COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Invitado

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Invitado » Sab May 10, 2014 3:10 pm

EL APOCALIPSIS VII

IDENTIFICACIÒN DEL COMUNICANTE:

Vamos a analizar ahora, quièn puede ser el que manda a escribir a "los àngeles" de las siete iglesias de Asia, a partir de los tìtulos que èl mismo se da al empezar las comunicaciones.

En el primer mensaje a la iglesia de Efeso, dice ser: "El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete cadeleros de oro."
Segùn dice Juan, se "parecìa" a Jesùs.Ya la misma entidad explicò esta alegorìa en Ap.1: 19, al decir: "El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: Las siete estrellas son los àngeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias."

A juzgar por las recriminaciones que el ente hace a "los àngeles" en sus comunicaciones, èstos, de estrella no tenìan nada.


En el segundo mensaje, ahora a la iglesia de Pèrgamo, dice ser: "El que tiene la espada aguda de dos filos, (que le salìa de la boca)."
Esta alegorìa explica la agudeza con la que se dirige a "los àngeles" de las iglesias, y a las propias iglesias para recriminarlos.

En el cuarto mensaje, este para la iglesia de Tiatira, dice ser: "El hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido."
Nuevamente la duda. Al decir hijo de Dios, ¿se referìa a que era Jesùs?

Aunque tambièn podrìa tratarse de un àngel, basàndonos en que era comùn llamar a los àngeles "hijos de Dios".
Esto figura en Gènesis 6: 2: "Que viendo los "hijos de Dios"que las hijas de los hombres eran hermosas....."

Luego, en Gènesis 6: 4, dice: "Despuès que se llegaron los "hijos de Dios" a las hijas de los hombres."

En Job 1:6, dice: "Un dìa vinieron a presentarse a Jehovà los "hijos de Dios."
Aunque en este versìculo no dice: Un dìa vinieron a presentarse a Jehovà sus hijos, sino que dice: "Los hijos de Dios"; y aunque aquì se insinùa que Jehovà no es Dios, no es eso lo que nos ocupa sino que a los àngeles se los llamaba: "Los hijos de Dios".

En el quinto mensaje, ahora para la iglesia de Sardis, dice ser: "El que tiene los siete espìritus de Dios, y las siete estrellas."
El mismo comunicante habìa hecho saber que las siete estrellas eran los siete àngeles de las siete iglesias de Asia. Pero ahora, ademàs de tener "los siete àngeles", (siete estrellas), tiene siete espìritus. Los àngeles tambièn son espìritus; esto nos lleva entonces a catorce espìritus.
No se puede interpretar esta descripciòn de sì mismo como si el ente tuviera siete espìritus. Cada espìritu, (àngel o no), es un ente, una inteligencia incorpòrea, una individualidad.
Si es infantil considerar el dogma de la trinidad como lògico a pesar que nos brinda a tres entes en uno solo, es ridìculo considerar a un ente formado por siete espìritus. Eso es màs improbable que la propia Trinidad.
¿Entonces? Lo que nos queda es considerarlo como una confirmaciòn de algo que se ha dicho. Si dice el comunicante: "El que tiene los siete espìritus de Dios, y las siete estrellas", debemos interpretarlo asì: El que tiene bajo su potestad a los siete espìritus de Dios, que son alegòricamente las siete estrellas, y lo que es lo mismo: Los siete àngeles.

En el sexto mensaje, este a la iglesia de Filadelfia, el comunicante dice ser: "El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre."
El simbolismo de la llave de David lo podrà interpretar quien lo dijo, y esto siempre sosteniendo el punto que no se le hacìa ningùn favor a Jesùs tratando por todos los medios, y hasta fraudulentos de poner al galileo como descendiente de David. Quizàs eso es lo que quiere decir simbòlicamente el comunicante.

En el sèptimo mensaje ahora para la iglesia de Laodicea, dice ser: "El Amèn, el testigo fiel y verdadero, el principio y la creaciòn de Dios."
Aquì està claro que el comunicante trata de alardear, de impresionar a los que reciben el mensaje.
Una cosa es cierta: El principio es solamente Dios. Por lo tanto si Dios es es principio, ese principio no pudo tener testigos fieles y verdaderos o no.La creaciòn de Dios es todo lo animado e inanimado del Universo. Esto quiere decir que el comunicante sòlo es parte de ese todo que es la creaciòn de Dios. Es "una creaciòn", pero jamàs serìa "la creaciòn."

¡Ahora! Vamos a considerar las presentaciones que hace sobre sì el que le dice a Juan que envìe los mensajes a los siete "àngeles" de las siete iglesias de asia.
El es:
"El Alfa y la Omega, el primero y el ùltimo."(Ap.1:11).
"Y el que vivo y estuvo muerto, mas he aquì que vive por los siglos de los siglos, amèn. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades." (Ap.1:18).
"El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro." (Ap.2:1)
"El que tiene la espada aguda de dos filos." (Ap.2:12).
"El hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego y pies semejantes al bronce bruñido." (Ap.2:18).
"El que tiene los siete espìritus de Dios y las siete estrellas." (Ap.3:1).
"El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave da David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre." (Ap.3:7).
"El amèn, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creaciòn de Dios." (Ap.3:14).

¡Vaya curriculum!

Pròximo escrito en este mismo tema: EL APOCALIPSIS VIII

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab May 17, 2014 4:51 pm

EL APOCALIPSIS VIII

LAS PREMIACIONES:

A los de la iglesia de Efeso:

Ahora, analizaremos los ofrecimientos que hace el ente comunicante a los de las siete iglesias de Asia, si cambian de actitud y son buenos chicos.

A los de la iglesia de Efeso les dice en Ap. 2:7: "Al que venciere le darè a comer del àrbol de la vida, el cual està en medio del paraìso de Dios."

Esto no puede tomarse al pie de la letra. Es tan solo una alegorià. El comunicante està prometiendo la vida espiritual eterna al referirse al àrbol de la vida. La vida no se obtiene comiendo de un àrbol. Ni la vida fìsica ni la vida espiritual. Ya sabemos de còmo se obtiene la vida fìsica; de còmo es su mecanismo. Esta vida fìsica es perecedera y nunca serà eterna. Solamente el espìritu es eterno; por lo tanto, el comunicante no està ofreciendo nada en este sentido.
En donde sì hace un ofrecimiento relativo, es al decir: "El cual està en medio del paraìso de Dios."
En esta parte de la alegorìa, se les està ofreciendo la bienaventuranza, que no se obtiene como un favor, ni como un regalo por el hecho de ser buenos sino que es un merecimiento al esfuerzo para lograr una perfecta calidad humana.

A los de la Iglesia de Esmirna:

A los de la iglesia de Esmirna, les dice en Ap.2:11: "El que venciere, no sufrirà daño de la segunda muerte."

La "segunda muerte" que no es tal muerte, sino que segùn la creencia es la condenaciòn despuès del "juicio final".
Segùn el mito, moriremos despuès de quièn sabe cuànto tiempo y cuando ya se haya vuelto polvo el cuerpo enterrado, esas cèlulas, molèculas, àtomos ya desaparecidos saldràn de quièn sabe dònde y volveràn a formar el cuerpo,(¿?), y ese cuerpo "resucitarà".
Serà juzgado, y si el dueño del cuerpo fue malito, serà mandado con cuerpo y todo al infierno, pero no morirà porque sufrirà ese suplicio eternamente.
¿Por què entonces se le llama "la segunda muerte" si permanecerà vivo eternamente?

A los de la iglesia de Pèrgamo:

A los de la iglesia de Pêrgamo, les dice segùn Ap.2:17: "Al que venciere, darè a comer del manà escondido, y le darè una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquèl que lo recibe."

Aquì tenemos una doble alegorìa. El "manà escondido", dicen algunos "intèrpretes" de la Biblia, se refiere a lo mencionado en Exodo 16:33, donde dice: "Y dijo Moisès a Aaròn; toma una vasija y pon en ella un gomer de manà, (casi 40 litros), y ponlo delante de Jehovà para que sea guardado para vuestros descendientes."
Pero este pasaje del Exodo se contradice con lo escrito en el mismo Exodo 16:19 y 20: "Y les dijo Moisès: Ninguno deje nada de ello, (del manà), para mañana. Mas ellos no obedecieron a Moisès, sino que algunos dejaron de ello para el otro dìa, y criò gusanos y hediò."
Menudo regalo que se les va a hacer a los "vencedores"de la iglesia de Pèrgamo. Si de un dìa para otro el manà criò gusanos y hediò, ¿còmo estarà el manà escondido que les ofrecen despuès de tantos siglos?
¡Claro! Eso si le hacemos caso a esos "intèrpretes bìblicos" que nos remiten a ese manà escondido.

La segunda premiaciòn es la alegorìa de la piedrecita blanca con un nombre en ella. Los "intèrpretes bìblicos", incansables, no en su labor de que debemos entender la Biblia como la entienden ellos, sino incansables en creer al resto de los humanos somos unos tarados que no tienen capacidad de razonar para entender lo que està escrito, nos remiten al apòstol Pedro, y nos llevan a Juan 1: 42, donde dice: "Tù eres Simòn, hijo; tù seràs llamado Cefas (que quiere decir Pedro)."
Nuevamente se equivocan "los intèrpretes bìblicos" al remitirnos a este versìculo del Evangelio de Juan. Dice en El Apocalipsis: "Y en la piedrecita escrito un nombre nuevo." El nombre de Pedro no es nuevo. Està confirmado, (que no es Pedro), al terminar la alegorìa cuando se dice: "El cual, (el nombre), ninguno conoce sino aquèl que lo recibe. Ya el nombre de Pedro era harto conocido, como tambièn fue harto conocido el hecho que habìa negado a Jesùs.
Estas dos alegorìas: La del manà escondido y la de la piedrecita son de difìcil interpretaciòn por lo que ya hemos visto, y solamente el comunicante sabrà lo que quizo decir con este ofrecimiento.

