EL ASOMBRO

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Responder
Cimarron
Mensajes: 6
Registrado: Mar Ago 11, 2009 11:11 am
Ubicación: Argentina-Rio Negro- Cipolletti

EL ASOMBRO

Mensaje por Cimarron » Vie Feb 12, 2010 4:48 pm

EL ASOMBRO



Dado lo absorbente del tema en una oportunidad, el dialogó trató, si Dios creó al hombre, o el hombre tuvo la necesidad de crear a Dios en función de sus múltiples falencias, unidas a la necesidad de convivir. Se concilió el cierre del tema respetando el concepto de la fe.
Creo que el asombro es el que ha desalojado la certeza y sembrado la incertidumbre; colegia don Isidro a sus setenta y tres años totalmente lúcido. Se preguntaba como podía ser que de golpe, cuando ya tenía nietos, quienes más que nietos eran unos interrogadores permanentes, que fundamentaban con raciocinio, los coletazos de sus dudas propios de una adolescencia normalmente instruida; él tuviese estas cavilaciones?
Como abuelo era un intermediario entre ellos y sus padres, no obstante las respuestas tanto de los progenitores como las suyas, aunque carecieran de rigor científico, teológico o filosófico, siempre anteponían la honestidad a cualquier clase de doble discurso.
Siguiendo pautas naturales de la especie, sus hijos y nietos en el futuro lo sobrevivirían. Siendo inevitable que los seres humanos acudan a la memoria de los mayores ante cualquier clase de dudas, allí aparecería Isidro con la responsabilidad de las contestaciones que debía emitir a los cuestionarios que en ese momento le hacían sus nietos. Su natural curiosidad intelectual lo mantenía leyendo permanentemente sobre el tema.
La tradición, en el caso de la mayoría de descendientes de italianos y españoles, orientaba a pertenecer a la fe Católica Apostólica Romana con sus correspondientes prácticas. No obstante aceptar que con relación a décadas anteriores, era mayor el empeño que ejercía la iglesia, como se la denomina normalmente, para captar vocaciones sacerdotales. Había decaído esa inclinación.
Esa familia tenía la virtud de que los padres y abuelos mantenían un principio básico, a sus hijos en materia de credo, le respondían la verdad acorde al grado de su entendimiento. Pablo ya tiene diecinueve años y Norma .diecisiete. En determinadas cuestiones poseen opinión propia. Exceptuando el bautismo que en muchos casos se recibe sin poseer uso de razón, básicamente por cuestiones sociales, o evitar discriminaciones posteriores. Los sacramentos –siete en total-; confesión, eucaristía, confirmación, ordenamiento religioso, matrimonio y unción de los enfermos; todos ameritan profundos interrogatorios.
Una gran parte del brete que se les planteaba a los jóvenes, era el hecho involuntario de nacer con culpa, de allí el bautismo: ¿Culpa de que?... El tema en general fue tratado desde todos los interrogantes con honestidad. Concluyendo a través del Catecismo, como compendio de la doctrina y libro de esclarecimiento; algunas ediciones desarrollan con tal profundidad mística e intelectual el tema de la Liturgia, los Sacramentos, los Mandamientos, el concepto de pecado en sus distintas diversidades, mas los pecados capitales nuevos que también son siete- pecados sociales-, todo ello acompañado de citas y referencias con letras minúsculas y mayúsculas, como reseñas, producto de las distintas actualizaciones por distintas razones atendibles. Todo ello en ocasiones impide al no especializado, a no encontrar respuesta a los interrogantes.
Isidro estaba un poco confuso. Naturalmente y con el entendimiento, los jóvenes desarrollan a su sano juicio, el concepto básico del bien y del mal. No conciben porqué esa directriz de la iglesia al sufrimiento, a la culpa, a la tragedia, al dolor; la gran ausente es la alegría.
Pretenden sacar al hombre del misterio y analizar las razones con un cierto grado de intervención; Isidro considera que existe una tendencia ante tanto enigma a lograr una mayor participación; consideran que todas las funciones de la iglesia la administran los hombres cumpliendo las mujeres únicamente funciones de servicios.- El machismo es bíblico, sin duda; mientras las capacidades intelectuales no tienen sexo.
Con los conocimientos los nietos ya mayores, formados, con opinión propia, aliviaron a Isidro del asedio de las preguntas; ello no impedía que participara como oyente en las respetuosas reuniones de sus nietos con los amigos, algunos de distintos credos.
Irremediablemente se llegó a entrelazar la religión con la historia y su eje, el hombre y sus intereses, con todos sus errores. Las ciencias que en determinados momentos actúan divorciadas de la fe; cuando discuten el universo, el espacio y el tiempo. Debieron agregar la política y el poder con su cuota de violencia a cuestas.
Tantas imperfecciones humanas dieron origen a crisis históricas como El Protestantismo con Lucero, Calvino y otros. La contrarreforma y la Inquisición.
Desde aquella época y con vigencia en la actualidad se discute el celibato. Cada tanto la Iglesia de Roma padece algún dolor de cabeza por este tema; que amerita un trabajo por separado. Quienes rigen los destinos de la curia, en su mayoría transitan la tercera edad, tratándose de intelectuales y sabios que no deben mantener luchas con cuestiones naturales, teniendo éste problema debidamente analizado.
Ha transcurrido el tiempo de Isidro, él ya lo sabe, es una cuestión breve, está tranquilamente a la espera; siempre buscó ser justo y honesto. Todos los interrogantes que puede plantearse solo lo mueven al asombro.

porfa
Usuario destacado
Usuario destacado
Mensajes: 71
Registrado: Mié Sep 16, 2009 9:07 pm

Re: EL ASOMBRO

Mensaje por porfa » Vie Feb 12, 2010 9:53 pm

Cimarron escribió:EL ASOMBRO



Dado lo absorbente del tema en una oportunidad, el dialogó trató, si Dios creó al hombre, o el hombre tuvo la necesidad de crear a Dios en función de sus múltiples falencias, unidas a la necesidad de convivir. Se concilió el cierre del tema respetando el concepto de la fe.
Creo que el asombro es el que ha desalojado la certeza y sembrado la incertidumbre; colegia don Isidro a sus setenta y tres años totalmente lúcido. Se preguntaba como podía ser que de golpe, cuando ya tenía nietos, quienes más que nietos eran unos interrogadores permanentes, que fundamentaban con raciocinio, los coletazos de sus dudas propios de una adolescencia normalmente instruida; él tuviese estas cavilaciones?
Como abuelo era un intermediario entre ellos y sus padres, no obstante las respuestas tanto de los progenitores como las suyas, aunque carecieran de rigor científico, teológico o filosófico, siempre anteponían la honestidad a cualquier clase de doble discurso.
Siguiendo pautas naturales de la especie, sus hijos y nietos en el futuro lo sobrevivirían. Siendo inevitable que los seres humanos acudan a la memoria de los mayores ante cualquier clase de dudas, allí aparecería Isidro con la responsabilidad de las contestaciones que debía emitir a los cuestionarios que en ese momento le hacían sus nietos. Su natural curiosidad intelectual lo mantenía leyendo permanentemente sobre el tema.
La tradición, en el caso de la mayoría de descendientes de italianos y españoles, orientaba a pertenecer a la fe Católica Apostólica Romana con sus correspondientes prácticas. No obstante aceptar que con relación a décadas anteriores, era mayor el empeño que ejercía la iglesia, como se la denomina normalmente, para captar vocaciones sacerdotales. Había decaído esa inclinación.
Esa familia tenía la virtud de que los padres y abuelos mantenían un principio básico, a sus hijos en materia de credo, le respondían la verdad acorde al grado de su entendimiento. Pablo ya tiene diecinueve años y Norma .diecisiete. En determinadas cuestiones poseen opinión propia. Exceptuando el bautismo que en muchos casos se recibe sin poseer uso de razón, básicamente por cuestiones sociales, o evitar discriminaciones posteriores. Los sacramentos –siete en total-; confesión, eucaristía, confirmación, ordenamiento religioso, matrimonio y unción de los enfermos; todos ameritan profundos interrogatorios.
Una gran parte del brete que se les planteaba a los jóvenes, era el hecho involuntario de nacer con culpa, de allí el bautismo: ¿Culpa de que?... El tema en general fue tratado desde todos los interrogantes con honestidad. Concluyendo a través del Catecismo, como compendio de la doctrina y libro de esclarecimiento; algunas ediciones desarrollan con tal profundidad mística e intelectual el tema de la Liturgia, los Sacramentos, los Mandamientos, el concepto de pecado en sus distintas diversidades, mas los pecados capitales nuevos que también son siete- pecados sociales-, todo ello acompañado de citas y referencias con letras minúsculas y mayúsculas, como reseñas, producto de las distintas actualizaciones por distintas razones atendibles. Todo ello en ocasiones impide al no especializado, a no encontrar respuesta a los interrogantes.
Isidro estaba un poco confuso. Naturalmente y con el entendimiento, los jóvenes desarrollan a su sano juicio, el concepto básico del bien y del mal. No conciben porqué esa directriz de la iglesia al sufrimiento, a la culpa, a la tragedia, al dolor; la gran ausente es la alegría.
Pretenden sacar al hombre del misterio y analizar las razones con un cierto grado de intervención; Isidro considera que existe una tendencia ante tanto enigma a lograr una mayor participación; consideran que todas las funciones de la iglesia la administran los hombres cumpliendo las mujeres únicamente funciones de servicios.- El machismo es bíblico, sin duda; mientras las capacidades intelectuales no tienen sexo.
Con los conocimientos los nietos ya mayores, formados, con opinión propia, aliviaron a Isidro del asedio de las preguntas; ello no impedía que participara como oyente en las respetuosas reuniones de sus nietos con los amigos, algunos de distintos credos.
Irremediablemente se llegó a entrelazar la religión con la historia y su eje, el hombre y sus intereses, con todos sus errores. Las ciencias que en determinados momentos actúan divorciadas de la fe; cuando discuten el universo, el espacio y el tiempo. Debieron agregar la política y el poder con su cuota de violencia a cuestas.
Tantas imperfecciones humanas dieron origen a crisis históricas como El Protestantismo con Lucero, Calvino y otros. La contrarreforma y la Inquisición.
Desde aquella época y con vigencia en la actualidad se discute el celibato. Cada tanto la Iglesia de Roma padece algún dolor de cabeza por este tema; que amerita un trabajo por separado. Quienes rigen los destinos de la curia, en su mayoría transitan la tercera edad, tratándose de intelectuales y sabios que no deben mantener luchas con cuestiones naturales, teniendo éste problema debidamente analizado.
Ha transcurrido el tiempo de Isidro, él ya lo sabe, es una cuestión breve, está tranquilamente a la espera; siempre buscó ser justo y honesto. Todos los interrogantes que puede plantearse solo lo mueven al asombro.
Hola muy bueans cimaron: me gusta la historia de don Isidro, el razona su maera la vida y a dios . esa inteligencia suprema causa priemra de todas las cosas pero para conocerle solo debemos mirar a la naturaleza y ver todo lo que no es obra de el hombre la razón nos dice que tiene que ser obra creado por algo pues ese algo se le llame como se le llame es dios bueno para creer en el no es dificl porque hasta los espiritus mas jovenes como los salvajes de la amzonia creen el el lo que pasa amigo es que el orgullo de los hombres que se llaman civilizados les hace creerse por encima de el porque no le pueden palpar y en eso estan equivocados bueno esa es mi opinión y se puede dialogar mucho en esto bueno amigo

saludos

Responder