quemarla. Se retuerce adolorida y sus ropas echan humo. Allì, con clara voz, dice a la multitud: “Sì….mis voces venìan de lo alto y no me engañaron! ¡Mis revelaciones eran de Dios! ¡Todo lo que hice fue porque Dios lo dispuso!”

Su ropa se incendia, y en un grito anhelante de ella, se escucha: ¡Jesùs! Luego de eso sòlo el crepitar de la leña encendida. ¡Ha muerto Juana de Arco!
Diez mil personas menos sus acusadores, los prelados, lloran con sus gargantas anudadas por la doncella de Orleans. Muere antes de cumplir los 20 años. El padre de ella, al conocer el sacrificio de su hija, muriò sùbitamente, muriendo tambièn al poco tiempo el mayor de los hermanos de Juana.

La madre viviò de allì en adelante con un sòlo propòsito: ¡La revisiòn del proceso! Un proceso vergonzoso en el que se acusò de bruja y de hereje a una mèdium, por el sòlo hecho de oir voces que la orientaron en su campaña libertadora, y que ademàs le pronosticaron los sinsabores, las traiciones, y el ensañamiento religioso que sufrirìa.

Los acusadores destruyeron los registros de las actas para esconder su culpa, y en ese proceso de Ruàn para condenar a Juana, fueron falsificados muchos documentos, sòlo para comprometerla y condenarla.
Recibiò torturas fìsican y psìquicas durante su prisiòn. Entre ellas la de revisar continuamente su òrgano sexual para verificar una y otra vez que su himen estaba intacto.
Luego otra comisiòn, y después otra màs, para verificar lo mismo por si acaso las anteriores se habìan equivocado.

Sufriò intentos de violación por parte de carceleros y de autoridades, para que desflorando a la virgen, destruir el mito de la doncella. ¡Por eso tantas revisiones de su himen! Gente pagada por el clero para que la desfloraran, pero ellos finalmente sucumbìan ante su dulzura y sus ruegos para que no lo hicieran.
Ante los insensibles, se defendiò como una fiera para no dejarse violar. ¡En fin! Por eso y para eso viviò su pobre madre

¿Què causas llevaron a la doncella de Orleans a esa cadena de sufrimientos? ¡Veamos!
Nace en el año 1.412 en el ignorado pueblo de Domremy, hilaba lana, cuidaba el rebaño y araba en ocasiones. No sabìa leer ni escribir. Era dulce, e ignoraba completamente las tàcticas de guerra. Era buena y amada por todos. Fue un espìritu misionero que reencarnò con tres misiones especìficas:
1.- La liberaciòn y unificación de Francia.
2.- Probar que la iglesia y los papas no eran infalibles.
3.- Fomentar la igualdad entre el hombre y la mujer.

Un dìa escuchò a un espìritu que identificàndose como San Miguel, le dijo: “Hija de Dios: Expulsaràs a los ingleses de Francia y conduciràs al delfin Carlos, a Reims para que reciba allì su digna consagración.”
Otras voces que se identificaron como Santa Catalina y Santa Margarita, le dijeron: ¡Te ayudaremos!

En cierta oportunidad, guiada por las voces, abandona el hogar y en lo sucesivo, esas voces serìan todo su mundo y la guiarìan hasta convertirla en escaso tiempo en modelo de conducción de ejèrcitos, de tàcticas militares y de valor.

Condujo con èxito ejèrcitos en las campañas triunfadoras en Vancouleurs, Chinòn, Poitiers, Tours, Orleans, etc., hasta que cayò prisionera por la màs sucia de las traiciones, remate de una conspiración, y allì empezó su calvario.

La madre de Juana en 1.448, 18 años después del sacrificio, al entrar Carlos VII a Ruàn, le pidió la revisiòn del juicio. Este a su vez, lo solicitò al papa Nicolàs V, quien no prestò atención a la solicitud.
En 1.455, este papa, por fin atendiò la solicitud, no tanto por Juana, ni por el constante reclamo de los franceses sino por complacer a la corona de Francia.
Para echar por tierra una brutal equivocación y mala intenciòn, fue beatificada en el año 1.909 por Pìo X, y canonizada en el año 1.920 por Benedicto XV, dàndole asì una tremenda bofetada al dogma de la infalibilidad papal establecida por Pìo nono.
Porque uno de los dos papas tuvo que equivocarse, el que la condenò por bruja o el que la absolvió y canonizò.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Nov 27, 2011 1:52 am

ESPÌRITUS DE “OTRAS NACIONALIDADES”

¡Por supuesto! Esta sòlo es manera de decir. El espìritu tuvo nacionalidad, pero una vez desencarnado ya no la tiene. Si algo tuviera que decir, dirìa: Soy del espacio universal.

Pero puede darse el caso de que un aviòn de turistas, y aclaro, esto sòlo es una posibilidad entre las innumerables que se pueden presentar, cae el aparato y no se salva nadie. ¡Todos mueren! Inicialmente, cuando los finados turistas se vean al pie del aparato todo destrozado, sin explicarse còmo pudieron “salvarse”, sin saber aùn que murieron todos, y quedan esperando a que “los rescaten”. Durante “la espera”, ellos empiezan a conversar y uno le diga a otro: Yo soy argentino, ¿y vos de dònde sos?; y el ente interlocutor le conteste: De Venezuela.

Eso es solamente porque aùn se creen con vida fìsica. Si creen que aùn viven, para ellos aùn conservan su nacionalidad. Una vez perdida la turbación, puede que algùn espìritu diga: mi ùltima vida fue en tal paìs, pero nunca dirà: Soy de tal paìs , o tengo tal nacionalidad.

En las sesiones mediùmnicas en oportunidad se le pregunta a un espìritu comunicante: ¿Cuàl es tu nombre? ¡Por Dios! ¿Què importa? Ese espìritu tiene tantos nombres como reencarnaciones haya tenido. El puede dentro de la plàtica decir que en su ùltima vida tuvo tal a cual nombre. Tambièn le preguntan tontamente: ¿De dònde eres?

¡Ahora! Si el espìritu està turbado, para al principio seguirle la corriente de que aùn tiene vida fìsica, como parte de la conversación se le puede preguntar su nombre, y hasta su nacionalidad, pero una vez que se lo saque de su turbación, eso ya no tendrà importancia para èl.

En una oportunidad una mèdium me dijo: Roberso, ¿no te has dado cuenta que las entidades tanto turbadas como errantes siempre son de este paìs? Yo nunca he presenciado un diàlogo con una entidad que haya sido de china, o àrabe, o de algùn paìs de África.
Le contestè: Yo sì, pero en rarìsimas oportunidades. Y eso, agreguè, tiene su explicación.
¡Veamos!

LOS ESPÌRITUS TURBADOS:

Si un espìritu turbado, se comunica en el mismo paìs en que viviò, es porque todavía està en el espacio del paìs en que viviò. Al creerse con vida fìsica, èl, por màs desconcertado que ande con su turbación, sigue en su pais, en la provincia en que viviò y en la población que viviò, y por supuesto, si se le da la oportunidad de comunicarse, insisto, SI SE LE DA LA OPORTUNIDAD, dirà que es de allì. Dije se le darà la oportunidad porque los espìritus no se comunican con los vivientes cuando ellos quieren sino cuando se les permita.

Viajando por varios paìses de Amèrica e invitado en oportunidades a sesiones mediumnicas, digamos en Mèxico, los comunicantes eran mexicanos, o creìan que aùn lo eran. En Guatemala igual, aùn decìan que eran guatemaltecos. Igual en Colombia. Igual en Venezuela.

LOS ESPÌRITUS ERRANTES:

Estos espìritus que ya salieron de su turbación y tienen conciencia de que ya son entidades espirituales, No desaparecen del paìs en el que tuvieron su ùltima vida fìsica. Si ya tienen conciencia de sus mùltiples vidas, es normal que se desplacen por los varios paìses en los que reencarnaron anteriormente, pero todavía estàn apegados al ùltimo paìs, y ese apego se debe a que fue toda una vida fìsica en el que cumplieron con una etapa de progreso. Como imperfectos que somos, nos apegamos a las cosas materiales de la vida, y aunque la nacionalidad es abstracta, el paìs no lo es.

En ese paìs quedan seres queridos con vida fìsica. Amigos queridos. Lugares queridos. Por lo tanto, no es de extrañar que hasta los espìritus errantes que se comuniquen, lo hagan en sitios de ese paìs.

Yo tuve poquìsimas experiencias, ¡uf!, las cuento con una mano, en las que dialogùe con entidades de otro paìs. Y decìan eso porque estaban turbadas.
Primero: No se explicaban còmo habìan ido a parar a ese paìs cuando ellos eran de tal otro.
Segundo: La dificultad inicial de la conversación. Querìan hablar en su ùltimo idioma y la mèdium se volvìa un ovillo tratando de repetir lo que decìa la entidad,

La mèdium en trance, y desdoblada al lado del espìritu de un chino, en una ocasiòn, me decìa, Roberso: Yo veo que èl mueve la boca desesperado pero yo no le oigo voz, pero mi cabeza està vuelta un lìo.
Yo le dije a la entidad: No muevas la boca. No trates de hablar. Piensa, sòlo piensa lo que quieres decir, mirando a la señora que està a tu lado. Ella te va a captar el pensamiento. Y asì fue. Dialoguè con el chino que no sabìa ni papa de español, y yo ni papa, y menos que papa de chino.
En dos ocasiones me sucediò con àrabes y en una oportunidad con un yugoeslavo.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Dic 04, 2011 5:17 am

LA TAREA DE DESOBSESAR

La palabra desobsesar es un tèrmino mediùmnico para indicar que se termina con una obsesiòn espiritual.
En este mismo tema y en diferentes escritos se ha tratado sobre lo que es una obsesiòn espiritual, y las tres etapas que la componen: Obsesiòn simple, Fascinaciòn y Subyugaciòn.

Tambièn se ha escrito que se trata de una conquista del espìritu obsesor de la voluntad del obsesado, el cual la puede ir cediendo al espìritu por ignorancia al creer que la entidad que interfiere en su vida es un espìritu elevado porque asì se lo ha hecho creer el obsesor, o por vivesa del obsesado al tratar de sacar ventajas con el espìritu que empieza con la obsesiòn, pero finalmente, el que saca ventaja siempre es es espìritu obsesor.

Una de las actividades de las Sociedades de investigaciones Psìquicas, o Centros Espiritistas, pero que sean serios, y no antros mediùmnicos en donde tienen cabida, consultas, yerbaterismo, curanderismo, culto a los espìritus, y hasta pràcticas de brujerìa, es la de investigación sobre casos de obsesiòn espiritual. ¿Còmo se hace para tratar estos casos? ¡Veamos!

La Sociedad de Investigaciones Psìquicas, o Sociedad de Estudios Psìquicos, o Centros Espiritistas serios, con personerìa jurìdica, y con actividades de investigación psìquica que se dediquen a esta tarea, deben contar con un equipo mediùmnico compuesto de:
Uno o dos mèdiums psicofònicos, (de trance), uno o dos mèdiums psicògrafos, (escribientes), uno o dos mèdiums videntes, un mèdium intuitivo, y un mèdium sensitivo.

Se daràn cuenta de que estoy hablando de un equipo de mèdiums. No estoy diciendo un mèdium, ya que lamentablemente, en algunos sitios se quiere desarrollar esta delicada actividad sòlo contando con un mèdium psicofònico. ¡Sigamos!

El director de esta actividad debe ser un Espiritista con vastos conocimientos de la mediumnidad y sus mecanismos, ademàs de una reconocida calidad humana que lo ponga en ventaja al enfrentar a entidades atrasadas, que generalmente son causa de estos estados obsesivos.

En los casos severos de obsesiòn, ya es la entidad la que se manifiesta en el cuerpo del obsesado, ya que èste, se ha sometido a la voluntad y el dominio del obsesor.
Por eso es, no aconsejable sino una regla, que no se debe tratar o dialogar con el obsesor directamente a travès del obsesado. Hay que dejar que el equipo espiritual que asiste a los vivientes en estos casos, transfieran a la entidad obsesora para que se comunique a travès de uno de los mèdiums psicofònicos del equipo. ¿Por què? Porque la entidad señorea sobre ese cuerpo del obsesado, que como dije la voluntad de èste se ha perdido y es el obsesor el que comanda ese cuerpo.
Por ese motivo, como se trata generalmente de un espìritu atrasado, puede ponerse violento al saber que se trata de alejarlo de ese cuerpo que ya tiene dominado. Y tan violento se puede poner que he visto a jovencitas obsesadas de 15 años, delgadas, frágiles, ponerse tan violentas que se han necesitado hasta cinco personas para contenerla en su violencia , inmovilizàndola.

Trantan de agredir a los presentes, incluyendo a parientes del obsesado, y ademàs de romper cuanto trasto tengan cerca, amèn del vocabulario que harìa sonrojar al patàn peor hablado.
Cuando son recibidos por un mèdium psicofònico, pierden esa violencia fìsica aunque no la verbal, pero por lo menos estàn controlados. Fìsicamente no pueden hacer nada, aunque lo quisieran, y eso porque la voluntad del mèdium que lo recibe no està sometida al espìritu obsesor.

Cuando se logra la transferencia, es asombroso ver còmo el obsesado vuelve en èl y pone atención a todo lo que se està desarrollando en la actividad.
Se empieza a hablar con el espìritu, y por supuesto, las preguntas no deben ser las boberías que se hacen: ¿Còmo te llamas? ¿De dònde eres? ¡Al diablo con eso! Hay un caso de obsesiòn, tenemos la oportunidad de hablar con el obsesor, y la pregunta debe ser: ¿POR QUÈ ESTAS ATORMENTANDO A ESTA PERSONA? ¡Asì! ¡Directo, sin rodeos! No importa quièn fue la entidad, ni de dònde fue. Està obsesando a un viviente. ¡Eso es lo importante!
Por supuesto, las respuestas van a ser muchas dependiendo de cada caso. Eso lo ventilaremos en el pròximo escrito.

No siempre se puede terminar con un caso de obsesiòn. Hay causas que obedecen a Ley de Causas y Efectos, y ante eso los vivientes, asì tengamos la mejor buena voluntad de terminar con una obsesiòn, no lo podemos hacer.

Generalmente, se terminan con los estados obsesivos ya que el espìritu obsesor termina aceptando que con eso se està metiendo en problemas con la Ley de Causas y Efectos.
Hay otros espìritus que son reacios a terminar con ese proceso obsesivo y si el mismo no es expiatorio, la entidad quiéralo o no, va a ser alejada del obsesado que recupera su normalidad, su verdadera calidad espiritual, y conducta.

Seguiremos tratando este tema en el pròximo escrito: CAUSAS DE OBSESIÒN ESPIRITUAL.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Dic 11, 2011 3:31 pm

CAUSAS DE OBSESIÒN ESPIRITUAL I

En mis años de experimentación e investigaciones psìquicas, tuve la oportunidad de atender muchos casos de obsesiòn espiritual, y las razones para dichos estados obsesivos tuvieron origen, acà, en plena vida fìsica, y luego los petrjudicados que desencarnaron empezaron a obsesar a los que fueron sus perjudicadores, y en oportunidades, sobre aquellos que ellos equivocadamente creyeron que fueron sus perjudicadores. ¡Veamos!

¿Han podido presenciar?, o…. ¿lo han hecho ustedes tambièn?, que cada vez que un vehìculo choca con otro, salen los conductores involucrados cada uno como si fuera a comerse al otro. Saturan la escena con recuerdos a sus señoras madres. En ocasiones llegan hasta caerse a golpes. Y hasta algunos conductores cargan debajo de su asiento pedazos de tubo de metal, y hasta armas blancas asì como de fuego, por si acaso.

¡Bueno! En un caso de obsesiòn que atendimos, un conductor tratò de pasar la luz del semàforo que terminaba de cambiar de amarillo a rojo, con la esperanza de que dos o tres segundos le iban a permitir la hazaña. Pero no contò conque el que esperaba en la transversal tenìa ya ronroneando el motor de su coche con la luz amarilla, y en cuanto cambiò a verde, le dio. Le dio velocidad al coche y tambien le dio al otro coche en la puerta del conductor, arrastrando su coche varios metros a causa del impacto.
Ell impactado muriò instantáneamente, y el otro quedò mal herido. El espìritui, (ya desprendido por la muerte de su cuerpo), saliò del coche con un tubo a agredir al conductor que según èl tenìa la culpa del impacto por cruzar con la luz verde, y no èl que cruzò con la luz roja.

Viò mal herido al otro conductor pero eso no fue motivo para que le cayera a tubazos. Le daba tubazos a la cabeza del conductor, le daba tubazos al coche del conductor, pero asombrado veìa que los tubazos no le hacìan ni cosquillas al conductor herido, y ningùn daño al coche, ya bastante dañado por cierto.
En su apuro por agredir al que èl creìa que habìa tenido la culpa, ni se molestò en echar una mirada hacia atràs y darse cuenta que su cuerpo muerto estaba dentro de su ex coche. ¡No!
Seguìa discutiendo, (según èl), con el herido, se metiò en la abulancia que llevò al herido al Hospital, y seguìa discutiendo con èl. Se metiò en las Sala de Emergencias, y seguìa discutiendo con èl. Cuando le atendieron las heridas y fue llevado a una cama, se quedò al lado de la cama del herido, y siguió discutiendo con èl. Y saliò dìas después del Hospital, y seguìa discutiendo con èl. Lo llevaron a casa, y seguia discutiendo con èl. El conductor empezó a sistir a su trabajo, y se iba con èl, todo el tiempo discutiendo.

Decìa después el obsesor: Lo que màs me enervaba, es que el fulano ni se molestaba en decirme una palabra, a pesar de todos los insultos y provocaciones que yo le daba y le hacìa. Hasta me asombraba que era insensible a los golpes que yo le daba al ver “su indiferencia”.

Pero, tres años después, el conductor viviente empezó a oir una voz que lo insultaba de muy mala manera. Lo llamaba asesino y hasta le amenazaba de muerte. El señor habìa empezado a receptar telepáticamente los que le decìa el obsesor, tiempo después del accidente.
Psicòlogos van, psiquiatras vienen, electroencefalogramas para asegurar que el obsesado no habìa sufrido alguna lesiòn cerebral que hiciera que escuchara esa voz. Estuvieron a punto de aplicarle electro shock, pero afortunadamente el obsesado se opuso, yo dirìa que felizmente se opuso, porque el electro le habrìa perjudicado.

Finalmente, un compañero de trabajo le dijo que se dirigiera a la Sociedad de Investigaciones Psìquicas Tal, y èl dijo: ¡Bueno! No tengo nada que perder si voy. ¡Y fue nomàs!

Cuando dialogamos con la entidad obsesora, y finalmente se enterò cinco años después de su muerte en el accidente, tuvo que confesar su culpa en el hecho y pedir perdòn por todas las molestias causadas al obsesado. Tambièn confesò que todo se debìa a su mal carácter y a no pensar las consecuencias de sus temperamentalidales sino hasta después de causarlas.

Todo el mundo feliz. Pero hay algunas obsesiones que no son tan fàciles acabar con ellas.

Pròximo escrito en este mismo tema: CAUSAS DE OBSESIÒN ESPIRITUAL II

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Dic 18, 2011 5:51 am

CAUSAS DE OBSESIÒN ESPIRITUAL II

Ya vimos una causa de obsesiòn. El espìritu obsesor, a pesar de que la culpa de su muerte la tuvo èl mismo, obsesaba porque le echaba la culpa de su muerte al obsesado.

En muchas oportunidades, algunos encarnados se buscan las obsesiones por diferentes motivos. Les contarè el caso de otra obsesiòn que tratamos, y que para conseguir que el obsesor se retirara nos costò Dios y su ayuda.

Cierto dìa recibì la visita de una señora con su joven hija de 16 años. Cuando vi a la joven, bonita pero con los ojos desorbitados pensè que se estaba drogando.
La madre de ella me dijo que la hija habìa tenido que contarle todos los pormenores a causa del problema que se le habìa presentado.

Cuando la madre terminò de exponerme el caso, le dije a la joven: Llegò la hora de la verdad porque para que nos hagamos cargo de la investigación de tu caso, necesitamos de toda tu sinceridad, no importa que tu madre estè presente. ¿Te estàs drogando? ¡No señor Roberso me contestò medio molesta y avergonzada. No me estoy drogando. ¡Bueno! Confìo en eso, le respondì.

¿Cuàl era el Problema? La joven ya tenìa un año que se habìa desarrollado como mujer. El colegio en el que estudiaba era mixto, y empezaron sus inquietudes sobre el otro sexo. Las compañeras aficionadas a la auto complacencia, hablaban con el mayor descaro sobre sus pràcticas y la compensación final con el orgasmo logrado.
Ella escuchaba a las compañeras y una noche decidiò practicar, y asì lo hizo. Empezò a acariciarse la vulva y al cabo de un rato, obtuvo la compensación de la que hablaron sus compañeras de estudio.
Siguiò con la pràctica durante bastante tiempo, pero para hacerla màs agradable, se dio por crear la fantasìa de que no era ella la que se acariciaba sino que era un hombre, y con esta fantasìa lograba mayor placer.

El obsesor, en la plàtica posterior que tuvimos con èl, nos decìa, que una noche pasò por allì y observò a la joven en su labor autocomplaciente. La entidad era un espìritu atrasado pero no turbado. El sabìa que estaba desencarnado. ¡Por supuesto! Ante este espectàculo, el espìritu tomò primera fila y se quedò allì en el cuarto de la joven.
Nos decìa el obsesor que èl observaba que cuando la joven empezaba su tarea, le salìa una especie de humito de las orejas y de la narìz. Que eso le llamò la atención.
La joven tambièn tenìa la facilidad de exteriorizar ectoplasma aunque en pequeñas proporciones.

La entidad comentando eso con otras entidades, decubriò lo que podrìa hacer con el ectoplasma y asì lo hizo. Una noche, cuando ya la joven estaba preparada y se habìa despojado de su ropa, el espìritu materializò su mano y se la puso en la vulva.
La joven diò un brinco de susto y sorpresa. Se puso la ropa y se quedò finalmente dormida.
Ella conversaba que todo el dìa siguiente se lo pasò pensando en el fenòmeno y preguntàndose si fue real o producto de su mente.
En la noche, ya calmada del susto, pensò que si ella estaba creando “mentalmente”esa situación, iba a dejar que progresara, y se preparò.

Volviò a sentir esa mano “mental” sobre su vulva y los masajes que sentìa eran con màs maestrìa que los que se daba ella, y dejò que “su mente” hiciera el trabajo, aunque era una entidad la que lo estaba haciendo.
Asì, dìa tras dìa, ella encantada de la vida,….¡y el espìritu tambièn!

La joven se puso de novia con un compañero de estudios, y cuando la confianza fue tal que el novio empezó a hacerle el trabajo que le hacìa “su mente”, ella decidiò dejar la pràctica solitaria.
Pero “su mente” no le hizo caso, y la mano insistiò, aunque ella ya no lo buscaba ni lo permitìa. La mano insistìa hasta la molestia excesiva y eso empezó a quitarle horas de sueño porque si se quedaba dormida, la mano volvìa a buscar su vulva.

Fueron hasta meses de insomnio y sufrimiento hasta que decidiò sincerarse con la madre.
Lo primero que hizo la madre fue llevarla a la iglesia, se confesò y el confesor lo que le dijo fue: Por estar haciendo cosas que no debiste hacer porque es pecado, ahora Satanàs no te deja tranquila. ¡Te ha poseìdo! Ante tal respuesta tanto madre como hija salieron horrorizadas. Afortunadamente una tìa de la joven a quièn la madre le contò sobre el caso, recomendò que la llevaran a la Sociedad de Estudios Psìquicos.

Buscamos dialogar con la entidad obsesora, y lo conseguimos a travès de una mèdium psicofònica.
Nos hablò sobre lo que ya dijimos arriba, y cuando le explicamos que eran actitudes juveniles y que èl no tenìa derecho a aprovecharse de eso, y que por favor se alejara de la joven, la respuesta que nos dio fue: ¡No! Yo estoy con ella porque a ella le agrada lo que le hago.
Le explicamos que la joven nunca creyó que se trataba de una entidad espiritual sino de “su mente”, que le producìa lo que ella deseaba.

¡Nada! El espìritu no querìa darse por enterado de las explicaciones que le daba. LLegò hasta amenazarme de muerte si yo lo separaba de la joven. Yo le dije que yo no era el que lo iba a separar de la joven, sino otras entidades espirituales, y que su amenaza de muerte se la podìa meter por donde no le entraba aire. Que no era la primera vez que un fanfarròn me amenazaba de muerte. Que los espìritus no podìan matar a nadie, o “llevarse” a nadie, como en ocasiones tambièn me lo decìa.

¡Por supuesto! Luego de tres sesiones en el que dialogamos con la entidad y al ver que no querìa abandonar a la joven, finalmente fue llevado. ¿A dònde? Lo ingnoro. Lo cierto es que se terminò con un caso de obsesiòn y eso era suficiente para nuestro equipo.

De la joven no supimos màs. Cuando eso sucede es que todo saliò bien y ella pudo tener una vida normal.

Pròximo escrito en este mismo tema: CAUSAS DE OBSESIÒN ESPIRITUAL III

escorpio
Colaborador Estrella
Colaborador Estrella
Mensajes: 456
Registrado: Mié Feb 16, 2011 8:03 pm

Mensaje por escorpio » Dom Dic 18, 2011 4:20 pm

Hola Roberso!

Cuando dices que el espíritu obsesor "fue llevado",¿ a quién te refieres,
a espíritus de luz?.
Y en este caso (aunque también en otros), ¿no podía el espiritu guía o el espiritu guardián de la chica, actuar por su cuenta, sin necesidad de vuestra intervención?.
Los casos de obsesión espiritual, ¿vienen determinados por la ley de causas y efectos?

Saludos

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Lun Dic 19, 2011 9:39 am

¡Hola escorpio!

1.- En las sociedades serias, formales y con registro legal, cuando se tiene un equipo de investigaciòn de encarnados, (mèdiums y director), en el espacio se constituye un equipo de espìritus formales que velan porque se mantenga el orden de las experimentaciones. Eso porque los mèdiums son como imanes que atraen a los espìritus y muchos ansìan comunicarse, pero el ansia de comunicarse no les da entrada para hacerlo. No me gusta utilizar el tèrmino espìritus de luz porque dan la idea de espìritus perfectos. Pero sì son màs progresados que nosotros sin llegar a la perfecciòn.

Ese equipo de protectores de la actividad que se desarrolla, es el encargado de llevarse al espìritu molestoso. ¿Adònde? Ni idea.
Hace años, un ex obsesor, que fue llevado en las mismas condiciones porque estaba reacio en dejar al obsesado, vino a disculparse por el perjuicio causado al obsesado y sobre todo a nosotros, porque en el intento de separalo, fue grosero y amenazante con el equipo.
Nos contò que lo habìan llevado a un cementerio y le habìan hecho una especie de capullo fluidico que le impedìa todo movimiento. Allì, en la quietud del cementerio, su guìa, telepàticamente le hacìa ver que estuvo mal lo que hizo y las recomendaciones para que progresara espiritualmente.
Dijo que en el momento que fue sincero en mejorar su calidad espiritual, el capullo se deshizo y quedò libre.
¡Eso fue lo que contò un ex obsesor!¿A todos le hacen lo mismo? ¡No sè!, digo yo.

2.- Siempre intervienen telepàticamente pero en casos, el guiado ignora
a su guìa. De eso ya hemos escrito antes. En este caso especìfico, el placer que sentìa la joven era mayor que lo que le decìa su "conciencia", (el guìa); que no debìa hacer eso. No el hecho de masturbarse que es normalìsimo sino que aceptara una mano que ella creìa que era "mental".

3.- Tambièn he escrito sobre que no todo caso de obsesiòn se debe a Ley de Causas y Efectos. En este caso como en otros, hay sometimiento del obsesado. ¡Nada màs! Afortunadamente la joven rechazò la obsesiòn, cosa que es de gran ayuda para terminar con casos obsesivos.

Saludos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Dic 25, 2011 3:02 am

CAUSAS DE OBSESIÒN ESPIRITUAL III

El caso que vamos a narrar es de obsesiòn debido a una creencia popular. A que los espìritus nos pueden dar tesoros que ellos enterraron en vida y que ahora, hasta que no digan dònde està el tesoro, no tienen paz consigo mismo y no pueden progresar espiritualmente, amèn de que se encontraràn anclados en el sitio donde està el tesoro hasta que no lo “entreguen”.

Esa misma creencia popular hace que la gente, en cuanto vea a un espìritu en cualquier parte de una casa, o de la campiña, imagine que allì obligatoriamente tiene que haber un tesoro. ¡Bueno! ¡Empecemos!

Se trata de un matrimonio que al jubilarse el esposo, compraron una casa rural. El sueño de los dos: Una casa de campo, lejos del mundanal ruido, y en donde pudieran sembrar.
Tardìamente en su vida, (65 años), el hombre empezó a sentir molestias: De repente, perdìa el conocimiento, incluso, caminando caìa privado de èl. Sin conocimiento, empezaba a balbucear cosas que la esposa no entendìa bien por lo incoherentes que eran.

Un dìa, màs claramente, en medio del trance, porque era un trance en el que caìa, vamos a llamarlo X, una entidad le dijo a la esposa que lo atendìa: Soy Fulato de Tal, un pirata paraguayo. Tengo enterrado un tesoro en este terreno, y he decidido entregàrselo a ustedes para lograr salir de este sitio de donde no puedo hasta que no entregue mi tesoro. Ya les darè instrucciones.

Cuando X saliò del trance, la esposa le contò todo, y la alegrìa que tuvieron los dos fue enorme. ¡Les iban a entregar un tesoro!
Pasaron unos cuantos dìas de angustia, cuando de repente X sintió los síntomas que ya habìa experimentado antes de los trances, y se sentò còmodamente. La esposa a su lado esperando.

¡Asì fue! Se comunicò el presunto pirata, que si lo fue debiò ser pirata de riò porque Paraguay no tiene costas, diciendo: Estas son las instrucciones:
1.- Los he elegido a ustedes para entregarles el tesoro, no porque sean los dueños de esta casa sino porque me han caìdo bien por lo buenas personas que son.
2.- Yo les voy a decir en el sitio que tienen que cavar, y eso a partir de mañana a la media noche. Lo hago a esa hora, no sea cosa de que algùn vecino se entere de lo que estàn haciendo.
3.- No tienen que hablar con nadie sobre esto porque si lo hacen, “moverè el tesoro”, ¿?), para que no lo encuentren.
4.- Cuando desentierren el tesoro, con una parte del oro, manden a hacer una estatuilla de la virgen tal, y cuando estè lista, la llevan a la iglesia tal de tal parte y allì la dejan escondida atràs de cualquier estatua dentro de la iglesia. Es una promesa que tengo que pagar, al librarme de todo esto.

Acà, es necesario un comentario. El matrimonio habìa estado desde que compraron la casa rural, preparando el patio, bastante extenso, porque pensaban sembrar tomates. Ya lo tenìan limpio, con bastante trabajo por cierto.
Habìan vecinos por el sitio, pero las casas estaban a bastante distancia unas de otras, aunque de dìa se podìan ver los vecinos y saludarse de lejos con la mano: y en ocasiones hasta gritarse algo si el viento les era favorable.

¡Bien! Sigamos entonces,
La primera noche después de darle instrucciones a la esposa de X, y ella dàrselas a X cuando saliò del trance, el espìritu le dijo que trazara una X imaginaria en el patio. Que donde coincidiera el centro de la X, allì cavara.

Cuando sonaron las 24, salieron al patio pico y pala en mano y la esposa dejò al marido cavando y ella se metiò en la casa, porque tambièn asì se lo habìa pedido el espìritu. Ese era trabajo de un hombre.
¡Bueno! Cavò y cavò hasta cerca de las 05 horas, y cuando entrò en la casa, y enterò a la esposa, cayò en trance y el espìritu les dijo que era porque èl habìa probado al hombre para ver si era responsable y no se arrepentìa después de unos picotazos y palazos.

Lo dejò descansar unos dìas y les diò un nuevo punto para cavar. Asì fuè y la historia se repitió: ¡Nada! Les dijo que no encontrò el tesoro porque lo tuvo “que mover” a otro sitio porque uno de los vecinos viò la luz de la linterna de X desde su casa. Que no fuera distraìdo, que tuviera màs ciudado con la linterna.

Dìas después, otro punto para cavar, y luego lo mismo: ¡Nada! Les dijo que otra vez habìa “movido” el tesoro porque el vecino que habìa visto la luz de la linterna la vez anterior, se habìa acercado demasiado a la casa para curiosear lo que sucedìa.

Otros dìas de espera, y otro nuevo punto para cavar. De nuevo: Cava y cava….¡y nada!
Esta vez dijo que habìa “Movido” el tesoro porque el muy cerdo, ya casi cuando faltaban centímetros para llegar al cofre, se habìa orinado dentro de la excavación. Cuando X saliò del trance, la mujer se lo querìa comer sin sal por lo que habìa hecho. Le dijo que el espìritu tenìa razòn, que era un cerdo.
¡Querida! Es que si no orinaba se me reventaba la vejiga. ¡Nada! Siguiò dicièndole cosas.

¡Bueno! Asì, hueco tras hueco, “movida” tras movida por los motivos màs infantiles por parte del espìritu. Ya el patio era un cedazo con los montones de tierra al lado de cada hueco.
¡De repente!, el espìritu hizo mutis. No se comunicò màs. X no volvió a caer en trance. Eso los hizo movilizarse a la ciudad y fueron a dar a la Sociedad de Investigaciones Psiquicas.
Hicimos la investigación para que ellos se convencieran, porque ya sabìamos que esos cuentos de entierros y entregas de tesoros eran pura farsa.

Una mèdim recibiò a la entidad que todo muerto de risa decìa: ¡Còmo me he divertido con este par de ambiciosos! Cuando se le dijo al espìritu que se alejara de aquella casa, contesto: ¡Con mucho gusto! Voy a buscar a otros giles que crean que un espìritu les puede dar un tesoro. ¡Chau!

Eso fue todo. Màs dolor que por tener que rehacer el trabajo del patio, sintieron fue por un tesoro que ambicionaron y no pudieron tener.

Pròximo escrito en este mismo tema: ¿PUEDEN VER LOS NIÑOS A LOS ESPÌRITUS?

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Ene 01, 2012 8:35 am

¿PUEDEN VER LOS NIÑOS A LOS ESPÌRITUS?

¿Y por què no? La videncia, (mediumnidad), no es una exclusividad de las personas mayores.
¡Claro! Esto no quiere decir que todo niño, por el hecho de serlo, tenga que ver a los espìritus. La videncia no la tienen todos los mayores, ni tampoco todos los niños.

Me he animado a presentar este escrito al leer la cantidad de casos que son expuestos en este foro, y asombrado de lo que se les contesta a estas personas que narran sobre menores videntes, por personas de falsa instrucción sobre paranormalidades tanto infantiles como de adultos.

1.- La màs comunes de las respuestas es que el niño no està viendo nada. Que sòlo es mental, He dicho que “mental” es el retrete en donde echan los “conocedores” que no saben nada sobre hechos paranormales. ¿El motivo? Porque ellos no vieron nada cuando eran niños y no han visto nada ahora de jóvenes, y de mayores.

2.- Tambièn he leìdo que a los que exponen estos casos, les han dicho que lleven al niño a un pediatra. ¡Por Dios! Un pediatra es un especialista en enfermedades infantiles. Los niños no ven a los espìritus porque son asmàticos, o porque les duele la barriga, o porque tienen problemas hepàticos, etc. Si alguna recomendación podrìan hacer los que no creen porque no han visto, o los que dicen que es mental, es que lo lleven a un psicòlogo, no donde un pediatra.

3.- Otros preguntan que si es hijo ùnico, que normalmente los hijos ùnicos son los que inventan que estàn viendo a los espìritus porque no tienen con quièn jugar. ¡Claro! Para que eso no suceda, ¿las madres deben tener partos mùltiples, para que los niños no inventen por estar solos? ¿O parir como locas para que el primerizo "no vea" a los espìritus?

4.- Otros dicen que sòlo son fantasìas infantiles. Que ellos recuerdan que cuando eran niños inventaban amiguitos.

No se descarta que puedan ser fantasìas infantiles, que inventen compañeros de juego, y hasta nombres les ponen a esos amiguitos. Ha habido en mi familia niños que han tenido amiguitos imaginarios con nombre y todo. Ya de adultos les he preguntado si ellos veìan a esos amiguitos imaginarios y me han respondido que no, que los inventaron ellos. Nunca dijeron que los estaban viendo, porque no los veìan. Eso si era imaginación.

Pero cuando un niño le diga que està viendo a un espìritu, hàgale caso. Ya sea que le diga que es niño, niña o adulto. Si le dice que los ve, es porque los està viendo.
Como dije, no todos los niños ven a entidades espirituales, pero cuando les digan que las ven, es porque las estàn viendo.

En estos casos, ¿cuàl debe ser la actitud de los padres? No desesperarse y creer que su hijo o hija se està volviendo loco. Si el niño se lo dice, tòmelo de forma natural. Pregùntele còmo es su amiguito si es varòn o hembra. Còmo se llama. Què cosas les dicen. Què cosas juegan con èl.
Haciendo esto, no le està estimulando la imaginación al niño. Le està dando confianza para que hable sobre sus videncias.

Puede que el menor de la casa sea hijo ùnico, pero no ve a los espìritus por ser hijo ùnico sino porque posee la facultad de videncia. No quiere decir que para que el niño solo no juegue con esos amiguitos que realmente ve, tenga la madre que ponerse a parir apurada para que el niño juegue con un hermanito.

Generalmente, esta videncia es pasajera, y se pierde cuando el niño empieza a alternar en juegos y compañìa con otros menores. Y prefiere la compañìa y los juegos con niños porque con ellos puede tener juegos que no puede tener con los espìritus porque estos son inmateriales.
Eso sucede normalmente cuando el niño vidente empieza a asistir a la escuela, Al alternar con amigos vivientes, y tener juegos de vivientes, pierde la videncia.
Esto no quiere decir que los niños pierdan todos la videncia. ¡No! Hay algunos, en muy bajo porcentaje que la conservan toda la vida. Son videntes desde niños. La mayorìa son videntes circunstanciales, y una minorìa videntes permanentes.

¿Quiènes son esos espìritus que ven los niños? Generalmente espìritus de niños tambièn. No se olvide que el cuerpo espiritual conserva hasta la siguiente reencarnación el aspecto fìsico que tuvo como viviente. Si desencarnò de niño, su cuerpo espiritual seguirà siendo el de un niño.

Estos espìritus de niños, generalmente estàn turbados. No saben que han muerto. Y mientras estèn turbados, van a seguir actuando como niños. Y por eso es que de repente caen en alguna casa en que el niño que vive allì los puede ver y no los ignora. Juega con ellos.

Tambièn en ocasiones el espìritu que ve un niño puede ser de un adulto. Tambièn puede estar turbado, pero es un espìritu bueno que al ser visto por el niño, y viendo èl al niño jugando solo, se pone a jugar con èl. Muchas veces son espìritus de abuelitos, y si no estàn turbados, estàn cerca del niño porque en una vida pasada tuvieron un parentesco, y pudo ser que muy cercano.

Alàrmese cuando el niño sienta temor de la entidad que dice estar viendo, se asuste mucho de hacerlo y hasta llore y grite de temor. Eso quiere decir que la entidad que ve el niño es mala y se divierte asustando al niño.
Si es una entidad pasajera, ya se irà de la casa, pero si pasa el tiempo y permanece asustando al niño, entonces debe buscar ayuda idònea para hacer que ese espìritu se aleje de la casa. Dije ayuda idònea. Nada de brujos sino de gente que sepa sobre paranormalidades.

No trate a su niño como loco, no lo regañe, y menos lo castigue porque dice que ve a ciertos espìritus. El verlos no es signo de locura.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1523
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Ene 08, 2012 7:14 am

EL MIEDO A LOS ESPÌRITUS

Leyendo algunos pedidos de “auxilio” o de “ayuda” de algunas personas que de repente, o de mucho antes, ven sombras con apariencia masculina o femenina; que sienten que son palpados pero no saben por quièn; que sienten ruidos raros en la casa, o cosas fuera de lo comùn; y hasta creen que la muerte de seres queridos en su casa tengan alguna explicación paranormal, lo hacen en ocasiones atemorizadas por estos hechos,

Todo obedece al miedo que siente la gente por los espìritus, y esto contando con que los sean, y esas manifestaciones no se deban a “stress”, a “sueños paralìticos”, a “problemas mentales” y a “problemas visuales” como lo insinúan ciertos “conocedores” de los sucesos paranormales, ¿cuàl es el temor a los espìritus?

Bàsicamente ese temor obedece a lo desconocido. Influye tambièn en ese temor las creencias populares que le dan a los espìritus la facilidad de hacer cosas que no pueden hacer, pero que por creencia popular, se cree que lo pueden hacer.

Sòlo en los casos de obsesiòn espiritual. La entidad puede causar algùn perjuicio sobre el obsesado, pero ¿por què?. Porque el mismo obsesado se ha entregado al espìritu.
Igual sucede en nuestro plano de vivientes. Un vividor empieza a enamorar a una niña fea pero rica. El vividor que està fìsicamente mejor dotado que ella, la empieza a enamorar y la convence, a pesar que ella se mira en el espejo a cada rato, de que es una mujer bella y que lo que sucede es que no han mirado suficientemente su belleza, y por lo tanto no pueden apreciar esa belleza.
¡Y la muy boba se lo cree! y se entrega mansamente al vividor, con fortuna y todo. Y después de eso, ¡a sufrir se ha dicho!

Algunas personas, muy alarmadas dicen: ¡Hay un espìritu en mi casa! ¡No señor! Hay muchos espìritus en cada casa. No es que vivan allì, a no ser que sean de familiares y que aùn estàn turbados espiritualmente. ¡No! Los espìritus entran y salen de las casas porque no tienen impedimentos para entrar o salir de ellas.
¿Y què hacen los espìritus en casa ajena? Llegan, o porque andan de vagos, o porque andan buscando las condiciones para una nueva vida.
Si un espìritu de èstos, llega a una casa para ver si en alguna de sus moradoras puede reencarnar, y se encuentra con dos mujeres preñadas, ¿se va a quedar allì?. ¡No señor! Se marcha a zapatear a otro lado porque esas dos mujeres ya estàn con espìritus reencarnados en sus vientres.

¿Y los vagos? Andan como veletas, Entran a una casa, quizàs en ese momento alguien de la casa estè viendo algo en la televisión y el espìritu se queda viendo el programa porque le interesò. ¿Termino el programa? Pues, se manda a cambiar. Otro, que le gusten las discusiones, se queda a ver una entre marido y mujer en la cual la mujer le llama fuertemente la atención al esposo porque llegò de madrugada, “encurdelado” y de yapa con la camisa pintada de rouge.
Mientras el marido està pensando en una coartada que satisfaga a su “media”, el espìritu piensa: Yo me largo. Esta “mina” es igual a la esposa que tuve en vida fìsica. ¡Y se marcha!

Pero sea cual sea el motivo por el que està en una casa, asì un habitante de ella por màs que lo pueda ver, es sòlo un espìritu. Es inmaterial, no puede dañar fìsicamente a nadie. El ùnico daño que se hacen los que puedan verlos es consecuencia del miedo de que por el hecho de ser un espìritu y està en la casa, debe ser porque quiere causar algùn daño. El daño psicològico se lo està causando la misma persona que lo ve, por miedo al espìritu, y no porque el espìritu quiere causarle daño.

¡Ademàs! Usted està viendo una entidad, “sombreada” o no, sòlo una. ¿Y las demàs que no puede ver y que tambièn estan en la casa? Porque el hecho que usted pueda ver una, no quiere decir que tenga que verlas a todas. Eso pasa hasta con los videntes màs experimentados. No pueden ver a todos los espìritus sino a los que tienen afinidad de progreso con el vidente. En otras palabras, que tengan la misma calidad humana, que tambièn viene siendo calidad espiritual.

¡Por supuesto! Entre las entidades que se encuentren en la casa y que de repente puedan ser vistas claramente, o “sombreadas”, quizàs no falten las juguetonas y bromistas que se dierten con el susto que demuestra el que las està viendo. Y allì se quedan porque esa es su diversión. El dìa que ya no reaccione con miedo el que las ve, se mandan a cambiar, a sustar a otros en otra casa.

No le tenga miedo a los espìritus. Insisto, son inmateriales y no le pueden causar daño fìsico a nadie. Ellos no se pueden “llevar” a nadie. Ellos no son los que causan malas rachas con muertes, enfermedades, problemas familiares, problemas econòmicos, etc. No pueden hacer nada de eso. Si estas cosas suceden en un hogar, puede que sean, si no son problemas por causa de los mismos vivientes, problemas adquiridos con la Ley de Causas y Efectos.

¿Ve claramente una entidad espiritual? ¿La ve como una sombra con forma masculina o femenina? ¡Es solo un espìritu! ¡Nada màs! Con miedo a que nos vaya a causar daño, o de que nos està causando daño, lo que conseguimos es que con ese miedo, el daño nos lo vayamos a causar nosotros. Ellos no influyen en nuestras vidas, a no ser que nosotros lo permitamos. Que con el temor que les tenemos lo permitamos.

escorpio
Colaborador Estrella
Colaborador Estrella
Mensajes: 456
Registrado: Mié Feb 16, 2011 8:03 pm

Mensaje por escorpio » Lun Ene 09, 2012 9:36 pm

¡Hola Roberso!

Suponiendo que haya varios espíritus ahora aquí conmigo,¿crees que pueden verse entre ellos, o necesitan estar en el mismo nivel espiritual?.
La verdad, no me hace ninguna gracia eso de que puedan entrar y salir de mi casa a su gusto, la sola idea me da repelús. ¡ Menos mal que no puedo verlos!

Saludos.

Responder