Pròximo escrito en este mismo tema: EL APOCALIPSIS IX

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab May 24, 2014 2:50 pm

EL APOCALIPSIS IX

A los de la iglesia de Tiatira:

A los de la iglesia de Tiatira les dice en Ap.2:26: "Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le darè autoridad sobre las naciones, y las regirà con vara de hierro, y seràn quebradas como vasos de alfarero; como yo tambièn la he recibido de mi Padre; y le darè la estrella de la mañana."

Esta alegorìa amerita unos cuantos anàlisis, empezando por la forma en que comienza: "Al que venciere y guardare mis dìas hasta el fin." ¿Hasta el fin de què? Si se refiere hasta el fin de la vida fìsica del que guarda sus obras, ya no le podrà dar autoridad sobre las naciones, asì es que , ya ni con vara de hierro podrà "regirlas" y menos quebrarlas despuès de muerto.
Si se refiere hasta el fin de los tiempos, tampoco procede la autoridad y la vara de hierro pues las naciones desapareceràn. Entonces, ¿a quiènes van a regir?
Se tendràn que contentar con la estrella de la mañana, (Venus), que se la tendràn que repartir en lotes los que vencieren porque hay una sola "estrella" de la mañana, y seràn muchos los vencedores que guardaràn sus dìas hasta el fin.
¡Por cierto! Obligatoriamente tenemos que corregir este error Bìblico: Venus es un planeta, no es una estrella.
Tambièn tenemos que analizar eso de las "naciones". Generalmente se da esta traducciòn a la palabra hebrea que designa a todas las poblaciones y estados que no son de religiòn judìa.
Esta misma palabra, (gentil), significa extranjero. Luego se la utilizò para designar a los paganos, considerando que para los judìos, todo el que no profesaba su religiòn era pagano; asì como en la actualidad para los islamitas todo el que no profese su religiòn es un "infiel", y para todos los judeocristianos catòlicos, todos los que no lo son no estàn en "la verdad", Y para los judeocristianos Testigos de Jehovà, todos los que no lo son, son llamados "incrèdulos".
Està bien claro este punto en el Antiguo Testamento. En 1Macabeos 5:15, dice: "Se habìan juntado contra ellos gentes de Tolemaida y de Tiro, y de Sidòn, y "los gentiles" de toda Galilea para aniquilarlos." O sea, los paganos de toda Galilea.
Tambièn en Isaìas 9:1, dice: "Pues al fin llenarà de gloria el camino del mar, de aquèl lado del Jordàn, en Galilea de los gentiles."
En algunas Biblias se ha traducido, y se lee: Galilea de las naciones. Pero Galilea era una sola naciòn, por lo tanto es un disparate de traducciòn. Lo correcto es Galilea de los gentiles, o Galilea de los paganos.
Hay que recordar que los galileos eran judìos por sometimiento. Fueron obligados a ser judìos 150 años antes de Jesùs. A pesar que se circuncidaban y cumplìan con lo que les obligaba la ley, no eran judìos por creencia. Los propios judìos sabìan esto, y aùn en tiempos de Jesùs eran llamados despectivamente gentiles, o sea, paganos.

Viendo todo esto, la suposiciòn de la alegorìa que los paganos serìan regidos con autoridad y con vara de hierro, y quebrados como vasos de alfarero, no es procedente.
Pero insistimos que si es hasta el fin de la vida de los que vencieren, ya no tendràn oportunidad de hacerlo. Y si se trata hasta el fin de los tiempos tampoco, porque los paganos ya estaràn ardiendo segùn el mito judeocristiano.
En lo que respecta a la "estrella de la mañana", como se dijo, van a tener que lotearla entre los vencedores. A no ser que se decida rifarla ya que van a haber màs vencedores que estrella de la mañana. ¡Cosas de las "profecìas".!

Pròximo escrito en este mismo tema: EL APOCALIPSIS X

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab May 31, 2014 4:12 pm

EL APOCALIPSIS X

A los de la iglesia de Sardis:

A los de la iglesia de Sardis, les dice en Ap.3:5: "El que venciere serà vestido de vestiduras blancas; y no borrarè su nombre del libro de la vida, y confesarè su nombre delante de mi Padre, y delante de los àngeles."

Probablemente el comunicante insinuò con eso de: "Serà vestido de vestiduras blancas...", que se les concederà la angelitud, lo cual parece un premio exagerado y bastante preferencial. ¿Què tienen de menos "los vencedores" de las otras iglesias que sì tienen de màs los de Sardis como para no merecer lo mismo?
Porque si solamente se trata de un vestido blanco, ¿a quièn le importa el color del vestido si se ha alcanzado la bienaventuranza que es màs importante que el vestido y su color?

"Y no borrarè su nombre del libro de la vida", les dice. A los de Efeso les dijo: "Le darè de comer del àrbol de la vida."
¿De què vida està hablando el comunicante? Los buenos, los malos, los vencedores y los vencidos, todos tienen vida espiritual eterna.
Una vez resucitados, si se aceptara este imposible, tambièn, todos tendràn una vida fìsica eterna segùn el dogma de la "resurrecciòn de la carne". Unos, para la bienaventuranza eterna en cuerpo y alma, y otros para un castigo eterno en cuerpo y alma.
Ponerse a decir cosas como: Dar a comer del fruto del àrbol de la vida; o no borrar su nombre del libro de la vida, es una insinuaciòn de que se puede alterar el dogma de la vida fìsica eterna, (despuès de "la resurrecciòn"),y la realidad de la vida espiritual eterna.
¿A quièn hacemos caso?, y....¿a què hacemos caso?

A los de la iglesia de Filadelfia:

A los de la iglesia de Filadelfia les dice en Ap.3:12: "Al que venciere yo lo harè columna en el templo de mi Dios, y nunca màs saldrà de allì; y escribirè sobre èl el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalèn, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo."

Esta premiaciòn no tiene nada de halagadora. Empezando que una columna, asì estè "en el templo de Dios". o en cualquier otra edificaciòn es algo inanimado. Si el espìritu tiene vida eterna, al ser tornado en columna asì sea "del templo de Dios", por "una premiaciòn", es involuciòn. La involuciòn no tiene cabida en el Universo.
Asì es que los de la iglesia de Filadelfia "que vencieron", ya deben estar rotulados con el nombre de Dios, con el nombre de la nueva Jerusalèn y con el nombre nuevo del comunicante.
¡Triste premio! ¡Triste final!

A los de la iglesia de Laodicea:

A los de la iglesia de Laodicea, les dice en Ap.3:21:
"Al que venciere le darè que se siente conmigo en mi trono, asì como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono."

Pues menudo trono el que habràn tenido que habilitar para que se siente Dios, el comunicante y todos los que "vencieron" en la iglesia de Laodicea.
La pregunta para finalizar el comentario sobre esta pronunciaciòn es: ¿Por què no les ofrecieron a todos los de las siete iglesias de Asia "que vencieran" el mismo premio? Segùn lo que hemos observado los "vencedores" de ciertas iglesias obtienen una mejor premiaciòn que los de otras. ¿Preferencias en la bienaventuranza?


Pròximo escrito en este mismo tema: EL APOCALIPSIS XI.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Jun 07, 2014 3:22 pm

EL APOCALIPSIS XI

LOS SIETE SUCESOS:

Incluìdos en los mensajes a las siete iglesias de Asia, en El Apocalipsis se registran una serie de siete sucesos, y cada uno de ellos divididos en siete partes.
No nos vamos a meter en asuntos cabalìsticos o de numerologìa, dos cosas que no me interesan y a las que no les doy por lo tanto, ninguna influencia en nada ya que tan sòlo son creencias populares.
Tampoco vamos a "interpretar" las alegorìas de las visiones ya que en algunas oportunidades las interpreta el mismo Juan, o le son transmitidas, (¿por telepatìa?), sus interpretaciones.

Ya escribimos sobre esto en los comienzos del comentario: Nadie màs indicado para hacer estas interpretaciones, insistimos, sobre esas visiones, que el propio profeta. Teniendo en cuenta que en esas visiones influyen la la individualidad del visionario, o sea, su cultura, su religiosidad y hasta la etnia a la que pertenece.
Solamente basta leer algunas de las descripciones de Juan sobre sus visiones para darse cuenta de que fuè màs judìo que judeocristiano. Solamente se saliò de su patròn total de judìo al considerar a Jesùs como el mesìas, pero hasta allì llegò su judeocristianismo.
Tambièn deducimos su escasa, y màs que escasa, bien escasa cultura ya que en ocasiones dan risa sus conceptos sobre ciertas cosas.
Resumiendo: Fue un judìo màs religioso que culto, y dentro de su religiosidad, màs judìo que judeocristiano.

Por este motivo, tratar de analizar los sucesos narrados desde el punto de vista alegòricos, o quizàs simbòlicos, serìan sòlo especulaciones porque ese anàlisis estarìa hecho en base al individualismo, o sea, cultura, religiosidad y hasta de la raza de quien haga estas interpretaciones como ya se dijo.

Hemos leìdo mucho material sobre "interpretaciones" que se han hecho sobre El Apocalipsis y estas difieren entre las diferentes religiones judeocristianas.
Tambièn hay interpretaciones hechas por cientìficos, por eruditos bìblicos, por laicos y hasta por ovniòlogos hechas con bastante lògica, por cierto.
¿Ya ven? Por lo tanto, no vamos a "interpretar" nada, sino a analizar lo narrado desde el punto de vista de la "inspiraciòn divina", basàndonos en que Dios, el verdadero, el Dios del Universo no puede decir ni andar "inspirando" disparates.

Ap.4:5: "Y del trono salìan relàmpagos y truenos y voces; delante del trono ardìan siete làmparas de fuego, las cuales son los siete espìritus de Dios."
Nuevamente aparece la alegorìa de las siete làmparas y de los siete espìritus de Dios. Y nuevamente los "intèrpretes bìblicos" dicen que es "el espìritu santo". Y nuevamente decimos que el espìritu santo es uno segùn el dogma de la Trinidad, y no son siete.

En Juan 1:18, en Juan 5:37 y en Juan 6:46, dice: "No que alguno haya visto al Padre sino aquèl que vino de Dios, èste ha visto al Padre." Si a pesar de esto que èl mismo escribiò en su Evangelio, Juan està viendo a Dios segùn su Apocalipsis, ¿debemos suponer que Juan tambièn viene de Dios, igual que Jesùs, segùn se cree y se acepta sobre Jesùs?

En Ap:5:5, dice: "Y uno de los ancianos me dijo: He aquì que el Leòn de la tribu de Judà, la raìz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos..."; esto, haciendo alusiòn a Jesùs.
Este versìculo tampoco puede ser de "inspiraciòn divina". Jesùs no pudo ser de la raìz de David porque no era de Judea.Jesùs fue galileo. Ademàs, con esta afirmaciòn se le està dando a Jesùs como cuerpo, màs importancia que a Jesùs como espìritu. El linaje no hace al espìritu, y es el espìritu que se manifiesta a travès de su cuerpo, venga del linaje que venga.
Ya hemos explicado que la insistencia en hacer proceder a Jesùs del linaje de David, es para presentarlo como el mesìas; pero al insistir en hacerlo se cae en contradicciones que no podemos tomar como "inspiraciòn divina".

Juan tiene en su Apocalipsis ciertas exageraciones que tampoco podemos tomar como de "inspiraciòn divina".
Dice en Ap.5:13: "Y todo lo creado que està en el cielo y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oì decir: Al que està sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder por los siglos de los siglos."

¿Se dan cuenta de tamaña barbaridad? Es exageraciòn decir que toda forma de vida inteligente del Universo que no tienen el mismo concepto de Dios; que unos tienden a negarlo, otros a minimizarlo; que unos tienden a humanizarlo, y que otros lo consideran la perfecciòn de las perfecciones, y que no todos tienen el mismo credo los estaban alabando?

Pero eso no es nada. Al decir TODO LO CREADO, està diciendo que a todas las aves, a todas las criaturas marinas, a todo animal de la superficie de la tierra, y a todo lo creado que incluye a vegetales y minerales, "LOS OYÒ DECIR". ¡Por Dios! Eso no se lo cree ni el mismo Juan. ¿Un àrbol "diciendo"? ¿Un mineral "diciendo"? Un animal "diciendo"? ¿Un ave "diciendo"? ¿Una criatura marina "diciendo"?
¡Por Dios!, nuevamente.

Pròximo escrito en este mismo tema: EL APOCALIPSIS XII

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Jun 14, 2014 3:14 pm

EL APOCALIPSIS XII

LOS SIETE SELLOS:

Sobre el primer sello, dice El Apocalipsis que al ser abierto,Juan mirò un caballo blanco; y el que lo montaba tenìa un arco, y saliò venciendo y para vencer.

Al abrirse el segundo sello, saliò un caballo bermejo, y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.
Este dios que estaba viendo Juan si que es contradictorio. Manda a un jinete venciendo y para vencer, y luego manda a otro a quitar la paz, y a que se maten unos a otros.
¿Por què manda a provocar una guerra innecesaria? Porque finalmente al que se mandò venciendo y para vencer, tendrà que vencer al provocador que tambièn enviò para quitar la paz, y a que se matasen unos a otros. ¿Cuàl es el objeto de ese irresponsable derramamiento de sangre?
Esto quedarà como una explicaciòn de que cuando las guerras se inician es porque Dios lo quiere asì.
¡No! Dios no es un carnicero. Todos sabemos que las guerras las inician los lìderes de la humanidad por apetencias territoriales y expansionistas, por dominios comerciales,por prejuicios raciales, y doloroso es decirlo, por prejuicios religiosos.
Lo dicho: al humanizar a Dios, el hombre lo empequeñeciò ponièndolo al nivel de las màs bajas pasiones humanas, y aùn peores.

Al abrirse el tercer sello, dice Juan, que saliò un caballo negro, y el que lo montaba tenìa una balanza a la mano que seguramente era para pesar el trigo a dos libras por un denario y la cebada a seis libra por un denario. (¿?) ¿Anuncio de hambruna? ¿Quièn sabe?

Al abrirse el cuarto sello, mirò Juan que saliò un caballo amarillo y el que lo montaba era la muerte, y era seguido por el Hades, (el infierno segùn los griegos).
A este jinete se le dio potestad para matar a la cuarta parte de la poblaciòn de la tierra, con espada, con hambre, con mortandad, (pestes y cataclismos), y con las fuerzas de la tierra.
Si esto se considera como una profecìa, no lo es. Desde que el mundo es mundo ha habido, hay y habrà mortandad. A medida que los habitantes de este planeta vamos evolucionando intelectual y espiritualmente, van disminuyendo pero siguen vigentes. Si ha habido mortandad por guerras es por culpa del hombre.
Ahora que las grandes potencias se han dado cuenta que con el armamento que existe en la actualidad, las guerras afectarìan no sòlo a las naciones beligerantes sino a otras naciones y sus habitantes que nada tienen que ver con sus conflictos, otros pequeños lìderes de pequeñas naciones siguen considerando que las guerras y las matanzas son el medio de solucionar problemas.
El hombre con su inteligencia ha controlado las grandes mortandades eliminando las pestes o reducièndolas a focos controlables en cuanto se detectan. Pero miuentras un sector inteligente de la humanidad sigue controlando las pestes, otro sector dirigente inmoral produce armas quìmicas para provocarlas.
Cuando se ha controlado un poco el afàn destructivo de algunos dirigentes polìticos, y se han controlado las enfermedades, el hombre sigue haciendo estragos en la humanidad.
Mientras en grandes centros, agrìcolas y ganaderos se destruyen los productos para conservar precios en el mercado, millones de seres humanos no tienen nada que comer.
El hambre es una bofetada a la dirigencia polìtica y religiosa de la humanidad.
Los cataclismos que causaron, causan y causaràn mortandades, si bien no son obra del hombre, en ocasiones el hombre, de algùn modo interfiere para agravarlos con abusos ecològicos y no tomando precauciones en zonas con posibilidades de sufrir estas calamidades.

¡Ahora! Con estas visiones narradas por Juan, equivocadamente se trata de achacar a Dios la responsabilidad de enviar guerras, pestes, hambre y cataclismos para diezmar a la humanidad.
Ya hemos visto que la culpa no es de Dios. Es el hombre el directamente responsable de guerras, pestes y hambre.
Esa insinuaciòn de que Dios manda a la muerte, y ridìculamente decir que la muerte seguida por el infierno, (hades), es para pobres mentalidades que aceptando este mito estàn aceptando la crueldad de Dios para asì ignorar, o quizàs disculpar la crueldad del hombre.

Al abrirse el quintom sello parece que se terminaron los caballos, y en vez de jinetes indeseables, Juan ve las almas, segùn dice: "Que habìan sido muertos por causa de la palabra de Dios." Evidentemente se refiere a los màrtires.
A èstos se les dieron vestiduras blancas y se les dijo que "descansaran", (¿?), hasta que llegaran otros como ellos.
De nuevo aparecen las vestiduras blancas como una presunta concesiòn de la angelitud. La angelitud o perfecciòn espiritual, (sabidurìa y perfecciòn moral), no es una dàdiva divina sino que cada ser la consigue por un comportamiento perfecto y eso, por causa de una perfecta calidad humana.
¿Pueden considerarse perfectas unas ànimas que claman:"Hasta cuàndo Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?
Podràn haber sido màrtires, pero de santos no tenìan nada ya que su clamor es de pobres espìritus, asì los vistan de blanco. Un alma vengativa es un alma apasionada, un alma imperfecta, y cualquier pasiòn es indigna en vivientes buenos o en almas buenas.
Y el colmo de esa imperfecciòn es que quieren usar a Dios como instrumento de su venganza al tratar de volverlo su verdugo y pedirle que los vengue.
¡Cosas de Màrtires y "santos"! Y esos "angelitos" fueron vestidos de blanco.

Al abrirse el sexto sello, Juan vio un terremoto y un aparente eclipse de Sol. Pero la ignorancia de Juan queda manifiesta cuendo dice: "Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento."
¡Pobre Juan! No sabìa que con una sola estrella que caiga del cielo, la tierra desaparecerìa antes de que la estrella hiciera contacto con ella. El tamaño de nuestro planeta no puede albergar ni siquiera una, mucho menos "a las estrellas del cielo" para que queden desparramadas en el suelo de nuestro planeta como si fueran higos.
Juan parece que creìa que las estrellas del cielo son del tamaño que las observamos a simple vista desde nuestro planeta.

Al abrirse el sèptimo sello, dice Juan que se hizo un silencio en el cielo como por media hora, pero sin ningùn suceso, lo que hace presumir que el sèptimo sello es el juicio final.

Pròximo escrito en este mismo tema: EL APOCALIPSIS XIII

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Jun 21, 2014 10:57 am

EL APOCALIPSIS XIII

LAS SIETE TROMPETAS:

El juicio segùn Juan, serà anunciado por siete trompetas que las haràn sonar siete àngeles a quienes se encomendò esta tarea.

Cuando sonò la primera trompeta, la tercera parte de los àrboles y toda la hierba verde fue arrancada por una mezcla de granizo, fuego y sangre que fue lanzada sobre la tierra. Asì dice: FUEGO, GRANIZO Y SANGRE; tal como lo leen.
Menuda cantidad de granizo que se va a necesitar, especialmente si viene junto con fuego y sangre. Y menuda cantidad de sangre que se va a necesitar para esta "operaciòn destrucciòn" de la tercera parte de los àrboles y de la hierba verde del planeta. Del fuego no decimos nada porque se necesita muy poco para causar un desastre, pero......¿mezclado con granizo y sangre? El granizo junto al fuego se derretirìa y la sangre junto al fuego se quemarìa.

Los sucesos del segundo trompetazo son algo confusos ya que se dice en Ap.8:8: "El segundo àngel tocò la trompeta, y algo como una gran montaña ardiendo a fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtiò en sangre."
Todo lo que arde es apagado si cayera al mar. Si cae una montaña ardiendo en fuego, la tierra que forma esa montaña es deshecha por el agua e irìa a depositarse al fondo del mar.
Si la tierra de la montaña es arcillosa, podrìa dar la impresiòn de que las aguas se tiñen, pero es harto fantasioso decir que las aguas se convirtieron en sangre.
Esto explicarìa lo de "la tercera parte del mar", teñida de rojo, pero jamàs "convertidas las aguas en sangre."
Luego dice que la tercera parte de los animales del mar murieron y la tercera parte de las naves fueron destruìdas.
Si lo de la montaña lo tomàsemos como verdad, al precipitarse al mar ocupando la tercera parte, matò parte de la fauna marina y parte de las naves que se encontraban en ese sector, ya por impacto directo, ya por fuerte oleaje causado por el impacto de la montaña sobre las aguas.
Pero, ¿a què mar se referìa Juan? Hay muchos mares en nuestro planeta. Esto es una confirmaciòn, nuevamente, de que Juan no fue preciso en cuanto a tiempo y lugar, indispensables al anunciar una profecìa.

El sonido de la tercera trompeta provocò un fenòmeno risible. Dice Juan que del cielo cayò una gran estrella ardiendo como una antorcha. Que cayò sobre la tercera parte de los rìos, y sobre las fuentes de las aguas. Que como el nombre de la estrella era ajenjo, las aguas se pusieron amargas y muchos hombres murieron por esa causa.
¡Bueno! En la apertura del sexto sello dice que vio caer una lluvia de estrellas sobre la tierra que quedaron desparramadas como higos en el suelo. Ahora resulta que con la tercera trompeta cae una sola estrella sobre el planeta.
Una estrella es un cuerpo celeste que brilla con luz propia. Nuestro Sol es una estrella. Los cometas y las estrellas fugaces no tienen luz propia. La luminosidad del nùcleo de los cometas es un reflejo de la luz del Sol por la proximidad del cometa a èste; y la luminosidad de su estela que es materia evaporada de su nùcleo tambièn es reflejo solar. Es sòlo un asteroide que por proximidad al Sol, adquiere luminosidad que la pierde al alejarse del astro.
La luminosidad de los meteoritos tambièn llamados estrellas fugaces no es propia. Es producida por la fricciòn del fragmento que caea gran velocidad al entrar en la atmòsfera terrastre.
Nuestro Sol es 109 veces mayor que la Tierra. A pesar que este es considerado como una estrella media. Como es la estrella màs pròxima a nuestro planeta, supongamos que esta fuera la estrella que caerìa segùn el fantasioso Apocalipsis o revelaciòn que le hicieron a Juan, y que al caer sobre la tercera parte de los rìos y sobre las fuentes de las aguas, veamos lo que pasarìa en verdad.
Juan dice que la estrella cayò sobre la tercera parte de los rìos. ¡Por Dios! Si esa estrella cayera sobre nuestro planeta, quedarìamos hechos polvo. Calcinados totalmente.
Como parece que los desastres sucederìan al sonar las trompetas, y en este caso especìfico al sonido de la tercera trompeta, Juan dice: "El tercer àngel tocò la trompeta, y cayò del cielo UNA GRAN estrella", esto quiere decir; ¡De inmediato!
Sin embargo, si al sonido de la trompeta el Sol se precipitara sobre la Tierra por inercia, antes de impactar sobre nuestro planeta, ya habrìa desaparecido la vida y la vegetaciòn a causa de la alta temperatura solar que es de 5.700 grados centìgrados en su superficie.
En cierto punto de su caìda, sòlo por aproximaciòn ya habrìamos muerto instantàneamente; que serìa lo mejor porque si cayera "a càmara lenta", sufrirìamos una barbaridad antes de morir.
Resumiendo: Al sonar la tercera trompeta, a la tierra que ya habìa sido destruìda por la caìda de "muchos soles" sobre ella, ¿se le destruye la tercera parte de sus rìos?

Al sonar la cuarta trompeta, dice Juan que: Fue herida, (nos imaginamos que quiere decir obscurecida), la tercera parte del Sol y la tercera parte de las estrellas, para que se obscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del dìa, y asì mismo de la noche.
¿Còmo pretender que una burrada como esta sea de "inspiraciòn divina"? Este no fue el sonido de una trompeta sino màs bien de una trompetilla, a la cultura general y a la razòn.
Si llegara a suceder un fenòmeno como el narrado por Juan en su "revelaciòn de Dios", al obscurecerse la tercera parte de nuestro Sol, y por lo tanto de la luna que refleja la luz de nuestro astro, bajarìa en una tercera parte la iluminaciòn natural de nuestro planeta. Es una barbaridad decir que no tendrìamos luz en la tercera parte del dìa porque el Sol perdiò la tercera parte de su intensidad lumìnica. La luz del Sol, si esta fantasìa se tomara como cierta, la seguirìamos teniendo las doce horas del dìa con la tercera parte de su intensidad normal. Igual serìa en las noches con la iluminaciòn lunar que es un reflejo de la luz del Sol sobre el satèlite.
Al bajar la luminosidad del Sol en una tercera parte, habrìa una modificaciòn climàtica que harìa imposible la vida humana en ciertos puntos del planeta, influyendo tambièn en la agricultura y en la ganaderìa.


Cuando se hizo sonar la quinta trompeta, dice Juan: "Vi una estrella que cayò del cielo a la tierra, y se le dio la llave del pozo del abismo." ¡Y dale con las estrellas!
Se quiere asociar este versìculo con Isaìas 14:12 para "interpretar" que la estrella caìda del cielo es Satanàs. Pero tanto en tiempos de Isaìas como en el de Juan, Satanàs ya habìa caìdo; ya no estaba en el cielo.
Si algunos "intèrpretes bìblicos" hacen una asociaciòn entre lo que dicen Isaìas y Juan, entonces El Apocalipsis no es una profecìa sino una clarividencia de un hecho sucedido. Pero si se quiere mantener como profecìa, hay que dejar a Satanàs quieto. De todas formas, es un disparate eso de que caiga una estrella y habra un pozo porque ya hemos dicho, al caer una estrella sobre nuestro planeta no quedarìa vida ni planeta. Por lo tanto, al caer la estrella de la quinta trompeta, ya no habrìa planeta Tierra.
Tambièn dice Juan que al abrir el pozo la estrella que cayò, saliò humo del pozo, y del humo salieron langostas.
Dice en Ap.9:4: "Y se les mandò que no dañasen la hierba de la tierra ni a cosa verde alguna. ¿Què hierba y cosa verde alguna iban a dañar si despuès del sexto sello ya la Tierra habìa dejado de serlo?

"Al sonar la sexta trompeta, saliò un ejèrcito de docientos millones a matar a la tercera parte de la poblaciòn." Dice fantasiosamente que no los mataron con las armas sino con el humo, fuego y azufre que salìa de las bocas de los caballos. ¡Por Dios!
¿A que tercera parte de la poblaciòn iban a matar? ¡Ya no quedaba nadie en el planeta porque ya no existìa el planeta!, segùn los trompetazos anteriores.

Al sonar la sèptima trompeta aparecieron siete señales.

Pròximo escrito en este mismo tema EL APOCALIPSIS XIV

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Jun 28, 2014 9:15 am

EL APOCALIPSIS XIV

LAS SIETE SEÑALES:

Dice en Ap.12: 1 y 2: "Apareciò en el cielo una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."
No se necesita ser un intèrprete de alegorìas y simbolismos ni un genio para saber que se trata de Israel, simbolizada en la corona de doce estrellas que representan las doce tribus. Esa es la primera señal.

