Una corta, muy corta historia

Ensayos, opiniones y debate general sobre todo tipo de temas que merezclan reflexiones...

Moderador: alegsa

Responder
maria rosa
Mensajes: 18
Registrado: Mar Jul 22, 2008 7:14 am
Ubicación: Ecuador

Una corta, muy corta historia

Mensaje por maria rosa » Mar Ago 05, 2008 10:49 am

Son apenas las siete de la manana y dada la falta de inspiracion en la misma para escribir mis rutinarios poemas, decidi escribir una historia; una corta, muy corta historia.

Alejandra se llamaba ella, una nina de rasgos muy peculiares. Timida, enfermiza y hasta cierto punto insegura; caracteristicas que a su vez se mostraban compensadas con inteligencia y talento. Su infancia fue un poco dura dado que sus complejos en diferentes ocasiones hacian de los momentos mas hermosos, los mas incomodos. Tras la muerte de su padre a los 12 anos, un mes antes de la caida de las torres gemelas, sus miedos e inseguridades superaron los limites, debido a que este habia sido siempre su pilar de apoyo en todo sentido.
Debido a que su "capacidad imaginativa" era extremadamente amplia, era capaz de visualizar duendes, veia sombras en las ventanas, no dejaba de tener pesadillas y asociaba sonidos fuertes, como el del pasar de un avion, con la llegada del apocalipsis o el inicio de la tercera guerra mundial. Pueden imaginar como se sentia ya que los aviones sobrebolaban cerca cada 30 minutos...
Otro punto en contra era su apariencia fisica. De estatura baja, piel canela, cabello rizado descuidado, y una dentadura tan buena como la de Ronaldinho (Jugador de futbol de origen brasileno) La nina no era muy agraciada que digamos.
Jugo futbol desde los 7 anos, por lo que desde esa edad su apariencia era la de un nino.
Creo circulos de amigos en los cuales era siempre ella la unica mujer. "Si no puedes vencerlos, unete a ellos" y eso hizo. Preferia estar con ellos, sus amigos, para que estos no la molestaran, y de la misma forma disfrutaba abusar del resto.
Con el pasar de los anos, las diferencias entre hombres y mujeres empezaban a acentuarse. Los cambios hormonales empezaban a causar estragos en todos.
Para Alejandra esto empezaba a ser un problema, ya que a sus 15 anos el crecimiento de su busto fue inevitable. Por mas trapo que se ponia encima, por mas sueter que se probaba, la cosa simplemente se ponia mas dura.
LLego un momento en el que simplemente se rindio. Sabia que era hora de dejar de ser un patito feo, sabia que era hora de dejar a la madre naturaleza hacer la suyo, y sabia tambien que tenia que poner de su parte para convertirse en un cisne, en un bello y sutil cisne.
Al crecer y convertirse en una jovencita, no falto pretendiente en su ventana. Pero como toda joven primeriza, de todo un mar de peces a sus pies, pescan siempre al que por dentro tiene la mayor cantidad de espinas.
Lo que obviamente trajo como resultado el rompimiento de su primer corazon. Lo expreso de esta forma ya que en mi opinion cada ser humano tiene una cantidad definida de corazones, que a lo largo de su vida, va rompiendo uno a uno. Podriamos decir tambien que el numero de corazones depende de cada persona pues que existen personas que mueren de amor, de pena, de dolor etc etc... En estos casos podriamos decir que se les acabaron los corazones. Expreso asi tambien que el numero de corazones depende de cada persona puesto que hay personas que sobreviven a la misma situacion, y de la misma forma esto se puede dar por dos motivos, o tienen mas corazones o simplemente no se les rompio por completo en esa situacion.
Artista por naturaleza, Alejandra reflejaba su desilucion entre pinturas y poemas. Un tanto masoquista, las palabras anorexia y bulimia se hicieron muy utilizadas y practicadas en su diario vivir. Con el tiempo olvido a tal pescado cuyo nombre, no mencionado antes, era Antonio (curiosamente el mismo nombre de su padre).
Esto pudo ser logrado a traves de una tecnica milenaria, que ciertamente ha funcionado satisfactoriamente en la mayoria de los casos (no todos claro). Esta tecnica debe ser utilizada con mucho cuidado ya que puede tener efectos secundarios. Esta tecnica se denomina la "Tecnica del clavo" si, la "Tecnica del clavo" .Que consiste basicamente en clavar un clavo en el lugar de otro de manera que el nuevo clavo desplaza al que estaba clavado en primera instancia, es decir,"Un clavo, saca a otro clavo".
Ahora, esta tecnica tiene una contraparte. Al hacer el desplazamiento de los clavos, el clavo movilizante puede quedar mas clavado que el clavo movilizado. De manera que se puede ir gratuitamente de GUATEMALA a GUATEPEOR...
Y eso... precisamente, fue lo que ocurrio con Alejandra. El mejor amigo de Antonio, Eduardo; estuvo con ella en todo momento. Compartieron momentos maravillosos juntos, convirtiendose asi poco a poco en mejores amigos.
Dada la cercania de ambos, ciertos sentimienos empezaron a confundirse. Signos de interrogacion abrumaban sus mentes y ninguno de los dos se atrevia a cruzar la linea de amistad, por ellos antes dibujada.
Inventaron juegos en los que tenian la escusa de tomar sus manos disimuladamente.
Lograban entre cosquilleos y risas saciar la sed de tenerse cerca. Mas un dia, la invasion limitrofe fue inevitable y basto un simple beso para que Alejandra olvidara casi por completo al antes mencionado pescado con espinas.
Aunque se querian demasiado, Eduardo nunca expresaba lo que sentia, y Alejandra se mostraba ciega a lo que este intentaba demostrar por otros medios, creando un torbellino de confusion en su mente.
Dos semanas despues del beso, Antonio sintio que la perdia, jamas habia sentido interes alguno en ella, y no fue hasta el cambio radical de actitud de ella hacia el, que noto que ella valia, realmente valia.(uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde). Antonio no sabia nada acerca del pequeno incidente entre Alejandra y Eduardo. De manera que decidio sentar cabeza y le pidio a Alejandra que sea su novia. Ante tanta confusion Alejandra acepta, dejando a Eduardo en un total despecho...
Eduardo dejo de hablarle a Alejandra por un tiempo, y no volvio a hacerlo hasta que descubrio una manera para descargar su enojo. Descubrio que habia una forma mas factible para ver la vida mas sencilla. "Haciendo de la relacion de su mejor amigo y su mejor amiga una verdadera desgracia". Ambos lastimados se herian aun mas, frecuentemente.
Poco a poco fueron olvidandose el uno al otro, Alejandra con Antonio y Eduardo con otras.
O al menos eso intentaba creer Alejandra, no habia dia que no extranara con todas sus fuerzas estar con Eduardo, por lo que intentaba mas arduamente demostrarle su amor a Antonio, amor que no era si no una pantalla, amor que simplemente no era. Asi pasaron los meses, asi paso un ano, asi simplemente pasaron.
Una vez escuche, "lo que esta destinado a ser sera". Asi como la relacion de Alejandra y Antonio se eclipsaba, la amistad entre Alejandra y Eduardo se recuperaba.
El antes pescado con espinas se habia convertido en el unico perjudicado. Ya que en el tiempo compartido con Alejandra, este habia llegado a amarla, tanto como ella un dia lo habia amado a el.
Ya convertidos en adultos supieron portarse como tales, terminando lo que un dia habian empezado de ninos. Y de la misma forma, la rosa que antes se habia expuesto casi marchita, ahora se mostraba recuperada, con aires de nuevo sol. Mas el panorama se veia distinto, ya no eran ninos. No iba a ser tan facil abrirse. Ademas existia el factor etico que impedia que ambos se expresaran tal cual querian. A los ojos de la sociedad su relacion no era bien vista, ya que el seguia siendo el mejor amigo de Antonio.
Es por esto que aun estando en las condiciones, no se decian nada, no comunicaban sus emociones y en caso de que otro mencionara algo parecido; simplemente lo negaban, de todas formas nadie tenia evidencia alguna del amor de ambos.
Cierto dia (retomando la forma de redactar de los cuentos de hadas) despues de una reunion casual en la que no falto copa de vino en la mano de nadie, ambos llegaron un poquito "no conscientes", ambos llegaron un poquito "ebrios" a la casa de Alejandra, donde por obra y gracia de cupido no habia absolutamente nadie. Que escusa tan perfecta! Sentidos torpes, pensamientos libres, oh senor vino!... Eso penso el... Eso penso ella.
En un arrebato de emociones, el una vez mas se encargo de cruzar la frontera, y la beso. Pero ya no como antes. Como dije antes, ya no eran ninos. Eran un hombre y una mujer que por dos anos habian esperado anciosamente volver a estar juntos, y en ese momento consiguieron que todo dejara de ser cierto, consiguieron que solo la espera sea la protagonista de aquel encuentro que por divino merecia nunca ser detenido.
Mas como dije antes el panorama era distinto. Alejandra estaba soltera, sin novio, sola; mas, eso no significaba que Eduardo tambien, el continuaba con esas sus "otras" y por otras entiendase "muchas".
Eduardo ya no era el mismo, su definicion en una sola palabra era "mujeriego". Mas haciendose la de la vista gorda, Alejandra estaba consciente de que conocia la escencia de su mejor amigo. Dia tras dia, se esforzaba por demostrar sin palabras, lo que sentia por el.
Pasaron los meses y Alejandra no hacia mas que soportar desilucion tras desilucion. Y el empezo a notar el dano que le estaba haciendo a esa, la persona que ante todo supo mantenerse a su lado.
Su amor se mantenia oculto, Alejandra era el unico nombre en la lista de Eduardo jamas nombrado. No existia su union al publico, Alejandra vivia bajo la oscura sombra de muchas, de ellas, de otras. Mas esto no podia seguir asi penso un dia Eduardo, y caminando por la calle el sin pensarlo dos veces la tomo de la mano. Llenandola de dicha a ella y llenandose de alivio a si mismo.
No necesitaron palabras, ni frases, ni versos, ni canciones. Cada uno dibujo una sonrisa en su rostro. Y continuaron caminando. Las cosas se habian vuelto a simplificar. La lista de Eduardo habia desaparecido y con ella la lista de perjuicios.
Fin? Ja!... No, no .. en este momento inicia el: Habia una vez...........

Tanto por escribir, y de la misma forma decimos tan poco; son las diez y media de la manana y dada la falta de inspiracion en la misma para escribir mis rutinarios poemas, decidi escribir una historia; una corta, muy corta historia.
.... att marosa!

Responder