A veces...

Publicá aquí tus cuentos cortos de terror, suspenso, amor, ciencia ficción, realismo mágico... Los mejores serán elegidos para entrar en la sección de Literatura

Moderador: alegsa

Responder
Avatar de Usuario
El Brujo de Letziaga
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 2590
Registrado: Mar Sep 29, 2009 9:01 pm

A veces...

Mensaje por El Brujo de Letziaga » Lun Ago 06, 2012 1:25 pm

...llegaba todos los veranos con sus padres en un tren de largo recorrido a casa de sus abuelos para pasar las vacaciones...primero tan pequeñita ella, más tarde, ya se hizo una niña, hasta que unos años después se había convertido en una joven lozana bajo el cielo soleado de los estíos de mi pueblo...

...en las fiestas patronales todos los muchachos se turnaban para bailar con ella los pasodobles de toros, era como si todos los corazones aun pimpollos y frescos de mis amigos se hubieran convertido en un clavel rojo lleno de amor al mismo tiempo...Yo me conformaba con asomar la mirada desde una distancia prudencial, y reírme, por el caos que se organizaba con los devaneos de los numerosos opositores que aspiraban a tenerla agarrada aunque sea un solo baile...

...una tarde de camino a casa por la senda de los frutales, reparé que estaba ella dándose un festín de fresas rojas en la huerta que su abuelo tenía, cuando repentinamente se acercó y noté que me miraba con una sonrisilla pícara.
Perdona... ¿Te apetece?, me dijo colocándome la mano derecha sutilmente en el hombro y con la izquierda ofreciéndome una fresa...

Yo no sabía donde mirar debido a mi timidez, no me lo creía, la vergüenza que estaba pasando me ruborizó y creo que ella se dio cuenta de ello...Y entonces, inteligentemente, con sus palabras y gestos alejó mis fantasmas y miedos y me quedé con la fresa envuelta en los labios además de con su perfume que me extasió...

Por mi calle y sus esquinas a pesar del tiempo transcurrido, a veces, sigo paseando los jazmines de su aroma, que encierran mucho de aquellos cortejos en tantos atardeceres que se sucedieron...

A veces, aunque está lejos y ausente, la pido con mi pensamiento que sonría nuevamente, y cuando siento que lo hace..., la reencuentro en la esencia que llevo impregnada desde aquel entonces, y la recuerdo...en el velero verde esperanza que está anclado en la bahía del tiempo y quiere zarpar hacia su puerto...

A veces...

Responder