¿QUE SIGUE DESPUÉS DE LA MUERTE?

Ensayos, opiniones y debate general sobre todo tipo de temas que merezclan reflexiones...

Moderador: alegsa

Responder
Avatar de Usuario
David Gómez Salas
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 659
Registrado: Mar Jul 08, 2008 11:23 am
Mexico

¿QUE SIGUE DESPUÉS DE LA MUERTE?

Mensaje por David Gómez Salas » Mar Sep 22, 2009 12:45 am

¿QUE SIGUE DESPUÉS DE LA MUERTE?
Por: David Gómez Salas

Cuando muere un ser querido, escuchamos de los creyentes desear que el alma del ser querido, descanse en paz. Escuchamos oraciones pidiendo a Dios que reciba su alma en el reino del cielo.

Los cristianos creen que existe el cielo, para alojar el alma de los que en vida tuvieron una conducta buena; y existe el infierno, para alojar el alma de los que en vida tuvieron una conducta mala.

Algunas personas creen en la reencarnación, y consideran que el renacer del alma está determinado por los hechos de su antigua vida: los malos regresan como insectos, los buenos como personas.

Otras personas que creen en la reencarnación, explican su punto de vista, ejemplificando la vida como una gran rueda (ruleta) que gira continuamente, marcando ciclos de apariciones constantes: nacimiento, muerte, nacimiento, muerte, etc. que se repiten sin cesar; y sólo se puede escapar de esta reencarnación continua, mediante una negación completa de todo deseo carnal y de todo anhelo material. Sólo así se alcanza la felicidad eterna.

También existe la versión de la existencia de dos sistemas. El sistema que conocemos con el pensamiento convencional, es un sistema en donde existe la referencia del tiempo. Sin embargo, este sistema forma parte de un sistema universal donde no existe la referencia del tiempo; en consecuencia, en el sistema universal no existen los conceptos de “antes” y “después”. Solo tenemos que aprender a pensar sin la restricción del tiempo, dicen.

Lo anterior, y muchas cosas más, vienen a mi mente porque me enteré que mi amigo Jona Jasqui Dabbah, murió hace una semana.

Jona fue secretario de becas en la Sociedad de alumnos de la Facultad de Química, UNAM. Se daban becas de comidas, libros y apuntes. Todo lo organizó de manera que la asignación de las becas, fuera honesta.

Jona creó un comité de becas con la participación de representantes de la Dirección de la Facultad y representantes de los alumnos. El comité de becas asignaba las becas, Jona no formó parte de él, por iniciativa propia.

Con sus propios recursos realizó estudios socioeconómicos de los solicitantes de becas, acudía a sus domicilios, para ver en que condiciones vivían. Revisaba continuamente que las becas y medias becas, las estuvieran recibiendo los que más las necesitaban.

Realizó de manera gratuita muchos trabajos para ayudar alumnos de bajos recursos económicos, ayudó mucho a los boleritos que trabajaban en la Facultad, les dio ropa, comida, medicinas, trato digno, y promovió que muchos hiciéramos lo mismo.

Apoyó a que fueran admitidos alumnos que inicialmente habían sido rechazados (ingreso a la UNAM). Recuerdo la ceremonia cuando el Director de la Facultad, un Aguascalentense distinguido, dijo directamente a los rechazados que serían admitidos como alumnos de la Facultad y les resaltó que NO COSTARÍA NADA, sabía que todo el movimiento para solicitar su ingreso, había sido motivado solo por solidaridad.

Jona promovió los juegos de cáscara de fútbol, en donde convivimos con alegría infinidad de amigos. Era inquieto y lleno de alegría, por eso apareció dos veces en la fotografía general de nuestra generación. Sus actos me permitieron conocer su sensibilidad, solidaridad y amor al prójimo.

Con respecto a conceptos que expreso al inicio de este artículo, concluyo lo siguiente:

1. El alma de Jona ha de estar en el cielo

2. Sí renace su alma, lo hará en otra persona

3. Probablemente alcanzó la felicidad eterna, pues no creo sea cierto el requisito de la negación completa de todo deseo carnal.

4. Jona está en el sistema universal, su muerte no ha sucedido “antes”, ni sucederá “después”.

Además como Jona era Judío creo que alcanzó la “libertad”, pues de acuerdo al judaísmo, la “libertad” reside en actuar de acuerdo a nuestra verdadera naturaleza y objetivos. Se alcanza cuando los tres niveles básicos del alma: Néfesh(instintos), Rúaj(emociones) y Neshamá(pensamientos), actúan en equilibrio y logran que el cuerpo tome conciencia de su naturaleza y su función en el mundo a favor del bienestar del ser humano.

Los judíos dicen que la “libertad” permite fusionarse con la Luz Infinita. Creo que Jona lo logró.

Responder