¿QUÈ ES EL ESPIRIRISMO?

Discusiones sobre fenómenos fantasmales, espíritus, seres del más allá, viajes astrales, la ouija, médiums, etc.

Moderador: alegsa

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Mar 25, 2012 7:15 am

ESPIRITISMOY MEDIUMNIDAD SON DOS COSAS DIFERENTES

Al empezar este tema: ¿QUÈ ES EL ESPIRITISMO?, dije que Espiritismo y Mediumnidad son dos cosas diferentes. Tambièn fue mi propòsito al abrir el tema, que no es propio que la gente llame a todo el que tenga una relaciòn con los espìritus: Espiritista. ¡No señor!

Hay brujos que trabajan su brujerìa asistidos por espìritus que fueron brujos en su vida anterior y siguen desde el espacio estimulando la brujerìa que practican los brujos, algunos de los cuales tienen una real mediumnidad, y tambièn algunos de los cuales no la tienen pero la fingen por razones econòmicas.

Pero tambièn hay mèdiums que no son brujos pero que se dedican al curanderismo y usurpan pràcticas reservadas a los mèdicos incluyendo la receta de medicinas. Tanto los brujos como los curanderos, si en realidad tienen una mediumnidad, caen en la clasificaciòn de mèdiums mercenarios.

Algunos de ellos, cuando el que “los consulta” le dicen que cuànto les deben, hipócritamente contestan: ¡No! Yo no cobro. Hago esto por hacer el bien, pero si usted quiere “dejar” algo, eso ya es cosa suya.

Un mèdium, si en realidad tiene una mediumnidad, por eso no es, ni se le puede llamar espiritista. Pero si un mèdium estudia el Espiritismo, lo asimila, lo acepta, Y LO PRACTICA, se le puede llamar mèdium espiritista, o espiritista solamente, ya que como dije arriba son dos cosas diferentes, asì es que al mèdium espiritista, (que lo sea realmente), puede llamàrsele mèdium, o espiritista, o mèdium espiritista.

En el pasado, el Espiritismo ha caìdo en descrèdito porque los mèdiums han sido llamados espiritistas cuando en realidad no lo han sido.
La gente, que no sabe que Espiritismo y mediumnidad son dos cosas diferentes, tambièn ha llamado a los mèdiums equivocadamente Espiritistas, sin serlo.

Perdonen que redunde en esto, pero es sumamente importante, no sòlo para la Doctrina Espiritista, sino como parte de nuestra cultura general para no pecar de ignorantes con esta confusiòn.

No basta decir: ¡Soy espiritista!, para serlo. Al verdadero espiritista, que es el que ha estudiado, asimilado, aceptado la doctrina y la practica, se lo conoce por su calidad humana, por el buen decir y el buen escribir. Por el trato igualitario que le da al pròjimo. Por ser excelente hijo. Excelente padre. Excelente esposo. Excelente amigo, y excelente jefe cuando tiene a su cargo personal en alguna empresa.

Muchos entusiastas espiritistas han llegado a decir: ¡El Espiritismo es la verdad! ¡No señor! Estàn equivocados. Lo que cada persona llama verdad, es sòlo su verdad. No todos tenemos en este planeta el mismo nivel cultural y espiritual, como para que muchos crean que lo que consideremos nuestra verdad, tiene que obligatoriamente ser la verdad de todos.
Y ese entusiasmo llega al colmo, cuando estos entusiastas espiritistas que le hacen màs daño que bien a la doctrina con ese exceso de entusiasmo, han llegado al colmo cuando al referirse al Espiritismo lo llaman LUZ Y VERDAD. ¡No señor! El Espiritismo puede muy bien ser una revelaciòn pasajera como otras que las ha habido anteriormente, y cuando la humanidad estè màs progresada espiritualmente, se reciba alguna otra revelaciòn superior a la doctrina espiritista. Pero por mucho que se reciba una revelaciòn superior, la humanidad seguirà anclada y teniendo como verdad absoluta, antiguas revelaciones, porque como se dijo, en este planeta no todos estamos en el mismo nivel cultural y espiritual.

Por lo tanto, El Espiritismo es MI verdad, y la verdad de muchos, pero no tiene por què ser la verdad de todos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Abr 01, 2012 10:38 am

El SIN VALOR DE LA ORACIÒN EN EL ESPIRITISMO I

Antes de entrar en el tema de que la oraciòn es invàlida dentro del Espiritismo, quiero explicar algo:

La doctrina espiritista està contenida en EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS. Tiene ese nombre porque fueron espìritus los que emitieron los conceptos allì contenidos. Esos conceptos, emitidos por las entidades espirituales en diferentes puntos del globo, fueron recogidas, recopiladas, ordenadas por temas, o sea codificadas por el pedagogo francès Hipòlito Leòn Denizard Rivail quien decidiò publicarlos bajo el tìtulo de EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS. Como ya el pedagogo Rivail habìa hecho ciertas publicaciones educativas con su nombre, decidiò usar el nombre de Allan Kardec que tuvo en una vida pasada.

Cuando los espiritistas, los verdaderos y no los desviados hacia otras tendencias idolàtricas o religiolàtricas, decimos que somos kardecianos, no es por el hecho de que la doctrina sea obra de Kardec. El mèrito de Kardec dentro del Espiritismo es la de un pedagogo espiritista que supo codificar la doctrina para hacerla fácil al entendimiento. ¡Nada màs! El Espiritismo no es creación de èl.

Tambièn quiero insistir una vez màs en decir que la ùnica publicación que contiene la doctrina espiritista y que se puede considerar un libro doctrinario es EL LIBRO DELOS ESPÎRITUS. ¡Ningùn otro!, asì estos sean de la autorìa de Allan Kerdec y se trate en ellos temas sobre espiritismo, o análisis de ciertos asuntos bajo el enfoque del Espiritismo.
Ningùn otro libro de ningùn otro autor deben ser considerados como doctrina espiritista. Sòlo son autores espiritistas que tratan sobre Espiritismo y sobre hechos mediùmnicos, y no sobre hechos espiritistas como lo han dicho y lo siguen diciendo equivocadamente. Los hechos son mediùmnicos, o paranormales según la parapsicologìa, pero nunca espiritistas. El Espiritismo es doctrina. No es fenomenologìa.

La confirmaciòn de que EL LIBRO DE LOS ESPÎRITUS es el ùnico libro doctrinario, està en la presentaciòn del libro que dice:

Filosofìa Espiritualista

EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS

Que contiene
Los principios de la Doctrina Espiritista
Sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los espìritus
y sus relaciones con los hombres, las Leyes Morales, la vida presente, la vida futura
y el porvenir de la humanidad.

Segùn la enseñanza dada por los espìritus superiores
Con la ayuda de diferentes mèdiums.

Recopilada y puesta en orden

Por

ALLAN KARDEC

Pero como en todo libro doctrinario hay conceptos que se prestan a confusiòn, como efectivamente ha sucedido, y es en lo concerniente el poder de la oraciòn, o lo que podemos conseguir con la oraciòn.

Dice la doctrina Espiritista sobre la oraciòn:

658.- ¿La oraciòn es agradable a Dios?

Dice que la oraciòn es agradable a Dios cuando es sincera y sale del corazón. Este es un error que se comete en la Biblia tambièn. El corazón es el òrgano de la circulación de la sangre. Sòlo una bomba de mùsculos que no tiene inteligencia. La oraciòn sincera no sale del corazón sino del alma que es desde donde se manifiesta el espìritu mientras està encarnado.

Dice al finalizar el punto que: “No es agradable a Dios , (la oraciòn), a menos que no constituya un acto de sincero ARREPENTIMIENTO y de verdadera humildad.”
Los religiosos tienden a creer que cuando uno se arrepiente sinceramente, la falta, o las faltas por las que se arrepienten quedan perdonadas. Y algunos espiritistas religiosos lo han tomado de esa manera y es por eso que los idòlatras le dan valor a la oraciòn dentro del movimiento espiritista.
Pero, con la oraciòn, ¿què quiere conseguirse de dios? Eso se explica en el siguiente punto de la doctrina:

659.- ¿Cuàl es el carácter general de la oraciòn?

Los espìritus respondieron al final: “ Tres cosas puede uno proponerse en la oraciòn: Alabar, PEDIR, y dar gracias.”

Con la primera y la tercera no deberìamos tener problema porque son manifestaciones de un acto de adoración a Dios, al ùnico, al Dios del Universo. Que es el ùnico sujeto a adoración. No dice que se le debe orar a Jesùs ni a ningùn otro espìritu por muy evolucionado que uno lo considere.

Con lo que no estamos de acuerdo es en lo de PEDIR a Dios con la oraciòn. ¿Què es lo que generalmente le PEDIMOS a Dios? Salud. Bienestar econòmico. Bienestar emocional. Bienestar familiar. Pero todos esos bienestares y malestares ya sabemos por la misma doctrina que obedecen a expiaciones, en el caso de malestares, a la Ley de Causas y Efectos. Esta es una ley universal IGUALITARIA establecida por Dios para compensar faltas cometidas contra el pròjimo y contra uno mismo ya que cuando faltamos al pròjimo nos estamos faltando a nosotros mismos porque eso tiene que ser compensado o expiado.

¿Puede Dios darle salud a cambio de una oraciòn por muy sincera que sea a un orador que estè sufriendo quebrantos de salud por expiación?
¿Puede Dios darle bienestar econòmico a cambio de una oraciòn por muy sincera que sea a un orador que por Ley de Causas y Efectos estè pasando las verdes económicamente hablando?

Se dice en en los comentarios sobre el punto doctrinario: ATRIBUTOS DE LA DIVINIDAD:

13.- Dios es eterno, infinito, INMUTABLE, inmaterial, ùnico, omnipotente, soberanamente justo y bueno.

INMUTABLE: Porque si estuviese sujeto a cambios, NINGUNA ESTABILIDAD TENDRÎAN LAS LEYES QUE RIGEN EL UNIVERSO.
¿No es acaso la Ley de Causas y Efectos una de las leyes naturales que rigen el Universo?
Dios no es como una veleta que cambia de direcciòn por la influencia del viento. Tampoco un alcahuete que va a anular la acciòn de una ley universal, tan sòlo porque uno de sus imperfectos hijos le pide algo con la esperanza de que una expiación sea anulada.De pedirle y pedirle y pedirle, podemos hacerlo, ¿pero creer que Dios de inmutable, (inalterable), puede anular la acciòn de una ley universal a cambio, (lo cual denotarìa mutabilidad), de una oraciòn por muy sincera que sea, que salga del alma Y NO DEL CORAZÒN, lo va a hacer?, lo siento. Pero puede seguir pidièndole todo lo que quiera.
Generalmente no agradecemos a Dios por lo bueno que nos acontece. Tampoco una oraciòn de alabanza que es un acto de adoración que ùnicamente Dios se merece. ¡Ah! Pero PEDIR sì. Para pedirle a Dios somos unos artistas. Pero ya lo sabe, el pedirle algo que signifique cambio a la Ley de Causas y Efectos, con oraciòn por muy sincera que sea, no va a cambiar en nada en su expiación actual, si acaso la tiene.

Pròximo escrito en este mismo tema: EL SIN VALOR DE LA ORACIÒN EN EL ESPIRITISMO II

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Sab Abr 07, 2012 2:02 pm

EL SIN VALOR DE LA ORACIÒN EN EL ESPIRITISMO II

En el punto 531 de la doctrina espiritista, se le pregunta a los espìritus sobre ciertas entidades que molestan y hasta obsesan a ciertos encarnados, y la respuestas que dan ellos, se presta a confusiones por lo contradictorias que son.

Pregunta: ¿Puede ponèrsele tèrmino, y de què modo?
Respuesta: Sì, SE PUEDE ORAR POR ELLOS, y devolvièndoles bien por mal, acaban por comprender sus faltas. Por lo demàs, sabiendo uno hacerse superior a sus maquinaciones, conclùyenlas viendo que nada consiguen.

Con la primera parte no estamos de acuerdo. Si un espìritu molestoso u obsesor acosa a un encarnado es por algo que hizo en esta misma vida o en el pasado. Nadie molesta por molestar sino por venganza.
La oraciòn no es la panacea para terminar con estos estados. Eso se ve en los exorcismos practicados por religiosos. Si un erspìritu que està molestando u obsesando a un encarnado, no fue religioso y hasta fue ateo, no va a haber ninguna oraciòn que lo conmueva. He escuchado a espìritus morirse de la risa cuando alguna madre desesperada por su hijo obsesado le echaba agua bendita al hijo para que el obsesor se alejara.

Màs abajo, en el mismo punto se pone la explicación: “La experiencia prueba que ciertos espìritus continúan su venganza de una a otra existencia, y que tarde o temprano expiamos las faltas que hemos cometido respecto de alguien.”

Allì esta clarìsimo. Es consecuencia de Ley de Causas y Efectos, y contra eso no hay oraciòn que pueda: el expiante tiene que pagar y nada màs.

En el punto doctrinario 661, se deja bien claro la no validez de la oraciòn.
Pregunta: ¿Puede suplicarse con provecho a Dios que nos perdone nuestras faltas?
Respuesta: Dios sabe discernir el bien del mal; LA ORACIÒN NO ENCUBRE LAS FALTAS.
El que pide a Dios el perdòn de las que ha cometido no lo obtiene sino mudando de conducta. LAS BUENAS ACCIONES SON LA MEJOR ORACIÒN; porque valen màs los actos que las palabras.

Las buenas acciones que recomiendan al ùltimo, no es otra cosa sino compensación. No perdòn por influencia de oraciòn. Acà, en este plano de vivientes podemos antes de morir COMPENSAR algunos desatinos pasados, para asì no hacernos acreedores de una expiación en una vida futura. Solamente la compensación de un acto negativo por uno positivo no activa la Ley de Causas y Efectos. Rece lo que rece.

Si Dios es inmutable, la oraciòn es nula. Eso es doctrina. Pero los rezadores que dicen ser espiritistas, alegan que la oración tiene poder. ¿Por què? Porque en el libro NO DOCTRINARIO que escribiò Kardec desde el punto de vista de un espiritista, titulado EL EVANGELIO SEGÙN EL ESPIRITISMO, en el capìtulo XXVIII titulado COLECCIÒN DE ORACIONES ESPIRITISTAS, hace una verdadera apologìa de la oraciòn sabiendo que èsta no anula la Ley de Causas y Efectos, sòlo porque estas fueron dadas por los espìritus.

Un buen espiritista sabe que no necesita oraciones, ya que la misma doctrina nos dice que: LAS BUENAS ACCIONES SON LA MEJOR ORACIÒN.

Cierta pareja de amigos estuvo a punto del divorcio. ¿El motivo? Que èl era de poco hablar, pero de excelente calidad humana. Buen hijo, buen esposo, buen padre, buen amigo, buen patrono.
La mujer le decìa que ella no estaba segura de que èl la querìa porque nunca se lo decìa. El le recordò: ¿Te acordàs de Mario y Ana? El se la pasaba dicièndole todo el dìa que la querìa. No sòlo era un calavera sino que terminò abandonàndola por otra. Ahora, dime:
¿No te demuestro amor en todos mis actos? ¡Sì!, dijo ella.
¿Alguna vez te he faltado? ¡No!, dijo ella.
¿Soy un botarate? ¿Soy un calavera? ¿Soy un mal padre? ¡No! Dijo ella.
¡Pues bien! El dìa que cambie mi conducta para contigo y en el hogar, entonces ten la seguridad de que no te quiero.

Ella aprendiò que era màs importante sentir que el marido la querìa antes de escucharle decir que la querìa.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Lun Abr 16, 2012 5:28 am

VIOLADAS Y EMBARAZADAS

Ademàs del fuerte trauma que le causa a una mujer el hecho de haber sido violada, es el otro de descubrir que el violador la ha dejado embarazada; o uno de los violadores, si fueron varios.

Hay paìses en los que es legal que la mujer se practique un aborto en estas circunstancias. Hay otros paìses en los que el aborto es ilegal bajo cualquier circunstancia. Pero lejos de la legalidad o no del aborto, depende de la violada si decide tomar o no esa decisiòn.

Una mujer violada puede no querer tener al hijo concebido en estas condiciones, y decida no tenerlo y buscar quien la haga abortar hasta ilegalmente si en su paìs no està permitido el aborto.

Pero por muy extraño que pueda parecerles a algunos, he conocido dos casos de violadas que a pesar del trauma que les causò la violación, cuando descubrieron que habìan sido embarazadas en ese acto, decidieron continuar con el embarazo y tener el hijo, y eso, a pesar de la fuerte oposición de sus padres quienes no querìan que lo tuviera.

Como en estos actos disgustantes està involucrada la Ley de Causas y Efectos, veamos de què manera èsta puede intervenir.

Si una mujer es violada, seguramente està compensando un acto de la que fue protagonista en su vida anterior, en el rol de violador.
El mismo trauma que siente la violada en esta vida, lo hizo sentir a la mujer que violò en su vida anterior. Si la violada de ahora no queda embarazada, es porque tampoco lo quedò la violada de la vida anterior.
Pero si la violada queda embarazada, es porque tambièn embarazò a la mujer que violò en su anterior existencia.

¡Ahora! Si este es el caso, la violada embarazada, si decide practicarse un aborto, lo permitan o no las leyes de su paìs, està truncando una vida, y asì haya pagado con la expiación de su violaciòn , se està involucrando en otra expiación para su pròxima existencia: La de compensar la privación de una vida.

Esto no sucederìa en el caso en que la violada embarazada decidiera continuar con el embarazo y tener a su criatura. Compensò o expiò su error del pasado, pero no se hace acreedora a una nueva expiación porque decide tener a su hijo.

Es bueno aprovechar el tema porque en una oportunidad, en una charla en la que exponìa los casos de violaciones con embarazos, me preguntò una asistente si los violadores venìan con la misiòn de hacer pagar al violador del pasado y ahora, vìctima del presente.
¡De ninguna manera! Nadie reencarna con esa encomienda, y mucho menos “con esa misiòn”. Cuando un esìritu reencarna con una misiòn, es un encargo de altura en la que si no toda, al menos parte de la humanidad se va a ver favorecida en salud, o en espiritualidad, o en conocimientos.

Lo que sucede es que la Ley de Causas y Efectos, aprovecha ciertas tendencias de algunos espìritus para aplicar algunas expiaciones. Por ejemplo: Un espìritu que en el pasado fue un violador, promete que al reencarnar y ademàs de compensar esas faltas del pasado, va a venir con el firme propòsito de superar esa tendencia. Reencarna, pero su tendencia es mayor que el propòsito de enmienda hecho antes de reencarnar y recae en esa pràctica. Ya vuelto a su negativa conducta del pasado, el espacio puede aprovechar esa circunstancia para cruzar en sus caminos a violador, y la que viene con la expiación de ser violada.
No es que vino para eso. No reencarnò para eso. Sòlo fue un objeto, (a causa de su tendencia de violador), para aplicar una compensación o expiación a otro espìritu reencarnado.

He menicionado unas probabilidades, aunque pueden ser muchas con las que la Ley de Causas y Efectos puede hacer compensar o expiar este tipo de delitos de vidas anteriores.

En un caso que conocì de una joven violada que decidiò practicarse un aborto, pensaban ella y sus padres que si continuaba con el embarazo, el hijo que nacerìa iba a tener la misma tendencia de su violador padre. ¡Eso no es asì! El que nace en estas circunstancias, puede nacer con caracterìsticas fìsicas de su violador padre mas no con la misma calidad espiritual.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Abr 22, 2012 11:39 am

EL ESPIRITISMO Y LA INFLUENCIA DE LOS ASTROS

El espiritista no puede decirle amèn a cualquier creencia popular, y la creencia de la influencia de los astros en el carácter de una persona es sòlo una creencia popular.
Creencia popular que tuvo su origen en Babilonia. El mèrito que tuvieron estos “magos babilònicos” fue el de ser pioneros en la observación de los astros. El desmèrito fue que esa observación la convirtieron en adivinación y predestinaciòn. Tambièn hay que reconocer que si no fuera por ese inicio nada cientìfico, surgiera de la observación de los astros una ciencia como la Astronomìa.
Predestinaciòn, porque según la creencia popular conocida como astrologìa, hace que el ser venga predestinado a ser lo que la influencia de los astros determinen al momento de su nacimiento`
¿Què es un astro? Es un cuerpo celeste.
¿Què es una constelación? Conjunto de varias estrellas reunidas en DIBUJOS IMAGINARIOS.

¿Què ciencia me asegura a mì o me garantiza, que por el hecho de haber nacido bajo el influjo de cierta costelaciòn, (conjunto de varias estrellas reunidas en DIBUJOS IMAGINARIOS), digamos, la que tiene la imperfecta forma de escorpión, yo deba tener las caracterìsticas que indican las cartas astrales, o los horóscopos y afines?

¿Què ciencia me asegura o me garantiza que un grupo de minerales en el espacio son los que me van a dar cierta personalidad, la que constituye o dictamina la constelación dominante en el momento de mi nacimiento?

¿Por què se tiene que creer que porque una persona haya nacido bajo la influencia de la constelación XYZ esa persona obligatoriamente deba tener el carácter que indica el horòscopo que le corresponde?

