Las Universidades

Ensayos, opiniones y debate general sobre todo tipo de temas que merezclan reflexiones...

Moderador: alegsa

Responder
Avatar de Usuario
David Gómez Salas
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 659
Registrado: Mar Jul 08, 2008 11:23 am
Mexico

Las Universidades

Mensaje por David Gómez Salas » Mié Nov 18, 2009 9:38 pm

LAS UNIVERSIDADES
Por: David Gómez Salas

Las universidades son espacios en que convergen la cultura y la ciencia, que contribuyen a formar mejores seres humanos, y por lo tanto impulsan el bienestar de toda la sociedad.

El conocimiento y la cultura pertenecen y se extienden a todo el mundo, a todos los países, a todos los tiempos; por eso las universidades reciben, emiten, crean y desarrollan ideas, proyectos, inventos, patentes, obras de arte y enorme riqueza intelectual.

En general, el ser humano identifica cuatro grandes ideales: la verdad (ciencia y tecnología), el bien (salud, amor, justicia, ética y moral), la estética(belleza natural y el arte), y la abundancia(economía y medio natural). La función de la universidad y en general de la educación no es solo la difusión de conocimientos, también persigue que los alumnos avancen en estos cuatro grandes ideales. Entonces, ¿Cómo se puede pensar que las universidades, solo sirven para preparar empleados?.

En la escuela el alumno “aprende a aprender”; es decir, desarrolla habilidades para aprender más rápido, para analizar y resolver problemas de carácter social, técnico o científico. La educación contribuye a que el ser humano disfrute al estudiar, porque encuentra respuestas a su curiosidad y conoce más de la naturaleza, el universo, la sociedad y de sí mismo.

Por ejemplo las matemáticas no sirven únicamente como “herramientas” para resolver aspectos administrativos, científicos y tecnológicos. Sirven para eso y mucho más, pues ayudan a desarrollar la capacidad de análisis, la lógica, deducción y la inducción. Recuerdo la introducción de un libro que decía ”aquí se enseña el análisis matemático, no como matemáticas, sino como análisis”. El alumno aprende a disfrutar el análisis y la obtención de resultados.

Un deportista disfruta al correr por un bosque y tener tiempo para reflexionar, para pensar. No solo hace ejercicios para aplicarlos al fútbol, básquetbol ó un deporte especifico, también lo motiva alcanzar un estado de salud máximo, que le permita disfrutar la vida a plenitud. Le gusta el ambiente del deporte, le proporciona alegría estar sano y ser atlético.

El básquetbol y el fútbol no son solo habilidad física, requieren también el desarrollo de la agilidad mental para hacer la jugada que no esperan los jugadores del equipo rival, así como para anticiparse a sus intenciones y cortar sus jugadas. Quien ha jugado un deporte de conjunto sabe que se aprende algo más que jugar, se aprende a trabajar en equipo, a tener escrúpulos(respetar reglas de juego), a respetar al rival, cuidar la salud, ser creativo, ser humilde en las victorias, ser digno en las derrotas, tener temple, etc.

En las Universidades el ser humano estudia para a ser científico, tecnólogo, profesionista, deportista, responsable, productivo y sobre todo a ser un hombre de bien.

La higiene en el hogar y en las ciudades, la producción de medicinas, la atención medica, la imparcialidad al impartir de justicia, el respeto a los derechos humanos, el desarrollo tecnológico, la calidad de los alimentos, la producción industrial, el cuidado del medio ambiente, la calidad de los servicios públicos y privados, el comercio, y toda actividad humana individual y colectiva, dependen de la educación de la población y está relacionada con las universidades.

Bajo mi punto de vista la oferta de carreras (opciones) se debe incrementar, no reducir; la ley de la oferta y la demanda mostrarán las tendencias reales y provocarán de manera natural los ajustes. Cada ciudadano debe tener oportunidad de estudiar lo que guste, lo que disfrute; y así con libertad surgirán excelentes profesionistas en medicina, genética, ingeniería, robótica, computación, biología, leyes, etc.

Por el hecho de existir profesionistas que no tienen empleo, no se puede concluir que deban cancelarse algunas carreras en las que aún hay demanda. Primero habría que diferenciar entre los que no tienen un empleo y los que no aplican sus conocimientos; y después averiguar si estudiaron lo que querían o lo que encontraron (en este caso, el problema fue la falta de oferta y no la demanda).

Está demostrado que quien estudia o trabaja en lo que le gusta, tiene éxito. Sí un maestro no tiene vocación para enseñar, no disfrutará, no se comprometerá con la educación de los alumnos, hará su clase rutinaria, no se actualizará y faltará al aula con frecuencia. Igual pasará en otras áreas de trabajo. La estética en el estudio y el trabajo, es el placer de hacer lo que a uno le gusta.

Apoyemos a las universidades con todos los recursos posibles, difundamos la magnitud real de sus objetivos, para que los ciudadanos analicen un punto de vista diferente al plantea que las universidades fueron creadas únicamente para capacitar a las personas como empleados.

Responder