COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Religiones, espiritualidad, la vida después de la muerte, reencarnación, creencias, agnosticismo, filosofía, etc.
Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1440
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Jue Mar 28, 2019 4:30 pm

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 31-3

DAVID FINALMENTE REY , PERO NADA POPULAR…..¿POR SU “ESPIRITUALIDAD”?
Tercera parte:

Continuamos con el tema:

Hay otra contradicción en el censo ordenado por David. Segùn 2Samuel 24: 1: “Volviò a encenderse la ira de Jehovà contra Israel, E INCITÒ a David, contra ellos a que dijese: Vè, haz un censo de Israel y de Judà.”
Aquì es el propio Jehovà el que incita a David para que haga un censo. ¿Para què? Para castigar al pueblo porque David habìa ordenado un censo que Jehovà no habìa ordenado, pero que habìa incitado a David para que lo ordenara.
¡Por Dios! Esto es cosa de locos. Finalmente serìa el pobre pueblo el que pagarìa este capricho de Jehovà, como ya lo veremos. Capricho muy parecido por cierto al de la burra de Balaam.

En 1Crònicas 21:1, dice: “Pero Satanàs se levantò contra Israel, E INCITÒ a David a que hiciera censo de israel. ¡Ah! ¡Nada como las “coincidencias” bìblicas! Las incoincidencias de “la palabra de Dios”.
En un libro se dice que es Jehovà el que incita a David, y en otro libro se dice que es Satanàs el que incita a David. ¿A quièn creerle? ¿A la Biblia, o a la Biblia?
Pero el censo se hizo y Joàs volvió, según 2Samuel 24: 8 y 9, al cabo de 9 meses y 20 dìas: “Y fueron los de Israel 800.000 hombres fuertes que sacaban espada, los de Judà 500.000 hombres.” Total 1.300.000 hombres.
Parece que sòlo importaban los hombres, y de ellos, los que sacaban espada.

Este censo de 2Samuel, difiere con el censo de 1Crònicas 21: 5: “Habìa en todo Israel 1.100.000 que sacaban espada, y de Judà 470.000 hombres que sacaban espada.” Total 1.570.000.
Incoincidencia en el total de los de Israel, incoincidencia en el total de los de Judà, e incoincidencia en el total general. Lo dicho: ¡Nada como “las coincidencias” bìblicas!

Pero el censo, incitado por Jehovà según 2Samuel, e incitado por Satanàs según 1Crònicas, trajo un castigo inmerecido por el pueblo por ese capricho de Jehovà que pone a David a elegir el castigo entre tres proposiciones que le hace.
Dice en 2Samuel 24: 13: “¿Quieres que te vengan siete años de hambre en tu tierra? ¿o que huyas tres meses delante de tus enemigos y que ellos te persigan? ¿o que tres dìas haya peste en tu tierra?
Pero según 1Crònicas Jehovà no propone siete años de hambre sino tres. ¡Otra de las innumerables incoincidencias bìblicas!
¿Total? Por esta incitacion de Jehovà a David para que hiciera un censo, murieron de ese sufrido pueblo que no tuvo nada que ver con la incitaciòn de Jehovà, ni con el censo ordenado por el incitado David, 70.000 de peste. Porque ese fue el castigo que eligiò David por “su pecado”; pero èl no muriò sino los que no pecaron. ¡Leer para creer!

Roberso
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 1440
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:37 pm

Re: COMENTARIOS SOBRE EL ANTIGUO TESTAMENTO

Mensaje por Roberso » Mar Abr 16, 2019 2:13 am

¿CUÀN ESPIRITUAL ES LA BIBLIA? 32

LA "ESPIRITUAL" MUERTE DE DAVID:

En 1Reyes 1: 1, se menciona una decadencia fìsica de David antes de su muerte. Se pasaba temblando de frìo, y a pesar que lo cubrìan con muchas ropas, no entraba en calor. Tuvieron que conseguir una doncella que se metiera en la cama con èl para que lo calentara.
¿Y dònde estabn todas sus mujeres y que eran las llamadas a servirlo y a calentarlo, y no la joven sunamita Abisag?
¿Dònde estaba Betsabè la madre del futuro rey Salomòn que no podìa hacer este trabajo de calentamiento?
Pero eso sì, cuando Adonìas, otro hijo de David y mayor que Salomòn , en complicidad con Joab el jefe del ejèrcito de David, uno de sus “notables” se rebelò para ocupar el trono del decrèpito David, allì si apareciò en escena Betsabè para defender el reino para Salomòn.
Sin embargo en 1Crònicas 29: 28, dice: “Y muriò en buena vejez”, refirièndose a David. Nada coincidente con lo que se dice en 1Reyes.

Si se considerara a David como representante de una monarquìa comùn y corriente, y no el representante de una teocracia, ungido por su propio dios, a tal punto que le prometiò que su reinado serìa permanente aunque no lo fue, se destacarìan màs sus cualidades guerreras y unionistas del reino; pero siendo un rey puesto por su dios, necesariamente tenemos que examinar la calidad humana de David, y ya hemos visto en lo antes escrito que esa calidad humana dejaba muchìsimo que desear. Ni siquiera le era simpàtico al pueblo, a tal punto que su hijo rebelde Absalòn tenìa màs simpatìas del pueblo que David. Igual sucediò con su otro hijo Adonìas que en la decrepitud de David estuvo a punto de ser proclamado rey, y no lo fue porque el mismo Adonìas respetò la decisiòn de su padre cuando le llevaron la noticia que David habìa proclamado rey a Salomòn.

¡Repito! La calidad humana de David no era digna de un “ungido de Dios”. Las pruebas estàn allì, en la Biblia. Sin embargo David, en su càntico a Jehovà que figura en el capìtulo 22 de 2Samuel, dice en los versìculos 20 al 22:

“Y me sacò a lugar espacioso;
Me librò, porque se agradò de mì.
Jehovà me ha premiado conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado,
Porque yo he guardado los caminos de Jehovà.”

¡Por Dios! Si los caminos de Jehovà son los caminos que transitò David, bien se podrìa decir: De tal ungido, tal dios. Sigue David su desvarìo en los versìculos 24 y 25:

“Y fui recto para con èl,
Y me he guardado de mi maldad;
Por lo cual me ha recompensado Jehovà conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos delante de su vista.”

Esto ùltimo dicho: “Conforme a la limpieza de mis manos DELANTE DE SU VISTA”; es algo muy de criticar sobre los “justo” de Jehovà. Ya sabemos que David fue un merodeador. Era un ladròn que asaltaba ciudades y mataba seres humanos para robarles bienes y ganado.
Esto lo hacìa con el grupo de facinerosos que èl comandaba.
Dice en 1Samuel 27: 9: “Y asaltaba David el paìs, y no dejaba con vida hombre ni mujer, y se llevaba las ovejas, las vacas, los asnos, los camellos y las ropas….”
¿Era esto para Jehovà, delante de su vista, LIMPIEZA DE MANOS de David?
Termina su càntico David en 2Samuel 22: 51, diciendo:

“El salva gloriosamente a su rey,
Y usa de misericordia para con su ungido,
A David y a su descendencia para siempre.”

Al referirse a la muerte de Josìas, en 2Crònicas 34: 2, dice: “Y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.”
Si para el autor de 1 y 2Crònicas, David fue un ejemplo de rectitud, entonces era admirador de los anti valores.
De Josìas lo acepto, pero ¿de David? ¡No gracias!

Responder