PROBLEMÁTICA DE ALGUNOS HECHOS SOCIALES DE LA ACTUALIDAD

Ensayos, opiniones y debate general sobre todo tipo de temas que merezclan reflexiones...

Moderador: alegsa

Responder
Walter David Rubiano M
Mensajes: 2
Registrado: Mar Jun 12, 2012 2:23 pm
Ubicación: MANIZALES,CALDAS
Contactar:

PROBLEMÁTICA DE ALGUNOS HECHOS SOCIALES DE LA ACTUALIDAD

Mensaje por Walter David Rubiano M » Mar Jun 12, 2012 3:00 pm

Los hechos sociales son complejos y muchas veces impredecibles; consecuencia de las múltiples interacciones que se dan en una sociedad. Incluso las mejores voluntades pueden a veces seguirse de malos resultados. La sociedad misma es una realidad muy compleja, gracias al conjunto de acciones conscientes e inconscientes, o no queridas. Esto nos ha llevado a escudarnos en esta complejidad y justificarnos en la incertidumbre que esta genera, para hacer cosas que para un observador neutral de nuestra realidad, encontraría fácilmente como muy alejadas respecto a lo que decimos aspirar a ser como sociedad, por no decir menos y no entrar en juicios de valor.

Durkheim exponía peligrosamente que los hechos sociales consisten “en una manera de pensar, de obrar y de sentir externos al individuo, y dotados de un poder coercitivo, en cuya virtud se le impone”. creemos que su definición es tan solo una parte de la realidad, tan solo un pedazo de la verdad o de la historia, que vista así, nos induce de alguna manera a eximirnos de la responsabilidad a manera individual de muchas de las cosas que ocurren en nuestra sociedad. Esperamos que por referirnos de manera osada a esta definición durkhemiana como peligrosa, no seamos acusados de herejes por la policía antropóloga.

Para defender esta postura tomaremos varios ejemplos prácticos de situaciones en las que nos auto indultamos de las responsabilidades, en situaciones que decimos reprochar o querer exhortar de nuestra sociedad, confiamos que con una simple observación de la realidad nos sea suficiente para respaldar y confirmar nuestras ideas.

Un ejemplo de hecho social podría ser la televisión, No estamos seguros de desear animar a la gente para que mire la televisión. Pero no se puede ignorar que para bien o para mal, la televisión es en la actualidad la hoguera de nuestra sociedad. No censuraríamos el medio televisivo en sí, pero tal vez si, los motivos y las formas en que utilizamos esta herramienta en particular, podríamos utilizarla un día para enviar un mensaje diferente.

Decimos que queremos ser una sociedad no violenta, sin embargo desde niños sentamos a nuestros hijos horas y horas frente a un televisor que nos muestra matutinamente la violencia en su expresión humana. Y aun adultos alimentamos nuestro morbo y atracción por esta violencia con dos o tres noticieros y unas cuantas ojeadas a algún periódico amarillista, con la mediocre idea en mente de que tan solo podemos ser simples observadores de esta realidad violenta sin mucho que podamos hacer o cambiar desde nuestra naturaleza individual.

Sin embargo cuando se nos pregunta por qué lo hacemos, pues bien, algunos titubean y simplemente ignoran la pregunta o la evaden, otros sencillamente dicen que así fue siempre, que su padre lo hacía, su abuelo también y sistemáticamente esta costumbre ahora está en sus manos para transferírsela a sus descendientes.

Otro hecho social impregnado con fuerza en nuestra sociedad puede ser el acto de leer un periódico. Lo que el cristiano lector no entiende o no se le muestra, es cuantos árboles se necesitan solo para proporcionar a nuestro mundo los periódicos cotidianos, y aún más al trasfondo de esto, es porque habiendo otros métodos menos impactantes para nuestro medio ambiente para difundir la información, seguimos haciendo cosas como estas en pleno siglo XXI.

Muchas personas perderían demasiado al permitir que el mundo utilizara plantas sencillas como el cáñamo que puede crecer casi en cualquier parte, para producir papel e incluso para producir algunas de las medicinas más efectivas que nuestro planeta puede proporcionar, este es un solo ejemplo de cómo la avaricia como hecho social reemplaza al sentido común en la conducta de los asuntos humanos.

La moda como otro ejemplo es en esencia una tendencia colectiva asociada a un gusto dentro de una sociedad; y así mismo, un hecho social puede verse como una preferencia hacia determinada cosa, impuesta desde lo externo. La moda se manifiesta cuando un patrón comportamental originado en un principio por un individuo que decide vestir, pensar o actuar de determinada forma; se transmite a su entorno natural, que a su vez, se encargó de darle masiva aceptación a su percepción personal, convirtiéndola así en un hecho social.

Es así como por ejemplo una persona es más aceptada con determinadas medidas corporales que otra persona que no se acomoda al modelo de belleza dentro de determinada sociedad. Esto crea con frecuencia serios problemas de autoestima al querer alcanzar esa “belleza estandarizada”. ¿Cuándo se ha visto un elefante con problemas de autoestima a causa de su peso, o que se sienta gordo? En realidad, ese descontento es tan intrínseco del ser humano actual como su capacidad de estar consiente de sí mismo, consecuencia no deseada de una sociedad consumista y aparentosa.

Tal vez esto nos lleve a tocar el hecho social que nos atrevernos a llamar el origen de gran parte de los demás hechos sociales que nos condicionan como individuos en la actualidad. Este es sin lugar a dudas el capitalismo, que con su elaboración de hechos sociales menores garantiza su supervivencia como sistema. Un sistema que a manera de mano invisible nos persuade por ejemplo a gastar el dinero que no tenemos en cosas que no necesitamos, para crear impresiones que no duraran, en personas que no nos importan; y del cual una de sus premisas y condición necesaria para su funcionamiento es lo que hemos denominado la propiedad privada.

El capitalismo como muchos de los hechos sociales tuvieron su origen en una noble idea, el dinero un derivado de este, también. En palabras simples el dinero se creó con la intención de facilitar el acceso a otros productos por medio del intercambio de este, pero en ultimas y en groso modo lo que se puede observar es que lo que ha hecho es impedir que la masa mayor de personas tenga acceso a la producción de bienes y servicios en el mundo, en otras palabras se ha convertido en un obstáculo entre el individuo y el bien.

Una sociedad con una capacidad de observación un poco más desarrollada hubiera identificado hace mucho tiempo que el sistema que usan en ese momento no les sirve para los fines que fue creado, y simplemente lo hubieran reemplazado por una nueva versión mejorada , esta misma sociedad se hubiera dado cuenta rápidamente que su hecho social tiene sus pilares en ilusiones falsas como la necesidad o la escases, el creer que hay poco de esto, poco de aquello, cuando en realidad en nuestro planeta hay suficiente abundancia para todos.

Y eso nos lleva al interrogante ¿que hace que estos hechos sociales aparentemente útiles se conviertan en todo lo contrario para lo que se idearon inicialmente? , Podríamos en harás de esta problemática preguntarnos entonces ¿qué fue lo que se hizo mal?, ¿en dónde fallo el diseño?, ¿fue a nivel individual o fue acaso la conciencia social la que “le vendió el alma al diablo” para permitir que tantas personas mueran de física hambre cuando existe suficiente alimento para satisfacer a la raza humana completa?

Bueno atreves de la historia se ha demostrado que el hombre se arraiga con fuerza a sus viejas ideas, le ha costado aceptar como sociedad cuando se equivoca y tarda más tiempo del necesario en aceptar una realidad palpable y tangible desde hace mucho tiempo. La iglesia y en general la religión que sin lugar a dudas ha sido un hecho social coercitivo y un poco limitante para las nuevas ideas del ser humano y su relación con el mundo, tardo mucho tiempo en aceptar hechos concretos y demostrables como el que la tierra no era plana, así mismo la sociedad actual se reúsa (y sobre todo los que se ven beneficiados de este concepto) a renunciar a la idea del capitalismo como sistema económico-social, aun después de llevar cientos de años de demostraciones de que no le funciona a la mayoría sino sólo a unos cuantos. Ni siquiera al número mayor (que podría tener alguna lógica), sino al más pequeño.
Para entender este fenómeno de resultados contradictorios he intentar correlacionarlos con su causal, he incluso tratar de ir más allá de tan solo dejar planteada la problemática si no también entregar salidas coherentes a esta, tal vez sea pertinente abordar la pregunta inicial con la que abrimos este debate, ¿que origina un hecho social?, ¿tiene su origen en lo colectivo o en lo individual? Es un poco como ¿qué fue primero el huevo o la gallina?

Está claro que un hecho social tiene su expresión por naturaleza en lo colectivo, pero esto no excluye la postura que intentamos defender aquí. Partimos de que el génesis de un hecho social es el individuo y no la sociedad, y como tal se asume que para cambiar un hecho social o sus consecuencias no deseadas, necesariamente hay que remitirnos inicialmente a lo individual y no a lo colectivo. Es el individuo quien inicialmente genera una nueva idea o percepción del mundo, que posteriormente se convertirá en un hecho social cuando su idea sea aceptada por la sociedad dados sus argumentos.

Entonces, para generar un verdadero cambio hacia lo que queremos ser como comunidad, una transformación que nos acerque a la realidad utópica para muchos de una sociedad prospera, sin más ideas superfluas, conceptos vagos, premisas falsas, que intenten justificar de una u otra forma acciones primitivas y que dejan mucho que decir de nuestra capacidad de análisis y razón.

Para comprender todo esto, y en ultimas para cambiar ese viejo hecho social llamado capitalismo basado en la idea de escasez que ha sido tan poco beneficioso para la mayoría de seres humanos y tan perjudicial para el planeta que habitamos, por ideas basadas por ejemplo en la abundancia y en entender que hay suficiente para todos. Es necesario crear una revolución interior a nivel individual, comenzando con una sola persona y su nueva percepción del mundo, que posteriormente podrá modificar las creencias arraigadas en cada ser, creando así, un efecto “bola de nieve”, y en ultimas, un nuevo hecho social más evolucionado y sobre todo útil.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados