EL KARMA

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Responder
Avatar de Usuario
casiopea
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 2464
Registrado: Vie Jul 11, 2008 2:12 pm
Ubicación: Lo peor que le puede pasar a alguien que te critica es darse cuenta de que no te importa.

EL KARMA

Mensaje por casiopea » Sab Ene 28, 2012 8:25 am

Seguramente habrás escuchado o dicho las frases “quien da, recibe” o “quien siembra vientos recoge tempestades”. Son frases que relacionan nuestra forma de actuar con lo que vamos a recibir en el futuro. Son frases sabias que tienen su origen en la ley del karma. Vamos a explicar sus principios.
La ley del karma (o ley de causa – efecto, o de acción – reacción) es una ley universal poderosa y que se basa en la idea que nuestro destino es responsabilidad únicamente nuestro ya que se basa en nuestras acciones y pensamientos. De esta manera, si hacemos daño a los demás, recibiremos daño en la misma intensidad y si nuestras acciones y pensamientos están repletos de amor hacia nosotros y hacia los demás, este amor que hemos dado nos retornará.
PENSAMIENTOS Y ACCIONES
Fijaros que hablamos de acciones pero también de pensamientos, que es otra forma de energía. Por lo tanto, de la misma manera, si tenemos pensamientos negativos recibiremos negatividad y si tenemos pensamientos positivos, recibiremos cosas positivas. Muchas veces nos pasa que si estamos convencidos que no vamos a superar una situación, no la superaremos pero si nos autoconvencemos que somos capaces, lo conseguimos.
CICLO DE REENCARNACIONES
La ley del karma no se enmarca estrictamente en las acciones y pensamientos que tenemos en esta vida sino que se engloba dentro del ciclo de reencarnaciones. Somos nosotros quienes, antes de nuestros nacimientos, decidimos qué vida tendremos en función de los aspectos que queremos trabajar de nuestra espiritualidad.
Al nacer, perdemos este conocimiento previo sobre nuestra misión original y intentamos consciente o inconscientemente, asumir las consecuencias (buenas o malas) de nuestras vidas pasadas. Y a la vez, con nuestras acciones en esta vida condicionaremos nuestras vidas futuras.
SALDAR EL KARMA
Nuestro objetivo en esta vida es suprimir el karma negativo de manera que quedemos en paz con el Universo. Debemos saldar nuestras deudas kármicas y por eso debemos de estar atentos a las lecciones que nos da el Universo en la vida actual donde vivimos. Si nos fijamos en como somos, como vivimos, como nos relacionamos con la naturaleza, las personas que nos rodean, el mundo, qué problemas nos surgen… seremos capaces de analizar lo que debemos potenciar y mejorar y el camino que debemos seguir. Aprenderemos la lección que nos da el Universo y evolucionaremos.
Debemos eliminar el karma negativo y para hacerlo, hay tres formas:
- Crear karma positivo cargando de amor y armonía nuestras acciones y pensamientos del día a día.
- Transformar el karma negativo que tenemos acumulado en positivo mejorando situaciones concretas donde no actuamos o pensamos de la forma correcta. Este punto requiere una presencia y un autoconocimiento constante, analizar en qué situaciones perdemos los nervios, nos enfadamos, tenemos miedo, somos egoístas… y actuar en conciencia para que en la próxima vez que nos ocurra, reaccionemos de una forma más armoniosa y espiritual.
- Liberar el karma negativo. Este es el método más complicado ya que requiere la práctica de la meditación, una conciencia pura y la unión con el Universo para que lo limpie.
2 ASPECTOS ROMPEDORES
Esta perspectiva es radical en dos aspectos básicos:
- Desvincula nuestros problemas o situaciones favorables de factores externos y centra la atención en nuestra acción y pensamientos. La plenitud de vida y el sufrimiento están bajo la responsabilidad de cada uno.
- Abre la perspectiva más allá de nuestra vida actual y la engloba en el ciclo de reencarnaciones. Así pues, entendemos lo que nos pasa, no sólo en función de esta vida, sino también en función de nuestras vidas pasadas.
En conclusión y a efectos prácticos, la ley del karma nos dice que debemos, por una parte, aprovechar las calidades innatas que hemos adquirido en vidas anteriores y por otra parte, descubrir los problemas que vienen de nuestras vidas pasadas. A partir de aquí, debemos trabajar de forma consciente y superarlos en esta vida a través del amor incondicional. Este es el paso para evolucionar vida tras vida.
SALUDOS

Tit08
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1617
Registrado: Mar Abr 07, 2009 9:20 pm

Mensaje por Tit08 » Sab Ene 28, 2012 2:54 pm

El problema de todo esto del karma es que nos aleja dràsticamente de lo convencional, y nos introduce en un mundo en el que, como no existe el tiempo, no podemos imaginar ni mucho menos si tiene leyes o no. Teniendo en cuenta que el tiempo no existe en realidad, que lo hemos tratado de medir con relojes, calendarios, entre otros mètodos, lo primero que salta a la vista es que si aceptamos la teorìa de los espìritus estamos de hecho desafiando un principio universal, del NO tiempo.

En nuestras cortas vidas vivimos completamente limitados por el transcurrir del denominado tiempo. Vivimos ajetreados, con muy poco tiempo para dedicarnos a investigar estas cosas y tenemos la sensaciòn de que todo eso se llama "vida", que la vida consiste en eso, en el ajetreo constante, en asimilar ideas, religiones, nacionalidades, culturas, posiciones sociales, etc.