La segunda señal es la apariciòn, tambièn en el cielo, de un dragòn escarlata que tenìa siete cabezas y diez cuernos. Tenìa siete diademas, una en cada cabeza. Dice El Apocalipsis que este dragòn arrastraba con su cola la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojò sobre la tierra.
No nos imaginamos en dònde, ya que los sellos y las trompetas, como hemos visto, acabaron con el planeta, y tampoco existirìan estrellas, ya que los sellos y las trompetas las habìan hecho caer sobre la Tierra.

En la tercera señal, cuando la mujer de la primera señal da a luz, dice que es varòn y que regirìa con vara de hierro a todas las naciones. Pero dice que fue arrebatado a Dios y para su trono.
Claramente se trata de una alegorìa de Jesùs.

Con estas tres primeras señales, no hay duda que Juan està enviando un mensaje a la dispersa, (para entonces), Israel. (las doce estrellas de la corona), para que acepten a Jesùs como el mesìas. Y apoya ese esfuerzo con la tercera señal para indicar a los judìos que a pesar de haber nacido rey, no lo fue porque fue arrebatado, (puesto al servicio), a Dios.
Ese era uno de los tantos puntos por el que los judìos no aceptaban ni aceptaron a Jesùs como el mesìas, ya que ellos esperaban un rey que restaurara la antigua gloria de la Israel de tiempos de David y Salomòn; y de que hubiese muerto de la forma tan mundana y vergonzosa en mano de los romanos.
Al exponer Juan estas tres señales de la forma en que lo hace para convencer a los judìos, sobre la mesianidad de Jesùs, se està refiriendo a un hecho del pasado; por lo tanto, esto no puede tomarse como profecìa.

En la cuarta señal, hay una cosa curiosa y objetable. Dice que Miguel y sus àngeles luchaban contra el dragòn Y SUS ANGELES.
Los subalternos del dragòn, que es una alegorìa de Satanàs, fueron àngeles segùn la creencia popular, asì como tambièn fue àngel su jefe Satanàs, repito, segùn la creencia popular; pero al momento de rebelarse contra Dios dejaron de ser àngeles ya que los àngeles son espìritus perfectos, y si ellos se rebelaron contra Dios fue por imperfecciòn espiritual. Mal puede seguirse llamàndolos àngeles.
Que ningùn exaltado religioso vaya a salir diciendo: Es que son àngeles "del mal". Eso equivaldrìa a decir: Espìritus perfectos del mal. Eso es una tremenda contradicciòn.
Se repite esta barbaridad en Ap.12:7, donde se dice: "Satanàs, el cual engaña al mundo entero, fue arrojado a la tierra, Y SUS ANGELES fueron arrojados con èl."
Tambièn esta señal es la narraciòn de un hecho del pasado y no una profecìa, si consideramos que Satanàs fue la serpiente, (segùn algunos "intèrpretes bìblicos"), que tentò a Eva. Eso quiere decir que desde el principio del hombre, ya Satanàs habìa sido arrojado a la tierra.

En la quinta señal , el dragòn fue a hacer "la guerra" al resto de la descendencia de la mujer que habìa dado a luz y que no habìa podido destruir.
Evidentemente està refirièndose a los hijos de Israel que andaban ahora dispersos por el mundo conocido de la època.

En la sexta señal, sube del mar una bestia que tenìa siete cabezas y diez cuernos, y en sus cuernos diez diademas.
Esta bestia se parece, en las cabezas por lo menos al dragòn de la segunda señal, sòlo que es acuàtica.
La diferencia es que la de la segunda señal llevaba siete diademas y la de la sexta señal diez diademas.

En la sèptima señal, sube otra bestia, (¡y dàle con las bestias), pero de la tierra, y solamente con dos cuernos , sin diademas, y aparentemente con una sola cabeza. Esta bestia estaba subordinada a la anterior.

Hay mucha fantasìa en estas siete señales, asì como en todo El Apocalipsis. La mayor parte de esta fantasìa està volcada en los ùltimos sucesos de esta "revelaciòn" como: La visiòn del Armagedòn. Las siete copas. Los siete juicios. La batalla del Armagedòn. Las siete coronas nuevas y El nuevo paraìso.

Los sucesos de las siete señales son metiras ya que el planeta habìa desaparecido. O son metiras lo anunciado en Los siete sellos y Las siete trompetas. ¡En fin!

Pròximo y ùltimo escrito en este mismo tema EL APOCALIPSIS XV

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Sab Jul 05, 2014 2:52 pm

EL APOCALIPSIS XV (Escrito final).

CUNCLUSIONES SOBRE EL APOCALIPSIS:

Insistimos: Esta no es una profecìa para la humanidad entera. Eso està bien claro. El Apocalipsis està dirigido a las siete iglesias de Asia. Toda la revelaciòn, si en verdad fue una revelaciòn, està dirigida a esas siete iglesias.
Son siete mensajes. Siete premiaciones. Siete sucesos. Siete sellos. Siete trompetas. Siete señales. Siete copas. Siete juicios. Siete coronas nuevas.
¿Què màs? No se necesita ser muy brillante para deducir que todo El Apocalipsis està enteramente ligado a las siete iglesias de Asia. Esto està confirmado en Ap.22:16, donde dice: "Ya Jesùs ha enviado mi àngel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias."

Se habìa dicho al empezar los comentarios, que todo lo se se espere del futuro son sòlo probabilidades en base a sucesos del presente. Que estas probabilidades pueden dejar de serlo si en el presente se hacen los correctivos para eliminar estas probabilidades futuras. Seguramente las siete iglesias de Asia y sus dirigentes, y sus feligresìas modificaron su mal comportamiento y cesò la probabilidad que anunciaba la profecìa.
Repetimos, un mal comportamiento de siete iglesias en el mundo no tienen por què ameritar la destrucciòn, y por lo tanto la desapariciòn de nuestro planeta. Eso serìa extremadamente injusto por parte de Dios, de Jesùs, del àngel, etc., que nunciaron a Juan esta calamidad. Por lo tanto se podrìa tomar sòlo como un susto dado a las siete iglesias de Asia.
Por eso asumimos, para seguir la corriente del fantasioso Apocalipsis, que no se dieron esas probabilidades, (ya que nada sucediò "pronto" como està anunciado), porque las iglesias presuntamenta habrìan modificado su "mal comportamiento". ¿Por què decimos esto?

Como se dijo al principio, eran hechos que se esperaban para "pronto", segùn:
Ap.1:1: "Las cosas que deben suceder PRONTO."
Ap.1:3: "Porque el tiempo està CERCA."
Ap.3:6: "He aquì, YO VENGO PRONTO."
Ap.22:7: "He aquì, VENGO PRONTO."
Ap.22:10: "Porque el tiempo ESTÀ CERCA."
Ap.22:12: "He aquì, YO VENGO PRONTO."
Ap.22:20: "Ciertamente VENGO EN BREVE."

En renglones anteriores se sembrò una duda cuando se dijo: Si en verdad fue una revelaciòn. ¿Por què la duda?, preguntaràn los lectores. Porque Juan un judìo por religiòn, con la ùnica diferencia que èl aceptaba a Jesùs como el mesìas, veìa con horror que despuès de la dispersiòn judìa, las iglesias judeocristianas habìan sido pràcticamente tomadas por los judìos dispersos, pero èstos no prestaban atenciòn ni obedecìan a la tendencia de estas iglesias de presentar a Jesùs como el mesìas, como hijo de Dios en el claro sentido de la palabra, como lo habìan tomado los judeocristianos.
Estos judìos ortodoxos estaban pràcticamente acabando con el naciente judeocristianismo. Probablemente Juan, "piadosamente" escribiò El Apocalipsis para atemorizar a los judìos que habìan tomado estas iglesias, y a la vez para convertir al judeocristianismo a los judìos ortodoxos que andaban desparramados por el mundo.
El Apocalipsis, es claramente un documento de un judeocristiano, dirigido a los judìos ortodoxos. Juan sufre claramente por los judìos ortodoxos, y lo deja ver en este documento. Su preocupaciòn no era convertir a los paganos sino a los judìos. Al darse cuenta que con la prèdica sobre Jesùs no lo lograba, apelò al temor, ya que por el temor a su Dios, era que existìa el judaìsmo, y era por lo que se mantenìan firmes en su religiòn.

¡Definitivamente! No es una profecìa para toda la humanidad. Repetimos: Si asì hubiese sido, ya se habrìan dado los sucesos, no de la manera fantasiosa como en la que allì se narran: Estrellas que caen sobre la Tierra y quedan en el planeta como higos; dragones de varias cabezas, y dicho sea de paso, ¿còmo es posible que tengan màs cuernos que cabezas?; langostas que son de todo menos langostas; Guerras en donde muere la gente no por las armas sino por el aliento de los caballos; Otra estrella que cae y sòlo destruye la tercera parte del planeta, cuando ya habìa sido destruìdo. ¡Por Dios!

Si El Apocalipsis o Revelaciòn es tan confuso, es porque nadie se atreviò a "acomodarlo" por miedo. Si no fue "intervenido" como otros escritos del Nuevo Testamento, es por la maldiciòn que dejò Juan para que no se hiciese eso.
En Ap.22:18 y 19, dejò dicho: "Yo testifico a todo aquèl que oye las palabras de la profecìa de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerà sobre èl las plagas que estàn ecritas en este libro. Y si alguno quiitare de las palabras del libro de esta profecìa, Dios quitarà su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que estàn escritas en este libro."

Eso parece que fue suficiente para que San Gerònimo, el interventor confeso de los Evangelios, y el Papa Dàmaso que le diò la orden, dejaron este libro tal como lo escribiò Juan.
¡Què làstima que a los Evangelios no se les puso una maldiciòn similar! Asì, ni San Gerònimo ni el Papa Dàmaso se habrìan atrevido a intervenirlos.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom May 31, 2015 11:33 am

NUEVOS COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO:

¿HAY COTRADICCIONES EN ÊL?

En cierto forom un forista, respondiendo a otro que decìa:

"Al menos los cuatro Evangelios canònicos estàn llenos de contradicciones, evidencia de su humilde origen humano."

Le diò esta respuesta:

"Las contradicciones son insignificantes y se deben a hechos muy sencillos."

Vamos a ir viendo esas "contradicciones insignificantes" poco a poco.

La primera contradicciòn, por cierto nada insignificante de los Evangelios, se origina entre los Evangelios de Mateo y Lucas sobre la genealogìa de Jesùs.

Mateo, llamado Tambièn Levì, autor del primer Evangelio, en Mt. 1: 1 al 16, nos da una genealogia de Jesùs, a partir de David. Pero Lucas no està de acuerdo con èl, ya que en su Evangelio, en Lc. 3: 23 al 38, presenta las siguientes diferencias:

1.- Su genealogìa no parte desde Abraham sino de Dios mismo, leyèndolo de atràs hacia adelante: Dios, Adàn, Set, etc. No hay que olvidar que segùn la misma Biblia, Adàn no fue un descendiente de Dios sino una creaciòn. Segùn la Biblia, insisto.

2.- En Lucas 3: 23, se dice: "Jesùs mismo, al comenzar su ministerio, era de 30 años, hijo SEGÙN SE CREÌA, de Josè hijo de Elì." En cambio Mateo, en Mt. 1: 16, dice: "Y Jacob engendrò a Josè, marido de Marìa, de la cual naciò naciò Jesùs llamado el Cristo."
Mateo no "lo cree" sino que lo dice pero ponièndole de abuelo a Jesùs, un abuelo diferente al que le pone Lucas.

3.- Mateo dice que Jesùs desciende de Salomòn y Lucas dice que de Natàn. A partir de David, la coincidencia de las dos genealogìas que venìan desde Abraham, se pierde totalmente hasta llegar a Josè, padre de Jesùs. Esto hace que segùn Mateo, el abuelo de Jesùs es Jacob, y que segùn Lucas sea Elì.
Para abreviar, desde Josè hasta David, toda la genealogìa de Jesùs es diferente entre estos dos evangelistas. ¿Incoincidencia en la "inspiraciòn divina" que tuvieron estos escritores en sus Evangelios? ¿Una contradicciòn "insignificante"?

4.- Mateo dice que despuès de David hasta Jesùs, pasaron 27 generaciones. Lucas dice que pasaron 42 generaciones. Otra vez: ¿Inspiraciòn divina? ¿Otra contradicciòn "insignificante"?

En Marcos y Juan no se menciona ninguna genealogìa para tratar de poner a un galileo, (Jesùs), como descendiente de David. Y otro comentario: Al querer poner a Jesùs como descendiente de David, no se le està haciendo ningùn favor al galileo. Esto al considerar la tormentosa y nada ejemplarizante vida de David.

Mateo, llamado Tambièn Levì, autor del primer Evangelio, en Mt. 1: 1 al 16, nos da una genealogia de Jesùs, a partir de David. Pero Lucas no està de acuerdo con èl, ya que en su Evangelio, en Lc. 3: 23 al 38, presenta las siguientes diferencias:

1.- Su genealogìa no parte desde Abraham sino de Dios mismo, leyèndolo de atràs hacia adelante: Dios, Adàn, Set, etc. No hay que olvidar que segùn la misma Biblia, Adàn no fue un descendiente de Dios sino una creaciòn. Segùn la Biblia, insisto.

2.- En Lucas 3: 23, se dice: "Jesùs mismo, al comenzar su ministerio, era de 30 años, hijo SEGÙN SE CREÌA, de Josè hijo de Elì." En cambio Mateo, en Mt. 1: 16, dice: "Y Jacob engendrò a Josè, marido de Marìa, de la cual naciò naciò Jesùs llamado el Cristo." Mateo no "lo cree" sino que lo dice pero ponièndole de abuelo a Jesùs, un abuelo diferente al que le pone Lucas.

3.- Mateo dice que Jesùs desciende de Salomòn y Lucas dice que de Natàn. A partir de David, la coincidencia de las dos genealogìas que venìan desde Abraham, se pierde totalmente hasta llegar a Josè, padre de Jesùs. Esto hace que segùn Mateo, el abuelo de Jesùs es Jacob, y que segùn Lucas sea Elì.
Para abreviar, desde Josè hasta David, toda la genealogìa de Jesùs es diferente entre estos dos evangelistas. ¿Incoincidencia en la "inspiraciòn divina" que tuvieron estos escritores en sus Evangelios?

4.- Mateo dice que despuès de David hasta Jesùs, pasaron 27 generaciones. Lucas dice que pasaron 42 generaciones. Otra vez: ¿Inspiraciòn divina?

En Marcos y Juan no se menciona ninguna genealogìa para tratar de poner a un galileo, (Jesùs), como descendiente de David. Y otro comentario: Al querer poner a Jesùs como descendiente de David, no se le està haciendo ningùn favor al galileo. Esto al considerar la tormentosa vida de David.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jun 07, 2015 9:19 am

LAS CONTRADICCIONES EN LOS EVANGELIOS.

Un forista, respondiendo a otro que decìa:

"Al menos los cuatro Evangelios canònicos estàn llenos de contradicciones, evidencia de su humilde origen humano."

Le diò esta respuesta:

"Las contradicciones son insignificantes y se deben a hechos muy sencillos."

Vamos a ir viendo esas "contradicciones insignificantes" poco a poco.

La primera contradicciòn, por cierto nada insignificante de los Evangelios, se origina entre los Evangelios de Mateo y Lucas sobre la genealogìa de Jesùs.

Mateo, llamado Tambièn Levì, autor del primer Evangelio, en Mt. 1: 1 al 16, nos da una genealogia de Jesùs, a partir de David. Pero Lucas no està de acuerdo con èl, ya que en su Evangelio, en Lc. 3: 23 al 38, presenta las siguientes diferencias:

1.- Su genealogìa no parte desde Abraham sino de Dios mismo, leyèndolo de atràs hacia adelante: Dios, Adàn, Set, etc. No hay que olvidar que segùn la misma Biblia, Adàn no fue un descendiente de Dios sino una creaciòn. Segùn la Biblia, insisto.

2.- En Lucas 3: 23, se dice: "Jesùs mismo, al comenzar su ministerio, era de 30 años, hijo SEGÙN SE CREÌA, de Josè hijo de Elì." En cambio Mateo, en Mt. 1: 16, dice: "Y Jacob engendrò a Josè, marido de Marìa, de la cual naciò naciò Jesùs llamado el Cristo."
Mateo no "lo cree" sino que lo dice pero ponièndole de abuelo a Jesùs, un abuelo diferente al que le pone Lucas.

3.- Mateo dice que Jesùs desciende de Salomòn y Lucas dice que de Natàn. A partir de David, la coincidencia de las dos genealogìas que venìan desde Abraham, se pierde totalmente hasta llegar a Josè, padre de Jesùs. Esto hace que segùn Mateo, el abuelo de Jesùs es Jacob, y que segùn Lucas sea Elì.
Para abreviar, desde Josè hasta David, toda la genealogìa de Jesùs es diferente entre estos dos evangelistas. ¿Incoincidencia en la "inspiraciòn divina" que tuvieron estos escritores en sus Evangelios? ¿Una contradicciòn "insignificante"?

4.- Mateo dice que despuès de David hasta Jesùs, pasaron 27 generaciones. Lucas dice que pasaron 42 generaciones. Otra vez: ¿Inspiraciòn divina? ¿Otra contradicciòn "insignificante"?

En Marcos y Juan no se menciona ninguna genealogìa para tratar de poner a un galileo, (Jesùs), como descendiente de David. Y otro comentario: Al querer poner a Jesùs como descendiente de David, no se le està haciendo ningùn favor al galileo. Esto al considerar la tormentosa y nada ejemplarizante vida de David.

Mateo, llamado Tambièn Levì, autor del primer Evangelio, en Mt. 1: 1 al 16, nos da una genealogia de Jesùs, a partir de David. Pero Lucas no està de acuerdo con èl, ya que en su Evangelio, en Lc. 3: 23 al 38, presenta las siguientes diferencias:

1.- Su genealogìa no parte desde Abraham sino de Dios mismo, leyèndolo de atràs hacia adelante: Dios, Adàn, Set, etc. No hay que olvidar que segùn la misma Biblia, Adàn no fue un descendiente de Dios sino una creaciòn. Segùn la Biblia, insisto.

2.- En Lucas 3: 23, se dice: "Jesùs mismo, al comenzar su ministerio, era de 30 años, hijo SEGÙN SE CREÌA, de Josè hijo de Elì." En cambio Mateo, en Mt. 1: 16, dice: "Y Jacob engendrò a Josè, marido de Marìa, de la cual naciò naciò Jesùs llamado el Cristo." Mateo no "lo cree" sino que lo dice pero ponièndole de abuelo a Jesùs, un abuelo diferente al que le pone Lucas.

3.- Mateo dice que Jesùs desciende de Salomòn y Lucas dice que de Natàn. A partir de David, la coincidencia de las dos genealogìas que venìan desde Abraham, se pierde totalmente hasta llegar a Josè, padre de Jesùs. Esto hace que segùn Mateo, el abuelo de Jesùs es Jacob, y que segùn Lucas sea Elì.
Para abreviar, desde Josè hasta David, toda la genealogìa de Jesùs es diferente entre estos dos evangelistas. ¿Incoincidencia en la "inspiraciòn divina" que tuvieron estos escritores en sus Evangelios?

4.- Mateo dice que despuès de David hasta Jesùs, pasaron 27 generaciones. Lucas dice que pasaron 42 generaciones. Otra vez: ¿Inspiraciòn divina?

En Marcos y Juan no se menciona ninguna genealogìa para tratar de poner a un galileo, (Jesùs), como descendiente de David. Y otro comentario: Al querer poner a Jesùs como descendiente de David, no se le està haciendo ningùn favor al galileo. Esto al considerar la tormentosa vida de David.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jun 14, 2015 11:07 am

CONTRADICCIÒN EN LA ANUNCIACIÒN A MARÌA

En Mt. 1: 18 al 24, se dice que la anunciaciòn fue hecha por un àngel a Josè.

En Lc. 1: 26 al 38 se dice que la anunciaciòn fue hecha por el àngel Gabriel, NO A JOSÈ SINO A MARÌA. Aquì, Lucas se refiere a Marìa como: “Una virgen desposada con un varòn llamado Josè.”, (Lc. 1:27).

CONTRADICCIÒN EN EL NACIMIENTO DE JESÙS

Mateo dice muy abreviadamente en Mt. 2: 1: “CUANDO JESÙS NACIÒ EN BELÈN DE JUDEA en dìas del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalèn unos magos.” Tambièn dice que naciò EN UNA CASA.

En Marcos no se narra el nacimiento de Jesùs sino su aparición en el dìa que Juan el Bautista lo bautiza, y dice, según Mr. 1: 9: “Aconteciò en aquellos dìas que Jesùs vino de Nazaret de Galilea y fue bautizado por Juan en el Jordàn.”

Lucas dice, según Lc. 2: 1 al 7, que Jesùs naciò en Belèn en tiempos de Cirenio, gobernador de Siria, y que al nacer Jesùs, Marìa lo acostò EN UN PESEBRE porque no habìa lugar para ellos en el mesòn.

Juan no habla del nacimiento de Jesùs, ni del lugar en que naciò, pero en Jn. 1: 45 y 46, dice: “Felipe hallò a Natanel, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribiò Moisès en la ley, asì como los profetas: a Jesùs EL HIJO DE JOSÈ, de Nazaret. Natanel le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.”

No hay coincidencia en estos relatos ya que:

1.- Mateo y Lucas dicen que naciò en Belèn y en Marcos y Juan se dice que es galileo.

2.- Mateo dice que naciò en tiempos del rey Herodes que reinò en Judea hasta el año 4 A.C. ya que en ese año muriò.
Lucas dice que naciò en tiempos de Cirenio, gobernador de Siria. Cirenio estuvo de gobernador de Siria a partir del año 6 D.C. Cirenio habìa estado antes en Siria entre los años 10 y 7 A.C., pero no como gobernador sino en una misiòn militar.
De acuerdo a esta incoincidencia, Jesùs tiene tres fechas de nacimiento:
1.- La que le diò el monje escita Dionisio, que es la que se acepta en la actualidad a pesar de tener un error de 4 años según algunos historiadores.
2.- La fecha que le da Mateo en tiempos del rey Herodes porque según Mateo Herodes todavía estaba reinando y muriò 4 años antes de nacer Jesùs.
3.- Por ùltimo, la fecha que le da Lucas que dice bien claro: “EN TIEMPOS DE CIRENIO GOBERNADOR DE SIRIA.” Ya hemos visto que Cirenio gobernò Siria a partir del año 6 despuès de Cristo.

¿Contradicciones "insignificantes"?

Seguiremos con màs.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jun 21, 2015 10:10 am

¿PUEDE ENGENDAR UN ESPÌRITU?

El significado de ENGENDRAR es: Procrear, propagar la propia especie.
Para la procreaciòn el hombre aporta el espermatozoo y la mujer el òvulo. Los dos son producciòn orgànica y no espirituales.

El espìritu, ya sea perfecto o imperfecto es un ser inmaterial como lo dice la definiciòn: ESPÌRITU: Ser inmaterial y dotado de razòn, o lo que es lo mismo, es un alma racional. No hay espermatozoos ni ovulos espirituales porque la reproducciòn no es espiritual.

Cuando una entidad espiritual es vista, lo que se està viendo es una apariencia fìsita pero no una entidad fìsica.
¿Còmo asì? El alma de la persona que muere fìsicamente, deja de ser alma con la muerte del cuerpo y de allì en adelante es un espìritu que conserva la misma apariencia que tuvo en su vida fìsica. Un claro ejemplo de ello es cuando los discìpulos de Jesùs, cuando èste oraba, lo vieron con Moisès y con Elìas. A pesar que los dos estasban bien muertos y sepultados, los discìpulos vieron la apariencia espiritual de esos dos personajes bìblicos, nunca sus cuerpos fìsicos porque ya no los tenìan.

De modo que cuando se dice en Mateo 1: 20 que en sueños se le apareciò un àngel del Señor que lo calmò ante la duda que tenìa Josè que Marìa estaba encinta sin èl haberla conocido a pesar de que era su esposa,
dicièndole, (el àngel a Josè): "....porque lo que en ella es engendrado, del Espìritu Santo es."

Sobre este punto:

1.- El dogma de la consustancialidad de Jesùs con Dios, tuvo su origen en el Concilio de Nicea del año 325 DC; y sobre eso ya hemos comentado, que fuè una iniciativa del pagano emperador Constantino que organizò y presidiò ese concilio.

2.- Fue en el Concilio de Constantinopla del año 381 DC; donde se originò el dogma de la trinidad. Pero, ¿por què?

En el concilio de Nicea sòlo habìan dos entidades consustanciales: Dios Padre y el hijo. Durante los 56 años entre un concilio y otro, fue un perìodo de discusiones, debates y conflictos entre los que quedaron satisfechos y los que no quedaron satisfechos con el cuento de la consustancialidad de Dios y Jesùs ya que era Marìa la que lo habìa parido y el esposo de Marìa era Josè. En eso, no existìa ningùn "misterio".
Los mismos integrantes del cristianismo no aceptaban a un Jesùs como ser comùn y corriente, sabiendo que no era suficiente la consustancialidad ya que Jesùs seguìa siendo hijo de Josè y Marìa.
De allì la necesidad de imponer "un misterio" poniendo a la tercera entidad de la trinidad como el engendrador de Jesùs.

3.- El Evangelio de Mateo, segùn se acepta, fue escrito en el año 37 DC.
¿Còmo se puede aceptar que Mateo haya escrito en su Evangelio "Espìritu Santo" cuando este dogma se originò en el año 381 DC;o sea, 344 años despuès de esta menciòn en su Evangelio?

Tambièn segùn el Evangelio de Lucas 1: 35, el àngel que le hace la anunciaciòn a Marìa, personalmente y no a Josè en sueños, le dice que: "El Espìritu Santo vendrà sobre ti, y el poder del Altìsimo te cubrirà con su sombra........."

¡Por Dios! Lo de Lucas, el que incluyò esto en su Evangelio lo deja a uno con la duda: ¿Quièn preñò a Marìa, el Espìritu Santo o la sobra del Altìsimo? ¡Veamos!

1.- ¿Es es Espìritu Santo una entidad o es sòlo la sombra de Dios?
Tanto en el primer caso, insistimos: Ningùn espìritu ya sea santo, o poco santo, o nada santo puede preñar a una viviente.

Si es el segundo caso, una sombra es sòlo la proyecciòn de un cuerpo. De algo sòlido, y el cuerpo de Dios es espiritual y no produce sombra, y lo que es màs importante: Una sombra no preña por màs divina que sea.
Y tambièn queda la duda: ¿Es el "espiritu santo" la tercera entidad de la trinidad o es sòlo una sombra de Dios?

2.- El Evangelio de Lucas, fue escrito, como se acepta, entre los años 63 y 68 DC. Igual que en el caso de Mateo, no hubo Espìritu Santo como entidad trinitaria hasta 318 años despuès de su Evangelio.

Entonces, la gran pregunta: ¿De dònde saliò el espìritu santo que preñò a Marìa?
Esa fue una de las labores de San Jerònimo, (algunos lo llaman San Gerònimo), que en el año 384 DC recibiò la encomienda del Papa Dàmaso de hacer la traducciòn latina de la Biblia conocida como Vulgata. Hasta 3 años despuès de haberse impuesto el dogma de la trinidad, no existìan en los Evangelios la menciòn de "espìritu santo". Habìa que ponerlo en los Evangelios para justificar el dogma de la trinidad.

San Jerònimo fue ese inclusor. El fuè el que eliminò Evangelios existentes y conocidos hasta el momento, y seleccionò los 4 conocidos. Y ademàs se tomò la licencia de corregirlos, hacer inclusiones de cosas que no tenìan para justificar lo que serìa una Biblia ortodoxa y que sirviese de regla para la iglesia.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jun 28, 2015 9:21 am

¿CONTRADICCIONES "INSIGNIFICANTES" EN LOS EVANGELIOS?

HUIDA A EGIPTO Y LOS INOCENTES.

Este caso solamente es narrado en el Evangelio de Mateo, hecho que està conectado con otro suceso que tampoco aparece en los otros Evangelios: El degollamiento de los inocentes.

Dice en Mt. 2: 16: “Herodes, entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojò mucho, y mandò matar a todos los niños menores de dos años que habìa en Belèn y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que habìa inquirido de los magos.”

Esto fue porque los magos no volvieron donde Herodes, cuando èl los enviò a Belèn para que averiguaran quièn era y dònde estaba el recièn nacido.
Los magos no volvieron a Herodes sino que: “Pero siendo avisados por revelaciòn en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.”

Cuando los magos visitan a Herodes para conocer al que habìa nacido, se entiende que es un recièn nacido. A pesar que ho hay un testimonio històrico que apoye esta masacre, si existen las versiones de que Herodes acabò con casi todos sus parientes mandando a asesinarlos, lo que nos hace dar como posible que Herodes haya mandado a cumplir con esa masacre. Pero…¿por què a los niños menores de dos años si èl sabìa que era un recièn nacido? O es que Herodes se tomò casi dos años esperando que los magos regresaran a èl, y como no lo hicieron durante ese lapso ordenò la masacre?

A estas alturas, ya no quedan dudas de la intercalación de este pasaje en el Evangelio de Mateo. Pero…¿por què?
Simple: Para “hacer cumplir” una profecìa que figura en el libro de Jeremìas, tal y como se dice en Mt. 2: 17 y 18:
“Entonces se cumpliò lo que fue dicho por el profeta Jeremìas, cuando dijo:
Voz fue oìda en Ramà,
Grande lamentación, lloro y gemido;
Raquel que llora a sus hijos,
Y no quiso ser consolada, porque perecieron.”

El intercalador del degollamiento de los inocentes en el Evangelio de Mateo, olvidò que esta profecìa de Jeremìas, que està en Jer. 31: 15: “Asì ha dicho Jehovà: Voz fue oìda en Ramà, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron.”
En esta profecìa se està hablando de los ùltimos dìas de Israel, no se està hablando de un asesinato de niños. Cuando Jeremìas dice: “Raquel que lamenta sus hijos porque perecieron, se està hablando de todo el pueblo. Es una profecìa sobre el pueblo de Israel. Se està refiriendo a Raquel, la esposa de Jacob. No hay que olvidar que Jacob, luego llamado Israel, es considerado el padre de todo el pueblo israelita. Por eso llora Raquel, porque sus hijos, (todo el pueblo de Israel), han perecido. Esto, según la profecìa de Jeremìas.

Tambièn se dice en Mateo, que cuando los magos partieron, un àngel le apareciò en sueños a Josè padre de Jesùs y le dijo que huyeran a Egipto porque Herodes buscarìa al niño para matarlo, y asì lo hicieron hasta que Herodes muriò, lo que sucediò en el año 4 A.C., o sea que cuando regresaron de Egipto, Jesùs tenìa 4 años, por lo menos, y acà sale nuevamente la inexactitud del año del nacimiento de Jesùs, entre lo que dice Mateo, Lucas y el monje Dionisio.

Esta huìda a Egipto tambièn es relacionada con algo dicho en el libro de Oseas. Dice en Mt. 2: 15: “Y estuvo allì, (EN EGIPTO), hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor, por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamè a mi hijo.”
Pero lo que figura en Oseas no se refiere a Jesùs, cuando se dice en Oseas 11:1: “Cuando Israel era muchacho, yo lo amè, y de Egipto llamè a mi hijo.”
En este versìculo de Oseas se està hablando claramente de Jacob, posteriormente llamado Israel. Tampoco es una profecìa. Es un hecho real, algo que ya habìa sucedido, y que no tiene nada que ver con Jesùs.

Pudo ser que el dios de Israel en este pasaje, no se refiera a Jacob como Israel, sino al pueblo mismo. Yo llamè a mi hijo Israel, (Jacob), desde Egipto. Como tambièn pudo ser:
Yo llamè a mi hijo Israel, (el pueblo), desde Egipto. Las dos cosas pudieron ser, pero nunca ninguna profecìa sobre Jesùs.

Por ùltimo. ¿Què necesidad tuvieron de huir a Egipto ante el eminente peligro del asesinato del niño, junto con otros niños? Con salir de Belèn y de Judea bastaba. Los asesinatos se cometieron en Belèn y sus alrededores. Con volver a Galilea de donde habìan venido para que naciera el niño, “para que se cumpliera una profecìa”, bastaba y sobraba. No habìa necesidad de huir a Egipto “para que se cumpliera otra profecìa” que nada tenìa que ver con Jesùs o con su familia. Asì es como se hacen “cumplir las profecìas”.

Pero sabiendo que Jesùs era galileo, constancia que quedò en los mismos Evangelios, todo lo leìdo sobre el nacimiento en Belèn, la adoración de los magos, la adoración de los pastores “que se hallaban pastoreando a media noche el 24 de Diciembre, con una temperatura de 3 grados bajo cero”, el degollamiento de los inocentes y la huìda a Egipto, quedan solamente como ficciòn intercalada en los Evangelios.

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1484
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Dom Jul 12, 2015 8:21 am

¿CONTRADICCIONES "INSIGNIFICANTES" EN LOS EVANGELIOS?

REGRESO DE EGIPTO A NAZARET


El relato de esta jornada, asì como el relato de los magos, el de la ejecución de los inocentes, y el de la huìda a Egipto, solamente es narrada por Mateo. Esto es un episodio muy importante en la vida del recièn nacido Jesùs, como para ser ignorado por Marcos, Lucas y Juan.

Dice en Mt. 2: 19 y 20: “Pero después de muerto Herodes, he aquì un àngel del Señor apareciò en sueños a Josè en Egipto, diciendo: Levàntate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño.”

Todo hasta ahora, según Mateo, hace ver que Josè era de, y vivìa en Belèn de Judea, y que el cambio de residencia obedeciò a lo que se dice en Mt. 2: 22 y 23: “Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea, en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allà; pero avisado por revelaciòn en sueños, se fue para la regiòn de Galilea, y vino y habitò en la ciudad que se llama Nazareth, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habìa de ser llamado nazareno.”

Queremos hacer notar en este punto que en tiempos de Jesùs, la palabra nazareno no era un gentilicio. Las palabras nazareno, nazarita y nazareo, eran utilizadas indistintamente para definir a las personas que se entregaban permanentemente, o por un tiempo, al servicio de Dios. Este tèrmino de nazareno era aplicado tambièn en esos tiempos a los esenios, una secta espiritualista a los que llamaban tambièn los terapeutas, secta a la cual se cree y se ha escrito mucho, petenecìa Josè, Marìa y todos sus hijos. Eran nazarenos pero no por ser de Nazareth.
Tambièn fueron llamados asì, (nazarenos), los primeros judeocristianos, según se afirma en Hechos 24: 4, en donde Pablo es calificado de esta manera, y ya sabemos que Pablo no habìa nacido en ninguna Nazareth.

Sobre lo que se dice en Mateo 2: 23: “Y vino y habitò en la ciudad que se llama Nazareth, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habrìa de ser llamado nazareno”.
Esto no deja ninguna duda de que estos versìculos fueron intercalados en el Evangelio de Mateo. ¿Por què? Esta profecìa que el intercalador “quiere hacer cumplir”, y que se menciona està en Isaìas 11:1, dice: “Saldrà una vara, (netzer), del tronco de Isaì, y un vàstago retoñarà de sus raìces.”
Esta profecìa que està fuera de època, nos lleva a Salomòn porque Isaì, (el tronco), engendrò a David, (la vara o netzer), y èste engendrò a Salomòn, (el vàstago).
Parece que el intercalador al ver en los textos originales la palabra netzer, (vàstago), se le parecìa mucho esta palabra, (netzer), a nazareno, decidiò imputarle la profecìa a Jesùs.

Algunos otros “comentaristas bìblicos” atribuyen el “comentario de Mateo”, a otro pasaje, tambièn de Isaìas que figura en Is. 4: 2: “En aquel tiempo el renuevo de Jehovà serà para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel.” Esta profecìa, tampoco se refiere a Jesùs.

En su Evangelio, Lucas, en 1: 3, dice: “Despuès de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen…” Entonces…¿por què Lucas, que investigò con toda diligencia no hace menciòn de los magos caldeos, de la matanza de los inocentes, de la huìda a Egipto y del retorno? ¿Còmo es posible que un investigador haya mencionado a la ciudad de Nazareth, cuando en tiempos de Lucas esa ciudad no existìa? Esto hace presumir que el Evangelio de Lucas tambièn tiene intercalaciones posteriores a la època del autor.

Mateo hace ver que que la familia de Jesùs vivìa en Belèn de Judea, y que por miedo a Arquelao hijo de Herodes que era el nuevo rey de Judea, al regresar de Egipto cambiaron la residencia de Belèn a Nazareth de Galilea.

Lucas dice que ellos vivìan en Nazareth, y que fueron a Belèn su ciudad a censarse, y que después del censo volvieron a Nazareth de Galilea después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley de Señor, o sea, la circuncisión y el rito sobre los primogènitos, (Lucas: 2: 39).
Mateo no se refiere a estos ritos que eran de suma importancia para los judìos.

Responder