-- La diosa del barrio --

Publicá aquí tus cuentos cortos de terror, suspenso, amor, ciencia ficción, realismo mágico... Los mejores serán elegidos para entrar en la sección de Literatura

Moderador: alegsa

Responder
Avatar de Usuario
El Brujo de Letziaga
Super colaborador
Super colaborador
Mensajes: 2679
Registrado: Mar Sep 29, 2009 9:01 pm

-- La diosa del barrio --

Mensaje por El Brujo de Letziaga » Mar Jun 12, 2012 2:37 pm

De vuelta a mi casa las calles estaban completamente blancas aquella noche fresca de diciembre, nevaba y nevaba y los adornos navideños relucían por los escaparates entre algarabías de colores, cuando pasé cerca de la taberna donde tantas veces me calentaba mi mente la diosa de mi barrio y decidí entrar como siempre a tomar una copa para mirar sus encantos.

Con ella todo era como bajar peldaños sin antes haberlos subido ya que tras su cuerpo pecaminoso todo presagiaba virtuosismo en el interior de las estribaciones de su apoteosis virginal. Yo intentaba en reiterativos zigzags bucear con la mirada el postigo de sus ardientes fraguas..., queriendo azuzarla con el vaho de alcohol que exhalaba mi boca ya quemada en un simulacro cándido de que se encendieran todos los fulgores apagados que vestía su sensual inocencia, entre las endorfinas y feromonas que debido a su belleza mi mente secretaba intensamente de forma exponencial.

Nunca hablábamos una conversación mantenida y nos regíamos por palabras escuetas y muy simples que nos servían para entendernos justamente en lo que yo deseaba beber en cada momento, y a posteriori..., pasaba a la siguiente fase de caer rendido ante su cuerpo escultural que me resultaba ser como un jeroglífico durante las noches incendiarías donde intentaba adivinar sus pechos, sus nalgas y sus muslos. La sumisión a su belleza era mi locura clandestina, donde toda su visibilidad externa descansaba sobre un fondo invisible que yo deseaba acariciar.

El reloj corría y ya se acercaba la hora de cerrar la taberna pues eran las tantas de la madrugada, cuando la reina de la tasca de mi viejo barrio y no quedando ya ningún cliente dentro me dijo que me invitaba a tomar un café. Yo accedí con una mueca que hice con la cabeza quedando muy sorprendido al respecto pues era la primera vez que me agasajaba. Además eso significaba estar un tiempo extra alegrando la vista.

Al cabo de un rato dejándome el café encima de la barra me habló por primera vez una frase con varias palabras seguidas donde me dijo textualmente:
“Fíjate bien lo que te he puesto sobre el café negro”
Retiré mi mirada de la suya y la dirigí sobre la taza, cuando me percaté que me había dibujado un corazón con una blanca crema y una flecha de chocolate atravesándolo longitudinalmente así como las iniciales de nuestros nombres a ambos lados de la misma.

Los sorbos me supieron a teta de novicia mientras miraba las dos luces azules de sus ojos y me moría poco a poco en cada uno de ellos y en los sorbos. La agarré una de sus manos por la muñeca y noté su pulso acelerado. Nunca pensé que un café a la crema me pudiera convertir en un Dios terrenal que pecaría mereciendo a una hermosa Diosa de barrio.

Alejandra Correas Vázquez
Colaborador Estrella
Colaborador Estrella
Mensajes: 255
Registrado: Vie Ago 14, 2009 9:46 pm

LINDO

Mensaje por Alejandra Correas Vázquez » Vie Jun 15, 2012 1:49 pm

Muy encantador estilo y argumento

Alejandra
Ars Longa Vita Brevis

Responder