LA REENCARNACIÒN

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
escorpio
Colaborador Estrella
Colaborador Estrella
Mensajes: 456
Registrado: Mié Feb 16, 2011 8:03 pm

Mensaje por escorpio » Sab Jul 07, 2012 1:25 pm

Estoy de acuerdo solo en parte, porque también podría ser que recordásemos solo cosas positivas para no quedar traumatizados, o incluso que aunque no recordásemos nada, pudiésemos tener plena conciencia de que hemos tenido otras existencias.
De este modo, sabríamos a ciencia cierta que la reencarnación es un hecho real y de que existen otros planos después de la muerte.
Siendo asi, sería más fácil encajar los duros golpes de la vida. Resultaría también más llevadero el perdonar a quienes nos hacen algún daño, sabiendo que tal vez nos lo tenemos bien merecido por algo que nosotros les hicimos en una vida anterior.
Pero no.......... tenemos que tenerlo todo siempre bien complicado!!.

Saludos!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jul 08, 2012 2:52 am

Para escorpio:

Tù tendrìas la entereza para no traumarte. Yo tambièn la tendrìa. Y otros muchos como nosotros. Pero......mucha gente se trauma por la màs mìnima cosa. No todos lo soportarìan

Saludos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jul 08, 2012 3:09 am

EQUIVOCACIONES SOBRE LA REENCARNACIÒN

Terminè de leer un libro publicado por la Editorial Bruguera en 1.975, cuyo tìtulo es LA REENCARNACIÒN, y el autor Tomàs Baeza.
Està bien que no se crea en la reencarnación. El escèptico no creerà en ella hasta que reencarne. Aùn reencarnado, y por el olvido pre naltal, puede en su siguiente vida, volver a no creer en ella. Pero el decir no creo bastarìa, y aunque este autor ha tomado la creencia en la reencarnación oriental y la occidental sòlo para querer demostrar sin conseguirlo, de que la reencarnación no existe quizàs entusiasme a los no reencarnacionistas, pero a mì que lo soy, ese libro no ha cambiado en nada mi creencia.

Ademàs de eso, el autor trata sobre temas psìquicos, especialmente sobre apariciones y sobre comunicaciones logradas por psicofonìa, (mediumnidad de trance), y equivocadamente toma estas manifestaciones como ejemplos de reencarnación.

Reencarnaciòn, como su nombre lo dice es volver a la carne, ¡Claro! No se vuelve en la misma carne. Eso sucederà, según la creencia en la resurrección, mas no en de la reencarnación. El espìritu vuelve en un cuerpo diferente y es el que animarà ese cuerpo hasta la desencarnaciòn.

Cuando un espìritu e comunica con los vivientes a travès de un trance psicofònico, ese espìritu no reencarna como se dice en el libro que nos ocupa.
La reencarnación no es un proceso de una o dos horas que puede durar un trance psicofònico sino un proceso que dura toda una vida fìsica. Tiene su mecanismo de uniòn entre cuerpo y espìritu que lo es el cordòn espiritual.

¿Ustedes se imaginan en el espacio a un espìritu dicièndole a otro: ¡Bueno! Te dejo porque tengo que ir al Centro tal porque voy a reencarnar para dejar un mensaje? ¡Por Dios!
Cuando un espìritu se comunica a travès de un mecanismo de mediumnidad psicofònica, no es que se mete dentro del cuerpo del mèdium o de la mèdium miestras està hablando a traves de èl o de ella.
Generalmente el espìritu comunicante plasma su imagen delante del o de la mèdium, De esta manera puede ser visto por los videntes. Tampoco es que los mèdiums han cambiado su cuerpo durante la comunicación. Es sòlo una plasmación.

Pero no siempre es asì. En raras oportunidades se puede producir durante una comunicación lo que se conoce como transfiguración. El cuerpo de los mèdiums toma la apariencia fìsica que tuvo el espìritu. Esa, insisto, es sòlo una apariencia ya que el cuerpo fìsico de los mèdiums no cambia sino que han sido cubiertos por un fluido que toma la forma del comunicante. Es sòlo un “arropamiento fluidico”, y debajo de èl està el cuerpo de los mèdiums. ¡Insisto! Es un fenòmeno sumamente raro y eso convierte a la comunicación en que se da, en fenòmeno inteligente y fenòmeno fìsico a la vez.

La forma màs corriente en que se comunica la entidad es un acercamiento al mèdium por el cual se comunica.
A este fenòmeno es que el autor del libro llama equivocadamente reencarnación. Al trance psicofònico.

En su libro, el autor, demostrando el desconocimiento que tiene sobre lo que es reencarnación, escribió un capìtulo titulado: UNA REENCARNACIÒN EN LA FAMILIA FOX.
En la familia Fox, habitantes de la famosa granja de Hydesville, no hubo ninguna reencarnaciòn. Tanto la familia como el sitio se hicieron famosos porque fue la primera manifestaciòn inteligente que se daba por parte de un espìritu que hizo conocer sobre su asesinato. Hasta ese momento, todas las manifestaciones espirituales conocidas en occidente habìan sido por poltergeist. Y así también empezaron las manifestaciones en la granja.

En Hydesville, al momento de los sucesos no habìa ninguna mèdium psicofònica. El espìritu pudo contar su historia, debido a un proceso penoso que inventaron los asistentes a la granja, y que consistìa en codificar letras por golpes.
A, un golpe.
B, dos golpes.
C, tres golpes, y asì sucesivamente. ¿Se Dan cuenta lo largo y tediosos que resulta recibir un mensaje espiritual de esta forma? ¡Y sin embargo se dio!
Todo el mensaje fue por golpes dados en la pared. Nunca hubo un mèdium que recibiera al espìritu para que dejara un mensaje parlante.
¿Entonces? ¿Còmo puede titular el autor un capìtulo en el que narra esto: UNA REENCARNACIÒN EN LA FAMILIA FOX? ¿El espìritu reencarnò a punta de golpes en la pared?
El autor escribe un libro titulado LA REENCARNACIÒN, sin siquiera saber lo que es la reencarnación. ¡En fin!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jul 15, 2012 1:40 am

¿CUÀNDO TERMINA LA CADENA DE REENCARNACIONES?

Solamente cuando el espìritu consiga la perfecciòn espiritual. La perfecciòn espiritual no es un grado de beatitud, sino la consecución de la sabidurìa y la perfecciòn moral.
Como se ve, al espìritu no le basta con ser perfecto moralmente. Tambièn tiene que ser sabio, o sea, saberlo todo de todo.
Tampoco le basta ser ùnicamente sabio. Tambièn tiene que ser perfecto moralmente. Y cuando se dice que debe tener la sabidurìa, (saberlo todo de todo), se refiere a la sabidurìa universal. Haber pasado por todas las escuelas del Universo.

No se vuelve perfecto espiritual, por ejemplo, el que se gradùa en nuestro planeta. La Tierra es sòlo una escuela, no dirìamos elemental sino màs elevada de lo elemental, pero nunca por eso perfecta. Es una escuela de la que cualquier espìritu que se gradùa, nunca lo hace con la perfecciòn espiritual. Sòlo està listo para seguir su evoluciòn espiritual en un planeta superior, que lo màs seguro es que a pesar de ser superior con relaciòn a la Tierra, siempre existirán escuelas superiores a la que fuimos transferidos de la Tierra.

¿Han reencarnado espìritus perfectos en nuestro planeta? ¿Espìritus sabios y perfectos morales?
Han reencarnado espìritus con cierta superioridad a la de nosotros que somos alumnos de esta escuela, pero eso no los convierte en espìritus superiores.
Estos son espìritus misioneros. Pero un espìritu misionero que reencarne en nuestro planeta no quiere decir que sea un espìritu perfecto. Superior sì. Pero esa superioridad es relativa al estado espiritual del mundo que recibe ese misionero.

En este planeta no han reencarnado, ni siquiera en calidad de misioneros, espìritus perfectos.
Lo hemos dicho anteriormente. Nadie envìa como maestro de pàrvulos a un profesor preparado para dar clases en una Universidad.
Todos los avatares que han reencarnado en nuestro mundo, han sido superiores con relaciòn a nosotros que somos espìritus imperfectos, pero jamàs han sido ellos espìritus perfectos.
Como se dijo arriba, el espìritu perfecto tiene que ser sabio, (saberlo todo de todo), con la sabidurìa universal, y ademàs perfecto moral.
Si nos ponemos a revisar la vida de los avatares recibidos en nuestro planeta, y esa revisiòn la hacemos sin que nos anime ninguna religiosidad, o fe, o creencia, encontraremos en su vida algunas imperfecciones.

Y para que quede bien claro esto de las “perfecciones” de los misioneros; fácilmente pueden enviar como misionero a un planeta que todavía se encuentre en la edad de las cavernas, a un espìritu ya algo progresado pero aùn imperfecto de nuestro planeta. Cuando ese espìritu reencarne allà y empiece a manifestar o a practicar, o a enseñar sobre la misiòn encomendada, a pesar de ser imperfecto en nuestro planeta, en ese otro puede ser considerado perfecto porque esos habitantes lo calibran con la imperfección en que se encuentran.
Puede que lleguen a considerarlo como un avatar, y hasta hijo de Dios, o Dios mismo reencarnado en ese planeta.
Cumplida la misiòn, ese espìritu continùa con la cadena de reencarnaciones en nuestro planeta, sin siquiera saber que en el planeta que cumpliò la misiòn, lo estàn considerando y hasta adorando como un espìritu perfecto. ¡Para ellos, claro!

Antes de estar pensando en la llegada de nuestra perfecciòn espiritual, debemos pensar primero en librarnos de la cadena de reencarnaciones en nuestro mundo, Cuando ese momento llegue, y crèame que a los mejores de este planeta le faltan unas cuantas reencarnaciones, pasaremos a la siguiente escuela sòlo promovidos pero no perfectos, a cumplir con otra etapa de nuestra evoluciòn espiritual que sòlo la cumpliremos siguiendo con nuestra cadena de reencarnaciones.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Mensaje por Roberso » Dom Jul 22, 2012 2:46 am

¿TERMINA EL NIRVANA CON LA CADENA DE REENCARNACIIONES?

Nirvana es un estado espiritual que el que lo logra termina con la cadena de reencarnaciones, según la creencia de los hindúes. Que a este estado no pueden llegar sino “los iniciados”. Se supone que los iniciados sean seres que son admitidos, o inician el estudio al conocimiento de lo oculto.

Hay muchos iniciados e iniciaciones pero nos vamos a referir solamente a los iniciados para conseguir el Nirvana, o sea, terminar con la cadena de reencarnaciones.

Para terminar con la cadena de reencarnaciones hay que llegar a la pureza espiritual. Un espìritu perfecto como ya se ha escrito antes, es un espìritu con la dualidad de sabio, (con la sabidurìa universal), y perfecto moral.
¿Se puede lograr esta perfecciòn espiritual en nuestro imperfecto planeta? ¡Ni soñarlo! Si alguien lograra el Nirvana en nuestro planeta serìa para terminar con la cadena de reencarnaciones en nuestro planeta, nada màs.
Pero…francamente, ¿se lograrìa ese Nirvana o tèrmino de la cadena de reencarnaciones en nuestro planeta? ¿Còmo asì? ¿Iniciàndose en el conocimiento de lo oculto? ¿A punta de meditaciòn como muchos creen que se puede lograr? ¡No señor!

Una persona, por muy buena persona que sea, (o que nos parezca); por muy espiritual que sea, (o que nos parezca), està reencarnado en este planeta imperfecto, de espìritus imperfectos. Si no es un avatar, o un misionero, (y aùn asì,al serlo en nuestro planeta no garantiza una perfecciòn espiritual), y no ha demostrado la misiòn que se le encomendò, que puede ser material, (ciencias, artes medicina), o espiritual, (conocimientos en pro de la evoluciòn espiritual), sòlo nos parece un avatar o misionero, mas no lo es.

¿Qué èl medita para conseguir el Nirvana? ¿Qué èl se ha iniciado con cualquier movimiento mìstico o espiritual para lograrlo? ¡Ni con lo uno ni con lo otro!
Generalmente estas personas tratan de realizarse espiritualmente en nuestro planeta a punta de disciplinas que van a trabajar en pro de èl, o por lo menos el practicante asì lo cree.
En este planeta, como en todos los habitados, vivimos en sociedad, Hay una Ley Universal de Sociedad. Eso no sòlo nos permite la convivencia entre unos y otros, sino que los que màs saben tienen que enseñar a los que menos saben. Los màs espirituales tienen que trabajar en pro de la espiritualidad de los que no lo son. Eso sì que contribuye a su evoluciòn espiritual. Pero sòlo trabajar para aumentar el caudal de conocimiento de uno, y para la evoluciòn espiritual de uno, a travès de pràcticas egoistas, ¿se cree en verdad que esto va a realizar espiritualmente a alguien, y creer tambièn que con su egoìsmo va a conseguir terminar con la cadena de reencarnaciones o Nirvana? ¿En este planeta imperfecto?

Se decìa en un escrito anterior que todos los avatares que han reencarnado en nuestro planeta, nos parecen perfectos espiritualmente porque los calibramos a travès de nuestro estado de imperfección. Pero analizando lo que hicieron y lo que enseñaron, resulta que sòlo son menos imperfectos que nosotros, pero nunca perfectos.

escorpio
Colaborador Estrella
Colaborador Estrella
Mensajes: 456
Registrado: Mié Feb 16, 2011 8:03 pm

Mensaje por escorpio » Vie Jul 27, 2012 8:54 pm

¿Y se supone que habrá un final de los finales? quiero decir.............¿terminaremos algún día de reencarnarnos en este planeta y en todos los planetas habidos y por haber?

Saludos!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:45 am

COMPAREMOS AL ESPÌRITU QUE SE INICIA CON EL NIÑO QUE NACE

Cuando la psiquis ha superado las etapas de la irracionalidad, està lista para emprender otra etapa màs de su superaciòn como psiquis. Esta vez como psiquis inteligente, o sea como espìritu.
La ùnica manera de buscar esa superaciòn, hasta llegar a la perfecciòn espiritual serà a travès de las reencarnaciones, porque, ¿què sucederìa si no existiera la reencarnación y tuvièramos una sola vida fìsica?

Supongamos que eso fuera asì, entonces, a ese espìritu lo ponen con soplo o sin soplo a animar a un cuerpo naciente. Va a ser, según los que no creen en la reencarnación, su ùnica oportunidad de vida fìsica. No va a tener otra, porque después de muerto el cuerpo, el espìritu va a volver a su habitat natural: El espacio.
Pero resulta que en la ùnica oportunidad de vivir fìsicamente, (según los no reencarnacionistas), ese espìritu encarnò en un hogar pobre, y que como en todos los hogares pobres, generalmente de gente que obedece màs al instinto de la procreación que a la inteligente de no tener màs hijos de los que pueda alimentar bien, vestir bien y educar bien, ese encarnante a duras penas pudo completar la educación primaria.
Con esa capacitaciòn, ¿què puede hacer? ¿Tener un puesto en un mercado popular vendiendo revistas o cualquier otra cosa?
No pudo continuar estudiando porque sus padres necesitaban de su ayuda econòmica y si no tenìan para seguir con su educación, al encarnante no le quedò màs que trabajar y quedar subculturizado.
Como todo subculturizado, de una familia tambièn subculturizada morirà ignorante como mueren la mayorìa de los de nuestro planeta.

En cambio, el mismo dìa en que naciò èl, y casi a la misma hora, naciò otro niño, en las mismas condiciones espirituales que el primero, o sea, recièn adquirida la inteligencia. Pero este espìritu encarnò en un hogar con posibilidades econòmicas y sòlo con un par de hijos. Esas posibilidades econòmicas en que naciò este segundo espìritu, permitieron que lo alimentaran mejor, que lo vistieran mejor, que lo educaran mejor, a tal punto que llegò a ser un exitoso profesional.

Mueren los dos. El primero, lo ùnico que se lleva es la subcapacitaciòn que pudieron darles unos padres pobres, o sea que el espìritu llega al espacio, imperfecto cultural e imperfecto moral.
El segundo llega al espacio, tambièn imperfecto, pero con màs conocimientos que el primero y moralmente mejor tambièn-
¿Allì se queda todo? Segùn los no reencarnacionistas, ¿el uno quedarà màs adelantado que el otro per sècula?

En el espacio, como no hay reencarnación, (según algunos), ¿a dònde van a adquirir màs conocimientos? ¿A dònde van para mejorar espiritualmente?
En el espacio no existen institutos educacionales “espirituales”. ¿Què van a hacer? Vagar con su imperfección espiritual, uno un poco mejor que el otro. ¿Asì eternamente porque no hay reencarnación?, según algunos, claro.

La psiquis que “nace” a la inteligencia; que “nace” a ser espìritu, es como el recièn nacido que encarna. A pesar que trae conocimientos anteriores, estos quedan olvidados en el inconciente y sòlo recuperables cuando desencarne.
El que nace, en este sentido se asemeja al espìritu que se inicia como tal: Ignorante e inocente.
El recièn nacido tiene la oportunidad, según el hogar en el que nace, de educarse o subeducarse. De tener un conocimiento claro del bien y del mal, o de tener un conocimiento y pràcticas morales equivocadas, fruto de la subeducaciòn. Muere y se lleva lo poco o lo mucho que logrò en cuantos a conocimientos y espiritualidad. Tampoco ese ser se va a quedar eternamente subcapacitado en ese caso, o capacitado acà en nuestro planeta pero subcapacitado en cuanto a la sabidurìa universal. ¿Asì? ¿Per sècula tambien?

Afortunadamente, la reencarnación existe, y es el ùnico medio de conseguir la sabidurìa y perfecciòn moral vida tras vida, tarde o temprano, según nuestra aplicación para ello, pero tarde o emprano.

Asì como nosotros, queremos que nuestros hijos tengan una educación tope, y sean lo mejor buenas personas que queremos tambièn, ¿somos nosotros màs padres que el Padre Universal? ¿Que permite que seamos sòlo lo que conseguimos en una vida fìsica: Imperfectos sin opciòn a mejorar? Segùn los no reencarnacionistas, claro.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:46 am

DE REPENTE……¿MEMORIA EXTRACEREBRAL, O SÒLO SENSACIÒN?

Antes habìamos escrito sobre sensaciones, por ejemplo, que cuando andàbamos de turistas y visitàbamos una ciudad, tenìamos la sensación de que habìamos estado antes en ella. Esa es una de las màs comunes de las sensaciones, que no constituyen memoria extracerebral.
¿Por què? Porque de darse este caso, de creer que se estuvo antes en la ciudad que està visitando y a la que va por primera vez, para catalogarlo como memoria extracerebral, tendrìa, como se ha dado algunos casos, que recordar sitios, direcciones a los que se podrìa ir sin averiguar, sin guìas turìsticos. Solamente se va, como va cualquier habitante de la ciudad, y como tal la conozca bien.

Hay otras manifestaciones. Una vez, como tanguero que soy, y ademàs interiorano, en mi primera visita a Buenos Aires, fui a conocer la tumba de Carlos Gardel en el Cementerio de La Chacarita, al ir por una de las calles del cementerio, sentì una extraña sensación que me detuvo en seco frente a una sepultura. No podìa dar un paso en ese momento y algo me impulsò a mirar el nombre de la làpida. Lo leì. Era un nombre judìo. Al sentirme bien, anotè el nombre de la làpida y la fecha de nacimiento y muerte del que estaba enterrado; y seguì a la tumba de Gardel.

Ya me habìa olvidado del asunto, y como a los 20 años me llamò por telèfono una mèdium y me dijo: Roberso: Anoche en una sesiòn un espìritu comunicante, al terminar el tema que estàbamos tratando, medijo algo para que te lo comunicara: Roberso en su vida anterior fue un judìo polaco que emigrò a la Argentina.
Eso no es comprobable, pero aceptè que pudo ser posible y me acordè de la tumba con el nombre judìo. ¡Claro! No estoy confirmando, y nunca lo harìa, decir que eso obedece a la realidad, pero eso fue lo que sucediò. Fue solo una sensación, nunca un caso de memoria extracerebral porque yo no recordè nada en ese momento. Sòlo que tenìa que seguir a la tumba de Gardel.

Un alumno de Espiritismo, después de unas vacaciones de verano, me dijo que habìa estado en un parque del interior en donde se habìa dado una batalla por la independencia. Dentro del parque habìa una construcciòn y adentro, como atracción para los turistas, una gran maqueta sobre una gran mesa, y en ella estaba el campo de batalla y la disposición de las fuerzas que confrontaron con caballerìa e infanterìa, de lado y lado.
Cuenta el joven, (ahora ya no tanto), que cuando se acercò a la mesa y vio la maqueta, sintió de repente que se debilitaba y pensò que se iba a desmayar. Como no habìa sillas para sentarse, se arrimò a la pared con el propòsito de no desplomarse y pasar vergüenza con los otros turistas que estaban en el recinto.
Que durante estaba asì, sentìa como lejano el murmullo de los turistas, pero èl estaba conciente de que estaba en el salòn.
Estuvo asì unos quince minutos que le parecieron años, hasta que al fin se repuso y saliò medio tambaleàndose del recinto.

¿Participò èl en esa batalla? Pudo ser, pero eso no se puede tomar como un caso de memoria extracerebral porque no recordò nada. Solamente tuvo esa extraña sensación que estamos seguros, tambièn muchos habràn tenido algunas como estas en sus vidas.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:47 am

CUANDO SE REENCARNA, ¿SE PIERDE LA INDIVIDUALIDAD?

¡Para nada! El espìritu siempre serà uno desde su comienzo como psiquis hasta el final de la obtención de la inteligencia. Desde el comienzo de la etapa espiritual hasta su perfecciòn.

¿Pierde acaso la individualidad del estudiante que va grado tras grado, año tras año, hasta completar sus estudios?
Jamàs perderà su individualidad. Esta se irà refinando a medida que absorba conocimientos; o podrà quedarse estàtica por falta de conocimientos adquiridos en esta vida, por cualquiera sea la causa.

La vida fìsica para el espìritu, es como un año màs, o un grado màs de estudio para el estudiante, la diferencia es que un encarnado podrà completar los estudios que se propuso en una vida fìsica, pero para el conocimiento universal que serìa la perfecciòn espiritual, no basta una vida. Son muchas vidas. Sòlo esa es la diferencia. Nunca se pierde la individualidad.

Muchos reencarnacionistas, y yo no estoy de acuerdo con ellos, aceptan que el destrino final del espìritu cuando llegue a su perfecciòn, es fundirse con la divinidad. Al decir fundirse, eso si serìa una pèrdida de la individualidad, lo que no serìa justo después de tanto triqui traque que hemos llevado vida tras vida para perfeccionarnos.
Algunos dicen que nos fundimos con Dios pero nunca perdemos la individualidad. Eso tampoco lo acepto. Ya que eso no harìa a Dios un ser UNICO. Al haber multitud de individualidades en èl, no habrìa en el Universo unidad de miras.

Hemos dicho en anteriores escritos en este mismo tema, que al llegar a la perfecciòn no nos vamos a fundir en Dios, y haciendo esto, convertirnos en Dios.
Tampoco quiere decir que al llegar a la perfecciòn, no es que vamos a estar al lado de Dios, en una vagancia eterna, adoràndolo a El. Dios mantiene la armonìa de su creación, el Universo, y eso no es cosa de vago, como para estar deleitàndose con la adoración de multitud de espìritus perfectos.

¡No! Ni Dios es un vago, ni lo espìritus perfectos lo son. Al llegar a la perfecciòn, no llegamos a la vagancia eterna. Siempre seguiremos trabajando en misiones espirituales enconmendadas. Lo ùnico es que nos hemos librado de la cadena de reencarnaciones, salvo, y repito, salvo, que una de esas misiones que nos encarguen signifique que tengamos que reencarnar en tal o cual planeta. Eso, siendo perfectos, ya no lo tomamos como obligación por aprendizaje sino como algo encomendado para el mejoramiento de los habitantes de ese planeta, por la misiòn que traigamos, que puede ser no sòlo de mejoramiento espiritual para esos habitantes, sino que puede ser tambièn material, pero siempre de altura ya sea en los campos de la ciencia como el del arte.

Por el momento, dejemos a Dios tranquilo y cumplamos con nuestros propòsitos reencarnacionistas: Nuestro mejoramiento espiritual, ¡Ah! Y tranquilos. Siempre vamos a ser quienes somos, mejores sì, pero siempre los mismos. La misma individualidad.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:51 am

¿CUÀNDO, DÒNDE Y CÒMO REENCARNAREMOS DESPUÈS DE MUERTOS?

Tuvimos una criada que era campesina. Campesina sì, pero “gilita” no. Cuando le hacìamos alguna pregunta sobre las cuales tenìa varias respuestas, decia: “Asigùn”.

El perìodo entre la muerte fìsica y la pròxima reencarnación varìa sobre cada individualidad, y esa variación obedece al estado evolutivo de cada individualidad.
Dura màs la turabaciòn después de la muerte en los espìritus menos evolucionados. Dura menos en los màs evolucionados; y cuando decimos màs evolucionados, no queremos decir para nada perfectos, sino mejores que otros. La perfecciòn espiritual està lejana para los que habitamos este valle de làgrimas.

Una vez perdida la turbación, hay que sumarle a ese perìodo el tiempo de la erraticidad que tampoco es la misma para todos los espìritus. Tambièn interfiere en esto la individualidad de cada quien.
¿No conocen acaso a personas, esas que yo las llamo “ras, ras, ras”, porque las cosas las hacen violentamente; ràpido; sin pensarlo mucho?
Pero tambien conoce a otras que para hacer las mismas cosas, se toman màs tiempo que el “ras, ras, ras”, y no por menos capaces sino que las analiza, hace consideraciones, busca hacerlas, pero hacerlas bien.
¡Bueno! Siguen siendo asì en el espacio. Y el “ras, ras, ras”, al momento de programar su vida futura no haga tantas consideraciones sino que la hace violentamente. ¡Claro! Esa tendencia a la ligereza la irà perdiendo a medida que evolucione a punta de reencarnaciones.

¿Ya lo ven? El tiempo entre la muerte y la nueva vida es relativo. No es programado igualmente para todos, ya que al obtener la inteligencia que no ha llevado a la condiciòn de espìritus, es ella, la inteligencia de cada cual la que interviene en formular sus propios programas para su propio destino.
Por lo tanto, tampoco creamos que la turbación y la erraticidad es “ras, ras, ras”.

¿DÒNDE REENCARNAREMOS EN LA PRÔXIMA VIDA?

Esa serà una elecciòn de cada espìritu. Si èste quiere repetir en el mismo paìs, lo harà asì porque èl lo cree. El objeto de la reencarnación es nuestro mejoramiento. Vayamos al paìs que queramos, siempre serà, hasta que nos graduemos de èl, el planeta Tierra.

Algunos desencarnantes, podridos de la politiquerìa tercermundista, buscaràn reencarnar en otro paìs màs desarrolado que el que nos encontramos. Pero elegir un paìs màs desarrolado que el actual, no nos va a hacer màs desarrollados intelectual y espiritualmente. ¡No! Eso no lo logra el paìs sino nosotros. Asì reencarnemos en un paìs màs cerca de lo aborigen que de lo civilizado. Pero somos libres de esa elecciòn.
¡Salvo!.............¡salvo!, que por Ley de Causas y Efectos, o sea por expiación, tengamos que repetir en el mismo paìs porque la compensación por la expiación que traemos, tenga que cumplirse acà mismo.
Nos quedaremos con las ganitas de mudar de paìs, hasta la siguiente de la pròxima reencarnación si salimos triunfantes de la expiación compensatoria.

¿CÒMO REENCARNAREMOS EN LA PRÓXIMA VIDA?

En eso, no podremos intervenir a placer porque el fin de la reencarnación es la busqueda de la perfecciòn espiritual que lo componen la sabidurìa y la pefecciòn moral. En còmo vendremos a continuar con la cadena de reencarnaciones, recibiremos la accesorìa de nuestro guìa espiritual. El nos indicarà, què es lo màs conveniente para nuestro progreso.
Aquì no cuentan las veleidades como: Me gustarìa…….sino lo que es màs conveniente para nuestro progreso.

¡Imagìnense! Si usted le preguntara a un homosexual, què le gustarìa ser en su pròxima vida; lo màs probable es que le conteste: Me gustarìa ser mujer.
Si le hace la misma pregunta a una lesbiana, su probable respuesta serìa: Quisiera venir como hombre.
Al formular este deseo, en èl no predomina la espiritualidad. Estàn pensando màs en la sexualidad. Porque si se les cumpliera ese deseo, lo que esperan es tener un cuerpo que justifique su homosexualidad..

La cuestiòn del sexo futuro tiene que ser una asunto de necesidad para el progreso del reencarnante, y cuando se dice progreso, nos referimos a progreso espiritual.

No vale el deseo de: En mi pròxima vida serà rico. Tampoco: En mi pròxima vida serè hombre. Ni el deseo: En mi pròxima vida serè mujer.
Es lo que màs convendrà a nuestro progreso espiritual, Y que quede bien claro: Cuando nuestro guìa nos insinùa algo, es porque sabe què es lo mas conveniente para nuestra superacuiòn espiritual. Puede ser que fallemos en la prueba. Pero tenemos la oportunidad de repetir en lo que quedamos estacionados.

Es como los padres que envìan a su pàrvulo al primer grado. El niño no aprovechò esa oportunidad y tiene que repetir el grado, hasta aprobar el siguiente.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:52 am

PRETENSIONES REENCARNACIONISTAS

Las verdaderas reencarnaciones en nuestra contemporaneidad, cuando se manifestaron a travès del fenòmeno conocido como MEMORIA EXTRACEREBRAL, o sea, claros recuerdos de haber vivido anteriormente, y el que acusaba este recuerdo, tambièn daba su nombre anterior, que habìa vivido en tal parte, los nombres de los que fueron sus familiares, etc.

El caso de reencarnación no se tomaba como verdadero porque la persona lo decìa. Tampoco se certificaba el caso porque la persona lo decìa.
La certificación se daba después de una serie de interrogatorios a los que eran sometidos los que tenìan memoria extracerebral, y luego que los investigadores tenìan la seguridad de que no era intento de fraude, llevaban a los sujetos hasta la ciudad o población en la que decìan que habìan vivido, y ellos mismos, una vez dentro de la ciudad o de la población, sin haber estado nunca allì, conducían a los investigadores hasta la casa en la que según ellos habìan vivido anteriormente.

Conocìan a cada uno de los de la casa y daban su nombre y parentesco que habìan tenido con èl. ¡Claro! Los de la casa, no reconocían al sujeto, pero aceptaban que un miembro de la familia tuvo el nombre que daba, y que conincidìan los parentescos que tuvo el difunto con los vivientes de la casa.
Esa es la manera de certificar una reencarnación. Y es curioso, de los casos que se han investigado y certificado en la India y en Brasil, los reencarnados que acusaron memoria extracerebral, y que se investigò y se certificò su caso, eran personas comunes y corrientes. En los miles de casos certificados, un hubo ningùn hèroe nacional, ningùn presidente, ningùn cientìfico, ningùn filòsofo, ningùn santo y ninguna santa. ¡Nada! Personas comunes y corrientes.

¡Ahhhhh! Pero cuando son hechos anuncios de reencarnaciones, que no son ni nunca seràn comprobables, por entidades espirituales. Nunca son de personas comunes y corrientes; siempre son de conocidos personajes de la historia, y de santos y santas.

Por asuntos doctrinarios, (Congresos y Asambleas Espiritistas), viajè mucho por Sudamèrica y Centroamèrica.
En una oportunidad que estuve en Venezuela, fui invitado a un Centro Espiritista dirigido por una dama. Al entrar al local, lo primero que vi fue un descomunal cuadro de Simòn Bolivar, que casi cubrìa la pared. Le dije a la secretaria del Centro al notar mi cara de sorprendido, que siempre me habìa encontrado en los Centros Espiritistas, y claro, nunca de esa enormidad, cuadros de Allan Kardec, por eso la sorpresa.
La secretaria me dijo: Es que la directora es una reencarnación de Simòn Bolìvar. El espìritu protector del Centro le hizo ese anuncio. ¿Y quièn era el “espìritu protector” de ese Centro,? Me enterè después por la directora que era “el espìritu santo”.

La directora era una señora muy mistificada. ¡Y no en vano! Ella me dijo que era mèdium del “espìritu santo”. Que èl se comunicaba a travès de ella. Con eso, màs el anuncio de que era una reencarnación de Bolìvar, tenìa màs que suficiente para su mistificaciòn.

¡Eso fue todo! Un anuncio de un espìritu, y la reencarnación se diò como efectiva. Comentando después sobre esto, con un espiritista venezolano, me dijo: No te extrañe eso Roberso. Acà a Bolìvar se lo tiene como una cuasi deidad y ha habido varios presidentes que tuvieron la pretensión de ser reencarnaciones de Bolìvar, pero como tales, pasaron sin pena ni gloria, y algunos fueron hasta verdaderos tiranos. Acà en Venezuela, siguió dicièndome muerto de la risa, hay varias reencarnaciones de Bolìvar en la actualidad y eso sòlo porque algunos espìritus se lo han dicho a ciertos ingènuos.

Despuès de unos cuantos años, parece que el actual presidente de Venezuela tiene el mismo berretìn: Ser una reencarnación de Simòn Bolìvar. Sus seguidores, tambièn asì lo creen. ¿Es posible que lo sea? ¡Veamos!

Cuando un espìritu como Bolìvar, que sòlo combatiò por la libertad de algunos paìses de Amèrica, sin que esto lo tenga que convertir en motivo de culto, le fuera encomendada otra misiòn, o decidiera reencarnar en el que fuè su paìs, y lo hiciera, No importarìa que un descendiente de españoles, reencarnara en un zambo, (mitad indio y mitad afro venezolano), asì que el cuerpo del actual presidente venezolano no serìa impedimento para que Bolìvar reencarnara en èl.
Pero eso sì, el espìritu de Bolivar, asì reencarnara en un zambo, no habrìa perdido su calidad espiritual, por lo menos, si no reencarnò después, del Bolìvar conocido. Tendrìa, por lo menos, el mismo estado de evoluciòn espiritual que tuvo en esa vida. Sus conocimientos y su calidad humana. Y comparando los conocimientos y la calidad humana del que pretende ser una reencarnación de èl, con las de Bòlìvar, el pretendiente actual, està bien lejos de el progreso espiritual de Bolìvar.

En el Universo no existe la involución, o sea, que esa pretendida reencarnación es imposible, ya que serìa la involución de un espìritu y eso no sucede nunca.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:53 am

TRANSMIGRACIÒN: ¿UNA MODALIDAD DE REENCARNACIÒN?

En el oriente, hay una modalidad de reencarnación que es generalmente aceptada. En esta modalidad, al momento de la muerte de una persona, un espìritu toma inmediatamente ese cuerpo y reencarna en èl. El cuerpo sòlo llega a estar muerto por unos instantes. Cuando el cuerpo que acaba de abandonar cierto espìritu vuelve a la vida, ya llega con una entidad diferente, y por lo tanto, esa entidad que acaba de transmigrar, generalmente conserva el recuerdo de esa vida que no ha dejado completamente porque no ha tenido una desencarnaciòn y el proceso después de esta: Turbaciòn y erraticidad.

Estos casos de transmigraciòn, no se pueden dar como ciertos ya que en occidente el ùnico caso conocido y por el propio testimonio del transmigrante, es el caso del escritor LOBSANG RAMPA que decìa ser un monje tibetano transmigrado en el cuerpo de un fontanero inglès.
Decìa que la transmigraciòn habìa sido hecha por comùn acuerdo con el desencarnado fontanero inglès, antes de que èste muriera ya que los dos se habìan conocido.
¡Por supuesto! Al darse esta transmigraciòn de alma, el espìritu del fontanero quedò efectivamente desencarnado, y el cuerpo original del monje tibetano bien muerto.

Lo asombroso de este caso, es que Lobsang Rampa con el cuerpo del que fue fontanero inglès, escribiò muchos libros sobre religión, costumbres, cotidianidades y hasta hechos històricos del Tibet; y lo asombrosos es que nunca estuvo en el Tibet.
Entre los libros màs conocidos de èl, se encuentran: EL TERCER OJO, EL MÈDICO DEL TIBET, (El mèdico de Lasa), EL CORDÒN DE PLATA, USTED Y LA ETERNIDAD, EL MANTO AMARILLO, y muchos màs.

Rampa, emigrò de Inglaterra a Canadà por el acoso de la prensa que lo catalogaba de farsante por esa pseudo transmigraciòn, ya que sabìan que el cuerpo que èl tenìa era el cuerpo del fontanero. Que por lo tanto el fonanero no habìa muerto y no habìa tal transmigraciòn.

En Canadà no tuvo mejor suerte, y por el mismo motivo, siempre acusado de farsante por la prensa canadiense, tuvo me cambiar de ciudad varias veces. Mientras tanto, entre acoso y acoso de la prensa, siguió escribiendo y sus libros fueron sensación en los años 70 del siglo 20.

¿Fuè charlatanerìa? ¿Fue verdad lo de la transmigraciòn? En varias oportunidades en sesiones experimentales, preguntè a algunos espìritus sobre la posibilidad de la transmigraciòn. Ellos no sabìan sobre el asunto.

En la doctrina espiritista no se habla sobre este tipo de reencarnación, y en oportunidades se toma reencarnación como sinònimo de transmigraciòn, pero siempre como el mecanismo de reencarnación conocido.

¡Ahora! Hace años, leì que en la India, ingresò a un hospital, sin signos vitales, un joven que fue dejado sobre una camilla. Estuvo como media hora, yaciendo aparentemente muerto y de repente se despertò e irguiò.
Cuando eso sucediò, el joven se manifestò con una identidad y una personalidad diferente al que habìa sido antes de que se diera esta circunstancia. ¿Transmigraciòn? ¿Sòlo un caso de amnesia causada por el trauma que lo hizo ingresar sin signos vitales al hospital? ¡No sè!
Nunca màs volvì a leer algo sobre ese caso.

Mientras no se sepa con certeza si esto es o no posible dentro de los mecanismos de la reencarnación, los espiritistas seguimos aceptando la palingenesia tal como la enseña la doctrina espiritista.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:56 am

ENTRE REENCARNACIÒN Y REENCARNACIÒN

Algunas sectas espiritualista creen, y asì lo enseñan, que cada ser humano tiene un nùmero de reencarnaciones iguales. Tambièn creen, y asì lo enseñan que el perìodo entre reencarnaciòn y reencarnaciòn es igual para todos.

¡Por supuesto!; no coincidimos con estas apreciaciones por varias razones:

1.- Durante los diàlogos sostenidos con entidades espirituales a travès de los mèdiums psicofònicos del equipo de investigaciones psìquicas, algunas de estas entidades no tenìan ni la menor idea sobre el asunto. ¿Còmo medir el tiempo en el espacio? El tiempo pasa y nada màs.
¡Claro! Algunos se enteraban del tiempo terràqueo que habìa pasado porque nosotros se lo hacìamos saber a partir de los datos que ellos nos daban.

Los que aceptan la cantidad igual de reencarnaciones para cada espìritu alegan que eso serìa lo justo. Ignoran que en nuestro mundo, una primaria, se supone que se haga en 6 años, en los paìses que tenga ese perìodo. Eso serìa lo normal. Pero no todos los que inician una primaria la terminan en ese perìodo:

a) Porque el alumno es dejado, poco dado al estudio, por causa de las distracciones que tienen ahora y que las prefieren al estudio. Eso hace que pierdan grados y la primaria les tome siete u ocho años.

b) Porque no pudo terminar un grado y tuvo que repetirlo por asuntos de enfermedad o por asuntos econòmicos.

Y lo mismo se aplicarìa a los años de estudio de la secundaria y la universitaria. ¿Se dan cuenta? Entonces,
¿còmo creer que la cadena de reencarnaciones tiene igual duraciòn para unos y para otros? Si todos los espìritus fueran un patròn intelectual y espiritual, esto funcionarìa, pero cada espìritu tiene su individualidad, y por lo tanto su libre albedrìo. El es dueño de su destino. Si fuèsemos màs observadores de los seres humanos de nuestro planeta, no serìa difìcil confirmar lo que estamos diciendo.
Estarìamos todos en el mismo grado intelectual y espiritual, pero no es asì.

2.- Esa misma individualidad que influye en el progreso intelectual y espiritual de cada quien, hace que los perìodos entre reencarnaciòn y reencarnaciòn, (turbaciòn y erraticidad) que permanecemos en el espacio, no sean el mismo para todas las entidaes espirituales.
Tambièn, en ese perìodo, largo para unos, relativamente cortos para otros, tiene mucho que ver la Ley de Causas y Efectos.

Lleguè a dialogar, no directamente sino a travès de mèdiums, con ciertos espìritus que tenìan hasta 400 años de desencarnados; años medidos por el tiempo de nuestro mundo. Otros no tan atrasados como el primero, tenìan 200 y 150 años que habìan desencarnado. ¡Claro! Hablando con ellos, se asombraron cuando se les hizo saber el tiempo que habìa pasado en nuestro planeta. Para la apreciaciòn de ellos, no habìa sido tan largo. Pero, ¿en que influyeron esas diferentes duraciones? En los dìalogos sostenidos se sacò en claro que eran debidas a estado evolutivo espiritual y a Ley de Causas y Efectos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:57 am

FÀBRICAS DE REENCARNACIONES

Hace años, en uno de los cuantos viajes doctrinarios que hice, conocì en un paìs sudamericano a un señor, creyente en la reencarnación, como espiritista que era.
Conversando con èl, me sorprendì cuando me dijo que tenìa once hijos.
Me era difícil aceptar que en esta època, un señor, aùn con la preparación mediana que tenìa, en un mundo en donde cada vez se hace màs difícil llevar a un hijo hasta el profesionalismo, tuviera once hijos.

Pero màs increìble me parecìa que siendo espiritista, y que la doctrina nos enseña sobre la responsabilidad que tenemos como padres, como orientadores de un espìritu que eligiò nuestro hogar para reencarnar, y la natural preocupación como padres, no sòlo de vestirlos y darles de comer sino llevarlos hasta el tope de su educación, fuera a pasar tanto trabajo para lograr eso con sus once hijos.

Pero me quedè con la boca abierta cuando me dijo que tenìa trece años de casado. Aparentemente el señor, en cuanto terminaba la cuarentena le caìa encima a la mujer y la preñaba de nuevo.
Hablàndole sobre lo cuidadosos que tenìamos que ser los espiritistas en cumplir cabalmente con nuestros hijos, y que eso hacìa que planificàramos nuestra familia para tener sòlo los hijos a quienes pudièramos darle ropa, comida y educación, se me abriò màs la boca cuando me dijo: Es que hay muchos espìritus que quieren reencarnar y hay que darles la oportunidad.

Esa fue una justificación muy alegre para una paridera indiscriminada. ¿Se trataba de una sexualidad incontrolada? ¿De èl? ¿Por exigencias de la esposa? ¿De parte de los dos?
¿Estaba la esposa de acuerdo en “darles oportunidad” de reencarnar a tantos espìritus que deseaban hacerlo?
¡Imagìnense! Con esa mentalidad, con trece años de matrimonio y once hijos, ya la población de ese paìs ha tenido que aumentar grandemente.

Esta es una manera muy alegre de entender la reencarnación. Nosotros no estamos obligados con el espacio a que si hay muchos espìritus por reencarnar, vengan, las piernas de mi esposa estàn abiertas, y les voy a hacer el favor de preñarla.
¡Nada de eso! Tener hijos es una gran responsabilidad y una vez que se conoce a travès de la doctrina, lo serio que es aceptar formar una familia, no se puede andar, nadie puede andar con estos conceptos alegres.

¿Hay espìritus que quieren reencarnar? ¡Claro que los hay! Pero uno no es el ùnico habitante de este planeta. Que busquen dònde hacerlo y no crean que uno sòlo puede hacerlo.
Hace años tambièn, durante una sesiòn, un espìritu que el vidente identificò como una joven de unos 22 años, dijo: Yo tendrè que reencarnar en este hogar. No sè por què, pero tuve la impresiòn de que se referìa a mi ex esposa que se encontraba presente y a mì. Yo respondì:
Si te refieres a nosostros, lo siento, pero esta fàbrica està cerrada.

¿Què es eso? Nadie està en la obligación de recibir en su hogar a un espìritu sòlo porque èl lo quiere. Que vayan a zapatear a otro lado. La reencarnación es un proceso de solicitud del espìritu que encontrò las condiciones que buscaba para reencarnar, pero asì haya encontrado las condiciones, son los que podrìan ser sus padres los que van a decir sì, o no.
La reencarnación no es un acto unilateral del reencarnante. Es un acto de èl, y el consentimiento de la pareja,

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1373
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: LA REENCARNACIÒN

Mensaje por Roberso » Jue Oct 18, 2012 2:58 am

¿NOS BASTA CON UNA SOLA VIDA FÎSICA?

¡Hay que aprovechar porque no hay otra vida! ¡La vida es una sola! ¡Sòlo se vive una vez! ¡Despuès de esta vida no hay otra!

¿Cuàntas veces hemos escuchado expresiones como estas? ¡Es màs! ¿Cuàntas veces hemos dicho expresiones como estas?
Los reencarnacionistas no nacimos reencarnacionistas. Nos volvimos reencarnacionistas, y antes de serlo, estuvimos influenciados por la educación religiosa que se nos daba primeramente en el hogar y que luego nuestros padres delegaban eso en los sacerdotes que enseñaban el Catecismo.

De niños, estamos màs que por las inquietudes espiritualistas, por las inquietudes normales de todo niño: Estudio, juegos y amigos.
De jóvenes, esas inquietudes varìan un poco: Estudios, muchachas y diversiones.

Generalmente es en la mediana edad, ya fundado nuestro hogar, con hijos o no, y con la ùnica preocupación de mantenerlo con nuestro trabajo o nuestra profesiòn; y ya con la mitad de nuestro cupo de vida hecho efectivo, es cuando generalmente comienzan nuestras inquietudes espiritualistas a travès de la reflexiòn.

Mucha gente ni se molesta en eso, y continùa confiada en lo que le enseñaron. Le dijeron: Esto es asì….¡y punto!
Hay otros que sin renunciar a las naturales inquietudes juveniles de nuestro medio, empiezan a reflexionar sobra la vida y los seres humanos a travès de sus observaciones.
Observan que si en su salòn de clases hay veinte individuos, hay veinte personalidades diferentes. Algunos no con una total, pero sì con ciertas afinidades con nuestra individualidad. Otros estaban alejados de nuestro comportamiento, y el resto, el lado opuesto a nuestra individualidad; el reverso de la moneda.

Los que son observadores, insisto, y entre ellos me encontraba yo, nos preguntàbamos sobre esto. ¿Era por diferencia religiosa? Pero nos encontràbamos con el hecho de que todos tenìamos la misma religión.
¿Era porque habìa diferencias en riquezas? En una clase de 20 alumnos, nunca me encontrè con màs de tres que eran de familia rica, acomodada. Pero los tres no tenìan el mismo patròn de conducta. Alguno de ellos eran de los peores de la clase.
¿Era por falta de educación paterna? Cuando conocìa a los padres de los màs dìscolos de la clase me encontraba con padres educados y cultos y hasta notaba que eran exigentes con el comportamiento del compañero de clase.

Esas eran cosas que lo ponian a uno a meditar desde temprana edad. Pero no solamente a los jóvenes observàbamos. Lo hacìamos tambièn con los adultos de nuestro entorno. Con nuestros compañeros de trabajo, cuando los tuvimos. Con los diferentes patronos que tuvimos, y siempre nos encontàbamos con diferencias entre indiuviduos con las mismas posiciones y la misma cultura.

Esas observaciones son las que nos hacen catalogar a nuestro mundo como imperfecto en cuanto a la calidad humana de sus habitantes, ¡y claro!, metièndonos de cabeza nosotros tambièn en esa alberca de imperfección que es nuestro planeta.

Allì empiezan las inquietudes: ¿A què se debe el que no tengamos similitudes o afinidades espirituales o de calidad humana entre unos y otros? En realidad, ¿Bastà una vida fìsica para dejar esta vida y optar en lo bueno que nos espera después de ella de acuerdo a nuestra creencia? El màs desgraciado de los desgraciados, ¿tiene derecho a “una gloria eterna” asì lo hayan perdonado antes de morir?
¿El mismo derecho a esa bienaventuranza que por creencia va a tener una persona que fue buena gente durante toda su vida?

Sobre esto seguiremos tratando en nuestro pròximo escrito: ¿NOS BASTA CON UNA SOLA VIDA FÌSICA? II

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados