ATLANTIDA Y MEREJKOWSKY por José Alvarez Lopez

Ensayos, opiniones y debate general sobre todo tipo de temas que merezclan reflexiones...

Moderador: alegsa

Responder
Alejandra Correas Vázquez
Colaborador Estrella
Colaborador Estrella
Mensajes: 255
Registrado: Vie Ago 14, 2009 9:46 pm

ATLANTIDA Y MEREJKOWSKY por José Alvarez Lopez

Mensaje por Alejandra Correas Vázquez » Jue Sep 12, 2013 10:40 pm

ATLANTIDA ... MEREJKOWSKY
y la Bomba Atómica
........................

por José Alvarez López


El “Diálogo” de Platón llamado el TIMEO, ha sido durante milenios la máxima expresión del pensamiento de este filósofo. La Antigüedad y toda la Edad Media vivió preocupada tratando de penetrar los múltiples misterios de un diálogo donde el microcosmo (el hombre) y el macrocosmo (el universo) aparecen formando las dos caras de una misma moneda.

Todos los estudiosos de Platón han coincidido en que sus diálogos tienen siempre un contenido oculto cuyo significado inevitablemente se nos escapa. Ortega y Gasset decía, señalando esta particularidad de la literatura platónica: “Nadie ha entendido el Protágoras”, otro de los importantes diálogos del Maestro. Mas recientemente, otro erudito de la filosofía platónica (F. De Samaranch) dice que hasta en el juego de las palabras se descubre una intención oculta.

Es por esta atmósfera misteriosa que rodea a los “diálogos” platónicos desde su aparición en la Grecia del Siglo V a. C. por lo que hasta el propio comienzo del Timeo ha motivado la preocupación de millones de interesados en la filosofía platónica. Comienza este diálogo con la interrogación socrática tantas veces repetida: “Uno, Dos, Tres ¿dónde está el cuarto?”. Sócrates se refiere a sus tres interlocutores presentes (Timeo, Critias, Hermócrates), pero queda la incógnita en torno al cuarto personaje por el cual interroga.

Aparte este misterio, todos saben que Platón es un maestro en la matemática cabalística y que esconde sus números por debajo de la escenografía de los diálogos. Por ejemplo, nadie pensará que es una simple coincidencia que en “Simposium” Platón ubique once personajes masculinos y uno femenino. El juego del once más la excepción es un viejo truco cabalístico que vemos reproducirse en todos los escritos antiguos. Por ejemplo, en la Divina Comedia, de Dante, este juego numerológico se repite constantemente en cada una de las parte de treinta y tres cantos, escritos, por añadidura, en endecasílabos en tercio. Y esto para no tener que citar toda la literatura antigua desde la bucólica hasta la alquimia pasando por el teatro y la gnosis.

¿Estaba la interrogación socrática por el cuarto invitado vinculada a la Atlántida? Para Merejkowsky, el profundo ensayista ruso, Sócrates cuenta las humanidades desaparecidas. Las “Atlántidas” serían tres, en correspondencia con los tres “diluvios” de que se habla más adelante en el “Critias”, donde se afirma que el último de ellos fue el diluvio de Deucalión. Según Merejkowsky, Sócrates se interroga por el destino de la cuarta humanidad, que sería la nuestra.

La respuesta aterraba a Merejkowsky, pues veinte años antes de que nadie pensara en la “bomba atómica” él ya la había previsto, pues en su obra “Atlántida—Europa” afirmaba que la bomba atómica arrasaría con nuestra civilización de la misma forma en que aniquiló Atlántida.

No deja de ser sorprendente que veinte años de que ningún físico pensara siquiera en la posibilidad de la existencia de semejante dispositivo técnico, Merejkowsky escribiera frases que no tenían por entonces ningún sentido, pero que décadas después son perfectamente claras para nosotros.

¿Fue una adivinación genial, o realmente Atlántida fue destruida por la energía atómica? Leamos lo que escribía Merejkowsky hace más de medio siglo:

“Parece que la guerra universal no será solamente la destrucción de unos pueblos por oros sino la destrucción de la humanidad en sí misma. Todo esto que parece un cuento o una visión de Apocalipsis es tal vez una realidad ya próxima, si bien nos la ocultan. Cada nación disimula cuidadosamente a sus vecinos los secretos de sus invenciones militares”.

“El juicio del mundo y de todo lo que está en el mundo se hace por el fuego. Cuando el fuego venga juzgará y tomará todo. El misterio de la próxima guerra, que será sin duda la última, es el misterio de Occidente: La Atlántida—Europa”.

Está claro que para Merejkowsky la Atlántida fue destruida por un dispositivo técnico, desconocido o escondido en ese tiempo cuando él escribía, pero que veinte años después será perfectamente reconocible en Hiroshima y Nagasaki. Esta auténtica profecía podrá parecer sorprendente pero es un punto en el cual están de acuerdo a Platón, Ezequiel y Merejkowsky.




Ars Longa Vita Brevis

Responder