La verdad es que no hay cambio alguno entre una vida u otra. Se puede aparentar por fuera que uno es diferente, pero en el fondo tenemos las mismas necesidades y apegos, sino por una cosa, por varias cosas. Unos en mayor medida que otros. Pero el resultado es el mismo. Hablamos de una especie de "chip" que lleva la especie en sì y que cuando se moldea con las diversas experiencias adquiere una solidez a la que llamamos "ego", que es una màscara de lo que somos realmente, y que se desvanece con la muerte.

Decir que haya una porciòn de este "ego" que pueda pasar a otra vida, es de hecho haber podido experimentar esto en algùn estado que este fuera de las estructuras de la mente. Pero como bien decìa Gauttama, todas estas cosas estàn fuera de los sentidos y por tanto no pueden entenderse solo con la mera teorìa o los convencionalismos populares. Como todo, esto requiere que nuestra mente se desvanezca en si misma para que pueda experimentar ese supuesto plano que existe mas allà del tiempo. Pero eso es definitivamente imposible mientras vestimos un cuerpo fìsico. Nuestro cuerpo se encuentra activo incluso en la fase del sueño, nunca hay una desconexiòn total en estas funciones, y a la luz de los sueños aparecen escenas inconcientes que nuestro cerebro mismo moldea en base a su condicionamiento en el mundo.

Ahora, tomemos como un hecho que existe tal cuestiòn llamada "karma" segun ciertas tradiciones. Entendido del modo ya acostumbrado, como resume wikipedia:

De acuerdo con varias religiones dhármicas, el karma (en sánscrito: कर्म) sería una energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. De acuerdo con las leyes del karma, cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores."

Palabra clave, "quedarìa condicionada por los actos realizados en vidas anteriores." Tomado asì uno no puede evitar en preguntarse, de ser cierto que exista tal rueda del karma, en què se basa si de plano cada vida afecta de algùn modo a la siguiente lo que si se prolonga por un largo periodo de encarnaciones darà como resultado a un ser absolutamente prisionero de si mismo, y sin posibilidad de regenerarse para cambiar su propia suerte. Teniendo en cuenta siempre que para abordar estos asuntos existenciales, hay que tener presente lo BUENO y lo MALO y no descartar a una y aceptar a otra.

Otro asunto a considerar ¿no es lo aparentemente bueno como lo aparentemente malo algo que juzgamos mediante nuestro propio condicionamiento?. Pues de ser asì, entonces tales principios se sostendrìan en bases falsas y que no tienen nada de universales como ha dicho la tradiciòn. Son solo normas de comportamientos que nos piden no excedernos en nuestra supuesta libertad de actuar, pero de ahì a que sea el propio Universo quien nos juzgue hay un paso enorme.

Pero lo mas importante de todo este embrollo es que si vivo cargando lastras del pasado, si en la presente vida actuo para evitar los males en un futuro, entonces estarìamos tratando con el asunto de fondo: la completa desarmonìa en la que vivimos los seres humanos viendonos regidos por el actuar del tiempo, o por decirlo asì, la completa desconexiòn del presente gracias a los males del pasado y a las recompensas de un futuro.

¿No es mejor intentar hayar esa soluciòn en uno mismo màs que a esperar a que el cuerpo se desintegre junto a sus vivencias? ¿y cuàl puede ser la soluciòn ante semejante drama?. Todo el pasado que llevamos acumulado en nuestra mente -tomando solo nuestras vidas actuales- es karma suficiente para permanecer estancados. Todo eso que se originò en nosotros fue por accion de las propias limitaciones de nuestro cerebro a la hora de procesar informaciòn y todo eso actùa de forma negativa sobre nosotros.

¿Puede crearse el hàbito del desapego en nosotros? ¿podemos cuestionarmos mas cosas en lugar de donar dinero a una instituciòn para la salvaciòn de nuestra alma?.

Cuando la mente està calma puede ver que pasado, presente y futuro estàn conectados y que esa divisiòn de estas tres ha ocasionado toda esta trifulca mundial y esta separaciòn de los seres humanos.

Saludos.
Imagen

Tit08
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1617
Registrado: Mar Abr 07, 2009 9:20 pm

Mensaje por Tit08 » Vie Feb 03, 2012 11:27 am

http://www.youtube.com/watch?v=3PW-5j1s ... ature=plcp

Un colega de youtube habla sobre el karma y la reencarnaciòn dentro de un marco puramente teòrico (no da para mas que eso).

Me gusta su reflexiòn al respecto y creo que asì debemos proceder. Es probable que nuestras vidas presentes sean tan solo una entre miles que debemos ocupar, pero tambièn puede ser que esta vida sea la ùnica, y es que no debemos pasar por alto que el proceso universal consiste en nacimiento y destrucciòn, y nada puede pasar por alto este principio, si, ni los denominados espìritus. Nada se mantiene estàtico, todo fluye y todo tiene un final.

El karma puede ser entendido de diversas formas, pero debe tener presente que si una vida condiciona a otra, en el fondo hay esclavitud aunque no se quiera reconocer. Porque no me es lìcito creerme un ser inmortal que se encarna, y a su vez ser inconciente de ese estado previo al nacimiento, y encima deba hacerme responsable de lo que no conozco. Estoy convencido que las ideas originales sobre el karma y la reencarnaciòn difieren bastante de lo que tenemos a dìa de hoy, y en ese ejemplo puedo tomar a Gurdjieff como referencia central quièn investigò de primera mano con las tradiciones hindùes y sufìes y por ende sabe bien el sentido de estas ideas. Luego se pasaron a pseudo intelectuales y de ahì degenerò hasta lo que tenemos a dìa de hoy.

Este es un asunto que debe abordarse con mucha seriedad y con ganas de cuestionarse todo. No admitiendo las cosas por mera complacencia ni tampoco para que mi ego deje de temerle a la muerte.

Saludos.
Imagen

Responder