Se supone que por el signo bajo el cual nacì, el Sol y yo tenemos que ser uña y carne; pero resulta que yo le saco el cuerpo al Sol cada vez que puedo hacerlo. Me gusta màs la montaña que la playa porque no me gusta el Sol.
Se supone tambièn que a mì debe gustarme el color que indica mi horòscopo, pero resulta que a mì me gusta el color que debe gustarle a uno de otro signo.
La piedra preciosa que se supone es la mìa, y debe serlo sòlo porque yo nacì bajo cierto signo zodiacal, pero esa piedra ni fu ni fa, ya que a mì me gusta una diferente a la que me dice mi horòscopo que deberìa ser mi favorita.

Un espiritista, sabe de dònde viene la calidad humana de la persona. No viene, ni es ningùn regalo de un astro o de una constelación. Es el resultado de varias reencarnaciones de trabajo y de expiaciones por errores a travès de las mismas. Nuestra personalidad es nuestra individualidad, y nuestra individualidad no refleja otra cosa que nuestro estado de evoluciòn espiritual. Es algo nuestro, es algo que nos ha costado sangre, sudor y làgrimas a travès de nuestras vidas sucesivas. No es algo que tenemos, (nuestra individualidad), porque somos Càncer, o Aries, o Leo, etc.

Por otro lado: Todos los espiritistas somos reencarnacionistas, y al serlo, aceptamos que todo lo negativo por lo que pasemos en nuestra vida es una consecuencia de la aplicación de la Ley de Causas y Efectos por errores nuestros en nuestro camino de evoluciòn espiritual.
Todo eso serìa echado al retrete de de la credulidad si aceptamos que todo lo positivos, o todo lo negativos que podamos ser, sòlo es porque nacimos bajo la influencia de cierta constelación. Si eso fuera verdad, entonces la Ley de Causas y Efectos no existe, y por lo tanto si creemos en eso, tampoco deberìamos creer en la reencarnación.

Una persona que diga que cree en el Espiritismo y que tambièn cree en la Astrologìa carga con una contradicción en sì. Es como cuando un espiritista dice que es cristiano, que tambièn carga encima una contradicción.

Està bien que un cuerpo celeste influya sobre lo material. Se sabe que la luna influye sobres las mareas, pero eso es algo material, (la Luna), influye sobre algo material, (las mareas de la Tierra); Ni la Luna ni la Tierra son entidades psìquicas.
Muchas personas, entre ellas mi vieja, que decìa que cuando niña se fracturò una clavìcula, que sucediò en luna llena y que cada vez que habìa luna llena, mi vieja decìa que le dolìa la clavìcula. Pero una clavìcula, (algo material), es parte de un cuerpo fìsico, (ambièn material).
Segùn muchos, tambièn acusan dolores en otras partes del cuerpo cuando la luna està en tal o cual creciente. Pero, la pregunta y sin descartar que eso sea posible, ¿no se trata tambièn de una creencia popular? ¿No se trata de autosugestiòn?

Pero decir que fulana o fulano tiene tal carácter es porque es del signo tal, es aceptar que algo material pueda influir en la espiritualidad del ser humano. Y el carácter es una manifestaciòn espiritual. ¡En fin!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Abr 29, 2012 12:58 am

EL ESPIRITISMO: ¿DOCTRINA FILOSÒFICA O RELIGIÔN?

Una vez màs, vamos a tratar sobre este tema ya que muy sorprendido leì que un colaborador de este foro que se dice espiritista, escribiò en el Secciòn de Religiòn, en una secciòn reservada a Alegsa, que èl “escribìa” sobre Espiritismo en la secciòn de RELIGIÒN Y CREENCIAS porque El Espiritismo es religiòn porque asì lo declarò la UNESCO.

La doctrina Espiritista està contenida en EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS. Empezando el libro nos encontramos con la: INTRODUCCIÒN al estudio de la DOCTRINA ESPIRITISTA, y al finalizar el primer punto, se lee:

“EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS contiene, como especialidad la DOCTRINA ESPIRITISTA, y como generalidad, se asocia a la doctrina espiritualista ofreciendo una de sus formas. Por esta razòn se ve en la cabecera de su tìtulo FILOSOFÌA ESPIRITUALISTA.”

Por lo tanto, siendo una filosofìa espiritualista que està formado por una doctrina, (conjunto de puntos doctrinarios), eso le da la caracterìstica de una DOCTRINA FILOSÒFICA. ¿Ven? ¿Dònde dice Kardec que el Espiritismo es religión?

Y para dejar bien claro este punto, para evitar discusiones por el hecho de que algunos religiolàtricos quieran disminuir al Espiritismo tratàndolo de religión, leamos lo que escribe Allan Kardec en el parte final del Pròlogo de su libro ¿QUÈ ES EL ESPIRITISMO?, dice:

“El espiritismo es a la vez una ciencia de observación y una DOCTRINA FILOSÒFICA. Como CIENCIA PRÀCTICA, consiste en las relaciones que pueden establecerse con los espìritus; como DOCTRINA FILOSÒFICA, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones.
Podemos definirlo asì:
El Espiritismo es la ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los espìritus, y de sus relaciones con el mundo corporal.”

Como se lee, Kardec en ningùn momento dice que el Espiritismo es religión.

En la INTRODUCCIÒN de ese mismo libro, y para dejar bien claro que el Espiritismo no es religión, Kardec dice:

“Bajo el punto de vista religioso, el Espiritismo tiene por base las verdades fundamentales de todas las religiones: Dios, alma, la inmortalidad, las penas y las recompensas futuras; pero ES INDEPENDIENTE DE TODO CULTO PARTICULAR. Su fin es probar la existencia del alma a los que la nieguen o dudan de ella; que sobrevive al cuerpo, y que sufre después de la muerte las consecuencias del bien y del mal que ha hecho durante la vida corporal lo cual pertenece a todas las religiones.”

Aquì hay que hacer la salvedad sobre la diferencia de los conceptos entre las religiones y el Espiritismo. El Espiritismo tiene ciertos conceptos en los que coincide con algunas religiones, pero eso no lo convierte en religión.

Tambièn dice Kardec en la introducción de su libro ¿QUÈ ES EL ESPIRITISMO?, lo siguiente:

“Siendo independiente el Espiritismo de toda forma de culto, no prescribiendo ninguno, y no ocupàndose de dogmas particulares, NO ES UNA RELIGIÒN ESPECIAL, porque no tiene sacerdotes ni templos.”

¿Està claro? ¡NO ES UNA RELIGIÒN PARTICULAR!

En el PRÒLOGO del libro DESPUÈS DE LA MUERTE de Leòn Denìs nos dice el prologuista al empezarlo:

“Tiene el Espiritismo, tal como lo dejò establecido Allan Kardec, dos partes distintas: 1ª., una DOCTRINA FILOSÒFICA sobre la naturaleza del alma, su origen y sus destinos, unida a una moral irreprochable, digna de los adelantos de nuestra època, propia para corregir sus descarrìos: y 2ª., UNA PARTE EXPERIMENTAL que tiende a la comunicación diaria, o frecuente de los vivos con los difuntos, de los hombres con los espìritus desencarnados.”

Hay que hacer notar lo que dice Denìs sobre el Espiritismo: UNIDA A UNA MORAL IRREPROCHABLE, DIGNA DE LOS ADELANTOS DE NUESTRA ÈPOCA……
MORAL ESPIRITISTA, ninguna “moral cristiana” que le quieren endilgar los religiolàtricos.

Y para los religiolàtricos que se empeñan en convertir al Espiritismo en una religión, leamos el concepto que tenìa el espiritista Leòn Denìs sobre las religiones, y que lo dejò impreso en su libro DESPUÈS DE LA MUERTE, Parte històrica- Religiones:

“Las religiones, inmovilizadas en sus dogmas, cual momias en sus vendajes, ahora que
todo marcha y evoluciona alrededor de ellas, sofocadas bajo el peso de sus envolturas materiales, estàn agonizando. Han perdido casi todo su influjo en las costumbres y la vida social y estàn destinadas a morir.”

“Hemos llegado a un momento històrico en el que las religiones envejecidas, se hunden en sus propias bases.”

Si los que dicen que el Espiritismo es religión, (aparte de la Unesco que no tiene vela en este entierro), ¿estàn aceptando que el Espiritismo està destinado a morir? ¿Qué està envejecido? ¿Qué se està hundiendo en sus propias bases?

Son conceptos algo fuertes, pero se han puesto para que quede bien claro, que si bien el Espiritismo no es anti religioso, en ningùn momento se puede considerar una religión.

La doctrina filosòfica conocida como Espiritismo està contenida en EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS, en ningùn otro libro. Reto a cualquier religiolàtrico que dice que el Espiritismo es religión, a que diga en que punto de ese libro se dice que el Espiritismo es religión.

Tambièn reto a que señalen en què parte de EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS que es es ùnico libro que contiene la doctrina espiritista, dice que Espiritismo y cristianismo son la misma cosa.

El hecho que en ciertas partes del libro se señale a Jesùs como ejemplo de hombre a seguir, no convierte al Espiritismo en religión, y tampoco lo convierte en una doctrina “cristiana”.

¿El Espiritismo declarado religiòn por la UNESCO? ¡Por Dios!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom May 06, 2012 4:00 am

RAZONES PARA DECIR QUE EL ESPIRITISMO NO ES RELIGIÒN

Una vez màs, vamos a decir lo siguiente: La DOCTRINA FILOSÒFICA conocida como Espiritismo, està contenida en EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS, en las 1.018 preguntas hechas a los espìritus, y sus correspondientes respuestas.

Repetimos tambièn: En la caràtula interna, que es la presentaciòn del libro, se lee:

Filosofìa espiritualista

EL LIBRO
DE LOS ESPÌRITUS

Que contiene

LOS PRINCIPIOS DE LA DOCTRINA ESPIRITISTA

Sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los
Espìritus y sus relaciones con los hombres, las
Leyes Morales, la vida presente, la vida futura,
Y el porvenir de la humanidad;

Segùn la enseñanza dada por los espìritus superiores con la
Ayuda de diferentes mèdiums

Recopilada y puesta en orden

Por

ALLAN KARDEC

Como se ve en la presentaciòn del libro, abre con la lìnea Filosofìa espiritualista porque el Espiritismo es una doctrina filosòfica espiritualista. Se le puso el nombre de Espiritismo para diferenciarlo de otras doctrinas filosòficas espiritualistas que existìan. No todas las doctrinas espiritualistas conocidas tienen los mismos conceptos ni aceptan lo mismo.

Para que quede bien claro, vamos a ponerlo de la forma màs simple posible:

FILOSOFÌA: “Conjunto de los razonamientos sobre las relaciones de las cosas y sus procesos, cuyas artes y tècnicas van surgiendo para establecer leyes cientìficas con ellos.”

ESPIRITUALISMO: “Doctrina filosòfica que reconoce la existencia de otros seres, ademàs de los materiales.”
“Sistema filosòfico que defiende la esencia espiritual y la inmortalidad del alma, y se contrapone al materialismo.”

Por esa razòn al ESPIRITISMO se lo define como FILOSOFÌA ESPIRITUALISTA, y efectivamente lo es.

Ahora, veamos:

RELIGIÒN: “Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneraciòn y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de pràcticas rituales, principalmente la oraciòn y el sacrificio para darle culto.”

Ahora, vamos a desmenuzar ciertas caracterìsticas de una religión:
TEMOR A DIOS: Los espiritistas amamos a Dios, (no a Jesùs, ni a santos, ni a santas, ni a ningùn espìritu por màs progresado que nos parezca). Lo amamos, no le tememos ya que se le teme a Dios por los castigos que según las religiones, pueda destinarnos por nuestros malos procederes.
Nuestros malos procederes emanan de nosotros, por lo tanto, somos a nosostros mismos a quienes debemos temer y no a Dios. Es tan sencillo como en la vida real. Si nuestros padres nos castigan es porque dimos motivo para un castigo. Si no queremos un castigo de nuestros padres, no les demos motivos para que lo hagan. Tememos a nuestros padres por el castigo, pero no evitamos el castigo. ¿Entonces? Tengamos temor de nosotros.

PRÀCTICAS RITUALES: “Costumbre o ceremonia.” El Espiritismo no las tiene porque sabe sobre su inutilidad en nuestro progreso espiritual que es lo que todos buscamos a travès de las vidas sucesivas. Sabiendo que eso es un acto individual, no tiene la doctrina espiritista ritos ni ceremonias que generalmente son actos colectivos.

LA ORACIÒN: Las religiones acostumbran la oraciòn y el sacrificio para darle culto a Dios.
El Espiritismo no tiene “sacrificios”, y el que se tome esto como sacrificios personales, (flagelos, abstinencias, etc.), eso lejos de ayudar a la persona lo perjudica; y tampoco son del agrado de Dios.
Si bien en la doctrina espiritista se dice que la oraciòn es agradable a Dios cuando es sincera, la oraciòn le sirve de consuelo al que la dice, pero todo espiritista sabe que asì se la pase rezando todo el dìa, sus oraciones no van a modificar o anular la Ley de Causas y Efectos, ni el que las dice en su favor, o a favor de otros. Por lo tanto, sabemos que si tenemos malas tendencias, no valen el arrepentimiento, ni las oraciones sino enderezar nuestra conducta si es que anda tambaleante. En el Espiritismo, lo ùnico vàlido son nuetros actos. ¡Nada màs! No lo que digamos, no lo que prometamos sino lo que hagamos.

Explicado esto, ciertos religiolàtricos que se autollaman espiritistas, dicen que todos los libros de la autorìa de Allan Kardec son doctrinarios. ¡Lo siento! Los libros de Kardec son de Kardec y EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS no lo es.
En la presentaciòn de EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS se dice bien claro: “Segùn la enseñanza DADA POR LOS ESPÌRITUS SUPERIORES con la ayuda de diferentes mèdiums.

¿Y la actuación de Kardec? Dice en la misma presentaciòn del libro: Recopilada y puesta en orden por ALLAN KARDEC. Ese fue su mèrito. Poner en orden todas esas comunicaciones. Por eso es que los espiritistas no religiolàtricos al referirnos a Kardec, decimos: El codificador del Espiritismo. Jamàs decimos: El autor.

Si los religiolàtricos quieren darle a los libros de Kardec caràcter de doctrina Espiritista, lo estàn haciendo autor de la doctrina espiritista. Kardec fue espiritista, de eso no hay discusión, pero el hecho que un espiritista escriba un libro bajo su punto de vista de espiritista, no convierte a ese libro en doctrina espiritista.

Por ejemplo: Existen los Evangelios. Existieron los evangelistas. Eso està bien claro. Esa es la moral cristiana. Las buenas enseñanzas contenidas en los Evangelios, que dicho sea de paso, no son de la autorìa de Jesùs. Jesùs no escribiò ni una letra de los Evangelios para que equivocadamente algunos religiolàtricos al referirse a ellos, digan: El Evangelio de Jesùs.

Yo tengo unos escritos en este mismo foro que he titulado: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO. En ellos analizo lo que se dice en los Evangelios. El que haga eso, el que escriba sobre los Evangelios no me convierte en evangelista. ¡No! Los Evangelios ya existìan antes que mis escritos. Sin ellos no podrìa escribir sobre ellos. ¿Por què puse este ejemplo? Porque los religiolàtricos dicen que por el hecho de que Kardec hubiese escrito libros enfocados bajo el punto de vista del Espiritismo, ya los convierte en doctrina.

Sigamos viendo:

EL EVANGELIO SEGÙN EL ESPIRITISMO de Allan Kardec, es un libro en el que Kardec analiza las enseñanzas evangèlicas, o sea, la moral cristiana, SEGÙN, bajo el punto de vista de el Espiritismo. Pero los religiolàtricos le dan màs importancia a este libro que a EL LIBRO DE LOS ESPÎRITUS para decir que Espiritismo y cristianismo son la misma cosa, y hasta para afincarse y decir que el Espiritismo es religión. Pero, ¿Còmo presentò este, su libro, Allan Kardec? Si Kardec hubiese querido tan sòlo insinuar que Espiritismo y Cristianismo son la misma cosa, hubiese titulado su libro asì: EL EVANGELIO O EL ESPIRITISMO, o tal vez: EL EVANGELIO Y/O EL ESPIRITISMO. Pero tuvo la sinceridad de anteponer al Espiritista antes que a su simpatìa con Jesùs, al titular su libro: EL EVANGELIO SEGÛN EL ESPIRITISMO. Y Eso es lo que hace. Analizar ciertas enseñanzas cristianas BAJO EL PUNTO DE VISTA del Espiritismo. Si hubiera querido anteponer al cristianismo, habrìa titulado su libro: EL ESPIRITISMO SEGÙN EL EVANGELIO. Este libro no debe considerarse como doctrina espiritista. Hay un sòlo libro que la contiene y es: EL LIBRO DE LOS ESPÌRITUS.

Otro libro de Kardec que es considerado como doctrinario por los religiolàtricos es EL GÈNESIS. ¿Y Còmo presentò ese libro Kardec? Asì:

Allan Kardec

EL GÈNESIS
Los milagros y
Las predicciones

SEGÙN EL ESPIRITISMO

Tambièn su libro EL CIELO Y EL INFIERNO que es considerado como doctrina espiritista por los religiolàtricos, Kardec lo presentò asì:

Allan Kardec

EL CIELO Y EL INFIERNO
O
LA JUSTICIA DIVINA

SEGÙN EL ESPIRITISMO

Kardec fue honrado y leal al Espiritismo al usar la palabra clave SEGÙN. Los que lo quieren convertir en desleal y deshonrado son los religiolàtricos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom May 13, 2012 2:26 am

ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO I

Antes de empezar esta intervención, quiero dejar bien claro que los espiritistas y los cristianos somos hermanos con diferente creencia. Esa diferencia en creencia no nos convierte en enemigos, pero en asuntos de creencias, hermanos seguimos siendo porque todos somos hijos de Dios, pero cada cual con lo que cree. Y como son dos doctrinas diferentes el Espiritismo y el Cristianismo, ninguno de los dos adeptos permite que trate de confundirse las dos doctrinas que tienen claras diferencias en ciertos conceptos doctrinarios como para andar alegremente diciendo yo soy “espiritista cristiano”, o yo soy “cristiano espiritista” en todas sus manifestaciones, como decir yo soy Catòlico espiritista; o yo soy Evangèlico espiritista; o soy Testigo espiritista; o Bautista espiritista, etc.; porque eso serìa tan contradictorio como decir: Soy espiritista cristiano.
Las diferencias son tan notables en ciertos puntos doctrinarios que sostener esa denominación de espiritista cristiano conlleva una contradicción. ¡Veamos!

ADORACIÒN……¿A QUIÈN?

ESPIRITISMO: El ùnico ente sujeto a adoración es Dios. A ningùn dios local, o dios de un pueblo, o dios de libros. o hijos de Dios, (que todos lo somos), ni a ningùn “espìritu superior”, etc., sòlo al DIOS DEL UNIVERSO.

El que se llame espiritista y no cumple con este primario acto, no puede calificarse como espiritista. Todo acto de adoración a otro que no sea Dios, no es otra cosa que paganismo.
Por eso, ningùn espiritista debe adorar ni venerar a dioses pequeños.

CRISTIANISMO: El cristianismo, si en realidad se es cristiano, tiene que basar su creencia en los Evangelios y el resto de los escritos del Nuevo Testamento.
No hay otro libro, y menos dictado por espìritus con presunciòn de superioridad que venga a dictar normas y actos de adoración hacia Jesùs. El hacer eso, y en ocasiones en incoincidencia con el cristianismo evangèlico, no se puede llamar cristiano.

Jesùs dijo bien claro: “No he venido a destruir la ley, (la ley mosaica), sino a ver que se cumpla.”
Diciendo esto, Jesùs estaba considerando a la ley Mosaica como vigente y aceptada por èl; y en la ley mosaica se prohibe la idolatrìa y el cultos a otros dioses.

Muchos basan la adoración a Jesùs por considerarlo “hijo de Dios” sòlo por el hecho que èl lo llamaba padre. Pero Jesùs nunca dijo, según consta en los Evangelios que èl era hijo directo de Dios, ni consubstancial con El. Eso es producto de una religión judeocristiana que no tienen por què seguir los que se consideren cristianos de ninguna otra religión.

Jesùs, en el sermòn del monte dijo, y eso se estableciò como oraciòn: “PADRE NUESTRO”, no dijo en esa oportunidad padre mìo. Eso mismo lo vuelve a repetir, (según los Evangelios), cuando después de muerto se le aparece a Marìa Magdalena y le manda un mensaje a los discìpulos, diciendo: “Ve a MIS HERMANOS, y diles: Subo a MI PDRE y a VUESTRO PADRE, y a MI DIOS y a VUESTRO DIOS.”
Para Jesùs, Dios era tan padre de èl como de todos.

LA DOCTRINA DEL PERDÒN:

El perdòn, no existe en la doctrina espiritista. Està bien claro y los adeptos lo aceptamos, que todas nuestras faltas tienen que ser compensadas con expiaciones que sufriremos en una siguiente vida. La ley de Causas y Efectos aceptada por todos los espiritistas, se convierte en antagònica con la doctrina del perdòn aceptada por los cristianos. Todo el que se autodenomine espiritista cristiano, como espiritista verdadero no puede aceptar la doctrina del “perdòn”, y si es cristiano verdadero tiene que aceptar la doctrina del “perdòn”. ¿Entonces? ¿Se acepta o no se acepta? ¿Se es espiritista o se es cristiano? Ser las dos cosas no se puede.

Y no se diga que la doctrina del perdòn no es cristiana, porque sì lo es. ¡Veamos! Sòlo algunas citas de las muchas sobre esto en los Evangelios.

Mateo 26: 28: “Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisiòn, (perdòn), de los pecados.”

Lucas 7: 48: “ Y a ella ledijo: Tus pecados te son perdonados.”

Marcos 3: 28: “De cierto os digo que todos los pecados seràn perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean.”

Mateo 9: 2: “Ten ànimo, hijo; tus pecados te son perdonados.”

Pero no solamente Jesùs “perdonaba” pecados sino que después delegò esa misma acciòn, (perdonar pecados), a sus discìpulos,

Por eso, todo espiritista sabe que sus pecados o faltas no le seràn perdonados. Tiene que compensarlos. Tiene que expiarlos.

Seguiremos escribiendo sobre este tema en: ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO II

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Sab May 19, 2012 7:29 pm

ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO II

Sin menospreciar a los que se consideran “cristianos”, cuando en realidad no existe el cristianismo sino el judeocristianismo, ya que todo lo que crea un ser humano es porque llena sus expectativas espirituales, y sus expectativas espirituales van en directa relaciòn con su evoluciòn espiritual. Existen muchas personas que necesitan de la religión y habemos otras que no. Y no necesitar de una religión no significa ateìsmo ya que se puede creer en Dios y no ser religioso, o ser practicante de una religión.

He dico que no existe el cristianismo sino el judeocristianismo. ¿Por què? ¡Veamos!

¿CRISTIANISMO O JUDEOCRISTIANISMO?

¿De dònde era Jesùs? Segùn los Evangelios que son un nido de contradicciones, se dice que naciò en Belèn de Judea, lo cual lo convierte en ciudadano judìo.
Pero Tambièn los Evangelios dicen que era de Nazareth de Galilea. Galilea era Judìa por dominio, ¡claro!, antes de que Roma conquistara a Judea y Galilea.

Pero Jesùs no sòlo era judìo por nacionalidad sin tambièn por creencia. ¿Por què?
Jesòs dijo según Mateo 5: 17 y 18: “No pensèis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ninguna tilde pasarà de la ley, hasta que todo se haya cumplido.”
Un hombre que diga esto, no sòlo es judiò por nacimiento sino tambièn por creencia. Jesùs fue un conocedor de la ley judìa y asì queda bien demostrado en los Evangelios. Por lo tanto, quien acepte a Jesùs tiene que aceptarlo aùn con la creencia que èl tenìa. Jesùs no fue cristiano, Jesùs fue judiò de creencia.
Sì. Judìo de creencia que cumpliò con todas las exigencias iniciales del judaìsmo. Se dice en Lucas 2: 21 al 24:

JESÙS CIRCUNCIDADO:

“Cumplidos los ocho dìas para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesùs, el cual le habìa sido puesto por el àngel antes que fuese concebido.
Y cuando se cumplieron los dìas de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisès, le trajeron a Jerusalèn para presentarle al Señor, (como està escrito en la ley del Señor: Todo varòn que abriere la matriz serà llamado santo al Señor), y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tòrtolas, o dos palominos.”
Asì, con sacrificio y todo.

Asì es que todo el que acepte a Jesùs en la actualidad, està aceptando al judiò de creencia y al hombre que con sus enseñanzas morales contenidas en los Evangelios es objeto de adoración. Por eso, todo adorador de Jesùs, no es cristiano sino judeocristiano. Aclarado esto, veamos ahora otro aspecto de que Judeocristianismo y Espiritismo no son la misma cosa.

JESÙS: ¿REENCARNACIONISTA O RESURRECCIONISTA?

Hay pasajes en los Evangelios en los que Jesùs, con ciertas cosas que dice, aparenta ser un reencarnacionista. En los Evangelios no consta para nada la palabra reencarnación, ni dicha por Jesùs directamente, ni por alguno de los escritores de los Evangelios ya que todos eran judeocristianos.

A Jesùs, muchas disciplinas espiritualistas lo dan como estenio. Los escenios, a quienes tambièn se les daba el apodo de los terapeutas, y tambièn el apodo de nazarenos, no era por haber nacido en Nazareth sino porque lucìan el cabello y la barba a la usanza de los nazarenos o nazaritas, judìos que hacìan votos de servicio temporal o permanente a dios.
Se dice tambièn que los escenios eran reencarnacionistas, pero como se dijo, sòlo hay presunciones de que cosas dichas por Jesùs en los Evangelios se referìan a la reencarnación. Pero……pero, es imposible ser reencarnacionista y resurreccionista al mismo tiempo.
Imposible que un espiritista sea resurreccionista. Tambièn imposible que un judeocristiano sea reencanacionista. Veamos lo que sì dice claramente Jesùs en los Evangelios sobre la resurrección:

Juan 5: 28 y 29: “No os maravillèis de esto; porque vendrà hora cuando todo los que estàn en los serpulcros oiràn su voz; y los que hicieron lo bueno, saldràn a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.”
Exactamente la misma doctrina de la resurrección de la carne, en la que no creen los espiritistas.

Estas son palabras directas de Jesùs: pero en los Evangelios, que son la moral judeocristiana se hacen otras citas sobre la resurrección de Jesùs.

Hechos 1: 22: “Comenzando desde el bautismo de Juan, hasta el dìa en que de nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con sosotros DE SU RESURRECCIÒN.”

Hechos 2: 32: “A este JesùsRESUCITÒ Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.”

Mateo 28: 6: “No està aquì, pues ha resucitado, como dijo.”

Marcos 8: 31 y 32: “Y comenzò a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, Y RESUCITADO después de tres dìas. Esto les decìa claramente.”
Asì, dicho por el propio Jesùs.

Hay muchas otras citas evangèlicas sobre la resurrección de Jesùs, dichas por èl, y por otros escritores del Nuevo Testamento.

Para apoyar esta contradicción de ser espiritista y reencarnacionista, y al mismo tiempo ser judeocristiano que es resurreccionistas, muchos espiritistas judeocristianos, (¿?), dicen que antes, la gente usaba la palabra resurrección para la reencarnación o viceversa. ¡Nada de cuentos y pseudo mal uso de las palabras!

En Espiritismo, cuando una persona vuelve a la vida con el mismo cuerpo, frecuenta los mismos sitios y las mismas amistades, eso tiene un nombre; Resurrecciòn; y la resurrección no es espiritista.

Pròximo escrito en este mismo tema: ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO III

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom May 27, 2012 12:49 am

ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO III

¡Insisto!, antes de continuar. Esto no es un ataque a los judeocristianos por su creencia. Eso se respeta, y yo lo respeto. Cada cual tiene la creencia que lo llena espiritualmente, lo cual tambièn es digno de respeto.

Estas son sòlo argumentaciones a algunos espiritistas que se hacen llamar espiritistas “cristianos”, (cuando lo justo es judeocristianos), ya que tanto el judeo cristianismo como el espiritismo, sin ser antagònicos, tampoco son una misma doctrina como para declararse creyentes de las dos tendencias espiritualistas, y menos llamarse las dos cosas; y lo màs grave, ponerle al espiritismo un calificativo con el que no està de acuerdo con muchos puntos del judeocristianismo. ¿Seguimos? ¡Sigamos!

APOYO DEL JUDEOCRISTIANISMO:

¿Cuàl es el apoyo que tiene el judeocristianismo? ¡Los Evangelios! Pero……¿sabe la genta cuànta autenticidad tienen los Evangelios? ¿Què seguridad tiene de que los Evangelios que està leyendo hoy, son los Evangelios originales? ¿Què son la misma cantidad que conoce ahora? ¿Qué no han sido modificados en aumento, diminuciòn, supresión parcial o total de ellos?

Sobre esto, leamos lo siguiente:



Quizàs la opiniòn màs calificada sobre la eliminaciòn de los Evangelios que algunos se conocen hoy con el tìtulo de apòcrifos, y la modificaciòn hecha a los Evangelios "canònicos", sea la del que se declara culpable de este "piadoso" hecho: San Gerònimo.
Espantado sobre las responsabilidades que habìan recaìdo sobre èl, escribiò en los pròlogos de su obra: La Vulgata, pròlogos que despuès fueron recopilados en el libro: OBRAS DE SAN GERÒNIMO, ediciòn del año 1.693 de los Benedictinos.
El pròlogo estaba dirigido al Papa Dàmaso:

"De una obra antigua me obligàis a hacer una obra nueva. Querèis que en cierto modo me erija EN ÀRBITRO entre los ejemplares de los Evangelios QUE ESTÀN DISPERSOS POR TODO EL MUNDO, y, como DIFIEREN ENTRE SÌ, que yo distinga a aquellos que estàn conformes con el verdadero texto griego. Este es un trabajo piadoso, mas es tambièn una peligrosa osadìa de parte de aquel que ha de ser juzgado por todo el mundo, juzgar èl a los demàs, querer cambiar el lenguaje de un anciano, y volver a la infancia al mundo viejo ya."

"¿ Cuàl serà, en efecto, el sabio, y aùn el ignorante, que cuando tenga en sus manos un ejemplar, (NUEVO), despuès de haberlo recorrido tan sòlo una vez, al ver que ESTÀ EN DESACUERDO con el que està acostumbrado a leer, no levante inmediatamente el grito, acusàndome de falsario y de sacrìlego porque ME HABRÈ ATREVIDO A AÑADIR, A CORREGIR Y A CAMBIAR algo de los libros antiguos?"

"Dos razones me consuelan de esta acusaciòn. La primera es, que vos, que sòis el soberano pontìfice, ME ORDENÀIS HACERLO; la segunda es que LA VERDAD NO PUEDA EXISTIR EN COSAS QUE DIFIEREN, aun cuando tuviesen a su favor la aprobaciòn de los malos."

"Este breve prefacio se aplica solamente a los cuatro Evangelios cuyo orden es el siguiente: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Despuès de haber comparado cierto nùmero de ejemplares griegos, de los antiguos, que no se diferencian mucho de la versiòn itàlica, LOS HEMOS CAMBIADO DE TAL MANERA, que corrigiendo solamente lo que nos parecìa alterar el sentido, hemos mantenido el resto tal como estaba."

Esa es la confesiòn de el que cambiò DE TAL MANERA los Evangelios originales para dejarlos tal como se los conoce hoy. Pero, para descargo de San Gerònimo, fue una orden papal dada por Dàmaso.

¿FUE JESÙS PERFECTO?

La perfecciòn que vemos en otros, avatares o no, sòlo es relativa a nuestra perfecciòn espiritual. Desde el punto de vista de nuestra espiritualidad, esa “perfecciòn” que podamos ver en otros, sòlo significa que es menos imperfectos que nosotros. Este es un planeta de seres imperfectos espiritualmente hablando. De cuando en cuando recibimos en este mundo algùn misionero que reencarna con la tarea de dar a conocer adelantos sobre artes, ciencias y espiritualismo, pero los espìritus que reencarnan en nuestro planeta con esas misiones, no los convierte en seres perfectos. Estàn a un nivel de perfecciòn espiritual con respecto a nosotros, pero no son perfectos espirituales, o espìritus perfectos, o àngeles, como quiera usted llamarlos.

Pròximo escrito en este mismo tema: ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO IV

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jun 03, 2012 3:39 am

ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO IV

A Jesùs, la gente lo ha hecho perfecto. ¿Lo fue en realidad? ¿Jesùs se considerò perfectio a sì mismo? Veamos lo que dice cuando recomienda en sus enseñanzas que hay que ser perfectos:

EL SERMÒN DEL MONTE:

El sermòn del monte es considerado como el màximo basamento de la moral judeocriostiana. Veamos lo que dice Jesùs sobre la perfecciòn:


Jesùs que recomienda perfeccionarse espiritualmente, dice según Mateo 5: 48, en el mismo sermòn del monte: “Sed pues, perfectos como vuestro Padre que està en los cielos es perfecto.”
Jesùs no se puso como ejemplo de perfecciòn porque no lo era. Pone como ejemplo de perfecciòn a Dios. Sòlo a EL. Es el hombre el que ha hecho perfecto a Jesùs.

Jesùs dijo en el sermòn del monte, según Lc. 6: 20: “Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.”
Aquì Jesùs està haciendo una invitaciòn a la apatìa. Muchos pobres son pobres porque no han hecho ningùn esfuerzo por capacitarse para salir de la pobreza. Otros se han capacitado pero no han hecho el esfuerzo necesario para brillar en sus trabajos, oficios o profesiones.
Pero, hablemos de los pobres que no han hecho nada por capacitarse debidamente y han sido, son y seràn jornaleros u obreros. Viven en condiciones de pobreza extrema a pesar que podrìan vivir mejor. Pero ese sostèn de una familia, al cobrar su semana o quincena, al rato deja gran parte de ella, y en ocasiones toda, en la borrachera de fin de semana. Y que su mujer y sus hijos se las averiguen. ¿Còmo salir de la pobreza en estas condiciones? Y…..¿para què?, si según esta bienaventuranza los pobres tienen “el reino de Dios” asegurado. ¿Sòlo por ser pobres? ¿No importa la ausencia de la calidad humana? ¿No importa la irresponsabilidad? ¿No importa ser mal esposo y mal padre?
¡Por Dios!

¿Y el Espiritismo? La doctrina enseña que la pobreza, normalmente hablando, es una condiciòn de la poca evoluciòn espiritual. Tambièn enseña que puede ser una prueba. Tambièn enseña que en casos extremos puede ser una expiación. Que no por el hecho de ser pobres al morir, pasaremos a ser perfectos. No. El Espiritismo no engaña a nadie en ese aspecto. ¡Ahora! ¿Estan de acuerdo en eso el Espiritismo y el judeocristianismo, como para que algunos se denominen espiritistas judeocristianos? ¡No hay concordancia entre las dos doctrinas.


Lucas 6: 21, dice: “Bienaventurados los que ahora tenèis hambre, porque seràn saciados

¿Còmo pudo Jesùs prometer saciedad al que pasò hambre, si el alma en “el reino de Dios” no necesitarà alimentarse como el cuerpo en vida fìsica? Eso es un gran engaño que pone al galileo como mentiroso. El “reino de los cielos” o “el reino de Dios”, como quiera llamàrsele, es un reino espiritual. El espìritu no necesita de alimento material o comida. Sòlo necesita el alimento espiritual que es el conocimiento y la perfecciòn moral. ¡Nada màs!
Lo que se dice allì sòlo contribuye a la ignorancia. Es un consuelo, es verdad pero ese consuelo està basado en una mentira.

Los Espiritistas sabiendo esto, ¿còmo pueden aceptar esta “enseñanza” como para denominarse espiritistas judeocristianos?


La sexta bienaventuranza según Mateo, dice en Mt. 5: 6: “Bienaventurados los de limpio corazón porque ellos veràn a Dios.”
Si es verdad que Jesùs lo dijo, entonces el galileo dijo una barbaridad. El corazón es la bomba del sistema circulatorio. No tiene mente y por lo tanto no piensa ni bien ni mal. Tampoco nos hace actuar bien o mal. El pensamiento limpio o sucio es donde se generan nuestras decisiones, y estas a su vez generan nuestros actos limpios o sucios.
El pensamiento es un atributo del alma, no del corazón. ¿Es esta la sabidurìa de Jesùs a quien muchos consideran Dios mismo? ¿Es esto perfecciòn?
¡Bueno! Seguramente muchos diràn: Probablemente Mateo su discìpulo, lo entendiò mal, y mal lo escribiò. Pero…¿y la “inspiración divina” a los escritores de los Evangelios no quedò mal?

¿Acaso no saben esto los que se autodenominan espiritistas judeocristianos?

La octava bienaventuranza según Mateo 5: 10, dice “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.”

¿Què quizo decir con esto Jesùs? ¡No lo sabemos! La justicia persigue a los delincuentes, a los forajidos, a los reos escapados de la càrcel, a los contrabandistas, a los narcotraficantes, etc.
¿A estos perseguidos por la justicia promete Jesùs “el reino de los cielos”? ¿Y que hay de los perjudicados, maltratados, violados, y asesinados por estos perseguidos por la justicia?
Definitivamente, esta bienaventuranza es una invitaciòn a delinquir. Si el “reino de Dios” o “reino de los cielos” va a estar lleno de delincuentes perseguidos por la justicia, ¿cuàl es el aliciente que tienen los justos, honestos, los cumplidores de las leyes, los buenos pròjimos, para ansiar este reino si el premio final va a ser el mismo para los justos y para los injustos?

¿Tambièn estàn de acuerdo con esta incongruencia los “espiritistas judeocristianos? Porque de creerlo, estàn contrariando al Espiritismo.

Dice en Mateo 6: 25:
“Por tanto os digo: No os afanèis por vuestra vida, què habèis de comer o què habèis de beber; ni por vuestro cuerpo, què habèis de vestir. ¿No es la vida màs que el alimento, y el cuerpo màs que el vestido?”

Francamente. Esto es un verdadero disparate. ¿Còmo no vamos a afanarnos por nuestra vida? La vida es una concesiòn divina y tenemos que cuidar ese regalo so pena de despreciativos e ingratos. Si bien el cuerpo fìsico es un aporte de nuestros padres, el alma que es la conductora de ese cuerpo, es la oportunidad que nos da Dios para nuestro progreso espiritual. No soplando a cada uno el alma al momento de nacer sino obedeciendo a una de sus sabias leyes establecidas en el Universo
Pero el hecho de no intervenir directamente en el proceso de animación del cuerpo fìsico, sino a travès de sus leyes, no le quita mèrito a esta concesiòn del alma que hace posible la vida, porque sin alma no habrìa vida fìsica.
Entonces….¿còmo no afanarnos por nuestra vida? Si hasta para eso, el hombre todavía guarda un instinto animal que es el Instinto de Conservaciòn. Pero a diferencia del animal irracional que tambièn lo tiene, pero es un instinto mecànico; el del hombre es razonado y mucho màs sutil.

Este instinto se vuelve una ley para el hombre. Una ley natural que hace que no solamente cuidemos de nuestra vida ante el peligro de perderla sino tambièn teniendo conciencia del cuidado diario con el aseo, la buena alimentación, y desechar los vicios que son los que acortan la duraciòn de nuestra vida. Y por el hecho de vivir en sociedad: El cuidado de nuestra presencia, no solamente con el aseo sino tambièn con el vestido.
Asì es que, ¿còmo vamos a obedecer la indicaciòn que nos ocupa ignorando lo que debemos comer y lo que debemos vestir?

Esta enseñanza es contraria a la doctrina espiritista.


Hay otra barbaridad que figura en Mateo 6: 16, que dijo Jesùs en el Sermòn del Monte:
“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni recogen en graneros; y vuestro padre celestial las alimenta. ¿No valèis vosotros mucho màs que ellas?”

La comparación de las aves con el hombre por el afàn de comer y beber es risible. El ave es un animal y obedece a sus instintos. Los animales sòlo tienen una psiquis instintiva, o sea, un alma rudimentaria. Esto quiere decir que no razona sino que obedece a sus instintos.

No siembran, ni siegan, ni recogen en graneros como infantilmente se alardea en esta “enseñanza”, porque ellas no estàn aptas para hacerlo. ¿Alguien se imagina una escena digna de dibujos animados en la que un grupo de urracas estè labrando la tierra y sembrando, mientras que en la parcela siguiente otro grupo de urracas està segando el maìz que es conducido por otro grupo de urracas a un silo cercano? ¡Por Dios!

Las aves no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, insistimos, porque no son aptas para hacerlo y porque ellas sòlo toman el alimento. Para ellas eso no es delito. Su instinto les dice que necesitan alimento y lo buscan y lo toman automáticamente.

“¿No valèis vosotros màs que ellas?” Cierra diciendo esta “enseñanza”. ¡Claro que valemos màs que ellas! Porque si las aves que no siembran, no siegan y no recogen en graneros no comen, saben que moriràn. Y le dan tanta importancia a la alimentación que en oportunidades se convierten en verdaderas plagas en los sembradìos.
Y si ellas valen menos que nosotros como dice esta pseudo enseñanza, es razòn màs que suficiente para que el hombre siembre, siegue y guarde en graneros, porque sabe que sin alimentos morirìa. Su instinto de conservación le obliga a alimentarse, pero no tomando o robando sino trabajando para lograr el alimento.

Tampoco es verdad lo que dice esta enseñanza: Que nuestro Padre celestial alimenta las aves. Ya sabemos como se alimentan las aves del cielo, y sabemos tambièn como se alimentan las aves domèsticas que tampoco siembran, siegan ni recogen en graneros sino que dependen del alimento que les proporcionamos nosotros.

Sobre el vestido, asì como el ejemplo sobre las aves sobre el afàn de alimentarnos, en el Sermòn del Monte se nos pone otro ejemplo risible según Mateo 6: 28:
“Y por el vestido, ¿por què os afanàis? Considerad los lirios del campo còmo crecen: No trabajan ni hilan….”

¡Por Dios! El lirio no viste. El lirio es lirio y punto. Asì como la rosa no està vestida de rosa sino que es rosa. Iguales son el resto de las flores.

Si de las aves del cielo no podemos esperar que siembren, sieguen y recojan en graneros; menos podemos esperar de los lirios del campo: Que hilen y confeccionen vestidos. ¡Por Dios!, de nuevo.
¿Jesùs es el autor de estos ejemplos para disuadirnos de nuestra natural preocupación por alimentarnos y vestirnos? Si cumplimos al pie de la letra con esta “enseñanza”, tendrìamos que andar desnudos porque el lirio està en su estado natural, y nuestro estado natural serìa la desnudez.

Pròximo escrito en este mismo tema: ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO V

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jun 10, 2012 1:41 am

ESPIRITISMO VERSUS CRISTIANISMO V

OTRAS IMPERFECCIONES DE JESÙS:

Los vegetales son la segunda estaciòn de la evoluciòn de la psiquis que finalmente se convertirà en espìritu una vez adquirida la inteligencia.
Los vegetales tienen una psiquis o principio vital, pero lo que muchos ignoran es que ellos captan las sensaciones humanas y las sienten, ya sean esas sensaciones positivas o negativas. ¿No sabìa esto un hombre considerado perfecto por muchos?

En Marcos 11: 12 al 14 y 20 y 21, se lee: “ Al dìa siguiente, cuando salieron de Betania, tuvo hambre.
Y viendo de lejos una higuera que tenìa hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando llegò a ella, nada hallò sino hojas, PUES NO ERA TIEMPO DE HIGOS.
Entonces Jesùs dijo a la higuera: Nunca jamàs coma nadie fruto de ti. Y lo oyeron sus discìpulos.
Y pasando por la mañana, vieron que la higuera se habìa secado desde las raìces.
Entonces Pedro, acordàndose le dijo: Maestro, mira, LA HIGUERA QUE MALDIJISTE SE HA SECADO.”

¿Es eso perfecciòn? Saber que no es tiempo de higos y esperar encontrar higos en la higuera es ignorancia.
Pero maldecir a la higuera porque no encontrò higos cuando no era la estaciòn, es maldad.
Esta actitud es muy contraria a la moral espiritista, (Ley de Destrucciòn), ya que es una manifiesta crueldad hacia un vegetal; y su destrucción por maldecirla es destrucción innecesaria, contemplada en la moral espiritista.


Marcos dice en 5: 1 al 20:
“Vinieron al otro lado del mar, a la regiòn de los gadarenos. Y cuando saliò èl de la barca, enseguida vino a su encuentro de los sepulcros, UN HOMBRE CON UN ESPÌRITU INMUNDO, que tenìa su morada en los sepulcros y nadie podìa atarle, ni aun con cadenas………
Cuando viò, pues, a Jesùs de lejos, corriò y se arrodillò ante èl. Y clamando a gran voz, dijo: ¿Què tienes conmigo Jesùs, Hijo de Dios Altìsimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. Porque le decìa: SAL de este hombre espìritu inmundo.
Y le preguntò: ¿Còmo te llamas? Y respondiò diciendo: Legiòn me llamo; PORQUE SOMOS MUCHOS. Y le rogaba mucho que no los enviara fuera de aquella regiòn. Estaba allì cerca del monte un gran hato de cerdos pastando. Y le rogaron TODOS LOS DEMONIOS, diciendo: Envìanos a los cerdos para que ENTREMOS EN ELLOS. Y luego Jesùs les diò permiso. Y SALIENDO aquellos espìritus inmuindos, ENTRARON en los cerdos, los cuales eran como DOS MIL; y el hato se precipitò en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron………”

Esa imperfección, en la moral espiritista, (Ley de Destrucciòn), es considerada crueldad animal. La crueldad animal es antiespiritista.

Tambièn sabemos los espiritistas que ningùn espìritu puede entrar en un cuerpo humano viviente, y mucho menos puede entrar en el cuerpo de un animal. Creer que lo podìa hacer es ignorancia de Jesùs. Con esta actitud imperfecta, Jesùs practicò la crueldad animal haciendo que se despeñaran y murieran.


Se dice en Mateo 15: 1 al 20: “Entonces se ecercaron a Jesùs ciertos escribas y fariseos de Jerusalèn, diciendo: ¿Por què tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondièndo èl, les dijo: ¿Por què vosotros quebrantàis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandò diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decìs: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Asì habèis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”

Pero hay màs: Segùn Mateo 12: 47 al 49, Jesùs antepone el afecto a sus discìpulos al de su madre y al de sus hermanos. Este pasaje està confirmado en Marcos 3: 32 al 34 y en Lucas 8: 19 al 21. Acà Jesùs queda como un gran hipòcrita al reprender a los escribas y fariseos por el mandamiento: Honraràs a tu padre y a tu madre. Dice el pasaje:
“Y le dijo uno: He aquì tu madre y tus hermanos estàn afuera, y te quieren hablar. Respondiendo èl al que le decìa esto, dijo: ¿Quièn es mi madre , y quiènes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discìpulos, dijo: He aquì mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que està en los cielos, èse es mi hermano, y hermana, y madre.”

¡Precioso! Acà, el mismo que dijo hipócritamente a los fariseos que honraran padre y madre, està trocando el mandamiento asì: NO honraràs padre y madre, SI honraràs a tus discìpulos. ¡Por Dios!

Estas dos actitudes de Jesùs, la primera muy hipòcrita porque les dice a los fariseos que no honraban padre y madre, y la segunda nada natural de anteponer a sus discìpulos a su madre y a sus hermanos, para un espiritista no es sino un estado de imperfección espiritual, nada digno de emular.


PREDICCIÒN DE SU RESURRECCIÒN

Mateo 12: 38 al 42, dice: “Entonces respondieron los escribas y fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal.
El respondiò y les dijo: La generaciòn mala y adùltera demanda señal, pero señal no se le darà, sino la señal del profeta Jonàs.
Porque como estuvo Jonàs en el vientre del gran pez tres dìas y tres noches, asì estarà el hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres dìas y tres noches.
Los hombres de Nìnive se levantaràn en el juicio con esta generaciòn y la condenaràn, porque ellos se arrepintieron a la predicciòn de Jonàs, y he aquì màs que Jonàs en este lugar.”

La resurrecciòn no es espiritista, y aquì Jesùs, como judìo de nacionalidad y de creencia, la anuncia.
Un espiritista, al llamarse espiritista judeocristiano, entonces està aceptando la reencarnación del Espiritismo y la resurrección del judeocristianismo. ¡Menudo arroz con mango!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jun 17, 2012 1:45 am

EL ESPIRITISMO NO ES RELIGIOLATRÌA


Se supone que los que hemos aceptado el Espiritismo como creencia, es porque no estàbamos conformes en las religiones en las que militàbamos. Al aceptar la doctrina, que dicho sea, no es asunto sòlo de aceptación sino de la pràctica de ella, cambia nuestra vida totalmente.

Un espiritista, acepta al volverse adepto del Espiritismo, que no hay perdòn de las faltas que cometemos en vida fìsica asì oremos a quien oremos, sino que tendremos que conpensar esas faltas en una pròxima vida fìsica.

Si aceptamos el Espiritismo como creencia, estamos aceptando la reencarnación que es un punto doctrinario del Espiritismo. Por lo tanto, no podemos decir tontamente sin caer en una contradicción de creencia: ¡Yo soy espiritista cristiano! Ya solamente al decir eso, la persona que lo hace no sabe lo que està diciendo. O es cristiano, o es espiritista, pero no puede ser las dos cosas.
Ya hemos visto que Jesùs anunciò su muerte y resurrección. En los Evangelios està bien claramente expuesta la resurrección de Jesùs. Aunque Jesùs no resucitò sino que apareciò a sus discìpulos después de muerto, el judeocristianismo, acepta la resurrección. El Espiritismo no acepta la resurrección sino la reencarnación. ¿Entonces? Al decir una persona: Soy espiritista cristiano, o cristiano espiritista, està diciendo soy resurreccionista y reencarnacionista; y no se puede ser las dos cosas ya que son enteramente contrarias la una de la otra.

El espìritismo no es religiolàtrico, y los que se autollaman espiritistas cristianos lo son.
El Espiritismo es contrario a toda manifestaciòn de adoración que no sea a Dios. No acepta la adoración a Jesùs, a santos, a santas, a cualquier ser humano por muy espiritual que nos parezca. ¡Y menos! ¡Y mucho menos!, la adoración a las entidades espirituales, asì digan quien digan lo que son. Por mucha elevación que nos sugiera su nombre y asì sea verdad de que es quien dice ser la entidad, no tiene por què caer bajo la adoración de los mèdiums y sus seguidores.

Si el movimiento de usurpación a la palabra Espiritismo, convirtièndolo en los que dicen ser algunos: Espiritistas Cristianos, tuvo su origen por parte de un espìritu que en su vida fìsica NO FUE ESPIRITISTA sino evangelizador, que dictò una obra titulada O consolador, (El Consolador que prometiò Jesùs); obra que fue dictada a travès de un mèdium del Brasil. Por lo tanto, es un movimiento netamente mediùmnico. La decencia y la humildad, asì sean espiritistas, o asì sean cristianos, fue catalogar a este movimiento espiritualista como MEDIUMNISMO CRISTIANO; y a sus adeptos mèdiums cristianos y asì no habrìa ninguna usurpación ya que el mediumnismo fue antes de Cristo y lo sigue siendo después de Cristo; pero el Espiritismo no.

Estas personas que se autocalifican de espiritistas cristianos, o de espìritas cristianos, no saben el daño que le han causado a la doctrina, sòlo por tomar como santa palabra las del libro dictado por un espìritu evangelizador, (cristiano), a travès de un mèdium cristiano, nunca espiritista, ya que dicho mèdium a pesar de que se calificaba como cristiano, no tuvo la humildad demostrada por Jesùs, (según los Evangelios), llegando a caminar sobre una alfombra de flores puestas en la visita que hizo a cierto pueblo del Brasil, y que fue puesta por sus adoradores que lo tenìan como un gran espìritu.

Ya el codificador, (no autor de la doctrina), Allan Kardec advirtió sobre los ataques que recibirìa el Espiritismo, no sòlo en este plano de vivientes sino tambièn desde el espacio por parte de entidades espirituales. ¡Y tenìa razòn! Un ejemplo de ese ataque en forma de desvirtuación de la doctrina, por parte del movimiento mediùmnico cristiano, y no espiritista cristiano, (porque es una contradicción doctrinaria), han sido las intentadas por los espìritus apodados Enmanuel, Ramatìs y Andrè Luiz, entre otros, quienes han desvirtuado la doctrina con la complacencia de muchos religiolàtricos que incluso, le han cambiado al Espiritismo su especificación de doctrina filosòfica a la de religión.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jun 24, 2012 12:53 am

LOS BASAMENTOS DEL ESPIRITISMO

A travès de estos escritos, se ha leìdo, y espero comprendido, porque ese ha sido el motivo de este tema: ¿QUÈ ES EL ESPIRITISMO?; no para adoctrinar a nadie sino para que termine la confusiòn de creer que Espiritismo y Mediumnidad son la misma cosa. Para que termine la creencia tambièn de que el Espiritismo es una religión. Para que termine tambièn el equivocado concepto de que Espiritismo y Cristianismo son la misma cosa.

El Espiritismo no es lo mismo que Mediumnidad, a pesar que experimenta con ella.
La mediumnidad es una cosa diferente al Espiritismo.
El Espiritismo no es una religión.
El Espiritismo no es cristianismo.
El Espiritismo no es ningùn culto a los espìritus ni a los mèdiums.
El Espiritismo no està relacionado con ninguna actividad de atraso social como el curanderismo, el yerbaterismo y la brujerìa.

El espiritismo es una doctrina filosòfica y ciencia de observación.
Como doctrina filosòfica espiritualista, tiene los siguientes basamentos:

1.- Existencia de Dios y evidencia de su pensamiento en la evoluciòn del Universo.

Todo en el Universo es armonìa. Todo obedece a Leyes establecidas por el creador para que se cumpla esa armonìa universal.
Nada en el Universo obedece a la casualidad. Todo està programado o sucede a travès de esas leyes universales.
¿Es una casualidad la formación del Universo?
¿Es una casualidad la formación de los cuerpos celestes, su desarrollo, su decrepitud y su final?
¿Es una casualidad la existencia humana?
¿Obedece a una casualidad el fino mecanismo orgànico de los seres humanos?
El Espiritismo no acepta “casualidades” sino un programa finamente pensado por Dios.

2.- Existencia del Espìritu y la demostración de su inmortalidad y de su proceso evolutivo.

Esto se demuestra con la faceta cientìfica del Espiritismo que, experimentando con la mediumnidad, lo testifica.

3.- Felicidad o sufrimiento como consecuencia moral o inmoral de los actos humanos.

La felicidad o el sufrimientos de los seres humanos, no son caprichos de Dios. Tampoco son casuales. Son bien causales por los actos positivos o negativos de los seres humanos, y esos sufrimientos actuales o expiaciones son consecuencia de la aplicación de La Ley de Causas y Efectos que es una Ley universal, y si es universal fue establecida por Dios. Un trato igual para todos sus hijos.

4.- Pluralidad de existencias fìsicas del espìritu a travès de la ley palingenèsica: La reencarnación.

Se dice palingenèsica porque el Espiritismo no acepta la involución ya que esta no existe en el Universo. Hay reencarnacionistas que aceptan la ley de la metempsicosis que es involutiva ya que acepta la reencarnación de humanos como animales lo cual es involución.
La Ley del Progreso es siempre ascendente y en ocasiones estàtica, pero jamàs involutiva, y ese progreso espiritual hasta convertirse en perfecciòn, sòlo se puede lograr a travès de la reencarnación.

5.- Pluralidad de mundos habitados.

Los Espiritistas no aceptamos que un pequeño planeta de nuestro sistema solar, que es un minùsculo punto de nuestra galaxia, que a la vez es un minùsculo punto del Universo, sea el ùnico planeta habitado.
Existen planetas menos progresados que el nuestro, otros en iguales condiciones de progreso, y otros muy superiores en progreso que el nuestro.

6.- Evoluciòn constante de los tres reinos de la naturaleza.

Siendo la evoluciòn una ley universal, nuestro mundo no escapa a ella asì no lo notemos. Tanto los seres humanos en su parte dual de cuerpo y espìritu, (cuerpo y alma), han evolucionado con relaciòn a siglos anteriores y siguen evolucionando. Igual sigue evolucionando todo en la naturaleza.

7.- Infinidad de fases espirituales en la vida permanente del ser.

Asì como a medida de nuestra existencia fìsica actual, el ser humano va cambiando fìsicamente, tambièn notamos esos cambios en nuestra faceta espiritual, observando estos cambios en la calidad humana de los vivientes; asì tambièn el espìritu en su natural evoluciòn va teniendo facetas que vienen siempre de menos a màs; jamàs retrocede en este sentido. La meta del espìritu es la perfecciòn espiritual que la comprende la dualidad de: Sabidurìa y Perfecciòn Moral.

8.- Relaciòn directa o indirecta del mundo material con el mundo espiritual.

Relaciòn directa a travès de la parte cientìfica del Espiritismo experimentando con la mediumnidad.
Indirecta, sintiendo su influencia a travès de la telepatìa y de la sensitividad.

¡Ahora! Leyendo estos basamentos, ¿àlguien puede creer lo que dijo cierta vez una forista refirièndose al Espiritismo? Que esta doctrina filosòfica causaba los siguientes males:


“Molestias físicas de todo tipo como dolores fuertes de barriga, en la frente, huesos, vómitos, ataques epilépticos, hormigueo en las piernas, ataques repentinos de calor o frío, sensación de angustia creciente, depresiones, continuos tics nerviosos, la imposibilidad de ingerir comida.”


“Pues fenómenos de automarginación del contexto social y cotidiano, estados de dependencia parecidos al alcohol o a la droga, pérdida de la racionalidad y de la libertad, disociación de la personalidad hasta llegar a sentir que alguien ha entrado en la propia persona y hay voces que se sobreponen a la oración y blasfeman e inducen al suicidio.”


“En relación a los daños sobre los lugares, podríamos decir que vienen señalados por fenómenos de movimiento de objetos sin ninguna causa sensible, timbres de puertas o instrumentos musicales que suenan solos de repente. También hay que señalar golpes en el tejado, en las paredes o en el suelo, y gritos y voces en el aire, ruido de pasos, visiones de sombras o presencias monstruosas.”

¿Se dan cuenta de esas barbaridades? ¡En fin!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1331
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jul 01, 2012 1:13 am

ESPIRITISMO NO ES MEDIUMNIDAD Y MEDIUMNIDAD NO ES ESPIRITISMO

Ya se ha dicho anteriormente que el objeto de este tema no es lograr adeptos al Espiritismo. Al Espiritismo llega el que quiere llegar, pero nunca empujado. Tampoco es una doctrina que se anda vendiendo de puerta en puerta como cortes de tela. Por lo tanto aquì lo que se hace es aclarar un error corriente como el de clasificar como Espiritismo cualquier cosa que huela a espìritus, y eso no debe ser asì.

Tambièn se ha dicho que la mediumnidad o paranormalidad, o fenómenos mediùmnicos o fenómenos paranormales, son tan antìguos como la humanidad y se conocieron con diferentes nombres tanto a los hechos como a los que los producían y captaban..

El Espìritismo es una doctrina filosòfica que recièn tuvo su origen el 18 de Abril del año 1.857. Si bien, coincidiendo con su aparición, los fenómenos conocidos hasta el momento, nunca fenómenos espiritistas, asì estos hubieran sido producidos por entidades espirituales, estos fenómenos fueron rebautizados como mediùmnicos y los sujetos a travès de los cuales se producían fueron rebautizados como mèdiums.

Fuè muy corriente, y lo sigue siendo en la actualidad, llamar espiritistas a los mèdiums sòlo por el hecho de que a travès de ellos se manifiestan los espìritus. Esto, repito, es una equivocación ya que espiritista es el que ha estudiado, eceptado y pratica la doctrina filosòfica conocida como Espiritismo.

Si bien en su etapa de ciencia de observación el Espiritismo experimenta con los mèdiums y sus diferentes facultades, eso no convierte a los mèdiums automáticamente en espiritistas.
Pueden haber, como efectivamente los hay, mèdiums que originalmente tuvieron una creencia diferente se conviertan en espiritistas, pero eso sòlo porque han estudiado la doctrina, la aceptan y lo que es màs importante: La practican.
Solo la pràctica de la doctrina para con uno mismo, para con sus familiares y para con el pròjimo comùn y corriente, lo convierte a uno en espiritista y no sòlo conocer la doctrina o tener alguna mediumnidad.

El Espiritismo es una doctrina muy difícil de aceprar, y màs que eso, difícil de practicar ya que las personas o nuevos adeptos llegan al Espiritismo con creencias equivocadas como el perdòn de las faltas o “pecados”, y se encuentran con que en el Espiritimo nada malo se perdona sino que hay que compensarlo.

Tambièn se encuentran los que vienen de otras creencias, de que las oraciònes que son medios de arrepentimiento y de “peticiones”, que automáticamente no se consiguen con ellas lo que equivocadamente se les habìa enseñado. Se encuentran con que en el Espiritismo, la oraciòn no tiene la validèz que se les habìa enseñado, repito.

El espiritista acepta que una negatividad que se comete, si no se busca compensarla en esta misma vida, irremediablemente tendrà que hacerse en una pròxima existencia a travès de una expiación.

Tambièn acepta que no valen manifestaciones orales hipócritas como la oraciòn para hacernos mejores de lo que somos, y muchìsimo menos para que se ignoren y hasta perdonen las imperfecciones nuestras que tenemos que corregirlas con acciones y no con oraciones.

Hay mèdiums que son llamados espiritistas y no conocen una letra del Espiritismo. La mayorìa de estos mèdiums se dedican a acciones de atraso social como la brujerìa, la yerbaterìa y las consultas a los muertos. Esto no es Espiritismo. Es solamente una mediumnidad mal utilizada, (si en realidad se tiene porque muchas veces es simulada para darse notoriedad y obtener beneficios econòmicos), en pràcticas que estàn reñidas con el Espiritismo.

La mayorìa de los que atacan al Espiritismo, es porque si haber leìdo una sola letra de la doctrina, confunden tambièn Espiritismo y mediumnidad, diciendo que el Espiritismo està prohibido en la Biblia.

En el Deuteronomio 18: 11, la prohibición que se hace es: “Quien consulte a los muertos.”
En la doctrina Espiritista, no se propone por ningùn lado a que se consulte a los muertos. Un verdadero Espiritista, ya sea mèdium o nò, no consulta a los muertos. En el Espiritismo, la relaciòn que se tienen con los”muertos” a travès de la experimentación con la mediumnidad, no es la consulta. Consulta se conoce como preguntar a los espìritus sobre hechos cotidianos de los vivientes en cuando a salud, dinero y amor. Esos problemas que generalmente tienen los vivientes, no son temas de consulta a los “muertos”, (espìritus), sino que tienen una razòn de ser por Ley de Causas y Efectos a la que los espìritus no pueden contrariar con sus “soluciones” por haber sido "consultados".
Que quede bien claro: La consulta a los muertos està reñida por los espiritistas.
Ademàs, en el Deuteronomio no se podìa prohibir al Espiritismo ya que como se dijo arriba, tuvo su origen el 18 de Abril de 1.857. Bien lejos del Deuteronomio.
Confundir la consulta a los muertos que equivocadamente se logra a travès de la mediumnidad, es impropio asociar estas "consultas" con el Espiritismo.

Repetimos: Mediumnidad no es Espiritismo, ni Espiritismo es Mediumnidad.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados